Haiku traducido. Nuevo espacio en Haikuweb a cargo de  Vicente Haya. 



                                                                                                                      I
  

どこでも死ねるからだで春風

 

Dokodemo                                      Con un cuerpo

shineru karada de                                    dispuesto a morir donde sea

harukaze                                         Viento de la primavera

 

Autor: Santôka

Kigo: harukaze (viento de primavera)

Estrofas más probables: 4-7-4, 7-4-4 ó 11-4

Cronología: haiku contemporáneo

Clasificación: complicada

 

Comentario: La traducción que hemos dado corresponde a la cesura métrica que hemos establecido arbitrariamente. Si hubiéramos entendido que el metro de este haiku era 7-4-4, le habríamos dado una traducción que se centraría más en el hecho de “morir con el cuerpo”:

 

                                                           Ya puedo morir donde sea

                                                           Morir con el cuerpo

                                                           Viento de primavera

 

Por su parte, habrá traductores que concedan una mayor importancia al tercer verso, entendiendo que el viento de primavera es la clave de este haiku. El sentido libre que le daríamos a este modo de comprenderlo sería éste:

 

                                                           Con viento de primavera,

                                                           el cuerpo puede morir

                                                           donde sea

 

Así pues, estamos ante un haiku que desafía a los traductores, siempre que éstos no conozcan la intención última del poeta (y es tanto mejor que así sea, porque es como único no se recortan los significados posibles del haiku). Los traductores pueden poner un mayor peso poético en el estado de ánimo (“listo para morir”), en lo que va a morir (“morir con el cuerpo”) o en la sensación tactil que envuelve al moribundo (“el viento de primavera”).

 

La clasificación del haiku, en cada uno de los tres casos, variará:

 

Puede ser un haiku intimista, en el que el poeta nos confiesa su situación deshauciada, de muerte inminente. O bien, que nos revela una conformidad ante la muerte que nos conduce al haiku filosófico –haiku para hacernos pensar: Santôka nos querría –si así fuese- llevar a considerar que la actitud del ser humano en la vida debe ser de entrega abandonada al devenir. Hay un elemento en el haiku, sin embargo, que pese a ser final no es marginal: la presencia, capital a mi juicio, del viento de primavera, un viento cálido que acoge y conforta al poeta, y que nos coloca en el vértice del haiku de lo sagrado. Si este haiku pusiera el acento en ese viento de primavera que está evitandole a Santôka el sabor áspero de la dura realidad de la muerte, el haijin está retratando algo de la naturaleza sagrada del viento –en concreto, del de primavera-. No sería, en esta hipótesis que barajamos, un haiku que nos hablase de Santôka y su agonía de muerte, ni un haiku que se refiriera a Santôka y sus planteamientos vitales de corte ascético. Más que definir una única tipología para este haiku, creo que en esta ocasión debería hablarse como los que paladean el buen vino, de diferentes niveles de sabores del mismo haiku: nos comienza entrando con una sensación que nos enconge el corazón, luego se yergue en nuestra cocniencia el aspecto ejemplar del eremita desapegado de todas las cosas mundanas, y, por último, sentimos que se nos abandona -quién sabe dónde- como un cuerpo muerto al viento de primavera.

 

                                                                                                                                                             Vicente Haya    Junio 2006


                                                                      II

 

夏の月遺跡の中に人の住み                          

 

Natsu no tsuki                               Luna de verano

iseki no naka ni                             En medio de las ruinas,

hito no sumi                                               vive un hombre

 

Autor: Takaha Shugyo

Kigo: natsu (verano)

Estrofa más probable: 5-7-5

Cronología: haiku contemporáneo

Clasificación: complicada

 

Comentario: Hemos visto que en ocasiones un mismo haiku va revistiéndose de una u otra naturaleza conforme va siendo asimilado por el lector. En principio, defendemos que alguno de esos “sabores” acabará predominando en nuestro corazón sobre los demás, y así lo definimos haiku de lo sagrado, cómico, proselitista, etc… El hecho que ahora queremos destacar no es tanto que todo haiku deba ajustarse a una –y sólo una- categoría de las propuestas, como la constatación de que de hecho son muchos los que mezclan dentro de sí varios subgéneros. Por ejemplo, básicamente, el que sigue es un haiku de Compasión Universal, pero… algo sucede dentro de él.

 

Nos inclinamos a considerarlo un haiku de Compasión porque ha pasado de focalizar la luna en el primer verso a ocultarla en el segundo tras el sentimiento que despierta en el poeta un mendigo que vive entre ruinas. La fuerza de este haiku –su corazón, como si dijéramos- está en el naka: “en medio de” (). Iseki no naka ni nos comunica la sensación de alguien protegido por nada, y eso nos llena de conmiseración. Sin embargo, un haiku cuyos sabores creíamos agotados por ese primer paladeo de la luna, que fue apagado por un segundo paladeo de compasión, se abre a un tercer sabor, un último nivel de paladar –esta vez de carácter místico- cuando nos damos cuenta de que esa desprotección en la que vive ese mendigo es precisamente lo que le expone sin intermediarios a la luna de verano (月の夏). Un hombre bañándose en luna, precisamente por la desnudez material en la que vive, logra que el poeta que lo ve integre al ser humano y sus quehaceres en el universo del haiku de “lo sagrado”. Estamos, por tanto, ante un haiku de Compasión con una clara línea de fuga hacia el “haiku de lo sagrado”.

                                                                                                                                              Vicente Haya Julio 2006 

 

Hosted by www.Geocities.ws

1