Skip to: Site menu | Main content

Quienes somos

Los misioneros Oblatos trabajamos en diferentes ministerios. Vivimos en comunidades apostólicas, regidos por una regla, por unas Constituciones que son como el estatuto de nuestro Instituto. En ellas se encuentra por así decir nuestro corazón. Nos regimos por ellas, y las intentamos vivir día a día...

Nuestras casas

En la actualidad contamos con cuatro casas. Es verdad, que unidas a ellas tenemos tres casas en Venezuela y una casa mas en el Sahara. Pero como casas propiamente dichas en la provincia tenemos cuatro.

Las casas del Sur se encuentran en dos ciudades : Mlaga y Cdiz. En ellas los oblatos trabajamos con los jvenes, en la patoral juvenil y vocacional. En la otra, trabajamos en la Pastoral rural. Tanto una como otra, estn formadas por comunidades nunmerosas. Una de ellas (Malaga) cuenta con seis miembros, y la de Cdiz con tres miembros. En la actualidad, la comunidad de Cadiz es la nica que realiza una pastoral rural.

Unida a nuestra comunidad se ha fundado recientemente una comunidad de religiosas Oblatas, en S. Martn de el Tesorillo.Se realiza una labor conjunta y muy fructfera.

Pretensión del Fundador al Establecer y fundar la Congregación

Dirá que la congregación ha sido fundada por el Mismo Jesucristo. Nosotros somos los colaboradores del Salvador. Lo que pretendía nuestro fundador y luego continuaron realizando los compañeros y los primeros oblatos hasta hoy fue "devolver a los pobres la fe por medio de las misiones populares. Procurar a las zonas rurales y más desproteguidas y abandonadas, fervorosos misioneros que les llevaran la palabra de Dios. Y par realizarlo agrupar a sacerdotes " Celosos" de Dios que se comprometieran a llevar una vida más exigente que la de un sacerdote ordinario, una vida de abnegación, de renuncia , de olvido de sí mismo, de pobreza, de fatigas, etc.

"Es preciso que seamos santos nosotros mismos, dice, esta palabra incluye cuanto podríamos decir. La vida religiosa como escuela de santidad es lo que él quiso para los oblatos desde el punto de partida. Y esto porque creyó que las necesidades de los pueblos, las necesidades de la obra misionera lo exigían así"

"Es preciso que seamos realmente santos. En resumen, el Fundador quiso desde el principio el radicalismo evangelico propio de la vida religiosa. Su expresión más concreta fueron los votos que asumieron, especialmente de pobreza y obediencia así como el de perserverancia. La castidad estaba ya incluida en el sacerdocio. La introdujo en el curso de los cinco primeros años. Podemos decir que resumiendo el carisma oblato se define como la union entre LA MISION Y LA VIDA Primero decir que para que haya una mision auténtica, segun el carisma de la congregacion, necesitamos tener una vida plenamente enraizada en los consejos evangelicos, así como en la práctica de las virtudes religiosas: la santidad de la que habla el escrito del Fundador expresado anteriormente.

Que es ser religioso

Ser religioso es comprometerse publicamente ante la Iglesia para vivir la propia consagración bautismal de forma absoluta y para hacerlo, escoger libremento con la gracia de Dios cierto número de medios más radicales qu no impone la vida cristiana. En el plano evangelico, la vida religiosa está en la linea del Bautismo , en la linea de la participación en la vida divina, en la linea de la caridad cristiana y de la santidad. Y , dentro de esta linea, manifiesta una verdadera intransigencia. Si quieres ser perfecto, dice el Señor, si quieres amar a Dios y amar al prójimo con un amor al que nada falte, déjalo todo y sigueme.

En la parábola del hombre que descubre un tesoro en un campo, que invierte todo lo que tiene y compra el campo. El vecino que no se ha dado cuente de la presencia del tesoro dirá sencillamente que ese hombre es un ingenuo o un loco. Con el religioso ocurrirá otro tanto: si lo deja todo por deseo del Señor, es que ha percibido misteriosamente su presencia en el fondo de esa pobreza en la cual se compromete, es que posee la certeza de que podrá un día encontrarlo ahí y que lo ama bastante para correr ese riesgo.