DLP: el hombre, el sueño

¡Llegando a 6.000 millones de personas diariamente!

viernes, diciembre 31, 2004

Se murió Raúl Matas



Acabo de decidir que cuando viejo quiero ser como Raúl Matas. O como Hugo Miller.
|

Felices gallos

Se acaba el año del mono y comienza el del gallo. Termina el año de las embarradas, los remezones y los cambios bruscos para dar paso al año en que uno debe hacerse cargo de las tendaladas del mono, asumir, reparar y mejorar. Trescientos sesenta y cinco días que para muchos no pueden ser peores que los que están por acabar.

¿Recuentos? En lo público, y sin ningún orden particular: Massú y González héroes olímpicos, Bush continúa, bombas en la estación de Atocha, rehenes en una escuela de Osetia del Norte, el terremoto+tsunami del sudeste asiático, Zamorano cambia una modelo rubia por otra, Superman se va con sus ancestros kriptonianos, la primera comedia adolescente y freak del cine chileno, Irak sigue siendo tierra de nadie, Neruda hasta en la sopa, la tortura post 11-9-73 hizo su entrada oficial en la Historia de Chile, Pepe Carrol fue a hacerle magias a San Pedro, los Juegos Olímpicos regresaron a casa, "Soy electrónico", al fin vino Blondie, murió Arafat, Chile APECtado, Machuca, Vicuña superstar, Gemita Bueno y Gemita Malo, el descubrimiento-regreso-resurrección del Capitán Memo y sus robots formidables, Lola Melnyck, El Señor de los Anillos arrasó con los Oscars, Peter Ustinov, Marlon Brando, Janet Leigh y Fernando Gallardo hacen una reverencia final y se van detrás de la cortina.

En lo personal: al fin soy doblajista con personajes en la tele, el trabajo en el Congreso, regreso al hogar donde me crié que ahora es mío, una revelación que creí que ya nunca llegaría, reencuentros con parientes lejanos, el restaurante de Vero Guarda cierra, el restaurante de Marcela Brunaud abre, 5.1, auge y caída de Desenfocados, Exilia2 y todo lo que conlleva, el bebesín de Chela, llegó Amaya, chao scouts y bienvenido al mundo de los blogs.

Por primera vez en mucho tiempo, tengo la real sensación de que el año que viene será más brillante que éste. Cursi, pero cierto.

Así que pasen una feliz fiesta, boten sus demonios, respiren hondo, despejen su mente, usen la Fuerza y tengan un gramito de fe en que a partir de mañana las cosas pueden salir mejor. Está en el destino, está en los demás y está en ustedes.

Los abrazos, mañana. Antes es de mala suerte. Y cuídense esta noche. De verdad, cuídense. No quiero verlos en las estadísticas.

PD: En realidad no creo en el horóscopo chino, todo lo del primer párrafo me lo dijo la Brunaud. Pero es divertido mencionarlo.
|

jueves, diciembre 30, 2004

Top 5: filmes de año nuevo

Are you lonesome tonight? ¿No tienes con quién pasar la noche de Año Nuevo? ¿No te gusta el pavo? ¿Odias a la Sonora Palacios? ¿No tienes setenta lucas para carretear en Espacio Riesco? No importa, DLP Networks, tu canal amigo, te tiene este menú especial para que pases frente al televisor mientras los demás comen lentejas, dan vueltas a la manzana con maletas, se dan abrazos obligados y bailan "El Galeón Español".

Días Extraños: Lo segundo mejor de esta película de Kathryn Bigelow y James Cameron es que, siendo hecha en 1995, juraba que en 1999 íbamos a poder grabar pensamientos, recuerdos y emociones en minidiscs. Por favor. En el siglo XXI todavía luchamos con nuestros iPods. Lo mejor-mejor son Juliette Lewis y el subvalorado Tom Sizemore.

El Día Final: Ya, el tema del fin del milenio es añejo como pavo al jugo en 15 de enero, y la película se va a la cresta al final, pero es uno de los últimos papeles cool que Schwarzenegger tuvo (el nombre "Jericho Cane" es un acierto) y fue la única película que apuntó al año 2000 como la de la llegada del Diablo. El Diablo es un magnífico, dicho sea de paso.

Four Rooms: Por ondera. Simplemente por ondera.

Dick Tracy: ¡Los colores! ¡El maquillaje! ¡La banda sonora! ¡La dirección de arte! ¡Al Pacino! ¡Cómics! Una de las mejores traducciones de historieta a cine que tiene su clímax en una noche de Año Nuevo indeterminada en una ciudad sin nombre.

La Aventura del Poseidón: En parte porque el tema de las catástrofes marítimas está de moda y en parte porque para muchos el inicio de un nuevo año es el inicio de otro desastre. Para los que encontraron que 2004 fue un asco y que 2005 no será diferente, qué mejor que marcar los nuevos 12 meses con esta tragedia.
|

miércoles, diciembre 29, 2004

Katty mula

Y se encontró un fraude en el concurso Miss Digital World, que había ganado la versión digital de Katty Kowaleczko. Lo cual confirmaba el mal olor a gato encerrado pudriéndose en Dinamarca que había, dada la enorme diferencia de votos entre el primer y segundo lugar (10.000) y la evidente baja calidad de Katty Ko en comparación a sus competidoras.

El fraude es medio high-tech onda 24: una línea de código oculta en el sitio de Mall Plaza que enviaba automáticamente un voto para Katty Ko cada vez que alguien ingresaba al sitio.

Pero no daré yo los detalles de la primicia. Que lo hagan Christian Leal, que descubrió la historia, y Mouse, que la sigue. Periodismo bacán.
|

martes, diciembre 28, 2004

Una mosca en mi vida

A veces uno hace planes y no resultan. Otras veces funcionan. Algunas otras salen mucho mejor de lo esperado y hay ocasiones en que derechamente tienes un golpe de suerte tremendo que nadie vio venir.

Gente, felicítenme. Ya se puede contar. Gracias a unos contactillos, engrupidas, ventas de pomada y besuqueos de pies a amigos famosos de amigos, el lunes 7 de marzo comienzo a trabajar en EDU Comunicaciones para la temporada 2005 de Caiga Quien Caiga.

No voy a ser notero ni panelista (uy, Dios, no), sino que voy a estar a cargo de una sección nueva. Todavía no tiene nombre ni está 100% definida, pero va a ser una onda como "El periodista en práctica" o "CQC Kids". O sea, probablemente saldré en pantalla pero no seré estrella ni andaré detrás de ministros ni artistas de cine tirándoles pesadeces. capaz que tenga que hacer voces como las de los doblajes.

La próxima semana comienzo a retirar mis cosas de mi actual pega y a ayudar en el proceso de encontrar reemplazante. En febrero me interiorizarán del trabajo de la productora y en marzo parto a full con todo el equipo de producción, que incluye a un par de tipos de Argentina que tienen que guiar y aprobar el producto.

Por si acaso, ya me estoy probando ternos negros y me quedan bastante bien, les diré.



Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente...
|

lunes, diciembre 27, 2004

¿Y cómo estuvo tu Navidad?

Primero, los regalitos:

  • El CD del Capitán Memo.
  • Cuatro libros de Roberto Fontanarrosa: El Mundo ha Vivido Equivocado, No Sé Si He Sido Claro, La Mesa de los Galanes y Usted No Me Lo Va a Creer, con lo que se completa mi colección de cuentos del rosarino ése.
  • El Aleph, de Borges. Me lo debía hace tiempo.
  • Una polerita, un lápiz y un llavero.

Bonus track: los DVDs de Marco, Heidi y Robotech que salieron con La Tercera. Oficialmente no son regalo de Navidad, pero como llegaron a mis manos en la misma fecha...

A la una de la mañana del 25 ya no había nada que hacer. Se abrieron los regalos, se hicieron los brindis y se fueron las visitas. Así que, como lo había anunciado, me fui a la Blondie a ver al Capitán Memo. El recital, lo juro, parecía de una banda rock en vez de un tipo que le cantaba a los robots formidables. Más detalles aquí, foto incluida.

Ahora el cuento es ver dónde y cómo voy a pasar el Año Nuevo.

PD: ¿Que por qué estoy tan fome para escribir? Porque lo hago en la oficina cuando nadie está mirando.

    |

    sábado, diciembre 25, 2004

    Feliz Navidad



    Sí, ya sé, le copié la idea a Isabel Brinck, pero no encontré otra imagen con más onda. Si tienen sugerencias, bienvenidas.

    |

    viernes, diciembre 24, 2004

    Esta noche es Nochebuena...

    Día lento hoy, como todos los 24 de diciembre. Fui al trabajo por las puras porque se trabaja hasta las 12, me demoré diez minutos en hacer la pega del día, tomamos un opíparo desayuno de festejo y luego fue todo pelar a otras personas por un trabajo que se hizo mal.

    Pero no importa, dentro de un rato me voy a Santiago a ponerle etiquetas a los paquetes de regalo, ver la programación navideña de la tele y preparar la cena de Nochebuena en la casa de mis papás. Luego será abrir los regalos y huir a la fiesta Kitsch de la Blondie donde va a cantar el Capitán Memo.

    Así que muy feliz Navidad para todos mis amables lectores. Y para los que no son creyentes, igual vayan mis buenos deseos, que caen bien en cualquier época del año. No sean amarretes con las limosnas y, aunque sea por un día en el año, sean mejores personas.

    Adioc, jo, jo, jo.
    |

    martes, diciembre 21, 2004

    Top 5 navideño y fílmico

    Mis cinco películas para ver en Navidad. Esta sería la programación navideña de DLP Networks, mi cadena mundial de televisión freak.

    Gremlins: Debe ser la primera película navideña de terror. Un clásico innegable y la primera película, junto con Indiana Jones y el Templo de la Perdición, en ser calificada en Estados Unidos como PG-13, el equivalente a nuestro “mayores de 14”.

    Batman Vuelve: Sí, existe una película navideña de superhéroes y es ésta. Todos se acuerdan del Pingüino, de Gatúbela y del batialadelta, pero nadie recuerda que la película transcurre en Navidad.

    Duro de Matar: Balazos, muertos, explosiones, rehenes, Alan Rickman, John McTiernan, “Yipee-ki-yay, motherfucker”, “Ahora tengo una ametralladora, jo, jo, jo”, otros deliciosos one-liners, música de Dean Martin y todo ambientado en la calurosa Navidad de Los Angeles. La segunda parte también es navideña, pero la primera es la que la lleva.

    1941: La peor película de Spielberg, pero uno de los pocos casos en que un director se autoparodia y, si estás de ánimo, puedes gozar del desmadre general que es este filme. Ojo con Dumbo y la escena en que Ned Beatty clava una corona navideña en la puerta de su casa.

    Realmente Amor: No la he visto, la verdad. Pero siempre me llaman la atención esas películas inglesas que reúnen un reparto de lujo con la facilidad de quien se tira un peo. Emma Thompson, Liam Neeson, Keira Knightley, Heike Makatsch, Hugh Grant y, otra vez, ¡Alan Rickman! Sólo él ya paga el precio del arriendo. Y si todo lo inglés es cool, imagínense una Navidad en Londres. No en vano un sinónimo de estas fiestas es Dickens.

    Bonus track:
    El Extraño Mundo de Jack:
    Suena a una elección obvia, pero ¿cuántas películas conocen que sirvan para Navidad y Halloween? ¿Ah? Además que igual rulea, no lo nieguen.
    |

    domingo, diciembre 19, 2004

    ¿Qué sucedió en la semana? ¿Eh?

    Estos últimos días no me ha pasado nada muy “wow, qué heavy, la cagó”, aparte de la maratón tolkeniana, así que aquí tiro unas pildoritas de las cosas chicas que he hecho. Porque la unión hace la fuerza.

    Vamos a la playa, oh-oh-oh-oh-oh: El miércoles 8, feriado, me lo pasé en la playa, aprovechando que queda a dos cuadras de mi depto viñamarino. Sí, envídienme, ódienme, escúpanme, pero igual lo pasé bien. Son lindas las viñamarinas. Pero como me empecé a asolear a una hora medio tardía, me quemé sólo la mitad izquierda del cuerpo, onda Encuentros Cercanos.

    Descubriendo el mundo: En DINT estoy haciendo unas pruebas de narración para Discovery Channel. Al parecer la empresa argentina que hacía trabajos para Discovery se aburrió y ahora en Chile se están buscando voces para Conexión Discovery. Para el técnico que me grabó, Roberto Farías (que hizo de Sam en El Aprendiz) y yo tenemos las mejores voces. A ver qué pasa, pero si no quedo no me voy a poner una bala en la cabeza ni nada parecido. Como dicen los perdedores del Oscar, "ya es un honor haber sido nominado".

    Cinerama: Capitán Sky y el Mundo del Mañana es bien entretenida y parte de la diversión es buscar los guiños a las películas antiguas y a toda la cultura pulp de los Estados Unidos de 1930-1950. Y Los Increíbles es maravillosa. Quiero ahora mismo el DVD, el CD y una polera con el símbolo de Mr. Increíble. Con Lecaritos estamos tratando de ver en cuál lugar de los cinco primeros está en nuestro ranking de películas de superhéroes.

    Viernes navideño: Una tradición anual que instauramos en el Hanta, la pandilla de la universidad, es la del amigo secreto. Puede sonar perno, pero al final no lo es. Es una buena excusa para juntarnos en la casa de alguien, tomar, conversar y reírnos de los regalos pencas que algunos reciben. Como yo, que tuve un amigo secreto charcha que me regaló un paquete de galletas comprado en un Esso Market. Y algo de espíritu navideño que nos quede en estas épocas también, caramba.

    Cómo evitar la pesadilla antes de Navidad: Listo, ya están todos los regalos de Navidad comprados. Como ya nadie va al Panorámico, ese lugar nunca se llena y nada se agota. No sé todavía dónde voy a pasar la Nochebuena (ni el Año Nuevo, ya que estamos). Para toda la familia inmediata hay regalitos choros, pero baratos (no más de diez lucas en cada uno) y ya me dijeron que me van a engrosar la colección de Roberto Fontanarrosa.

    37: El sábado Rafa Cavada celebró sus 37 años, nueva excusa para encontrar y saludar a gente que hacía tiempo no veía. Ricos lomitos, conversación interesante, visita de los pacos y constancia de que todavía no distingo entre el whisky y el ron.

    Eso. Ahora me voy a ver una obra de teatro infantil donde actúan mis amigos y profesores de doblaje y después tengo una sesión de cine oriental en la casa de Villalobos con el resto de los film freaks. Vamos a ver Onibaba y quizás otras rarezas. Adioc.

    |

    lunes, diciembre 13, 2004

    Un DVD para reunirlos a todos

    Ayer hubo carrete nerd: para "celebrar" la salida del DVD de la edición extendida de El Retorno del Rey, con el grupo de freaks profesionales (Ortega, Villalobos y Christian Ramírez, de Artes y Letras) hicimos una maratón fílmica de El Señor de los Anillos. Vimos las versiones extendidas de cada película una tras otra hasta que ya no quisimos saber nunca más de hobbits, magos, elfos gay ni señores oscuros de torres oscuras que urden oscuros planes para hundir a todos en la oscuridad más negra.

    Una verdadera piéce de résistance. Apretamos play a las 10:30 de la mañana e hicimos stop a las 00:30 de hoy. Es que claro, La Comunidad del Anillo y Las Dos Torres duran tres horas y media cada una y El Retorno del Rey anda por las cuatro horas diez. ¡Cuatro horas diez para una sola película! ¡Regocijo para el fanático!

    Claro que la cosa no fue tan ñoña como estar encerrados durante catorce horas sin luz natural y sólo viendo tele. En esas catorce horas fuimos a almorzar a un restaurante chino, cambiamos de casa, recibimos amigos que se sumaron especialmente para ver el último filme y pedimos más cosas para comer. Ah, y fuimos al baño, claro.

    Además para bajar el nivel de pernitud del ambiente pasamos todo el día conversando, riéndonos y comentando sobre lo que estábamos viendo, todo en tono entre sarcástico y de admiración. De hecho, la conversa estaba tan buena que lamentamos no haberla grabado de alguna manera para así tener nuestro propio comentario de audio de la trilogía. Aunque eso sí habría sido muy nerd. "Hola, bienvenidos al comentario de Christian Ramírez, Daniel Villalobos, Francisco Ortega y Rodrigo de la Paz. En realidad no tuvimos nada que ver con la realización de esta película, ni conocemos a los productores, ni somos famosos... ehhh... no somos nadie. Emm... no, mejor no nos pesquen".

    PD: Villalobos debe introducir en el léxico popular su nuevo verbo castellanizado: rulear. Decir "rulear" rulea.
    |

    lunes, diciembre 06, 2004

    The death of Desenfocados

    Y bué. Se acabó Desenfocados. No se pudo seguir pagando el hosting así que lo desconectaron. Si digitan www.desenfocados.cl les va a salir el error de que no se pudo conectar al servidor, así que no se gasten. Por eso también saqué el link de aquí. Fue bueno mientras duró.

    Igual Kike dice que existen respaldos, así que esperanza queda. Por mientras, si quieren leer algo de lo que Kike, Isa, Stark, Luthor, JP y yo alcanzamos a publicar, tiren alguna palabra en Google añadiendo "site:desenfocados.cl" (por ejemplo, "star wars site:desenfocados.cl") y en los resultados pinchen donde dice "en cache".

    Y así nomás estamos.
    |

    domingo, diciembre 05, 2004

    La nicotina no puede esperar

    Surrealismo puro: anoche en Pío Nono había una pareja comprando cigarros en un quiosco. El, de negro y con levita. Ella, de novia, de blanco, con velo, corona, cola y todo el equipamiento completo. En la esquina, el auto con cintas blancas, intermitentes prendidas y el chofer con cara de nervioso.

    Te entiendo que uno sea adicto pero ¿no será mucho?

    PD: Me acordé cuando con Marcela, otra amiga, fuimos a jugar pool después de ir a un matrimonio, así que estábamos dándole a las buchacas con traje de gala. Pero ésa es otra historia.

    |

    sábado, diciembre 04, 2004

    Buenas coincidencias

    Plan original de anoche: ir a comer algo al McDonald's de Irarrázaval con Villaseca, ir al Teatro Oriente a ver Super Size Me (documental anti McDonald's, qué ironía) e ir a las dos de la mañana al Banco de Chile a depositar para la Teletón. Súper simple.

    Pero no. McDonald's conspiró contra mí para que no fuera a ver el filme en su contra y me tuvo veinte minutos esperando mi Cuarto de Libra con Queso + papas fritas + Coca-Cola sin agrandar por favor. Si no hubiese sido porque ya había pagado me hubiera ido indignado. Para cuando terminé de comer todo la película ya había empezado, lo que significaba que iba a llegar al teatro con media hora de atraso. ¡Rabia!

    Así que me fui caminando hasta unos videojuegos que había cerca para matar dos horas antes de ir al banco (ah, se me olvidaba: desde hace dos años que trato de cumplir el panorama perno de ir a altas horas de la noche a aportar para la Teletón, lo que por distintas razones no había resultado, de allí que quisiera hacer hora). Decepción número dos: los videos no sólo estaban cerrados, estaban desalojados. El local estaba pelado y lo más grande que había sobre el suelo era una caja de cartón con dos hojas de diario.

    Nuevo cambio de planes. Ahora iría a Plaza Ñuñoa. ¿A qué? No sabía, pero algo se me iba a ocurrir. Cuando estaba llegando a Irarrázaval con Macul me acordé de un restaurante al que le hicieron un par de reseñas positivas en el diario y que destacaban por servir comida rusa. El lugar se llamaba Armenia, así que decidí pasar a mirar a ver qué onda, cómo era la decoración, qué ambiente había y esas cosas que uno va a chequear cuando no tiene claro si de verdad va a consumir algo allí.

    Y he ahí que me encuentro con la gran Marcela Brunaud, vieja amiga de la época de los scouts (sí, DLP fue scout y no se avergüenza de admitirlo), que me tenía una sorpresa: su marido, Genaro, es uno de los socios dueños del lugar, y como ella renunció recién a su empleo en la Conama pasa allí buena parte de sus días. O sea que para todos los efectos prácticos, el Armenia de ahora en adelante es "el bar de la Brunaud".

    Allí se pasaron dos horas volando entre cervezas y varias visitas-amigos que fueron sentándose por turnos a nuestra mesa. Era como si la Marcela y yo condujéramos nuestro propio Tonight Show o Plaza Italia y los demás eran los invitados que se iban alternando. Le eché un ojo a una de las meseras que tiene varios piercings en la cara y fui invitado a la inauguración del restaurante para la noche del 10 de diciembre. También recibí la misión de difundir el tugurio, así que siéntanse libres de ir el viernes a conocerlo.

    Así que, esa noche, McDonald's tuvo una doble intervención en mi vida. Me privó de ir a ver Super Size Me en su última función, pero gracias a eso encontré un bar administrado por una vieja amiga que se convierte en el punto ideal de encuentro. Un Cheers personal donde todos conocerán tu nombre y estarán contentos de que vayas.

    PD: Ah, y al final sí fui al banco a las dos de la mañana a regalar cinco lucas. Amaro Gómez-Pablos estaba allí. Pero ésa es otra historia.

    |

    jueves, diciembre 02, 2004

    Actividades unplugged

    Cosas que hacer cuando cuando estás solo y no tienes tele, radio, computador, teléfono ni GameBoy.

    1) Mirar al techo y contar cuántas moscas se posan sobre un pelón de pintura específico.
    2) Darle forma a esos mismos pelones de pintura, igual que con las nubes.
    3) Leer, leer, leer y leer hasta caer dormido.
    4) Salir a caminar. Tun tun tun tun caminar, tun tun tun tun a correr, tun tun tun tun caminar, juntos por el camino...
    5) Hacer deporte.
    6) Ponerse frente al espejo y ver cuántas formas le puedes dar a tu lengua.
    7) Hacer un platillo complicadísimo que demore hora y media en cocinarse.
    8) Llevar el conteo de las partes de la casa en que se puede tener sexo.
    9) Pintar, dibujar o hacer monitos en las paredes.
    10) Cantar ópera. Para vencer la vergüenza, hacerlo en la ducha.
    11) Si tienes un instrumento, hacer una tocata de una sola persona.
    12) Pararte en la vitrina de un restaurante y mirar a todos con cara de pena, a ver cuántos se friquean.
    13) Resolver problemas de álgebra.
    14) Sentarse a construir, en tu mente, paso a paso y en tiempo real, una cárcel completa, encerrar a tus enemigos en ella y torturarlos imaginariamente hasta que mueran.
    15) Hacer aseo. Ugh.
    16) Hacer origami con servilletas hasta que vengan a buscarte del psiquiátrico.
    17) Escribir una novela épica de 1.300 páginas donde al final todos mueran.
    18) Meditar como yogui. No como el oso Yogi.
    19) Practicar telekinesis.
    20) Diseñar un plan para conquistar el mundo.

    ¿Más sugerencias?
    |

     
    Hosted by www.Geocities.ws

    1