Fauna  del Macizo del LOBO a proteger

 4421.gif (41986 bytes)  

Nombres científicos de las especies citadas en este informe faunístico de la Sierra de AYLLÓN.

NOMBRE COMÚN NOMBRE CIENTÍFICO
-Acentor alpino Prunella collaris
-Apolo Parnassius apollo
-Pechiazul Luscinia svecica
-Musaraña ibérica Sorex granarius
-Topillo nival Microtus nivalis
-Zorzal real

Turdus pilaris

El área de cumbres alberga a la mayoría de los endemismos animales, actuando como una isla cuyo límite, en este caso, es la altitud". 

"Junto a los elementos florísticos de montaña, conviven  animales de igual y claro caracter orófilo. Algunos representan faunas circunscritas a las altas montañas de Europa (elementos eurosiberianos orófilos) que encuentran aquí uno de sus últimos reductos, entre los que destacan como verdaderas joyas zoológicas el topillo nival (Chionomys nivalis), entre los mamíferos, o el pechiazul (Luscinia suecica), entre las aves. Del primero cabe decir que encuentra su último reducto hacia el este, en el Centro de España, en este macizo, ocupando pedreras y canchales, pudiendo ser drásticamente afectado por obras que alteren estas estructuras geomorfológicas. Ambas especies, desde luego no las únicas de interés entre los vertebrados del macizo, se listan en diferentes catálogos como especies protegidas por la ley."                                            

  Del informe de la Universidad Complutense de Alcalá de Henares, Vicedecana  Dña.CARMEN BARTOLOMÉ


Un paraje único en la Comunidad Autónoma según el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de la JUNTA de CASTILLA LA MANCHA


"La zona que se vería afectada por estas obras es un territorio que cuenta con hábitats vegetales, comunidades faunísticas y procesos geomorfológicos y edáficos que son únicos y exclusivos de estas altitudes, por lo que resulta prioritario para Castilla-La Mancha garantizar la conservación estricta de los ecosistemas de alta montaña.

Las cumbres del macizo de Ayllón en la provincia de Guadalajara se encuentran incluidas en terrenos controlados por la Administración regional, razón por la que, hasta el momento, no se ha entendido preciso adoptar ningún mecanismo suplementario de protección del medio.

La riqueza vegetal de esta zona queda reflejada al contar con numerosas especies incluidas en el anexo 1 de la Directiva de Hábitats de la Unión Europea. Entre esta variedad de flora se puede encontrar brezal, piornal, pastizales psicroxerófilos, cervunales alpinizados, comunidades rupícolas silicícolas o comunidades glerícolas silicícolas.

Asimismo, en estos tipos de vegetación, especialmente los de tipo alpino de alta montaña, se conservan especies de flora endémica muy amenazadas y escasas.

En cuanto a sus características geomorfológicas, se trata de una zona de cumbres de la Sierra de Ayllón, con un relieve abrupto y fuertes pendientes, donde como singularidad hay que citar la presencia de fenómenos periglaciares a partir de los 1.900 metros.

En esta zona se conservan los únicos restos de antiguos glaciares de toda Castilla-La Mancha, en forma de circos, morrenas, nichos de nivación, umbrales, etc..

Por último y en relación a la fauna de la zona, destacan como especies más singulares de esta parte de la sierra: el topillo nival, la musaraña ibérica, la musaraña enana, el corzo, el águila real, el pechiazul, el acentor alpino, el zorzal real y la mariposa apolo.

Declaraciones de Dn. Alejandro Alonso (12 de Febrero de 1998)


La musaraña ibérica

aran1.gif (20144 bytes)

Nombre Común:

Nombre Científico:

Familia: 

Subfamilia

  Musaraña ibérica

Sorex granarius

Soricidae

Soricinae

Descripción 

Este pequeño animal es un mamífero insectívoro perteneciente al género Sorex, muy similar a la Musaraña colicuadrada (Sorex araneus).

Su aspecto es de ratón con el hocico muy alargado. Las orejas están cubiertas de pelo y la cola es larga y desprovista de pelos que sobresalgan del pelaje. Los 4 pies son de tamaño similar y los pelos de sus dedos son uniformes. El pelo es sedoso y brillante. La punta de sus dientes es de color rojizo.

Mide aproximadamente entre 5 y 6,8 cm., más su cola que puede variar entre 3,6 y 4,6 cm. Su peso medio es de unos 8 gramos.

Posee un total de 32 piezas dentales, presentando en la mandíbula superior 6 incisivos, 2 colmillos, 6 premolares y 6 muelas, y en la inferior 2 incisivos, 2 colmillos, 2 premolares y 6 muelas.

Hábitat y distribución    

En general vive en zonas con precipitaciones superiores a los 600 mm., en terrenos con cierto grado de humedad, con arbustos, formaciones de matorral, zonas de bosque húmedo, riberas de los ríos, praderías con larga hierba, etc.

Se adapta a la vida desde el nivel del mar hasta los 2.000 metros.

La Musaraña ibérica, es un endemismo de la Península ibérica. En españa está presente en casi toda Galicia, Oeste de Asturias y hacia el E de la Península Ibérica por todo el Sistema Central.

La Musaraña Ibérica no figura amenazada según I.C.O.N.A., sin embargo está recogida en el capítulo III del Convenio de Berna, donde recomienda que de no adoptarse medidas, podría verse en peligro.

   araneus-junge.gif (15745 bytes)    vanli.gif (29861 bytes)

Reproducción

El periodo de reproducción tiene lugar desde febrero hasta octubre, más frecuentemente desde la primavera o el verano, hasta el mes de septiembre.

Tras la cópula, la hembra comienza un periodo de gestación que dura unos 25 días, durante los cuales se dedica a construir el redondeado nido donde dará a luz a los pequeños. Lo hará con hierba seca, y lo ubicará bajo árboles caídos, entre piedras, etc.

Normalmente tienen entre 3 y 4 camadas anuales de 2 a 5 ejemplares, entre los meses de abril y octubre, que alcanzarán la madurez sexual cuando cuenten entre 3 y 5 meses de vida. 

vanligspiss.jpg (21193 bytes)

Alimentación y costumbres    

Se alimenta principalmente de crustáceos, insectos, moluscos, puestas de peces, o incluso pequeños roedores, pájaros, peces o carroña.

La Musaraña ibérica no está sujeta a ningún periodo de reposo invernal ni estival, por lo que permanece activa durante todo el año. Su actividad transcurre tanto por el día como por la noche.

Normalmente son animales solitarios. Nada y trepa com facilidad.

Bibliografía: 

Gisbert, J., López-Fuster, M.J., García-Perea, R. y Ventura, J. 1988. Distribution and Biometry of Sorex granarius Miller, 1910) (Soricinae: Insectivora). Z. Säugetierkunde 53 (5): 267-275.


 

 El topillo nival

chionomys-nivalis00.jpg (15370 bytes)

Nombre Común:

Nombre Científico:

Familia: 

  topillo nival

Microtus nivalis (Chionomys nivalis)

Tálpidos

Descripción e identificación

El topillo nival (Microtus nivalis) representa un caso único entre los pequeños.

Se trata de un rechoncho animalillo de unos 50 g. de peso, de color gris brillante que le diferencia de todas las otras especies del género.

         Topillo nival

Hábitat y distribución   

Local en altas montañas de España: Cordillera Cantábrica (desde las montañas de Orense y los Ancares en Lugo hasta Ramales de La Victoria en Cantabria, constituyendo la subsp nivalis), Pirineos, con la subsp nivalis al W y la subsp aquitanicus al E (desde la Bonaigua a Canfranc), Sierra Cebollera (La Rioja, Soria), Sierras de Gredos y Guadarrama (subsp abulensis del Sistema Central) y Sierra Nevada (subsp nevadensis).

En realidad, tanto en Francia como en España se le ha encontrado a bajas altitudes (del orden de 100 ó 200 m sobre el nivel del mar), pero es más característico de las pedrizas por encima de los 1.000 m. En los Pirineos sobrepasa los 2.000 m. Su área de distribución es muy discontinuo, presentándose en las regiones montañosas de España, en los Pirineos, la Cordillera Cantábrica, los Montes de León, el Sistema Ibérico septentrional, el Sistema Central y Sierra Nevada. En otro tiempo ocupa toda Europa, incluida Inglaterra, y su ubicación actual en la montaña debe considerarse como un, refugio en clima frío. Los paleontólogos, en efecto, suelen atribuir a climas fríos todos los yacimientos en los que aparecen Mierotus nivalis. Sin embargo, el hecho de que también se les haya encontrado a bajas altitudes mueve a pensar que la concurrencia con otros Microtus pueda influir en su distribución desplazándolos en altitud.

Roedor de hábitos subterráneos que acostumbra a vivir por encima de la línea de árboles. Se alimenta de las partes verdes de las plantas y, como no hiberna, almacena comida para el invierno.Exclusivamente vegetariano, depende más de las rocas que de la nieve para vivir, pese a que su nombre parezca indicar otra cosa.

A diferencia de otros topillos, el nivel es muy activo a pleno día, tanto en invierno como en verano. Se alimenta de todo tipo de pasto verde, que obtiene incluso bajo la nieve, esto último cuando en invierno debe aislarse del frío exterior.

La hembra cría una o dos veces, en primavera y verano, y tiene de 3 a 6 pequeños en cada ocasión. Al nacer éstos pesan alrededor de 4 g, y crecen lentamente, abriendo los ojos a las dos semanas y mamando durante tres. El período de gestación es de veintiún días, y jamás se han observado entre estos topillos explosiones demográficas como las que se dan en otras especies del género.

.


HABITATS: área palustres únicas en toda la comunidad

   Lagunas glaciares de alta montaña de CASTILLA LA MANCHA: clasificadas de acuerdo a su génesis química y su ciclo encharcamiento-desecación .

   Existentes tan sólo en la Sierra de Ayllón. No hay aves propias de este tipo de laguna, sin embargo, en sus proximidades hay  comunidades de referencia, las aves de alta montaña. Todas ellas presentan movimientos migratorios altitudinales, reproduciéndose en las cumbres y bajando en invierno al llano.

   El bisbita ribereño alpino y el colirrojo tizón aprovechan las oquedades y grietas de las piedras para construir sus nidos, tapizándolos de musgos. Con mayor grado de dependencia de las áreas palustres de alta montaña está el pechiazul (Luscinia svecica cyanecula). El macho llegará a finales de abril y establecerá su territorio. Más tarde vendrá la hembra y, una vez establecida la pareja, aquella construirá su nido en algún arbusto resguardado de las inclemencias del tiempo. El macho defenderá su territorio, cantando mientras hincha su garganta azul metálica entre el verde de los piornos. Cuando su prole haya salido adelante y comiencen los fríos del otoño, irán bajando a zonas más templadas. También eligen lagunas para la invernada, generalmente situadas por debajo de los 800 m. . En esta época es bastante escaso en La Mancha, aunque se puede observar en carrizales.

En las zonas altas de la Sierra de AYLLÓN son dos las especies representativas; el acentor común (Prunella modularis) y el pechiazul (Luscinia svecica). El primero es difícil de reconocer por su color apagado y porque permanece escondido entre los arbustos aunque es fácil de reconocer por su grito melancólico. El pechiazul sobrevuela los piornales, también se ocultará en cuanto escuche un ruido extraño pero lo reconoceremos por su vistoso color azul en el pecho en los machos y blando en el de las hembras.

Hábitats

Ríos de media montaña

Matorrales montanos (mont.) variados

Roquedos montanos (800-1600 m)

Roquedos alpinos (>2000 m)

Especies con áreas de distribución restringida y relativamente escasas en España    Hábitat principal : Hábitat secundario
Cinclus cinclus
Luscinia svecica piornal=1,16 matorrales
Oenanthe leucura
Phoenicurus phoenicurus
Prunella collaris roquedo alp.=0,13 piornal=0,05
Remiz pendulinus
Saxicola rubetra

(Hábitat = densidad en aves/10 ha)


Acentor alpino

 

Acentor alpino

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Prunellidae

Nombre Científico: Prunella collaris

Nombre común: Acentor alpino

Descripción e identificación:

Pajarillo del tamaño de un alondra. Figura regordeta con cabeza y pecho de color gris claro. En la garganta ostenta un collar blancuzco con manchas negras. Sus alas tienen coberteras oscuras con dos bandas de puntos blancos. Cuando despliega la cola en vuelo, se aprecian las puntas blancas en el final de cada una de sus plumas. No existe dimorfismo sexual.

Hábitat y costumbres:

Son aves sedentarias o sujetas a variaciones de altitudes en la época invernal, obligadas por las extremas temperaturas en los días más crudos de la alta montaña. Ocupa los pequeños pastizales que se desarrollan entre los canchales y roquedos. Su presencia pasaría desapercibida si no fuera por su reclamo frecuente de "pruirrp" que emite en sus actividades.Nido de acentor

Su alimentación consiste en insectos, mariposas, escarabajos, arañas y toda clase de menudos invertebrados que lo complementa con alguna semilla y sustancias vegetales.

Se le encuentra en zonas altas del Norte Palentino por encima de los 2000 metros superando el límite del arbolado. En verano atraído por la abundancia de insectos es fácil observarlo en los neveros donde coincide con acentores comunes, los collalbas grises y colirrojos.


Acentor alpino (Prunella collaris)

Grado de amenaza: DE INTERÉS ESPECIAL. A pesar de sus reducidísimos efectivos poblacionales, las zonas donde la especie está presente tienen roquedos bien conservados y sin amenazas aparentes, y existen buenas poblaciones en los cercanos Pirineos y Cordillera Cantábrica.

Aunque es un pájaro poco conocido, el Acentor alpino es de plumaje mucho más vistoso que el Acentor Común y no es escaso en altas cotas de nuestras montañas, pero resulta muy discreto en sus costumbres y aunque retraído, puede aparecer posado muy cerca del observador o sorprendernos con su agradable canto, muy sostenido y fuerte que emite lo mismo al vuelo que desde una posición destacada.al acentor alpino, pájaro con especial querencia por los roquedos y canchales,

El Acentor Alpino es un pájaro robusto y compacto que pronto se identifica y únicamente puede haber alguna duda con los jóvenes del año que carecen de la garganta blanca moteada hasta bien entrado el otoño.

En España se reproduce en las cordilleras Cantábrica, Pirineos, Sistema Central, Penibética, y más escaso en el Sistema Bético.

Identificación: Garganta blanca moteada con puntos negros o marrón oscuro; la cabeza y el pecho son grises o pardo grisáceos y los flancos están listados de color castaño; las partes superiores son grises, el dorso está rayado y las alas son de color marrón oscuro o negruzco con puntos blancos en las plumas cobertoras; la cola es marrón con puntas claras.

Nidificación: La construcción del nido empieza sobre el 15 de mayo, la pareja aporta el material para su construcción en el hueco de unas rocas, muy bien protegido aprovechando repisas y salientes en paredes rocosas; ponen de 3 a 4 huevos de color azul verdoso, la incubación por ambos sexos dura de 14 a 16 días, los pollos sobre los 16 días salen del nido quedando entre las rocas, donde siguen cebados por los padres y volando sobre los 23 días.

Alimentación: Principalmente insectos.

Hábitat: Montañas y riscos habita las zonas más agrestes de las montañas, las características de su hábitat son las siguientes: 1.100 m de altitud media, de 950 a 1.450 m, cobertura de roca >50%, cobertura de matorrales <10%, ausencia de arbolado y fuertes pendientes rocosas, sintiendo predilección por los bordes superiores de los cantiles. La densidad más alta observada ha sido 0,1 parejas/10 ha en los afloramientos rocosos de Sierra Salvada: Picos Aro, Unguino y Tologorri (5). Similares preferencias de hábitat se dan en el resto de la Península Ibérica, aunque las poblaciones de Pirineos, Sierra de Gredos y Sierra Nevada sólo pueden ser encontradas por encima de los 2.000 m (3)(7). Las densidades más elevadas obtenidas en Pirineos han sido 2,3 aves/10 ha (3). En Europa y Asia, ocurre por encima del límite superior de los árboles, por encima de 1.800-2.000 m, habiendo sido observado a 8.000 m de altitud en el Everest

Bibliografía: 


(3) ANTOR, R.J. 1992. Ecología de las comunidades de Passeriformes alpinos del Pirineo. Tesis doctoral. Universidad de Barcelona.
(4) BLANCO, J.C. & GONZALEZ, J.L. 1992. Libro Rojo de los Vertebrados de España. ICONA. Madrid..
(6) CRAMP, S. 1988. Handbook of the Birds of Europe, the Middle East and North Africa. The Birds of the Western Palearctic. Vol. V. Oxford University Press. Oxford.
(7) MARTÍN-VIVALDI, M., MARÍN, J.M. & VILLAR, M. 1995. Selección de hábitat, tamaño de bando y movimientos locales del Acentor Alpino (Prunella collaris ) en Sierra Nevada (SE de España). Ardeola 42: 11-20.
(9) TUCKER, G.M. & HEATH, M.F. 1994. Birds in Europe: their conservation status. BirdLife International (BirdLife Conservation Series nº 3). Cambridge.


 

Pechiazul

 

pechiazul.jpg (28879 bytes)

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Turdidae

Nombre Científico:Luscinia svecica

Nombre común: Pechiazul

Carácter: Migrador

Distribución: Se puede presentar en todo el territorio durante sus viajes migratorios, en marzo-abril y agosto-septiembre   desde sus áreas de cría en Eurasia a sus cuarteles de invernada en el sur de Iberia y África tropical. La mayoría de las recuperaciones ibéricas de pechiazules europeos corresponden a aves de Bélgica . En el oeste de Europa, sus poblaciones se encuentran muy dispersas, y en España tan sólo cría en el Sistema Central y los montes cantábricos y zamoranos .

Hábitat: En Europa, cría sobre todo en áreas de tundra con árboles dispersos y riberas de ríos y lagos, mientras que las poblaciones ibéricas se asientan en matorrales montanos .

Descripción e identificación:     sonido de su canto   © Alberto Basi, 1997. European Birds Songs -
La pagina dell'Ornithologia Italiana

Si el Petirrojo es conocido por todos, el Pechiazul permanece totalmente ignorado, incluso en las zonas donde se reproduce y donde los machos cantan en primavera, posados a descubierto o en vuelo nupcial. Busca su alimento en tierra, corriendo igual que un ratón bajo la densa cobertura vegetal, picoteando algún animalillo.El macho adulto en verano es inconfundible con su brillante garganta azul.

Cuando se tiene la suerte de sorprender a este pájaro en terreno descubierto, es un regalo para la vista: la pechera del macho está adornada de colores centelleantes sumamente bellos. La hembra, sin embargo, no posee esta bonita apariencia y lleva una vida más discreta.

En España vive generalmente en las montañas o en lugares relativamente cercanos al agua durante la época de nidificación. Suele anidar en matorral denso de piornos, en el sistema Central y las montañas del norte, a una altura aproximadamente de 2.ooo metros sobre el nivel del mar. De las dos subespecies que se distinguen en el Pechiazul, en España cría la que tiene medalla blanca; sin embargo, muchos machos reproductores carecen de ella, apareciendo la mancha totalmente azul. No obstante, durante la migración otoñal y primaveral, pueden verse las dos subespecies.

pechiazul2.jpg (13155 bytes)

Identificación: Partes superiores y rectrices medianas pardo oscuras; lista superciliar crema; cola rojiza terminada por una banda pardo oscuro; macho con pechera azul vivo, bordeada de negro y rojizo, y en su centro mancha blanca o rojiza, que puede faltar; hembra con garganta blanca y collar negro.

Nidificación: Nido, construido por la hembra, en tierra, muy oculto, o en cavidad, de hierbas secas, raicillas, musgo, hojas secas; puesta, de abril a junio, de 5 a 6 huevos gris verdoso con manchas pardo rojizas; incubación, por la hembra, unos 15 días; los pollos abandonan el nido antes de volar; dos crías.

Alimentación: Insectos, pequeños moluscos, gusanos; a veces bayas.

Hábitats: Montañas y riscos.

Bibliografía: 

(1) BLANCO, J.C. & GONZALEZ, J.L. 1992. Libro rojo de los vertebrados de España. Ed. I.C.O.N.A. Ministerio de Agricultura. Madrid.
(2) BUENO, J.M. 1990. Migración e invernada de pequeños turdinos en la Península Ibérica. I. Pechiazul (Luscinia svecica) y Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos ). Ardeola, 37: 67-73.
(3) CRAMP, S. 1988. Handbook of the Birds of Europe, the Middle East and North Africa. The Birds of the Western Palearctic. Vol. V. Oxford University Press. Oxford.
(8) TUCKER, G.M. & HEATH, M.F. 1994. Birds in Europe: their conservation status. BirdLife International (BirdLife Conservation Series nº 3). Cambridge.


Zorzal real

 

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Turdidae

Nombre Científico: Turdus pilaris

Nombre común: zorzal real

 

 

 

Rasgos característicos: Su tamaño es de 25 centímetros. De todos los zorzales es el que presenta una coloración más llamativa. Su cabeza es de un color gris azulado, el dorso de color castaño rojizo, la cola de color marrón oscuro y la parte exterior de las alas de un color castaño, la parte baja del pecho es de color blanco. Algo menor  que el charlo y más corpulento que el común y el alirrojo, con cabeza gris oscura y la ceja algo más clara. El dorso pardo y la cola negruzca, con la garganta , el pecho y el vientre marcados con motas en forma de uve. El pico es amarillento, salvo la negra punta, y las patas grises. Tiene un vuelo más recto que el del charlo, teniendo la parte interior de las alas blancas similares, pero si los rebordes blancos de la cola.

Identificación: Cabeza, nuca y obispillo gris azulado; dorso castaño rojizo, cola oscura y pecho pardo marcado

Es el único zorzal del que puede establecerse el sexo en función de algunas diferencias de plumaje entre machos y hembras, poseyendo estas últimas el centro oscuro y puntiagudo en las plumas del píleo, careciendo de centro oscuro en las del dorso.

Características del macho

PICO Amarillo-naranja con la extremidad y una parte de la mandíbula superior negro-brunáceo
OJOS Castaño oscuro
CABEZA Frente y vertex azul-grisáceo con un dibujo en punta de flecha negruzco; lore negro, parte situada debajo del ojo negra, cejas estrechas gris-blanco; escarchado de gris claro sobre la región auricular; nuca y occipucio azul grisáceo
ESPALDA Manto y coberteras alares bruno-bermejo oscuro con dos ribetes más claros
MENTÓN Y GARGANTA Amarillo-bermellón con un dibujo en punta de flecha negruzco
PECHO Bruno-castaño vivo con manchas en forma de puntas de flecha negras no muy regulares
FLANCOS Beige o gris con marcas en forma de puntas de flecha negras
VIENTRE Blancuzco
ALAS Rémiges de color bruno negro con ribetes externos grisáceos; extremidad de las rémiges secundarias blancuzcas, su-alares blancas
OBISPILLO Azul-grisáceo; coberteras su-caudales brunáceas
COLA Rectrices de color bruno negro con ribetes externos más claros sobre el par de rectrices externas
PATAS Y DEDOS Bruno
UÑAS Bruno oscuro

Características de la hembra

La hembra presenta las mismas características del macho pero las partes grises del macho son más brunas en las hembras. Los dibujos negros de la cabeza son más pequeños. Los flancos son más brunáceos.

Defectos clásicos del zorzal real en machos y hembras

  • Dibujos del pecho mal repartido
  • Color del pecho muy claro
  • Cejas irregulares
  • Dibujo de lo alto de la cabeza irregular

Diámetro máximo de la anilla: 4,5 mm

Biología y Costumbres: Arisco y muy gregario, manteniendo un comportamiento errático. Se agrupa en dormideros en el borde de los bosques. vive en bandadas más o menos numerosas. Emite un grito bastante desagradable y ruidoso cuando algún enemigo se les acerca. Es un ave que emigra a España en noviembre y diciembre y permanece poco tiempo en nuestro territorio para volver y nidificar a los paises del norte de Europa.  

Nidificación: Nido de barro, raíces y hierba construido principalmente por la hembra en árbol o arbusto, está compuesto de pequeñas ramas, hierba y barro. La puesta la realizan de abril a junio y ponen de 4 a 6 huevos, los cuales son de un color verde azulado con manchas rojizas. La incubación la realiza la hembra, y los pollos nacen después de unos 14 días. puesta, de abril a julio, usualmente de 5 a 6 huevos verdosos o verde azulado con pintas castaño rojizas; incubación, alrededor de 14 días, principalmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras unos 14 días.No cría en la Península y Baleares, a donde llega, así como al resto de los países del área mediterránea, procedente en su mayoría de los países escandinavos. En España es más frecuente en el norte y en Baleares, siendo rara su presencia en el sur.

Alimentación:   Similar al resto de los zorzales. Frutos silvestres; bayas; también insectos, lombrices y caracoles.

Hábitat: Cultivos.Terrenos abiertos, como cultivos, praderas, zonas de setos.

Los bandos de Zorzales Reales, a veces bastante numerosos, volando en formación poco cerrada, se pueden identificar normalmente por la rechinante algarabía de sus gritos: «chac-chac». A veces un individuo que ha perdido el contacto con los otros y necesita alcanzarlos lanza un agudo «uic». Migra a España en otoño desde sus territorios de cría en el norte de Europa y se distribuye por terrenos abiertos, incluyendo bosques claros.

Los Zorzales Reales se han citado en algunas ocasiones como aves nidificantes en España, pero todas las citas son sin duda erróneas, seguramente por confundirlo con el Zorzal Charlo, al que se parece en tamaño y en la blancura de la parte inferior de las alas, visible sobre todo en vuelo. El Zorzal Real se identifica fácilmente por el color gris azulado de su cabeza y obispillo. Posiblemente sea cierto que, ocasionalmente, haya criado en los Pirineos.

En realidad este zorzal es sobre todo un ave de paso, aunque inverna en cantidad moderada, con mayor abundancia en el sur de España. A pesar de que su número varía de unos años a otros, debido a que sus migraciones son ’irregulares, parece más abundante en nuestro país en el paso primaveral que en el otoñal.



Pero aún más interesante pudiera ser la fauna invertebrada, en la que, al igual que ocurre con la flora, y como consecuencia de una menor capacidad de dispersión, se generan enedemismos con relativa facilidad a medida que nos adentramos en las islas orográficas que suponen los macizos montañosos. Entre ellos, destaca la emblemática Parnassius apollo, espectacular mariposa que puebla las distintas sierras ibéricas, dando lugar a un endemismo subespecífico en cada una de ellas (en nuestro caso, las poblaciones consituyen uno de los últimos reductos hacia el este de la subespecie del Sistema Central: escalerae). Otros insectos de elevado interés biogeográfico presentes en el macizo son: Oreocarabus ghilianii, Leistus constrictor, Steropus ghiliani, Calatus asturiensis, Onthophagus coenobita, O. similis, Trycopris pyrenaeus, Nebria vuillefroyi (endemismo ayllonense-guadarramense), entre los actualmente detectados en el territorio. Pero hay que decir que, al contrario que lo que ocurre con la flora, ya bastante bien conocida, el catálogo de invertebrados dista mucho de estar completo, siendo patente la falta de trabajos específicos sobre el macizo. Quiere decir esto que lo mejor está aún por descubrir, con lo que toda actuación que no tenga en cuenta a esta fauna, tan frágil por otra parte, puede acabar con poblaciones de elevadísimo interés aún antes de haber sido siquiera descritas. Naturalmente, no es descabellado pensar en la existencia de especies por descubrir como nuevas para la ciencia, extremo que nunca se podrá descartar hasta que se realicen estudios exhaustivos de esta apartada cumbre, tan distante de los "cazaderos" habituales (generalmente madrileños) de los entomólogos que han campado a lo largo de los siglos por el Sistema Central.

COLEOPTERA

                                                                                                                      

SCARABIDAE               SCARABIDAE               SCARABIDAE

onthophaguscoenobita.jpg (69972 bytes)       onthophagus_similis.jpg (9615 bytes)  trypocopris2.jpg (34940 bytes)

Onthophagus coenobita        Onthophagus similis           Tricopris pyrenaicus

NEBRIIDAE                                                                                                        

nebria.jpg (3324 bytes)   nebria2.jpg (60050 bytes)   

                  Nebria vuillefroyi

NEBRIIDAE

 leiustus.jpg (4447 bytes)      leistus2.jpg (55065 bytes)

                              Leistus constrictor

PTEROSTICHIDAE    CARABIDAE     

steropus.jpg (3528 bytes)          oreocarabus_ghilianii.jpg (5684 bytes)

Steropus ghiliani            Oreocarabus ghilianii                                                                  

                                                                                           

ROPALOCEROS

                                                                                                                      

Mariposa Apolo
 

apollomac.jpg (19911 bytes)

Macho

Clase:Lepidoptera 

Orden: 

Familia: Papiolinidae

Nombre Científico:Parnassius apollo

Nombre común: Mariposa Apolo, Pavón diurno

apollohem.jpg (23812 bytes)

Hembra

apollomacatr.jpg (44371 bytes)

Macho (reverso)

Hembra (reverso)

Habita en gran parte de las zonas montañosas españolas. Volando durante junio julio y agosto. Solo posee una generación desde finales de Junio a primeros de Agosto que vuela desde los 800 a los 3.000 metros de altitud. Sus larvas se alimentan de crasuláceas de los géneros Sedum, Sempervivum y Bryophylum. En la Peninsula Ibérica se han separado 23 ssp, algunas de las cuales se consideran importantes endemismos . Sus colonias son localizadas y escasas,debido al interés de muchos coleccionistas que han pagado fuertes sumas de dinero por un ejemplar de esta especie, con lo que se ha disminuido el número de ejemplares.

Actualmente es una mariposa protegida en todas las comunidades españolas

CITES II Convenio de Berna. Anexo II Directiva de Hábitats 4. Madrid 2/91. Catalunya/93

Apolo

Pero aún más interesante pudiera ser la fauna invertebrada, en la que, al igual que ocurre con la flora, y como consecuencia de una menor capacidad de dispersión, se generan enedemismos con relativa facilidad a medida que nos adentramos en las islas orográficas que suponen los macizos montañosos. Entre ellos, destaca la emblemática Parnassius apollo, espectacular mariposa que puebla las distintas sierras ibéricas, dando lugar a un endemismo subespecífico en cada una de ellas (en nuestro caso, las poblaciones consituyen uno de los últimos reductos hacia el este de la subespecie del Sistema Central: escalerae). Otros insectos de elevado interés biogeográfico presentes en el macizo son: Oreocarabus ghilianii, Leistus constrictor, Steropus ghiliani, Calatus asturiensis, Onthophagus coenobita, O. similis, Trycopris pyrenaeus, Nebria vuillefroyi (endemismo ayllonense-guadarramense), entre los actualmente detectados en el territorio. Pero hay que decir que, al contrario que lo que ocurre con la flora, ya bastante bien conocida, el catálogo de invertebrados dista mucho de estar completo, siendo patente la falta de trabajos específicos sobre el macizo. Quiere decir esto que lo mejor está aún por descubrir, con lo que toda actuación que no tenga en cuenta a esta fauna, tan frágil por otra parte, puede acabar con poblaciones de elevadísimo interés aún antes de haber sido siquiera descritas. Naturalmente, no es descabellado pensar en la existencia de especies por descubrir como nuevas para la ciencia, extremo que nunca se podrá descartar hasta que se realicen estudios exhaustivos de esta apartada cumbre, tan distante de los "cazaderos" habituales (generalmente madrileños) de los entomólogos que han campado a lo largo de los siglos por el Sistema Central.

     

 COLEOPTERA

 

1

1

1

1

1

1

Hosted by www.Geocities.ws

1