Primer campeonato en 1925

Estos heroes fueron los primeros campeones Americanistas, apesar de que era un equipo joven, supieron sacar la fibra del equipo triunfador en el que se volverian. Pasando por ensima de equipos fuertes como el club España y el Asturias lograron su primer titulo de liga.
El partido clave que decidio al America campeon en esa temporada, se jugo el 1ro de marzo de 1925 en el parque Asturias, en aquellos tiempos se jugaban 35 minutos por tiempo. Faltaban 3 minutos para el final y el marcador estaba 0 - 0, pero con un centro por el lado el izquierdo de la cancha Juan Terrazas logro conectar para 1 - 0 final y asi convertirse en el primer heroe de los campeonatos Americanistas.

Segundo Campeonato 1926

Al termino de la temporada de 1926 el America y el Asturias estaban empatados en la punta de la tabla general del futbol mexicano, y se decidio que el campeonato se definiria en 3 partidos.
El primero lo gano el America 2-1, el segundo fue para el Asturias 4-1, y cuando todos pensaban que la corona seria para el Asturias, el 9 de mayo de 1926 el America gano 1-0 quedando asi 2 a favor del America y solo 1 para el Asturias. Pero una vez mas el Arturias impotente ante su derrota argumento que el arbitro no habia dado el tiempo reglamentario y la federacion por miedo a una nueva huelga declaro que el campeonato no seria para nadie. Despues, cuando el Asturias retiro su demanda, el America se convirtio en el campeon de 1926 llegando asi a su segundo titulo.

El tercero en 1927

Nadie podía parar al América. Con sus dos títulos en la mano, fue invitado por ingeniero Bojórquez, entonces embajador de Cuba, a la paradisiaca isla caribeña, a sostener una serie de tres partidos en contra de equipos locales. El viaje en barco fue desastroso para la grey americanista; más de la mitad de la escuadra se quejaba de males estomacales. El primer resultado favoreció al combinado cubano, pero el segundo y el tercer partido fueron ganados por el América, venciendo entre ellos al campeón Real en juego muy disputado. De regreso a México, los directivos azulcremas decidieron que el América debía ser reforzado no sólo con jugadores, sino con un entrenador de gran trayectoria de que pudiera contrarrestar, con novedosas tácticas de juego, las grandes decisiones hechas por el club hispanos. Para tal propósito, fue nombrado en inglés Percy C. Clifford, pionero del balompié mexicano y gran conocedor de las nuevas ideas futbolísticas aplicadas en Europa.Llegaron al equipo jugadores muy importantes, como Francisco Garza Gutiérrez hermano de "Récord"; Carlos Carral, y que fue el que más satisfacciones dio: Benito Contreras, toluqueño de excelente toque y gran colocación, que sería pieza fundamental para la consecución de un tercer título.La temporada 1926-27 arrancó con un triunfo del América; este paso se mantendría a lo largo de casi todo el torneo. La disputa fue rabiosa. Los equipos Asturias y España lucharon bravíamente para tratar de arrebatarle el título al conjunto de los estudiantes cremas. En el último encuentro, el América debía obtener el triunfo para alzarse como campeón indiscutible. Jugaron contra el Aurrera, vencieron por 2-1, logrando ambos tantos Benito Contreras con sendos remates frente al portero.El América demostró una vez más que era el mejor equipo de México al ganar el torneo más importante del país: el de la liga mayor.

4 para el América

Campeonar 3 veces seguidas fue dificil, a diferencia de la 4ta, con varias contrataciones importantes y al mando del ingles Clifford, el America pareciera que se entendian hasta con los ojos cerrados, con la mejor de las medias canchas y con 41 goles anotados por todo el equipo, el America logro su cuarta corona con 14 triunfos, 2 empates y solo una derrota contra el España, tambien logrando el titulo de goleo con el delantero Ernesto Sota que anoto 16 tantos a favor del America.

El 5to despues de 37 años de sequia

Existe una fecha que los fieles seguidores del club América jamás olvidarán 19 de diciembre de 1965. Después 37 años, el equipo azulcrema pudo ceñirse nuevamente la corona del campeonato de liga. La jornada fue memorable. Hacía ocho fechas que el técnico Scopelli había dejado la estafeta en manos de José Moncebaéz. El partido que definía campeonato se jugó en ciudad universitaria. Con el marcador 2-0 sobre Veracruz, América desempolvaba la vieja vitrina para guardar un nuevo trofeo, el campeonato de liga de 1965-66. -Y así fue la fiesta!.Durante el primer tiempo el dominio fue eterno. El viejo "Did¡" con su gran calidad a cuestas, trazada preciosos pases a los delanteros jarochos. Los ataques por ambos lados mantenían a los aficionados de pie, esperando el primer gol en cualquier momento. Al minuto 33, Fernando Cuenca penetró por el lado izquierdo y, triángulo con "Coco" Gómez, logró mandar un pase a "Zague", que llegaba por largo derecho. "El lobo solitario" mandó un centro a Javier "Chalo" Fragoso, quien, cayéndose ante la marcación enemiga, sacó disparo con la pierna derecha que fue introduciéndose lentamente en la portería de los tiburones. En menos de un minuto, Veracruz buscó el empate con un gran tiro de "Did¡" hermosamente desviado por Ataúlfo, quien se encontraba en la tarde espléndida. El segundo tiempo, el América acrecentó su dominio: "Zague" y Arlindo que lograron bellos remates; por el otro lado,Did¡ seguio insistiendo con su tiro de efecto endemoniado, pero Ataúlfo estaba imbatible. El cronómetro del árbitro marcado el minuto 34, cuando jovencito Jorge "Coco" Gómez, quien apenas cumplía su primera temporada con el América, cobró un tiro de esquina por el lado derecho. El tiro era cerrado y el balón tomó un extraño efecto en el aire, colocándose irremisiblemente en el ángulo inferior de la portería ante la mirada al atónica de Elizondo. -Había conseguido un gol ol¡mpico! El Veracruz ya nada pudo hacer. Se escribía asi una página más en el libro del fútbol nacional.

El sexto fue en 1971

En la temporada 1970-71,al concluir el mundial celebrado nuestro país, se adoptó nuevo formato para el torneo, en el campeón se definiría tras jugar una breve liguilla a la que ascenderían los ocho mejores equipos de la temporada regular. En este año, se dividió en dos grupos y el campeón de cada uno jugaría la final. El América decidió, al igual que el sistema, renovarse. La escuadra crema disolvió plantel completo, en el que se encontraban varios jugadores de cinco a¤os atrás habían conseguido el último título para el cuadro capitalino. Se pensaba que con un plantel renovado, el equipo podría sanear viejos vicios y conseguir mejor desempeño en el naciente torneo. Y así fue. En un principio, tomó las riendas un viejo entrenador reconocido, Luis Grill , pero la fecha ocho el america reaccionaba, y como la transformacion tenia ser integra, cedio la oportunidad al pundonoroso ex jugador Jose Antonio Roca. Sin haber participado nunca en el America, Roca se consideraba el anti-chiva numero uno de Mexico. El cuadro crema, con su hornada de nuevas estrellas, entre las que destacaban Enrique Borga, Carlos Reynoso, Roberto "El maestro" Hodge y "Pinchojos" Perez, llego la final del torneo de liga, disputando el titulo ante el habilidoso Toluca, comando nada mas ni menos que por el viejo zorro Nacho Trelles.El primer encuentro se jugo en la capital choricera el 25 de julio de 1971, y arrojo un 0-0, tras un encuentro disputado, pero jugado con precaucion por ambos equipos. El segundo partido se llevo a cabo el domingo primero de agosto, y la fiesta corrio a cargo del conjunto crema, que domino el encuentro de manera apubullante. Aun cuando Toluca creo algunas oportunidades de gol, la defensa "millonaria" se comporto a la altura de las circunstancias. La escuadra capitalina jugo con el sello de casa, atacando siempre y creando jugadas peligrosas que empezaban desde la defensa misma. Toluca comenzo muy bien, tocaba el balon, controlaba el partido y tenia llegadas peligrosas, pero el america, comandado por Reynoso, empezo a dominar, a recuperar el balon con pases precisos armo jugadas en verdad majestuosos. Al minuto 13, Carlos Reynoso con un tiro fuera del area que fue rechazado y retomado por Antonio Martins "Tonhi¤o". Reynoso le pidio que se lo dejara, y de un hermoso zurdaso incrustado el esferico en el angulo superior izquierdo, pegado al palo, para que el portero del Toluca nada pudiera hacer. De ahi en adelante, el dominio fue totalmente crema. Todo para el segundo gol cayera en el minuto 75, cuando Trujillo toco un balon largo para Borbolla, quien de inmediato lo lanzo hacia el otro extremo, por donde entraba "Monito" Rodriguez; este a su vez envio el centro venenoso, esperando que alguien lo firmada. El mismo Borbolla, que remitira por el centro, toco el esferico con la derecha e hizo un quiebre y burlo al portero, tocando con suavidad para Horacio Lopez Salgado, quien solamente deposito el balon dentro de la red para dar del marcador definitivo. El partido estaba resuelto, el Toluca de Trelles ya nada pudo hacer por su causa.

En 1976 fue tiempo del 7mo

Cinco largos años habian transcurrido desde el ultimo titulo conseguido por la escuadra asentada en Coapa, y las cosas eran diferentes. Jose Antonio Roca habia dejado la direccion tecnica; fue relevado por un entrenador de los mas exitosos en esos momentos, Raul Cardenas, quien tuvo excelentes campañas con Cruz Azul y cuyo sistema tactico estaba enfocado al equilibrio de lineas. Consideraba que el mismo numero de hombres que se destinaba al ataque, tenia que defender. Los resultados eran claros: sus equipos recibian pocos goles y anotaron los suficientes para mantenerse los primeros sitios. La campaña que se logro en la temporada 1975-76 fue gloriosa; tuvo la virtud de la consistencia y la disposicion a el triunfo. El tipo estaba orientado por su entrenador desde principio del campeonato a conquistar el titulo de liga. La gradualidad de Cardenas fue lograr que el equipo trabajara como un verdadero conjunto, en el que cada uno de sus integrantes desarrollaba una labor determinada tendiente al esfuerzo colectivo. Y asi, el grupo compacto, se llego a la final del torneo de liga de la mano del mariscal que señalo el camino del triunfo, el gran Carlos Reynoso.Durante el torneo, America concluyo con 53 puntos, cuatro arriba de de su mas cercano perseguidor, la U.N.A.M. En la liguilla, conquisto cinco triunfos y tan solo un empate, anoto siete goles y no recibio ninguno. Llego a la final invicto para el enfrentarse a un cuadro sorpresa, los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara. El primer encuentro se disputo en tierra tapatia y hasta ya fueron los azulcrema para bailar un jarabe sobre el cuadro de Jalisco. America apullo a unos Leones determinaron como gatitos al son de 3-0, los goles fueron de Alcindo, Kiese y Reynoso; este ultimo fue una manufactura extraordinaria, como solo del "divo" chileno sabia hacerlo, de "Rabona", hecha del pie derecho por atras del izquierdo para lograr un elegante remate. El segundo encuentro se disputo el 8 de agosto de 1976 en el Estadio Azteca. Ahi, el America termino de esculpir lo que comenzo a cincelar en el estadio Jalisco. La U de G armo un cuadro de netamente ofensivo; el America sabia que tenia que mantener el marcador y en caso dado ampliarlo, pero sin permitir goles en contra. Los Leones negros estrellaron en mas de 18 ocasiones contra la defensa crema que, comandada por "Pichojos" Perez, "Popeye" Trujillo, Sanchez Galindo y Cornero, se vio imbatible. El marcador final fue 1-0 a favor de los Americanistas: en el minuto 62 se marco la falta cometida a Hugo Enrique Kiese. Reynoso tomo el valor y el portero Nacho Calderon situo a su defensa; en una jugada sorpresa, no cobro Reynoso sin el mismo Kiese, quien prendio el balon con la derecha incrust dolo en el lado contrario de donde se encontraba portero.El jubilo las tribunas no se hizo esperar. Cientos de cohetones retumbaron en el aire..

El 8vo cayo en 1984

Durante la temporada 1982-83, el club America rompio todos los records y se erigio como mejor equipo de la liga. Sin embargo, una piedra del camino derrumbado lo conseguido en el torneo. Esa piedra, encontrada en semifinales, tenia un nombre: Chivas Rayadas de Guadalajara. La temporada siguiente el America volvio a ser el lider, pero no alcanzaba los logros de la anterior. En esta ocasion, con experiencia del campeonato pasado y de la mano nuevamente del entrenador Carlos Reynoso, las aguilas pudieron arribar a la final del futbol mexicano, y su rival, por si fuera poco, seria el siempre odiado Guadalajara. La mesa estaba puesta para la venganza, una dulce venganza que haria de este clasico la final del siglo.El primer partido se jugo Guadalajara, el 7 de junio de 1984; cada minuto fue de vida o muerte. Ambos cuadros salieron ofensivos, a darlo todo desde el principio, pero fue el America el primero de coronar sus esperanzas: en el minuto 9, Brailoski embistio frontalmente y en una colada a base de gambetas, llego ante el portero chiva y enfilo el balon al jovencito Carlos Hermosillo, quien sin pensarlo solto un escopetazo con la pierna derecha; el esferico golpeo en el poste incrustadose dramaticamente en la porteria de Celestino Morales.No es dif¡cil imaginar que Guadalajara se fue con todo en busca del empate, pero fue el America quien anoto nuevamente. Las cosas padecian cumplidas, el America era el amo del encuentro; malas circunstancias y la brava reaccion rojiblanca dieron un vuelco al partido. La expulsion de Carlos de los Cobos obligo a los Americanistas a replegarse. Las chivas se lanzaron desesperadamente a la ofensiva porque, al minuto 79 lograron el 2-1, y 4 minutos despues el 2-2. El Jalisco estallo en locura, las chivas aun vivian. El domingo 10 de junio, un estadio Azteca repleto vio colmada las aspiraciones de unas Aguilas que levantaban el vuelo. El America conquisto el t¡tulo de manera brillante. El principio parecia adverso; con la temprana expulsion de Manzo, el America quedaba diezmado. Ademas, al minuto 39 el silbante marco un penal dudoso a favor de chivas. Con 10 hombres y un penal en contra, parecia que el mundo se venia abajo; solo era cuestion de que Guadalajara aprovechara la circunstancias.Pero un hombre escondido en el sueter de portero levanto nuevamente la seguridad y confianza de las Aguilas: Hector Miguel Zelada que para el penal tirado por Cisneros. De ahi en adelante la America fue otro, se llena de confianza y renacio talento; a base de contragolpes se adueño de las acciones, haciendo ver mal a sus acerrimos rivales futbolisticos. Con goles de Bacas y el capitan Alfredo Tena, las aguilas se fueron al frente. Guadalajara acorto marcador con un penal dudoso. Un minuto antes del silbatozo final, sin embargo, America mostro su despliegue ofensivo y con un disparo tremendo despues de una gran jugada, Javier Aguirre puso cifras definitivas al marcador: 3-1 que fue el resultado final.

Noveno campeonato en 1985

Despues la llamada "Final del siglo", el club America, embalado, llegaria nuevamente los primeros sitios. En esta ocasion su adversario final seria ni mas menos que Pumas de la UNAM. Un plantel joven que en pocos años desarrollo futbol de excelente nivel, con un estilo propio que incluso era aplicado en la seleccion nacional que se preparaba rumbo al mundial de 1986. El primer encuentro se disputo en el estadio Azteca. Con partido parejo, emocionante, aspero por momentos y una gran tension por falta de gol durante casi 90 minutos.Pumas encargo de abrir el marcador en el minuto 85 con una excelente jugada de Alberto Garcia Aspe, quien se fue gambeteando dentro del area y saco de pierna izquierda, cruzado, para vencer a Hector Miguel Zelada. Cinco minutos despues, cuando el encuentro agonizaba, Trejo cobro una falta bombeando el balon dentro del area puma. Carlos Hermosillo se elevo entre los universitarios Flores, Peña, España y Negrete, y de un cabezazo logro la igualada. Dias despues se jugo el segundo encuentro por la final del futbol mexicano; esta vez correspondia a la cancha de CU hacer los honores a los equipos. El encuentro fue dramatico no solo por el resultado, que arrojo un 0-0, sino por una multitud se a golpo en las entradas del estadio y como un monstruo de mil brazos pero sin cabeza, arremetio contra los tuneles que no soportaron la embestida de los cuerpos apretujandose unos contra otros.
Eran las 11 de la mañana y las tribunas ya se encontraban llenas. Muchos aficionados con su boleto en la mano no daban credito, porque se les impedia el paso. No cabia ni un alma mas dentro del estadio.El torrente humano seguia empujandose y derrumbo una de las puertas acceso.Ahi comenzo la tragedia. El tuneles saturados, la gente presento sintomas de asfixia; todos comenzaron atropellarse, a subirse unos sobre otros, a correr en cualquier direccion, no importando si pasaban por encima de niños, mujeres o ancianos.El saldo fue 10 personas muertas, la mayoria fueron niños asfixiados. En verdad la final habia sido tragica. El reglamento, en ese entonces, marcaba que en caso de empate se jugaria un encuentro para definir campeon. El el ultimo partido se llevo a cabo en Queretaro, en el estadio de la Corregida. America derroto 3-1 a un combativo de Pumas; el deficiente trabajo arbitral no alcanzo a opacar la victoria de las Aguilas, ya que de principio a f¡n arremetieron con furia sobre marco rival. El heroe fue nuevamente portero Hector Miguel Zelada , quien, como el año anterior, se comporto la altura de su fama. Ademas, Daniel Alberto Brailoski tuvo una actuacion sensacional coronada por dos goles que, junto a uno de Hermosillo, dieron cifras definitivas al marcador global 4-2. America alcanzaba un campeonato de liga por novena ocasion desde que surgio, en 1916. Tenia ademas en sus alforjas seis torneos de copa, 2 campeon de campeones y una copa Interamericana.

El decimo fue en la Prode 1985

Ante la cercania del mundial de futbol, se decidio dividir el campeonato 1985-86 en dos torneos cortos para dar paso a la preparacion del seleccionado. El primero, denominado PRODE 85 por estar financiado por pronosticos deportivos, fue ganado nuevamente por el America, con lo que ligaba el tricampeonato.El primer encuentro se jugo en Tamaulipas, ya que la final llegaron los jaibos de Tampico Madero, equipo financiado por petroleos mexicanos y cuyo entrenador era el creador del nuevo America, el siempre polemico Carlos Reynoso, y las Aguilas, dirigidas por Miguel Angel "Zurdo" Lopez.Este encuentro resulto en una debacle Americanista 4-1. Reynoso demostraba que seguia siendo el maestro. El triunfo de jaibo fue rotundo, indiscutible, y convirtio estadio Tamaulipas en una fiesta. La gente lloraba de emocion. Ganarle a las Aguilas era dificil, pero con ese marcador y en la final, era una verdadera hazaña. Todo hac¡a entrever que el Tampico Madero ceñiria la corona. Pero aun cuando el AmErica parecia hedido de muerte, el destino tenia reservado la sorpresa...6 de octubre de 1985. Estadio Azteca. Las tribunas poblabas de amarillo y azul, de los Americanistas llegaban los semblantes tristes, resignados; parecia imposible donde la vuelta marcador. America necesitaba anotar cuatro goles y que Tampico Madero no les metiera ninguno. Los primeros 45 minutos resultaron decepcionantes: el America llegaba una y otra vez, pero no podia anotar. Al medio tiempo, las caras en las tribunas se mostraron aun mas apesadumbradas. Solo las porras del Tampico celebraban, cantaban y bailaban como si el mundo les pertenecia.En el segundo tiempo las cosas fueron diferentes.
Un jovencito agil, con gran pique y una velocidad endemoniada, salio a dar vida por causa del America: su nombre: Efrain "El Fani" Munguia, quien comenzo a desequilibrar a la defensiva jaiba. America mantuvo su animo ofensivo y las cosas dentro de la cancha mejoraron para las Aguilas; hasta en la tribunas los aficionados del cuadro capitalino se animaron presintiendo lo que vendria. Al minuto 54, Ricardo Pelaez anoto aprovechando que Efrain Munguia jalo la marca. Tres minutos mas tarde, "El Fani" fue lanzado a fondo una vez mas, al llegar a el area recibio falta y Eduardo Bacas cobro el penal que ponian las cosas 2-0. Al minuto 80 un tiro de Ramon Ireta aumentaba marcador 3-0. El global mostraba un empate a 4. Asi, con los aficionados de pie, preambulos de emocion, el partido se fue a tiempos extras.Ambas escuadras lucharon con todo para tener el gol que les permitiera alzarse con la victoria. El America se veia cansado, el desgaste habia sido tremendo. Finalizo el primer tiempo extra y al comenzar el segundo, Zelada, nuevamente vestido de heroe, desvio un tiro que iba claramente a gol. Y una vez mas, Efrain Munguia, sacando fuerzas de flaqueza, desbordo, disminuyo en la defensa de Tamaulipas arrastrando la marca de los jugadores y se encaro al portero, aqui no le queda mas remedio que cometer penal. Eduardo Bacas cobro, convirtiendo gol en triunfo. El marcador global reflejaba un 5-4 que, dos horas antes, parecia imposible lograr.

El decimo primero fue en 1988

La temporada 1987-88 comenzo titubeante para el cuadro del America al mando del argentino Cayetano Rodriguez, que tal suerte que la directiva estimo conveniente cambio en el timon y llamo a un hombre mesurado, trabajador, que daba atenciones al jugador: el brasileño Jorge Vieira. Todo para que la escuadra ganara en orden y disciplina; los jugadores, llegaban crecidos de tres titulos en la decada, fueron convencidos de actuar con humildad, jugando para beneficio comun del equipo. Al cumplir la primera vuelta, America fue lider de su grupo. Al finalizar la segunda, fue superlider de la competencia. Se repite la final de la temporada 1984-85, Pumas contra America: un duelo que la aficion esperaba con entusiasmo por lo que ambos cuadros representaban para el futbol mexicano. El partido de ida fue en el estadio de ciudad universitaria, y fue dominado por escuadra local, aunque la ferrea defensivamente Americanista evito un marcador abultado. El resultado final señalaba 1-0 a favor de los Pumas, con un penal cobrado por Luis Flores. En la tarde gloriosa, el portero Adrian Chavez detuvo los escopetazos de Garcia Aspe, Flores, Negrete y Luis Garcia. En julio de 1988, ante el marco pletorico del Estadio Azteca, ambos equipos ofrecieron un hermoso espectaculo.
La gesta se inicio en ambiente tenso, nervioso, azuzado por un publico impactante que deseaba ver al America en todo su esplendor, aun cuando sabia que su jugador vital en el ataque, Luis Roberto Alves, "Zaguinho" estaba suspendido. Pumas, que comenzo jugando suelto, alegre sacudio varias veces la cabaña crema. Las banderas universitarias ondeaban en todo lo alto esperando la consagraci¢n del gol. Y este llego, pero a favor del cuadro que estaba siendo dominado, el America. La anotacion causo desconcierto en las filas universitarias, que lograron recuperarse tras conseguir el empate.America necesitaba cuando menos dos goles para poder ser campeon y los pumas, que lo sabian, se crecieron a la defensiva y buscaron el contragolpe. Por el segundo tiempo, el cuadro de Coapa echo mano de su amuleto: "El Fani" Munguia. Y el talisman funciono. Al minuto 50, un descuido en el area, fue aprovechado por Farfan que, con un tiro debil, logro colgar el balon en la porteria defendida por Rios. Apenas un minuto despues, Adrian Camacho prendio un disparo raso que solo alcanzo a arañar el portero: America se encontraba arriba 3-1.Los universitarios, desconcertados, no atinaban al atacar con soltura. Su llegadas eran debiles y bien contenidas por la zaga Americanista. Al minuto 66, Munguia realizo una de sus coladas por el lado izquierdo, gambeteo a dos jugadores y se metio de lleno en el area pegado a la linea de meta. El arbitro marco el penal, que fue cobrado impecablemente por Antonio Carlos Santos. El resultado final fue 4-1. Un triunfo contundente de las Aguilas que culmina una larga temporada de lider indiscutible del torneo lograba saborear una vez mas las mieles del triunfo. En las calles, solo escuchaba el -Salve al nuevo rey!.

El numero 12 en 1989

Los partidos entre America y Cruz azul siempre seran emocionantes. El considerado clasico joven del futbol mexicano nacio en 1972, cuando los cementeros derrotaron en una final a los azulcremas 4-1. La rivalidad creciente entre ambas escuadras ha llenado siempre los diversos estadios donde se han enfrentado. En 1989, los aficionados vieron colmado sus aspiraciones: asistir de nuevo a una final entre estos dos conjuntos. La maquina del Cruz Azul llegaba bien carburada frente a las Aguilas del America, llegando a el alza del vuelo por segunda ocasion consecutiva. El primer encuentro se llevo a cabo el 13 de julio de 1989, ante un atiborrado Estadio Azteca. El primer gol cayo apenas al minuto 2, cuando "Zaguinho" aprovech¢ la falla de Larios, portero del Cruz Azul. Al minuto 31, America nuevamente marco por conducto de Carlos Hermosillo, nuevamente un horror del portero cruzazulino. En los minutos 45 y 47 del tiempo de compensacion, el Cruz Azul se alzo milagrosamente de la lona y consiguio empatar los cartones. El segundo tiempo fue fragoroso, digno de una final. Las acciones de peligro iban de un lado al otro, pero fue al minuto 15 cuando se decidio todo. Antonio Carlos Santos lanzo por lado izquierdo a "Zaguinho", quien con su enorme zancada se llevo a mas de un jugador. Entro a el area y al tratar de eludir a Esparza, este detuvo el balon con las manos en un claro penal, que cobro con aplomo Santos. El marcador final mostraba un 3-2 a favor del America, pero faltaba lo mejor, el partido de vuelta, el que definiria al verdadero campeon.
El 16 de julio era el dia esperado. El marcador se abrio apenas el minuto 6, cuando Juan Hernandez sali¢ desde la defensa para dar el primer gol a las Aguilas. La anotacion cayo como una losa sobre Cruz Azul: el marcador global era 4-2; pero los azules no se dieron por vencidos; al minuto 20 lograron acercarse y al minuto 27 empataron el marcador global al poner las cosas 2-1 a su favor. Los jugadores cremas, que ya se sentian con el triunfo las manos, tuvieron que recurrir a su juego de conjunto. Todos atacaban y todos defendian. Cruz azul estaba crecido, pero el America apagaba el fuego en todos los sectores de la cancha. Las Aguilas sacaron a relucir lo mejor de su tradici¢n legendaria en los momentos precisos. Al minuto 77, zaga rechazo un balon que cayo en los pies Antonio Carlos Santos. Las filas azules estaban adelantadas y Santos arranco a toda velocidad por la lado izquierdo, dejando a 1,2,3 cruzazulinos tendidos en el campo y lanzo un centro preciso a Carlos Hermosillo, quien cerraba la pinza por el otro lado. Hermosillo empalmo de pierna derecha un disparo impresionante para dejar al portero sin oportunidad. El balon sacudio las redes y el America sintio que el sueño se habia conseguido: el t¡tulo estaba en su bolsa de una vez mas. El America saldo cuentas pendientes con el cruz azul. Dejo en el camino a sus acerrimos rivales del Guadalajara y era ademas bicampeon, obtenia su quinto titulo en la decada y saboreaba por decimosegunda ocasion en su historia es dulce nectar de un campeonato. ¨Que mas se podria pedir?.
Hosted by www.Geocities.ws

1