Se deja escuchar

Un grito en la soledad
se deja escuchar,
de mis labios sale
sin poderse evitar.
Desde aquella noche,
desde aquel amanecer
que dejé tus brazos
no te he vuelto a ver.
Hoy mis labios
gritan por ti
hoy mi cuerpo
se estremece
al pensar en ti.
Un grito en la soledad
se deja escuchar
pues de ti
no he sabido más.
Desde aquel instante
que salí de allí
no he vuelto a escuchar
de tus dulces labios
un tierno cantar.
Un grito en la soledad
se deja escuchar
al saber que junto a mí
ya no estarás.

Alex 2000 (Enero 20)


Regresar. 1

Hosted by www.Geocities.ws