Haz clic aquí para volver a la página de inicio
Bienvenidos a mi Web

Casarse por la Igleisa

Qué requisitos tengo que tener en cuenta y tengo que seguir

 

Cuando hayáis decidido la fecha -o unos seis meses antes- y tengáis la iglesia reservada y contéis con el sacerdote o diácono que asistirá a vuestro matrimonio, debéis ir a vuestra parroquia, la del novio o la de la novia, en la población o barrio en que vivís actualmente. El párroco o el encargado del despacho parroquial os explicarán los trámites que tendréis que hacer, que son, en resumen, dos: participar en un Cursillo Prematrimonial y aportar los documentos necesarios para el Expediente Matrimonial. Los documentos que os pedirán son dos: la Partida de Bautismo y la Partida de Nacimiento. La Partida de Bautismo hay que pedirla a la parroquia en que os bautizaron. La de nacimiento, al Ayuntamiento o Registro Civil de la población en que nacisteis.

 

Una vez hecho el Cursillo y completado el Expediente, tendréis que llevar éste a la iglesia en la que os casaréis. Si esta iglesia no es parroquia, hace falta el permiso del rector de la parroquia correspondiente. Tened en cuenta que hay lugares en los que no se permite celebrar matrimonios (restaurantes con capilla privada, casas o jardines particulares, etc.) Si os queréis casar en una iglesia no parroquial, aseguraos primero de que el párroco dará el permiso.

 

Finalmente, con el sacerdote o diácono asistente tendréis que reuriros antes de la celebración, para prepararla en todos sus aspectos: espiritual, litúrgico, estético...

 

 ME CASO EN LA POBLACIÓN DE MI PAREJA, QUE VIVE EN OTRA DIÓCESIS

 

En este caso, aunque hagáis el Cursillo Prematrimonial juntos, la parte documental, -el Expediente Matrimonial- lo haréis por separado, cada uno con el rector de su parroquia.

Una vez cumplimentados y firmados por el párroco y el/la contrayente, se han de unir en la parroquia en la que se celebrará la boda. El párroco os pedirá que el día en que acudáis a firmar el Expediente en vuestra parroquia, os acompañen dos testigos que apoyen vuestra declaración con la suya.

A continuación tendréis que llevarla a vuestro Obispado. Allí redactarán las llamadas “Letras” para que las enviéis a la diócesis donde os vais a casar. 

 

ME CASO CON UNA PERSONA QUE NO ES CATOLICA

 

En este caso, la Iglesia pide a los contrayentes una declaración especial: a la "parte" católica, un compromiso de que pondrá los medios para conservar la fe católica y para bautizar y educar en ella a los hijos que tengan. A la "parte" no católica, un compromiso de que respetará la condición católica del otro, y de que colaborará, o aceptará o al menos se dará por enterado de los propósitos de su cónyuge con respecto al Bautismo y educación cristiana de los hijos.

 

Hay dos situaciones posibles:

 

a) Que el otro sea cristiano, pero bautizado en una iglesia no católica (ortodoxa, reformada, anglicana...). En este caso, cuando se empieza a hacer el Expediente Matrimonial hay que utilizar un formulario especial, que incluye las promesas y declaraciones correspondientes y una petición al Obispado para obtener la "Dispensa de la prohibición por mixta religión".

 

b) Que el otro no haya recibido el Bautismo cristiano, sea porque no practica ninguna religión, sea porque pertenece a otra (musulmán, hindú, etc.). En este caso, cuando se prepara el Expediente Matrimonial, hay que utilizar un formulario especial, que incluye las promesas y declaraciones correspondientes, así como una petición al Obispado para obtener la "Dispensa del impedimento de disparidad de culto".

En ambos casos, los trámites empiezan en la parroquia del contrayente católico, independientemente del lugar en que se vaya a celebrar el matrimonio.

 

NOTA: No está permitida la doble celebración: primero por el rito de un contrayente y después por el del otro. El matrimonio -ya que se hace en la Iglesia Católica- se celebra sólo según el rito católico. Si en la ceremonia están presentes ministros de ambos ritos, es el ministro católico el que, en esla única celebración, recibe la declaración del consentimiento de los esposos.

 

 

 

ESTAMOS CASADOS POR LO CIVIL Y QUEREMOS CASARNOS POR LA IGLESIA

En este caso, la única diferencia con el caso 1 (ver) es que cuando hagáis el Expediente Matrimonial en la parroquia en que vivís, os pedirán un Certificado de Matrimonio Civil. Después de la boda en la Iglesia no es necesaria ninguna comunicación al Registro Civil

 

QUIERO CASARME CON UNA PERSONA QUE ESTÁ DIVORCIADA

Aquí hay dos situaciones bastante diferentes:

 

a) Si la parte divorciada estaba casada por la Iglesia, la sentencia de divorcio le da libertad para contraer nuevo matrimonio civil, pero no por la Iglesia.

 

b) Si la parte divorciada es catòlica y estaba casada sólo civilmente, puede contraer matrimonio eclesiástico, porque la Iglesia la considera soltera

 

Hay, sin embargo, un caso especial, -poco frecuente-, que se ha de tener en cuentra: Cuando alguien se quiere casar con un divorciado que no es católico. Podría ser que su primer matrimonio continuara siendo válido, por la indisolubilidad natural de todo matrimonio válidamente contraído. En este caso, antes de continuar los preparativos de la boda, conviene consultar a esta Delegación

 

HE PEDIDO MI PARTIDA DE BAUTISMO Y NO SE ENCUENTRA

Alguna vez ocurre que después del Bautismo no se hizo la correspondiente inscripción en los Libros parroquiales, y cuando alguien pide su partida de Bautismo, para cumplimentar el Expediente Matrimonial, no se encuentra. En este caso hay que asegurarse primero de que hemos ido a la parroquia correcta. En caso de duda, en el Archivo Diocesano os pueden ayudar a buscarla. Si al final no aparece, habrá que hacer una declaración jurada.

 

La declaración jurada la hace, ante el rector de la parroquia, alguna persona que hubiera asistido al Bautismo . Con esta declaración y con una partida literal de nacimiento, expedida por el Registro Civil del lugar de nacimiento, hay que presentarse en esta Delegación. Aquí, en el momento, os harán un Decreto de Entable. Volveréis con él a la Parroquia, harán la correspondiente inscripción en el Libro de Bautismos y os darán la partida de Bautismo que pedíais.

 

VENIMOS A CASARNOS DE FUERA DE LA DIOCESIS

Si vivís en una población fuera de la Diócesis, el rector de vuestra parroquia ya se habrá preocupado de vuestra preparación para el sacramento y de hacer el Expediente Matrimonial. Él o vosotros tendréis que ir la las oficinas de vuestro Obispado, donde os harán un documento llamado "Letras testimoniales". Con este documento no hay que ir directamente a la iglesia de la celebración sino pasar primero por esta Delegación. En el momento os haremos la autorización para la boda.