CARACTERISTICAS DE LOS HELICOPTEROS DE ATAQUE TIPO MIL MI-25 HIND D DE LA GLORIOSA FUERZA AEREA DEL PERU

FOTOS DE LOS PILOTOS DE MI-25 COMBATIENTES DEL CENEPA


 

HELICOPTERO DE ATAQUE TIPO MIL MI-25 HIND D
EL TIBURON DEL AIRE

 

Mi-25 Hind D peruano con su esquema táctico mimético

Helicóptero peruano de ataque Mi-25 Hind D con su esquema táctico mimético apto para camuflarse. Denominado “tanque volador” o “fortaleza aérea” por la abundante cantidad de armas que lleva y la potencia de las mismas. Cuenta con 2 cabinas de mando, una encima de otra. En una de ellas va el piloto y en la otra el copiloto que también tiene bajo su responsabilidad los controles del armamento. Desarrolla una velocidad de crucero de 380 kilómetros por hora y es muy versátil.

 

Helicóptero tipo Mil Mi-25 Hind D de la Fuerza Aérea del Perú.

Helicóptero peruano de ataque Mi-25 Hind D con su esquema táctico mimético color marrón terroso apto para camuflarse en una zona desértica.

 

Unicos en su género en Latinoamérica son los helicópteros de combate de fabricación rusa Mil Mi-25, que operan desde el Escuadrón Aéreo No. 211 de la Fuerza Aérea del Perú. Sus bitácoras de vuelo registran operaciones contra la narcoguerrilla en la selva del Huallaga, y sobre toda acción de guerra durante el conflicto del Cénepa de 1995. Con ustedes, los Tiburones del Aire de la FAP.

 

Helicóptero ruso de ataque tipo Mi-24 Hind D
Helicóptero ruso de ataque tipo Mi-24 "Hind D", su versión de exportación es el Helicóptero de ataque tipo Mi-25 "Hind D".

 

Foto: Mi 25 con lanzacohetes y misiles antitanque.

 

Foto superior: El helicóptero de la Fuerza Aérea Peruana "Mi-25" Un verdadero "tanque volante". Se observa un misil antitanque AT-2 "SWATTER", pod de lanzacohetes de 57 mm. y pod de cañones integrados en su ala derecha.

Estos "Tanques voladores", tuvieron una importante participación en la guerra contrasubversiva, así como también en el conflicto del Alto Cenepa.

Historia: El GRUFE o "Grupo de Fuerzas Especiales" de la FAP se creó mediante Decreto Supremo Nº 007-79/AE, del 13 de noviembre de 1979, asignándosele como sede de operaciones la base FAP "Vitor" en Arequipa. A mediados de 1983, fué reorganizado ampliando su campo de operaciones al recibir desde la URSS unos 12 helicópteros del tipo Mil Mi-25, posteriormente se recibió otra partida de 12 unidades llegando a conformar el Grupo Aéreo Nº 2 con un total de 24 unidades de combate de las cuales son operativas 18.

Escudo de combate del Grupo Aéreo Nº 2 de la FAP

El helicóptero Mil Mi-25 Hind-D de fabricación rusa -soviética- sirve en el Escuadrón Aéreo No. 211, del Grupo Aéreo No. 2, desde que éste fue creado en julio de 1983. Dicha unidad de combate está asignada a la Base Aérea "Mayor FAP Guillermo Protzel del Castillo", que se ubica en la localidad de Vitor, Arequipa (800 kilómetros al Sur de Lima).

Los "Tiburones del aire", como se les conoce en el Perú debido a las fauces de escualo pintadas en sus morros y a su comprobada efectividad en combate, fueron adquiridos por el Gobierno del Perú en el año 1981, luego de culminado el conflicto del Alto Comaina (Falso Paquisha) con Ecuador, ocurrido en enero de ese año. Entre sus misiones figuran el ataque a tierra y antitanque, transporte de asalto, reconocimiento armado, rescate y escolta.

En dicho escenario selvático se percibió la necesidad de poseer un helicóptero de combate capaz de ser desplegado a zonas remotas cumpliendo misiones de apoyo de fuego a las fuerzas terrestres. Además, la doctrina de empleo de las formaciones blindadas preveía y preconizaba la utilización de helicópteros de ataque en conjunto con los carros de combate.

 

Helicópteros de ataque, la caballería aérea del Ejército del Perú

La doctrina de empleo de las formaciones blindadas preveía y preconizaba la utilización de helicópteros de ataque en conjunto con los carros de combate y sobre la base de esta estuvo la idea original de dotar a la Aviación del Ejército del Perú (AE) con 12 aparatos Mi-25 Hind D. Esta alegoría muestra a los Helicópteros de ataque Mi-25 Hind D como la caballería aérea del Ejército del Perú.

 

ASTUCIA, CORAJE Y GLORIA

Así se firma un contrato con la URSS por 14 unidades Mi-25 -variante de exportación del Mi-24- las cuales llegan al Perú entre los años 1983 y 1985. En el paquete se incluyó una cantidad de misiles antitanque 3K-11 Falanga (AT-2 Swatter C), repuestos, herramientas, equipo complementario, asesoría técnica y entrenamiento de tripulaciones y personal de tierra.

Mas tarde, en 1986, se recibió un simulador de vuelo PTV-241. En un principio se consideraba esta adquisición la primera etapa de un programa mayor, pues la idea original era de dotar a la FAP con 24 aparatos y a la Aviación del Ejército (AE) con otros 12. Pero estos planes no se llegaron a concretar principalmente debido a la grave crisis económica que afectó al Perú entre 1987 y 1992.

Mientras tanto, agobiado por el reaccionar de las columnas guerrilleras, en junio de 1989, el gobierno Peruano dispuso el despliegue de los Mi-25 del Grupo 2 -cuyo lema es Astucia, Coraje y Gloria- en las zonas de emergencia para participar en la lucha antisubversiva. Normalmente dos aparatos eran asignados permanentemente en estas funciones, que poco a poco se impusieron sobre las columnas terroristas. La sola presencia de un Mi-25 limitaba el accionar de las columnas subversivas, impidiendo en repetidas ocasiones el ataque terrorista a centros poblados.

Adicionalmente, estas misiones sirvieron para que las tripulaciones se ambientaran a operar en escenarios de selva, y el personal de tierra perfeccione los procedimientos de despliegues por largos periodos fuera de la Base en Vitor.

En 1992, la FAP logra la adquisición de otros 7 Mi-25, previamente utilizados por la Fuerza Aérea Sandinista (FAS) de Nicaragua. Estos aparatos habían servido profusamente durante los años de lucha frente a las guerrillas de los "Contras", pero luego de firmados los acuerdos de paz ya no eran necesarios.

Las naves eran parte de un lote que incluía además 14 Mi-17, 1 V Hip-H, sistemas de defensa aérea como misiles 9K-313 IGLA-1E y cañones AA ZU-23, radares P-19/37. El contrato original incluía sólo 12 Mi-17, pero debido a que la FAS no disponía de suficientes repuestos como para cumplir con el lote prometido, se decidió recibir dos aparatos más, los cuales serían "canibalizados" -convertidos en fuente de piezas de recambio-. Sin embargo, cuando los helicópteros llegaron a Lima, se vio que era más rentable y práctico canibalizar un aparato de cada modelo -un Mi-17 y un Mi-25- con menor vida útil remanente.

De este lote nicaragüense, un aparato fue inmediatamente utilizado como fuente de repuestos (matrícula FAP-654). Y es que la propia adquisición en Nicaragua y la canibalización de la flota eran recursos a emplearse ante la dificultad para obtener repuestos en Rusia. Este país exigía la cancelación o refinanciamiento de la deuda Peruana -originada por las compras de los años 1980- para volver a prestar asesoría técnica y venta de repuestos para el material adquirido en la época soviética.

El helicóptero de asalto y antitanque Mi-25 presenta una torre totalmente nueva si la comparamos con el Mi-8T, con el piloto y el artillero dispuestos en tándem en cabinas separadas, situándose el especialista en armas en la cabina inferior y el piloto en la superior. Detrás de ellos se acomodan hasta 14 comandos con su totalidad de equipo. El "Hind" tiene un enorme potencial de combate. Su ametralladora de proa, de cuatro cañones, teledirigida, sus lanzacohetes alares (con 32 proyectiles cada uno) y sus misiles contracarro dispuestos en railes de las puntas alares de sus pequeñas alas embrionarias le dan una potencia de fuego tremenda, en tanto que sus prestaciones son excelentes para un helicóptero. Sin embargo, su tamaño y su falta de agilidad le hacen vulnerable. Para compensar este detalle se ha dotado a los Mi-25 peruanos de lanzadores de chaff/flares (cintas antirradar/bengalas). El arma más eficáz es la ametralladora de cuatro cañones de 12,7 mm. Esta arma posee una cadencia de tiro muy elevada, dispone de una munición de varios miles de disparos y resulta muy precisa hasta una distancia de 1,000 metros. Con una soberbia gama de sensores, entre los cuales se cuentan sistemas para visión nocturna y ampliación total, es completamente imposible escapar a un Mi-25. Un típico procedimiento de empleo de este aparato consiste en desembarcar la unidad de asalto, esperar hasta que su avanzadilla sea interceptada por el enemigo, obligando asi a descubrirse, y lanzar entonces un ataque demoledor con cohetes de 57 mm o incluso, según las circunstancias, con misiles antitanque.

HIND PERUANO haciendo fuego con sus pods de cohetes de 57 mm.

Foto superior: HIND PERUANO haciendo fuego con sus pods de cohetes de 57 mm.

Hind peruano. Obsérvese sus cuatro pods de lanzacohetes y sus cuatro rampas para AT Swatter

Foto superior: Hind peruano. Obsérvese sus cuatro pods de lanzacohetes y sus cuatro rampas para AT Swatter

Posibilidades de Empleo Operativo: Dada su posibilidad de transportar infantes perfectamente pertrechados es posible utilizarlos en lucha antisubversiva y antinarcóticos.

En misiones de lucha antitanque dada su alta velocidad y notable potencia de fuego pueden servir de complemento a las fuerzas blindadas, ya sea para aniquilar una fuerza enemiga que ha conseguido romper el frente o brindar apoyo áereo cercano en operaciones que se requieran flexibilidad y agilidad mediante la sustitución según el objetivo a ser batido: bombas de aviación de hasta 500 kg., bombas de aire-combustible, cohetes, o contenedores (pods) con ametralladoras integradas en los cuatro soportes subalares.

Mi-25 de la FAP: potencia, movilidad y poder de fuego

Foto superior: Mi-25 de la FAP: potencia, movilidad y poder de fuego. Porta un pod de ametralladoras. Los montantes de misiles Antitanque aparecen en éste caso vacíos.

 

Características Técnicas:

Especificaciones: Helicóptero de asalto Mi-25 "Hind-D"
Planta motriz: Dos turboejes Isotov TV3-117 de 2,200 hp (1,640 kw)
Diámetro del rotor principal:

16.76 m.

Longitud del fuselaje:

16.9 m.

Peso máximo:

10,940 kg.

Velocidad máxima:

200 millas/hora

Radio de combate:

140 millas

Armamento (un solo ejemplar de Mi-25):

Una ametralladora MG multitubo de 12.7 mm. en la proa con munición de hasta cuatro mil proyectiles; cuatro lanzacohetes UV-32-57 de 57 mm que totalizan 128 cohetes de fragmentación, antipersonal, fósforo; ó pods de cañones integrados ó bombas de aviación y cuatro misiles contracarro AT-2 "SWATTER".

 

PERFIL DE TRES VISTAS DEL HELICOPTERO DE ATAQUE TIPO MIL MI-25 "HIND D" DE LA FUERZA AEREA DEL PERU

 

CONFLICTO DEL ALTO CENEPA:

 

Helicópteros de ataque Mi-25 de la Fuerza Aérea de Perú, la caballería aérea en el Conflicto del Alto Cenepa

En una de las bases de operaciones peruanas en la cuenca del río Cenepa, a escasos kilómetros de la “zona caliente”, los poderosos helicópteros Mi-25 de la Fuerza Aérea de Perú se disponen a despegar para enrumbar hacia posiciones enemigas.

 

Inesperadamente, el 29 de Enero de 1995 se desata un conflicto armado contra el osado invasor ecuatoriano, en una región de frontera delimitada pero sin demarcar -la Cordillera del Cóndor-. En cumplimiento con el despliegue de fuerzas aéreas para desalojar las infiltraciones ecuatorianas, se decide enviar los helicópteros Mi-25 en la zona. De esta manera estas poderosas unidades recibieron la orden de reubicarse desde su base en "Vitor" a la base de "Ciro Alegría" próxima al teatro de operaciones, con la misión de dar apoyo de fuego desde el aire a las fuerzas peruanas.

En la tarde del 27 de enero de 1995 arribaron a la base "Ciro Alegría" los helicópteros Mi-25 Hind D con matrícula FAP-646 y FAP-663. Eran las naves desplegadas en el Huallaga.

Al día siguiente amaneció con mal tiempo. Aún así entraron inmediatamente en acción, por lo que en la tarde se intentó un ataque sobre la base ecuatoriana de Coangos, en una patrulla con los Mi-8T del Ejército numerados EP-586 y EP-587. Pero el blanco estaba totalmente cubierto.

El 29 de enero las condiciones mejoraron. Al promediar las 8 de la mañana, la escuadrilla de Mi-25 y Mi-8T despegó rumbo al puesto fronterizo de Coangos. El Teniente Coronel EP Cantoni -indicativo Felino- piloto del Mi-8T EP-586 recuerda: "Subimos por la quebrada y de acuerdo al GPS faltaba un minuto y 30 segundos para llegar a Coangos. Estaba en rumbo CDI y no veía nada adelante. A 1 minuto y 15 segundos del objetivo, escuche al Capitán EP García, piloto del Mi-8T EP-587 gritar ¡Mac Guiver en caliente! Hace un viraje brusco a la izquierda y se clava en picada, suelta la primera andanada de cohetes, que cayó corta, levanta la proa de su helicóptero y vuelve a meter todos sus cohetes. A la vez yo también levanté la proa, giré y cuando ya me mandaba en picada, lo tenía todo delante de mí, grité ¡Mac Guiver! ¡sal!... ¡sal!... estoy en picada. Lo vi soltar su última andanada, salió por la izquierda, yo con la misma empecé a disparar al bulto, vi. volar maderas, calaminas -techos prefabricados-, observé una trocha carrozable y luego escuche... ¡Felino! ¡sal! ¡sal!. Era Voraz -Mayor FAP Revilla- que venía encima con todo. Le di... le di... repetía Voraz, que también llegó a soltar todos sus cohetes. Atrás llegaba Cóndor -Mayor FAP Chipoco-, alertando con sus gritos de ¡sal! ¡sal! ¡Voraz!... disparamos bien los cohetes y salimos a toda máquina a Mesones Muro. En el trayecto escuchamos que de Gualaquiza y Macas (Ecuador) habían salido cazas para atacarnos. Entonces nos pegamos lo más posible a los árboles. Al pisar suelo la gente nos recibió con hurras y aplausos".

Según datos ecuatorianos, esta acción provocó siete bajas en sus fuerzas, además del daño a sus instalaciones y material. Con esto se vengó el cobarde y traidor ataque del 26 de enero por cinco Super Puma enemigos sobre la patrulla de reconocimiento Peruana "Roosevelt" del BIS Nº 25.

Esa misma tarde se decide realizar otra misión. En este momento eran atacadas varias patrullas Peruanas en la zona. Salen otra vez los Mi-8T y Mi-25, en ruta a sus objetivos, pero a las 13:35 horas en circunstancias en que se dirigían a auxiliar a la Patrulla "ROOSEVELT", que -desde el 26 de Enero de 1995- heroicamente resistía los ataques aleves del enemigo en el punto de encuentro denominado por los invasores ecuatorianos como base norte (falsa base norte para ser mas precisos), para luego cumplir misión de abastecimiento al Puesto de Vigilancia "Teniente EP Alberto Jiménez Banda", las naves son emboscadas por misiles antiaéreos portátiles siendo alcanzado por un misil tierra-aire IGLA-1, disparado por la artillería antiaérea enemiga desde la cota 1298, a 4 kilómetros al Nor Este de la falsa base Cueva de los Tayos -en territorio peruano-, el helicóptero Mi-8T Hip E Nº 587 de la Aviación del Ejército Peruano piloteado por el Capitán de Artillería EP Luis García Rojas, que explota en el aire, muriendo en cumplimiento del deber su heroica tripulación compuesta por el Capitán de Artillería EP Luís GARCIA ROJAS, Teniente de Infantería EP Augusto GUTIERREZ MENDOZA y los Sub Oficiales : Técnico de 3ra. MA EP Victoriano CASTILLO VELARDE, SO1 MAE EP Rubén de la Cruz Huarcaya y SO3 OC EP Gustavo BEGAZO GONZALES). El resto de la escuadrilla evade los misiles cubiertos por las bengalas "flare" dispersadas por los Mi-25.

MISIÓN A LA GLORIA

El mal tiempo impide las operaciones de los helicópteros sobre la zona por algunos días, pero para la primera semana de febrero llegaron tres Mi-25 de refuerzo. Además se decidió que los helicópteros Mi-8T y Mi-17 suspendieran totalmente sus ataques por carecer de dispensadores chaff/flare, lo que causó la demora de la captura de la falsa Base Sur hasta el mediodía del 2 de febrero de 1995.

El 4 de febrero salen dos Mi-25 a atacar las posiciones ecuatorianas cerca de Coangos, de donde se generaba fuego de morteros de 120 mm., logrando silenciar la batería enemiga aunque en respuesta la FAE envía aviones de ataque A-37B. Durante esos días se realizan misiones de reconocimientos sobre las posiciones enemigas, además de escolta a helicópteros Mi-17 que conducían a diversas autoridades y prensa.

 

Pareja de Helicópteros peruanos de ataque Mi-25 Hind D
Pareja de helicópteros de asalto tipo Mil Mi-25 Hind D de la Fuerza Aérea del Perú. El 4 de Febrero de 1995 salen dos Mi-25 a atacar las posiciones ecuatorianas cerca de Coangos, de donde se generaba fuego de morteros de 120 mm., logrando silenciar la batería enemiga

 

El 7 de febrero se requirió de un ataque en la zona de la falsa Base Sur, por cuanto se habían detectado tropas ecuatorianas reinfiltradas que trataban de recuperar esa posición. Así, despegaron cinco Mi-25 -Matrículas FAP-646, FAP-650, FAP-663, FAP-693 y FAP-695.

Durante el ataque con cohetes vuelven a ser recibidos con misiles antiaéreos, ese día a las 16:17 horas, el Comandante del componente aéreo peruano reportó que en circunstancias en que los cinco helicópteros de combate tipo Mil Mi-25 Hind D de la F.A.P. cumplían misión de apoyo aéreo sobre las posiciones enemigas en las zonas de falsa Base Sur y falsa Tiwinza, fue alcanzado por un misil antiaéreo SAM "Igla" enemigo el helicóptero Mil Mi-25 Hind D FAP Nº 646, cuando realizaba una tarea de ataque a baja altura y descargaba todo su poder de fuego sobre las posiciones enemigas, muriendo dos Oficiales y un Sub-Oficial, pero aún así el helicóptero impactado logró disparar todos sus cohetes provocando con su accionar la desesperada huida de las tropas ecuatorianas.

Mientras los otros helicópteros Mi-25 proseguían la lucha denodada hasta conseguir la victoria final, llamaradas de gloria se alzaban en el lugar donde se precipitó la aeronave.

Se entiende que este aparato fue previamente alcanzado por artillería antiaérea de 37 o 23 mm., y en esa circunstancia es impactado por el misil -posiblemente IGLA-1 ó HN-5-. El resto de la escuadrilla regresa sin daño a la base. A pesar del derribo, la misión fue un éxito por cuanto permitió a las fuerzas peruanas cargar sobre las posiciones ecuatorianas, desalojándolas, esta vez para siempre, de la falsa Base Sur.

Para estos ataques la configuración habitual de los Mi-25 fue de 4 lanzacohetes UV-32-57, con 32 cohetes S-5KO de 57 mm., Además de la ametralladora de 12.7 mm. en proa. En algunos casos las tripulaciones prefirieron emplear los "pods" UPK-23 que contienen 2 cañones GSH-23L de 23 mm. en los soportes internos y 2 lanzacohetes UV-32-57 en los soportes externos.

LOS TIBURONES, HOY

Es posible que en un futuro se requiera de un programa de modernización para actualizar los sensores, aviónica, sistemas de armas y autodefensa para mantenerlos vigentes unos 10 años más. Actualmente, el Escuadrón 211 incluye 14 aeronaves -incluyendo 3 del lote nicaragüense-. Un aparato se perdió en el Cenepa, mientras que dos fueron canibalizados en 1992 y otro a mediados de la década de 1990.

Además, en agosto de 1995 se perdieron 2 aparatos y sus tripulaciones al producirse una colisión en vuelo durante una misión de entrenamiento en las cercanías de su base en Vítor. Finalmente, otro helicóptero se perdió en enero de 1998 al volcarse durante un aterrizaje de emergencia. En esta oportunidad no hubo víctimas que lamentar.

Los Tiburones del aire de la FAP tienen todavía mucho que aportar para la defensa nacional. A pesar de que ya han escrito gloriosas páginas de la historia de la aviación militar peruana, y por que no decirlo, internacional.

FUENTE: Revistas "Comando En Acción" Nro 17 y "Actualidad Militar" Nro 384; libro "Tiwinza con Z", informes de prensa de la época.

 

Pareja de helicópteros Hind peruanos sobre el Amazonas. Obsérvese la cabina en tándem, sus ametralladoras de proa, sus sistemas de designación de armas.
Pareja de Helicópteros de ataque tipo Mil Mi-25 Hind D de la Fuerza Aérea de Perú dirigiéndose en dirección al objetivo asignado, venciendo todos los riesgos que se les presentaban; condiciones meteorológicas malas y el objetivo resguardado por baterías antiaéreas.

 

 

Ellos cayeron con honor y gloria en la contienda, pero sus acciones fueron decisivas para la victoria.

¡LOOR A AQUELLOS TRES HEROES DE LA FAP!

 

Imágenes de Helicópteros Mi-25 "Hind D" peruanos

 

Helicóptero peruano de ataque Mi-25 Hind D
Helicóptero de Asalto tipo Mil Mi-25 Hind D de la Fuerza Aérea del Perú pintado con una afilada boca de tiburón que simboliza su misión de cazador-depredador

 

Helicóptero peruano de ataque Mi-25 Hind D
Entre las armas que lleva consigo el Helicóptero de Asalto Mi-25 Hind “D” figuran misiles aire-tierra, un cañón de gran poder de 12.7 milímetros de calibre, situado en la proa, 128 cohetes para objetivos de tierra y cañones dobles de 23 milímetros de calibre, colocados en cada ala.

 

Helicópteros peruanos de ataque Mi-25 Hind D
Escuadrón de Helicópteros de Asalto Mi-25 Hind “D”. Cada una de estas aeronaves carga, además de sus armas, 4 bombas de “propósito general” de 250 kilos cada una. Para su defensa cuenta con dispositivos electrónicos que le permiten evadir misiles y radares, mediante irradiaciones de calor.

 

IR AL WEB SITE OFICIAL DEL MINISTERIO DE DEFENSA DEL PERU

IR AL WEB SITE OFICIAL DEL EJERCITO DEL PERU

IR AL WEB SITE OFICIAL DE LA FUERZA AEREA DEL PERU

IR AL WEB SITE OFICIAL DE LA MARINA DE GUERRA DEL PERU

IR AL WEB SITE NO OFICIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERU

 


Volver a la Página II de los Pilotos Peruanos

 

Principal