Introduccion. Qué pretendemos con esta web

Bird

Te necesito, Señor

Sin tí mi vida se seca

Quiero encontrarte en la oración, en tu presencia inconfundible durante estos mometnos, en los que el silencio se sitúa frente a mí, ante tí. ¡ Quiero buscarte! Quiero encontrarte dando vida a la naturaleza que tú has creado. En la transparencia del horizonte lejano desde un cerro. Y en la profundidad de un bosque que protege con sus hojas los latidos escondidos de todos sus moradores. ¡Necesito sentirte alrededor! Quiero encontrarte en tus sacramentos, en el reencuentro con tu perdón, en la escucha de tu palabra, en el misteri de tu entrega cotidiana, radical.

Búsqueda

Tu que por nuestra maldad tomaste forma servir y bajo nombre. Tu que a tu divinidad juntaste cosa tan vil como el hombre. Tu que tan grandes tormentos sufriste sin resistencia en tu presencia; no por mis merecimientos mas por tu sola clemencia me perdones.


Tengo sed

Tengo sed y te busco a ti, Dios mio, como la tierra seca busca el agua, como la cierva busca las corrientes; así busco la fuente de tu gracia. Quiere buscar a Dios mi alma en vuelo, como alondra de luz en la mañana, como fuego que abrasa el horizonte y atraviesa la noche en pos del alba. Mi alma tiene sed de Ti, Dios mío, y te busca , buscando tu palabra , como buscaba el agua de la vida, de amor sedienta la samaritana. Como la golondrina busca el nido, así, Señor, yo busco tu morada: reposar en el nido de tu cielo y entre tus brazos descansar el alma.

Image

Muchas veces , Señor, me encuentro desorientado y afligido, porque no acabo de entender qué me pides; cuando las cosas no salen como esperaba, cuando la ilusión falla, cuando los demás no entienden mi compromiso, cuando atravieso por momentos de crisis, Entonces es cuando me pongo en tus manos y te suplico que con mucha paciencia me hagas ver lo que esperas de mi, Señor.

Image

Tantas veces te pedí que me miraras, y ahora me he enterado que tú siempre me has mirado. Como tengo tu mirada, ya lo tengo todo. Y no me falta nada. Ahora sólo tendré que mirarte. Tu me entenderás: que las almas enamoradas se hablan con la mirada.

Image