Metafísica

De ferman: Fernando Mancebo Rodríguez ---- Personal page

Se pueden ver resúmenes completos de mis principales estudios en:

FÍSICA:
Modelo de Cosmos ||| Modelo atómico||| Velocidad de las fuerzas ||| Imanes : Polaridad Magnética N-S ||| Caos Estático y Dinámico
MATEMÁTICAS:
Coordenadas Radiales ||| Teoría de los conjuntos físicos y matemáticos | Producto algebraico de conjuntos ||| Ángulos planares: Trimetría ||| Propiedades de la división
VARIOS TEMAS:
Moléculas esféricas: Benceno ||| Metafísica ||| Cerebro y Conciencia ||| Herencia Genética
INVENCIONES:
Motor Rotatorio ||| Teja Andaluza ||| Motores de vaporizacion: Motor de agua.
ARTÍCULOS:
El triángulo de la Basura : Mecánica cuántica, Relatividad y Teoría Estándar ||| Los núcleos de las galaxias
||| Formación de los hidrocarburos, el agua y los principios vitales sobre la tierra ||| Fórmula del Cosmos : (Metafísica)
||| Principio de Ubicuidad en los conjuntos ||| Fecundidad del Caos. Simbiosis: del Caos a la Evolución
Email: [email protected]

En esta página se estudia la parte metafísica de mis teorías cósmicas

page date

Metafísica Cósmica y Humana

Dasarrollo

Este estudio sobre metafísica es el producido por mí en 1995 y que he querido publicar aquí en su primer enunciado con objeto de que sirve de muestra del acontecer de mi estudios en esta materia y por tanto sin incluir ninguna nueva aportación ni cambios de puntos de vista que ahora pudiera tener al respecto. Dic.2005

[HOTLIST]

El presente tratado es el estudio de la componente metafísica de mi teoría cosmológica El Universo Vivo: Relatividad y equilibrio, de 1975, cuya parte física ya se ha editado como Cosmología Estructural a partir de 1992.

Fernando Mancebo Rodríguez. 1995

[HOTLIST]

Quiero pedir disculpas a todos en general y a filósofos, sicólogos, biólogos y eclesiásticos en particular por la forma tan subjetiva de abordar los temas que aquí se incluyen, pero estoy de acuerdo con la opinión de que en los trabajos de investigación, un solo acierto justifica a cien errores.

Metafísica
Temario

I-- Metafísica General

COSMOS

INTELIGENCIA.----ELEMENTOS SENSITIVOS.---- CREATIVIDAD.-----HUMANOIDES.----- NACIMIENTO DE LA VIDA.----- RAZÓN DE SER Y DESTINO.------MORTALES O INMORTALES.(Miedo a la muerte)

II-- La Mente

LA MENTE HUMANA

DESARROLLO NEURONAL Y SÍQUICO

Composiciones Mentales, Análisis Matemático, Conjuntos de Relación, Conjuntos Senso-Inteligentes, Interrelaciones en conjuntos vitales, Formas de especialización mental, Puntos de Inteligencia y sensitividad.

DESARROLLO CEREBRAL Y MENTAL

Desarrollo Mental: Análisis cronológico

FACTOR SÍNTESIS

Construcción de una síntesis, Características de las síntesis, Grupos de síntesis.

VÍAS ESTRUCTURALES

Sistemas de Inicio, Instintos y Sentimientos, Discriminador Sensitivo, Discriminador inteligente, Motor.

VÍAS FUNCIONALES

Inicio, Bases de actuación: Instintos y Sentimientos, Mecanismos, Resultantes.

DESEOS y Compensaciones.

SUEÑOS.

III-- Psicología Descriptiva

SICOLOGÍA DESCRIPTIVA

CARACTERÍSTICAS HUMANAS

INSTINTOS

CLASES DE INSTINTOS

Instinto de Alimentación, de Conservación, Sexual, Instintos Secundarios, Normas sociales, Usos y Costumbres, La Moralidad

SENTIMIENTOS

ENERGÍA MENTAL

Temperamento y Carácter, Influencias externas

FACULTADES Y CARACTERÍSTICAS SÍQUICAS DE FUNCIONALIDAD COMÚN

Pensamiento, Voluntad, Consciencia y Sub-consciencia, Conciencia y Subconciencia, el YO.

FACULTADES DE ESTRUCTURACIÓN PERSONAL

Personalidad, Temperamento, Carácter.

EL ALMA

ESTADOS DE CONCIENCIA

IV--- Apéndice

EJEMPLO DE CREATIVIDAD

INFLUENCIAS EXTERNAS

Astrología: Temperamento y Carácter

ENVEJECIMIENTO Y MUERTE DE LOS SERES PLURICELULARES

Metafísica
Cósmica y Humana
Ferman

[HOTLIST]

Observo con cierta perplejidad que en la evolución del hombre mientras se consiguen grandes avances en lo referente a multitud de campos de investigación de tipo tecnológico:
Medicina, biología, electrónica, etc., no ocurre lo mismo con el desarrollo interior del ser humano, con su maduración síquica y espiritual, con la puesta al día de la capacitación de sus instintos y su transformación en un auténtico ser humano, sino que a pesar de todos los avances en los campos citados, seguimos siendo unos auténticos animales por comportamiento, baja calidad humanística y subdesarrollo de los instintos y sentimientos que como seres ‘superiores’ ya suficientemente asentados en este planeta deberíamos tener.
Si observamos la humanidad en general, veremos claramente la imperiosa necesidad que tienen los individuos de conseguir una maduración síquica y espiritual que debería estar basada en los conocimientos espirituales (o psíquico, si queremos) y la obtención de nuevos sentimientos y nivel de conciencia, que afiancen y orienten su existencia y que consigan una calidad y capacidad vital de la que aún estamos muy alejados.
Sin embargo los individuos y estamentos que deberían haber producido e impulsado los estudios y el avance en todas estas cuestiones de primera importancia para el ser humano no han tenido demasiado éxito en su labor -claro, en mi subjetiva opinión-
Por otro lado y como justificación a todo lo anterior habría que tener en cuenta que parece ser que nuestra humanidad (a diferencia quizás de otras de nuestro universo), ha sufrido un desarrollo tecnológico y científico demasiado rápido y quizás por eso no ha podido el desarrollo psíquico acompañarle con esta misma rapidez, quedando éste en un estado de postergación con los consiguientes problemas de inadaptación e inseguridad en la toma de conciencia de los principales problemas que atañen al desarrollo de nuestros humanoides.
Pero acogiéndonos a la crítica, quizás injusta por mi parte, que hacía sobre los estamentos e individuos que deberían de haberse preocupado por el desarrollismo humano y que no lo han hecho adecuadamente, cabría incluir en la misma a: Iglesia, filósofos, teólogos, sicólogos, etc.

Pido excusas por ello, y denoto que no es mi intención la acusación y la crítica, sino el encontrar vías de investigación y desarrollo humanístico.

Pues bien, las Iglesias, cuya misión hubiera sido la de investigación de la moralidad y el allanamiento del camino del conocimiento espiritual, el abrir nuestros ojos día a día al conocimiento y comprensión aunque solo fuera del Dios particular que ellas creen y defienden, han adoptado una aptitud un tanto cobarde y egoísta, optando (en vez de ir obteniendo progresivamente un conocimiento humano mayor) por encerrar toda espiritualidad (religiosa) en una halo de misterio y prohibiciones explícitas de toda investigación y encuentro de razones fundamentales que alimentaran la natural evolución y conocimiento que el hombre necesita.
Las Iglesias nacieron hace unos milenios y murieron por aquel tiempo como universidad humanística del hombre, pues desde entonces no han producido frutos espirituales nuevos. Religiosamente hablando, la misión de una iglesia debería ser la de acercar Dios a los hombres, no la de mantenerlo a cierta distancia.
Las iglesias siempre han coartado la libertad del hombre para pensar, preguntarse y obtener respuestas esenciales para su propia vida cotidiana, como es natural, nadie quiere librepensadores sino subordinados que le sigan y que hagan aumentar su poder y preponderancia.
Los teólogos (en mi desconocimiento) los entiendo seguidores de las iglesias y sus doctrinas y por tanto no investigadores imparciales de las esencias humanas.
Los sicólogos, aunque han trabajado constantemente en la investigación de las particularidades síquicas o funcionamiento de capacidades mentales humanas, sólo se han limitado al estudio del ser humano como ente biológico con aptitudes y comportamiento inteligente, en sus capacidades de actuación sentimental, en sus directrices de ejecución, en su comportamiento social etc.
Pero a mi entender no profundizando en las aptitudes que este ser comporta, en la cualidad y consistencias de las mismas, queriendo ver al ser humano como un simple mecanismo de actuación senso-inteligente pero sin preocuparse por lo esencial, lo que verdaderamente le puede dar seguridad y confianza al ser humano, es decir, la consistencia y fundamentos de su sensaciones o sentimientos y de su inteligencia.
El hombre es un ser inteligente, bien, pero ¿Qué es la inteligencia?, ¿De donde ha sacado el hombre su inteligencia?.
El hombre ejecuta y desarrolla sus actuaciones según las directrices de sus sentimientos, pero, ¿Qué son los sentimientos? ¿Qué consistencia tienen? ¿De dónde provienen?. Los habremos inventados nosotros o los seres vivos en general o ya existen en el Universo y los habremos copiado o referenciado. Forman un cuerpo único en su esencia los sentimientos y la inteligencia o son entes distintos y autónomos.
Saber que somos inteligentes, que somos sensitivos, pero no saber que son estas características, de donde provienen; si son reales o ficticias, si son pasajeras y efímeras como los seres que las poseemos, o son perennes y perdurarán siempre; si participamos todos los seres de la misma inteligencia y de la misma sustancia sensitiva (y que por tanto subsistirán después de nosotros), o cada uno tenemos la nuestra propia la cual parecerá con nosotros mismo.
Es bastante importante conocer todas estas cuestiones pues de no hacerlo no podemos conocernos bien a nosotros mismo y nunca encontraremos la paz y seguridad interior que tanto necesitamos y nos encontraremos perdidos en un mundo que también parece bastante perdido.
Todos estos estudios serían más trabajos de filósofos que de otros, pero parece que es nuestros días no existen gentes capaces o con gusto para dedicarse a estos menesteres y que lo filósofos de hoy son más prácticos y prefieren considerar las consecuencias de las cosas a la esencia de las mismas.

METAFÍSICA

Llegado este punto, y con objeto de entrar en materia, tratemos de definir lo que entendemos por metafísica.
En este estudio se entiende por Metafísica, a la raíz, la esencia, la procedencia, las características y cualidades de las componentes esenciales del ser humano tanto en orden espiritual: Inteligencia, sentimientos, voluntad, etc., como en orden corporal en lo referente a su función vital en el Universo, similitud con otros seres, necesidad de humanoides en el Cosmos, etc.
Como quiera que por naturaleza (naturaleza metafísica) y por costumbre y educación somos unos seres seudo-religiosos, no resultaría del todo descabellado comenzar nuestra explicación un poco por el final, dando una aproximación a lo que se tratará de explicar en este estudio con un símil bíblico:
“En un principio existía el Espíritu Universal, y el Espíritu era Inteligencia, el Espíritu era Sentimiento, el Espíritu era ......”
“Pero el Espíritu no podía estar inerte, el Espíritu tenía que manifestarse, que hacer vivir su Inteligencia, sus Sentimientos; y el Espíritu se dio vida así mismo manifestando la plenitud de su Inteligencia, de su Sentir, en todos y cada uno de los puntos de su Ser. El Espíritu se transformó en vida, en creatividad, en Creación. Su Sentimientos desearon vida, manifestación; y su Inteligencia ideó, estructuró, compuso todo lo que su Sentir deseaba; y los universos se compusieron y la creatividad y vida fluyeron por todas partes impregnados de la Inteligencia y el Sentir de su Creador, su Inventor, su Pensador.“
Como hemos dicho algo similar podía ser la consecuencia de nuestro estudio, pero no quiero alarmar a nadie, esto no es un dogma de fe, sino que trata de ser un estudio del ser humano y de su entorno el Cosmos, pero en su forma más profunda y esencial y sin una predeterminación a que fuera un estudio seudo-religioso sino todo lo contrario, un estudio que comenzó como una investigación eminentemente material o física y desembocando en una apreciación de factores no físicos o supra-físicos y que como todo investigador de cualquier tema tiene la obligación de exponer tal y como han sido observados o apreciados por el mismo.
Para comenzar, en primer lugar trataremos de hacer un estudio u observación sobre el Cosmos, de tal forma que podemos hacernos una idea del mismo desde un punto de vista físico y desde un punto de vista metafísico y tratar de conjugar ambos procurando encontrar la frontera entre lo físico y lo metafísico si es que existe.

COSMOS

Podemos preguntarnos: Qué es el Cosmos ?.
Nuestra civilización tiene ya unos conceptos sobre el mismo bastante claros. Aceptamos la existencia de la materia como elementos básicos en la formación del mismo. Asimismo conocemos la energía, de la cual actualmente se piensa que tiene una correspondencia directa con la materia y que incluso puede transmutarse o transformarse la una en la otra.
La energía como decimos es uno de los pilares básicos en la construcción y estructuración del cosmos, creando todo tipo de movimiento y como consecuencia del mismo, todo tipo de vida. En la base de todo está el espacio y el tiempo como elementos primarios de la composición cosmológica. (Para lo anterior les remito a mi forma de entender el cosmos como ente físico en mi teoría COSMOLOGÍA ESTRUCTURAL).
Según ésta, los principios físicos básicos en la formación del cosmos son el espacio y el tiempo formando con su unión íntima la energía y ésta a su vez se constituye en unidades materiales (sistemas gravitatorios) por acción de la cuarta dimensión, los cuales a su vez uniéndose entre sí forman los distintos escalones del Universo y todo cuanto en él se encuentra.
Pues bien, estamos considerando al cosmos como un ente físico o material, formado o compuesto por distintos substratos también materiales.
Pero es esto cierto? Es todo materia tal como la conocemos y aceptamos ahora o hay algo más. Son el universo, el cosmos, la naturaleza, un simple estado de actuación y composición físico o existen otras características o configuraciones en el mismo aparte de un substrato físico y material.
Pero aún en el caso de aceptar solo la existencia de lo material, de lo físico, deberíamos acto seguido profundizar en estos temas y descubrir que son y que consistencia tienen dichos elementos: De qué están compuestos, cuales con sus términos primarios. etc.
Si solo existe la materia, tendríamos que aceptar seguidamente que ésta sigue unos criterios físicos, unas leyes físicas exactas e inamovibles, que sigue unos criterios matemáticos en su formación y estructuración, e inmediatamente nos preguntaremos: ¿Son materia las leyes físicas, son materia las reglas matemáticas?
Parece que no es así, que además de lo material existe en el universo una estructuración y ordenamiento inteligente que en ningún caso podemos asimilarlo a nada material, y es más, según se tratará de demostrar o explicar en esta teoría Metafísica, ocurre todo lo contrario, es decir la materia es totalmente inmaterial, o si queremos de consistencia material siempre que entendamos la materia como un conjunto de principios inteligentes o un montaje creativo.
Con ánimo de aclarar todo lo anterior trataremos de analizarlo mediante la utilización de un símil matemático y vamos a intentar descomponer un elemento material en factores, de tal modo que podamos ir estudiando estos hasta su composición más simple. Para ello vamos a aplicar esta operación a un elemento material que nos sirva adecuadamente, por ejemplo un árbol.
En nuestro caso la descomposición en factores consiste en ir obteniendo los componentes del elemento a analizar en cuestión y estudiarlos detenidamente, después coger los componentes de estos componentes y hacer lo mismo, y así sucesivamente hasta los elementos primarios o más simples que encontremos.

MATERIAL …………COMPONENTES………...............….ESTRUCTURACION
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
ARBOL ………………Compuesto por ramas, hojas, ……..Organización inteligente
…………….…..raíces, etc., perfectamente organizadas.………….casi perfecta…....
…………………para realizar su trabajo adecuadamente…………………………….
--------------------------
RAMAS.……….Compuestas por células perfectamente…...Organización inteligente
Hojas, raíces…….…..organizadas para su trabajo…………………….casi ………….
---------------------------
CÉLULAS………….Compuestas por moléculas ……………Organización inteligente
---------------------------
MOLÉCULAS ………...Compuestas por átomos ……………Organización inteligente
---------------------------
ÁTOMOS ……………..Composición de partículas ………….Organización inteligente
---------------------------
PARTÍCULAS ………...Compuestas de materia mediante …..Organización inteligente
---------------------------
MATERIA………………Compuesta de energía con ………..Organización inteligente
---------------------------
ENERGÍA ………......Composición de espacio-tiempo con ….Organización inteligente
---------------------------
ESPACIO……………..Primeros elementos físicos ……….…...Creaciones inteligentes
Y TIEMPO…………con características de estructuración y ……………………..……
……………………..definición inteligente de su propiedades …………………………
---------------------------
RESULTANTES …… Organización inteligente….y….Creación inteligente

Como hemos podido observar en el análisis de este elemento material (un árbol), dicho elemento no existe como tal, sino como conjunto o composición de otros elementos más simples (ramas, hojas, raíces, etc.).
Pero analizando éstos vemos que tampoco existen por sí mismos sino que son agrupaciones o conjuntos de otros más pequeños, en este caso de células vegetales.
Si nos ceñimos a las células vegetales veremos que éstas tampoco existen por sí, sino que son conjuntos de otros elementos, aún más pequeños, que en este caso son las moléculas vegetales.
Nuevamente observando ésta moléculas comprobaremos que tampoco ésta existe pues son agrupaciones de átomos perfectamente distribuidos por el espacio molecular.
Los átomos por supuesto tampoco existen ya que asimismo están compuestos por partículas subatómicas.
Las partículas subatómicas son también inexistentes pues están compuestas por las agrupaciones de sistemas gravitatorios del escalón inferior.
Los sistemas a que nos estamos refiriendo tampoco existen ya que son compuestos por los sistemas gravitatorios inferiores.
En su composición esencial, los sistemas gravitatorios tampoco existen pues son compuestos por sistemas energéticos estables por acción de la cuarta dimensión.
La energía componente de los sistemas gravitatorios tampoco existe por sí sola, pues es una resultante de la unión del espacio y el tiempo los cuales le aportan sus cualidades y funcionalidad.
Y llegados a los principios de espacio y tiempo como elementos primarios de la composición cósmica, y analizándolos como después haremos, observamos que tampoco son entes materiales sino más bien conceptuaciones de estructuración inteligente o senso- inteligente.
Por tanto y después de analizar esta descomposición factorial de los elementos componente de un ente material (en nuestro caso, un árbol), observamos que no encontramos la existencia real de ninguna parte auténticamente material en el estudio y que los únicos términos que encontramos invariables o constantes son los términos metafísicos del estudio en cuestión o sea ORGANIZACIÓN INTELIGENTE.
Por consiguiente podemos decir que:

El Cosmos es una composición o conjunto de puntos senso inteligentes formando un conjunto creativo.

O si queremos simplificar, que:

El cosmos es una COMPOSICIÓN O VIVENCIA METAFÍSICA.

Y porqué podemos aseverar esto. Pues porque según el anterior estudio no existe ningún elemento que tenga consistencia propia, sino que todos son en su total composición y estructuración elementos compuestos de otros y que en sus últimos términos, los esenciales o componentes, no son términos materiales ni incluso físicos, sino términos eminentemente metafísico o senso-inteligentes.
Podríamos escudarnos en que el espacio y el tiempo como elementos primarios en la constitución del cosmos, sí son elementos físicos.
Pero analizando estos elementos y tratando de definir, de descomponer, de analizar su esencia, veremos que ésta es de tipo metafísico, a saber:
Espacio: Extensión, ocupar, sitio, lugar...
Tiempo: Paso continuado, movimiento, cambio .....
Todas estas consideraciones o propiedades del espacio y tiempo son peculiaridades metafísicas o de estructuración inteligente y que pueden considerarse como elementos constitutivos de los mismos, sin que se conozcan otros que le hagan acreedores de considerarse como elementos no estrictamente metafísicos.
Pero aún en el caso de que no se quisiera aceptar como elementos de composición únicamente metafísica o inteligente y se tomara la posibilidad de que sí pueda existir otras componentes en los mismos que fueran estrictamente físicas, aún desconocidas, habría que aceptar a continuación ( espacio y tiempo al menos en la mayor parte de su composición tienen consistencia metafísica ) que estos elementos por sí solos no determinan la constitución del Universo, sino que éste es un montaje en todos y cada unos de sus puntos, por una consistencia de actuación y organización inteligentes, como digo, en todos y cada unos de sus puntos.
Resumiendo que la Organización Inteligente maneja en todos y cada unos de los puntos del universo, su estructuración, organización y actuación, aunque éste último término no puede por sí solo ser un término solamente inteligente sino que tiene que ser un término senso-inteligente como ya veremos.
Con todo lo anterior podemos aceptar que parece ser que no existe ningún elemento auténticamente material en el universo o en su composición. A lo más leyes y directrices físicas que son realmente conceptos o elementos metafísicos.
Como fácilmente se puede comprender toda directriz o ley física o matemática no es ni más ni menos que una conceptuación o composición inteligente determinando las actuaciones a seguir por los elementos que estén llamados a cumplirlas, o la estructuración y actuación funcional que han de seguir dichos elementos.
Sin embargo si parece claro la existencia de la inteligencia. Inteligencia constitutiva y organizativa de todos los elementos y composiciones del cosmos que como hemos visto son solo composiciones de puntos de esa misma inteligencia que los organiza como conjuntos. Ahora bien si aceptamos la inteligencia como realmente existente y organizadora del entramado creativo que es el Universo o Cosmos, seguidamente tenemos la obligación de estudiar ésta y tratar de comprender sus características, composición y consistencia.
Pero además como hemos dicho, debemos buscar si existen otros elementos que cooperen en la creación del cosmos o si con solo la inteligencia basta.

LA INTELIGENCIA

Como veremos la aceptación de las peculiaridades de la inteligencia universal, es por similitud con la nuestra propia, pero creo no será erróneo hacerlo así porque realmente, y según hemos aceptado anteriormente, lo único existente en el Cosmos es dicha inteligencia y por tanto la nuestra es solo una recopilación por observación de la ya existente en el Universo, cosa más que lógica.
Pues bien a la inteligencia la podemos definir como:

Una aptitud metafísica consistente en una capacidad de relación y conjunción de puntos o elementos semejantes para formar cadenas o conjuntos con carácter de sucesión por similitud entre dichos puntos o elementos.

O sea, una capacidad para tomar o crear elementos afines y encadenarlos o unirlos para formar compuestos o conjuntos mayores con la peculiaridad de sucesión, es decir, los puntos próximos serán semejantes aunque los lejanos puedan ser diferentes.
Luego la inteligencia es una herramienta de creación por excelencia y de ella se sirve el Cosmos para realizar su creatividad y a su perfecto trabajo se debe la estabilidad del Universo, pues si en algún lugar del mismo ésta no actuara (hipotéticamente) se rompería la cadena o soporte creativo y todo a partir de ese punto acabaría por desvanecerse.
Sin embargo la inteligencia por sí solo no podría haber creado el universo pues a pesar de todo es solo eso, una herramienta de creatividad, pero no tiene por sí misma aptitudes ni capacidades de orientación, determinación, dirección de ejecución, ni fines concretos para efectuar su actuación.
Porqué iba la inteligencia a crear el universo, los planetas, un árbol por ejemplo. Tendría que haber un impulso, un deseo, una dirección, un sentir la necesidad y el placer de hacerlo. Si observamos toda la creatividad del universo y queremos sacar un denominador común no cabe duda que de seguida nos acordaríamos de la inteligencia creadora, pero también de los distintos sentimientos que el Universo despierta. Y si despierta esa multitud de sentimiento al observar cada uno de sus lugares es muy probable que esos sentimientos ya existan en su constitución.
Lo mismo que al observar un hecho inteligente lo notamos como tal al observar un hecho sensitivo y notarlo como tal es porque ya debe de serlo.
Por otro lado si nos atenemos a las características de la inteligencia, veremos que ella por sí, sin impulso sensitivo que la guíe, no tendría capacidad de ejecución ni directrices a seguir. Además los resultados de una posible actuación inteligente solamente no podría producir ningún resultado sensitivo, cosa que no es cierta en el Universo.
Pues bien, supongamos que nos encargan que inventemos y compongamos un universo u otra creatividad cualquiera. En este caso, qué facultades aplicaríamos para hacerlo. No cabe duda que necesitamos de la inteligencia, pues sin ella no podía tener lugar el montaje y ensamble del mismo, incluso aunque fuera una creatividad solamente mental.
Pero además de la inteligencia debemos utilizar otras facultades.
En primer lugar la voluntad de hacerlo, es decir la facultad de poder decir a la inteligencia, “hazme un universo”.
Acto seguido la inteligencia nos preguntaría.
‘’Y como lo quieres ‘’.
Y tendríamos que tener la facultar sensitiva de decir y decidir punto por punto lo que deseamos que sea: Forma, color, estado, funcionalidad duración, etc. Es decir, deberíamos acompañar a la inteligencia con elementos o actuaciones sensitivas para que ejecutara el cometido que le hemos ordenado y no solo dar directrices puesto que éstas deberían componer también a los elementos creativos para obtener una creatividad o composición constante e invariable.
Por supuesto si le damos estas atribuciones a la inteligencia es por que tenemos dichas atribuciones y dicha inteligencia.
Pero si además de todo esto le pedimos a la inteligencia que nos cree un personaje cualquiera, dentro de ese universo, tenemos que prestarle o aportarle parte de nuestro sentir a ese personaje para que actúe, pues está claro que ese personaje no puede sacar sentimiento de la nada.
Si por ejemplo escribimos una obra de teatro, los personajes actuarán como entes independientes (al parecer) pero realmente están tomando nuestros sentimientos y ejecutándolos según nuestras directrices.
El Quijote, por ejemplo, existe metafísicamente hablando, pero su existencia metafísica se la debe a la existencia metafísica o inteligencia de su creador.
Qué quiere decir todo esto. Pues que somos personajes creados por el ente cosmológico pero que no debemos creernos seres completamente independientes en muestro sentir ni proceder, sino que aunque seamos libres en parte, solo somos recopilación y aprendizaje de elementos inteligentes y sensitivos que ya existen en el Universo. Es decir, participamos de la misma inteligencia y sentir que hace posible la conformación, estructuración y vivencia del Universo cósmico.
Por tanto solo somos un ‘trocito’ de ese gran pastel senso-inteligente que todo lo ha creado, incluso a nosotros mismos, y que por nuestra semejanza (en atribuciones y facultades) con el Todo senso-inteligente podemos hacer nuestras propias creaciones y montajes, aunque claro, como simples aprendices de creador, y teniendo en cuenta que actuamos como simples delegados, pues cada cosa nuestra que inventamos, obtenemos o utilizamos es solo una transferencia de facultades y una actuación indirecta del Todo senso-inteligente.
Como hemos aceptado para la consecución de una creatividad, tanto en su primer estadio - como montaje e invención exclusivamente metafísica (o mental en nuestro caso)- o como manipulación de elementos ya creados, es necesaria la utilización y aplicación de principios tanto inteligentes como sensitivos.
Ya hemos visto que es la inteligencia, pero ahora nos queda estudiar la parte más difícil o sea la parte sensitiva.

ELEMENTOS SENSITIVOS

Me resulta un poco difícil hacer un estudio claro sobre la estructuración de los elementos sensitivos promotores del Cosmos.
En principio abordaremos a los principios sensitivos como un solo elemento con diferentes cualidades y tipos de actuación. Por otro lado y teniendo en cuenta nuestras cortas capacidades, no pretendemos hacer un estudio completo del elemento sensitivo, sino un estudio con arreglo a nuestras limitaciones.
Pues bien, para poder analizar dicho elemento vamos a aceptar como en el caso de la inteligencia, nuestra similitud con el todo sensitivo y poner algún ejemplo mediante el cual podamos ver las características sensitivas que aportamos.
En cualquier actuación o creatividad senso-inteligente que hagamos o que haga el cosmos se pueden ver reflejadas las características aportadas a tal evento, y por medio de su observación podemos comprender las peculiaridades que ellas tengan, asimilando tanto las formas de composición inteligente como las aportaciones sensitivas. Lo que puede darnos a entender que las composiciones cósmicas tienen aportaciones sensitivas y que nosotros tenemos capacidad de asimilarlas y de vivenciarlas también.
Qué elementos ponemos en juego al producir una creatividad.
En primer lugar la obra la realizamos porque tenemos un deseo, una necesidad de manifestarnos o de darle vida a nuestras aptitudes.
Si nuestras capacidades no se manifiestan, no le damos vida, no las utilizamos, es como si no la tuviésemos.
Trasladándonos al plano cósmico, si en éste existe inteligencia y existen capacidades sensitivas, éstas han de sentir también la necesidad de manifestarse, puesto que como hemos dicho si no se manifiestan, si solo están latentes, es como si no existieran, como si estuvieran muertas.
(Ya hemos aceptado la existencia de la inteligencia y el sentir del cosmos y sabemos que si no existiera la inteligencia no podría estructurarse el mismo y si no existiera el elemento sensitivo la inteligencia por sí sola no podría componer nada).
Luego un elemento sensitivo, motivador de la creatividad, es la necesidad del conjunto o elemento senso-inteligente de manifestarse aunque solo fuera para observarse a sí mismo y ver que existe y cuánto existe.
Por tanto podemos considerar como primera cualidad sensitiva a la NECESIDAD VITAL de manifestarse o vivenciarse de todo ente senso inteligente.
Seguidamente no ponemos a componer cualquier obra, por ejemplo una pintura.
No cabe duda que tenemos que dar forma, colorido, caracterización, tamaño, es decir tenemos que distribuir la pintura sobre el lienzo de tal manera que represente el hecho, forma o circunstancia que deseemos representar y que a su observación nos produzca los sentimientos y sensaciones que deseemos tenga.
Es decir, tenemos que describir mediante una obra, invención o creatividad unos sentimientos propios u observados y que ésta descripción sea capaz de manifestar según su forma, actitud, colorido etc. dichos sentimientos, estados o configuraciones inteligentes a nosotros u a otros con capacidad de captación de dichos elementos.
Luego otra peculiaridad del elemento sensitivo ha de ser la sensación o APRECIACIÓN DESCRIPTIVA de modo que una serie de elementos o puntos sensitivos nos dé un sentimiento o sentir de estos elementos ya sea uno por uno o como conjunto creativo.
Ahora bien, una vez creada la obra - además de seguir aplicando a la misma la inteligencia y la apreciación descriptiva creadoras y mantenedoras de dicha obra - apreciamos en el creador de dicha obra otra característica sensitiva, la APRECIACIÓN AFECTIVA -(afecto, amor, aprecio o como deseemos llamarle)- consistente en una valoración afectiva de dicha obra, así como de las propias capacidades del ente creador.
Por tanto en principio - y sin negar otras cualidades que no conozcamos aún - apreciamos en el conjunto senso-inteligente del Cosmos y de nosotros mismos (pues somos copia de él) los siguientes elementos o peculiaridades:
En cuanto a la acción creativa:

Necesidad Vital
Apreciación Afectiva.

En cuanto a la acción constructiva de dicha creatividad:

Inteligencia
Apreciación Descriptiva.

Por supuesto que con esta distribución de características sensitivas no queremos decir que no puedan existir otras o que no puedan agruparse de distinto modo que aquí lo hemos hecho, nuestra intención es abrir métodos de estudio de todos estos elementos para poder estudiarlos de la manera más adecuada.
Con todo lo anterior vamos a tratar de hacer una estructuración y estudio de dichos elementos y del conjunto que forman.
En primer lugar tendremos que adoptar un nombre para acoger bajo él a todos los elementos que estamos analizando.
Este nombre podría ser: Dios, El Todo Senso-Inteligente, Naturaleza, Espíritu Universal, etc.
Como la mayoría de ellos son utilizados de muy diversos modos, incluso algunos parece que tiene ya propiedad privada por ciertos estamentos, utilizaremos el que creo es el más definitorio para este estudio, aunque no sea el más atrayente.
Como digo, utilizaremos el nombre de Todo Senso-Inteligente (-T.S.I.-).
Pues bien en el TSI encontramos características sensitivas y de inteligencia.
Ya estudiamos la inteligencia y vimos que es una característica de relación y estructuración de elementos o puntos tanto inteligentes como senso-inteligentes e incluso exclusivamente sensitivos, mediante la cual se efectúan o crean toda variedad de conjuntos vivenciales y creatividades de todo tipo y dimensión (tamaño).
Analizaremos en qué consiste la Creatividad y cual es su finalidad.
En cuanto a las características sensitivas del TSI hemos aceptado algunas de ellas, cuales como hemos dicho, no tiene porqué ser todas las que existan ni tiene porqué estar distribuidas de la manera que hemos hecho, aunque en principio si creemos que sea la forma más adecuada.
Pues bien, aparte de la inteligencia ya vista anteriormente, en el TSI apreciamos las siguientes características sensitivas que revisaremos ahora:

Necesidad Vital.
Apreciación Afectiva.
Apreciación Descriptiva.

NOTA.- Debido a la falta de claridad en el vocabulario de definición de percepciones de los distintos elementos tales como: Cosas u objetos, sentidos o sentimientos, aquí se adoptará el siguiente:

SENSIBILIDAD . (Sensible) .-
Será la definición general para todo tipo de percepciones tanto por objetos, por sentidos o por sentimientos.

SENSITIVIDAD. (Sensitivo, sentimental) .-
Será la definición para percepciones y apreciaciones llevadas a cabo solamente por los sentimientos.

NECESIDAD VITAL

Como dijimos, es la fuerza impulsora de cualquier acto creativo. Es una necesidad de actuación, de manifestación, de dar vida a las atribuciones y facultades del Ente Senso-Inteligente.
Como parece lógico el no darle vida y actuación a las facultades y capacidades de cualquier ente que las posea, significaría la inutilidad, la latencia improductiva, la insatisfacción vital, la muerte por inoperancia de toda función sensitiva.
A esta necesidad vital podemos atribuirle otras características o peculiaridades de actuación como puede ser la Voluntad, criterio de Dirección etc. pero seguimos diciendo lo mismo, no tienen por que ser todas estas las únicas ni tienen por qué estar encuadradas en este elemento (necesidad vital), encuadre que en principio parece el más adecuado.

APRECIACIÓN AFECTIVA

Podemos considerar a la apreciación afectiva como un complemento lógico de la Necesidad Vital y viceversa, pues si existe la necesidad de manifestación de las capacidades también deberá de existir la satisfacción cuando se manifiestan en plenitud estas facultades.
Por tanto podemos definir a la Apreciación Afectiva como amor o afecto que se siente por la obra ejecutada o en ejecución y por extensión hacia las facultades y peculiaridades del ente que las ejecuta, es decir, hacia sí mismo y hacia su obra, o capacidad afectiva hacia la actuación y hacia los elementos vivenciales creados.

APRECIACIÓN DESCRIPTIVA

Del mismo modo que la inteligencia actúa sobre puntos o elementos simples para montar una estructura o conjunto mayor y ejecutar así una creatividad inteligente, el elemento o capacidad sensitiva puede actuar mediante la fijación de facultades sensitivas en cualquier punto inteligente, o si queremos puede el elemento sensitivo descomponerse en puntos sensitivos unirse éstos a puntos inteligentes y conformar conjuntamente puntos descriptivos.
Por otra parte es la forma más lógica para la consecución de vivencias y creatividades, o sea para la estructuración de conjuntos por medio de puntos inteligentes junto a puntos sensitivos o si queremos el montaje inteligente de puntos sensitivos.
Luego la apreciación descriptiva puede ser la fijación o aplicación a un punto creativo de un criterio sensitivo y por suma y conjunción de estos puntos, la aplicación de un conjunto sensitivo a un conjunto creativo.
O sea apreciación descriptiva es la capacidad de aplicar elementos sensitivos a las vivencias y creaciones inteligentes.

CREATIVIDAD

La Creatividad es una facultad del ser SI mediante la cual éste manifiesta sus capacidades y aptitudes, vivenciándose a sí mismo y a cada una de sus peculiaridades pudiendo así valorar dichas capacidades y atribuciones, autosatisfacerse por su propio conocimiento y vivenciar y manifestar todos sus estados sensitivos e inteligentes. Como hemos dicho es una necesidad vital de cualquier ser SI.

La creatividad es la estructuración de eventos senso-inteligentes formando compuesto cada vez más complejos y de mayor grado de actuación SI. Para ello ejecuta composiciones de puntos SI de una forma inteligente formando conjuntos en forma exponencial consiguiendo grandes agrupaciones creativas como puede ser nuestro Universo.
Así pues el Cosmos es una gran conjunto de actuación senso inteligente compuesto a su vez por otros subconjuntos los cuales así mismo se subdividen en otros más pequeños llegando a componentes o elementos más simples como podemos ser nosotros los humanos, incluso otros más simples aún como una roca, un trozo de metal, etc.
Por tanto crear es coger puntos o elementos simples de características senso-inteligente y componer conjuntos mayores con un carácter definido y bien estructurado como elemento peculiar de caracterización propia.
Los humanos como estructuraciones con capacidad de actuación SI que somos tenemos la facultad de la creatividad, ejecutándola mediante la utilización de elementos simples ya creados (materia) y componiéndola en elementos más complejos. Que también puede ser al revés; tomar elementos complejos y subdividirlos en creaciones y composiciones más simples.

CONFIGURACIÓN SI

Si observamos las cualidades SI que hemos mencionado, Apreciación Afectiva, Apreciación Descriptiva e Inteligencia, vemos que se pueden considerar como peculiaridades pertenecientes a un solo Ente y no elementos autónomos, puesto que por sí mismos ninguno tendría una capacidad propia de actuación y por tanto de existencia.
Así mismo podemos apreciar que alguna de estas cualidades se puede considerar como puente entre las otras dos o como composición de ellas.
Nos estamos refiriendo a la Apreciación Descriptiva.
La Apreciación Descriptiva conlleva en su constitución un aporte de inteligencia definidora de la circunstancia a tomar en consideración y además conlleva un aporte sensitivo o afectivo constitutivo de dicha circunstancia.

[HOTLIST]

Por tanto podemos mostrar a la Apreciación Descriptiva como un conjunto o composición de los otros dos elementos mencionados, Apreciación Afectiva e Inteligencia, o como una integración de dichos elementos.

BASES INTELIGENTES Y SENSITIVAS EN EL COSMOS

Aunque ya lo veremos más extensamente en el estudio psíquico del ser humano, aquí contemplaremos las bases o primeros puntos tanto inteligentes como sensitivos en la formación del Cosmos.
Los primeros puntos inteligentes en los que se asienta la estructuración del Cosmos son las dimensiones o conceptos inteligentes que ínter- relacionados unos con otros componen la “configuración” cósmica.
Así pues, el espacio (longitud, superficie, volumen y exponencial -por aportación matemática-), el tiempo (sucesión indefinida) y la dimensión matemática (plana y exponencial) se pueden considerar como los puntos o capacidades primarias de tipo inteligente que forman el Cosmos.
Todos estos puntos llevan también implícita, elementos sensitivos que se manifiestan al constituirse las grandes creatividades que dicho Universo construye.
Sin embargo para la creación y utilización posterior por los seres vivos de capacidades sensitivas e inteligentes es necesario de una aplicación tanto sensitiva como inteligente en la estructuración cósmica que - como veremos -, pueda ser utilizada por entes inmersos en dicha creatividad.
Los puntos inteligentes ya hemos dicho que son o están constituidos por los elementos primarios - espacio y tiempo - y sus construcciones posteriores (energía, masa, objetos, etc.) y que cuando los seres vivos consiguen aptitudes y capacidad de aprendizaje puedan comprender y utilizar el carácter inteligente de estas estructuraciones.
Pero y los puntos sensitivos ¿Cómo se incluyen en la creatividad del Universo?
Pues parece ser que el primer punto, o punto más simple con carácter sensitivo que constituye el Universo puede ser el Magnetismo.
Parece a priori inaceptable que un término físico tan vulgar pueda ser un primer punto sensitivo. Pero analizándolo un poco veremos que no es así.
El magnetismo es en sí una “NECESIDAD” de complementación, de unidad, de acercamiento para el equilibrio, de unión, de compenetración.
En sí esta necesidad es una necesidad simple de tipo físico, pero una gran configuración de puntos de este tipo pueden constituir una necesidad mucho mayor con una expresión claramente sensitiva.
-Ya veremos posteriormente que una configuración importante de puntos de esta necesidad física, produce una necesidad general como puede ser la necesidad de alimentación en los seres vivos provocada por el hambre de sus moléculas que a vez está determinada por la necesidad de complementación de sus átomos -.
Cuando un sistema energético (sistema gravitatorio) está desequilibrado nace de la propia esencia del Universo una fuerza o “impulso” de complementación para llegar a un estado ideal de equilibrio. En este caso un simple equilibrio de fuerzas.
En sí, ya representan estos puntos una capacidad de acción a equilibrar o compensar si existe desequilibrio y una ‘determinación’ a la omisión si existe equilibrio.
Por tanto, una fuerza de reequilibrio es una fuerza de compensación, es una ‘necesidad’ puntual de unidad. Si existe un desequilibrio existe un ‘mal’ estado o un estado nocivo, y es necesario un impulso para su eliminación. Si hay equilibrio, existe un ‘buen’ estado o estado ‘satisfactorio’.
Pues, bien todos estos conceptos que más o menos adecuadamente hemos referenciado y aplicado a los estados de desequilibrio, son “puntos” de carácter sensitivo que ya en estos principios de la creación cósmica, representan la aplicación y tenencia de puntos sensitivos en toda esta creación.
Después cuando se constituyen las células y primeros animales, muchos de estos puntos de desequilibrio sumados, compensados, contrapuestos etc. comenzarán a constituir una configuración sensitiva o capacidad de sensaciones en dichos animales.
Como hemos dicho, después y más detenidamente completaremos estas consideraciones en un estudio de observación de la mente humana.

HUMANOIDES

Aceptadas ya las cualidades del ente Senso-Inteligente creador del Cosmos y después de habernos fijado en las características de éste y en la existencia de vida sobre el mismo y en la afloración de creaciones de entes con autonomía propia así como facultades también Senso Inteligentes (en los seres más desarrollados como los humanoides a los que pertenecemos) cabría preguntarnos el porqué de la creación de éstos. Qué son (somos), qué facultades tienen, para qué son creados, cuál es su razón de ser, su necesidad cósmica, etc.
Bien, creyendo conocer ya el TSI debemos pensar que si existen humanidades en el Cosmos, éstas han de ser muchas y quizás muy diferenciadas unas de otras. Asimismo han de cumplir una función quizás muy importante dentro de la creatividad cósmica y han de tener una utilidad para su creador.
En principio no parece difícil encontrar justificación a la creación de seres sensitivos dentro del Cosmos, sobre todo con relación a la necesidad que de ellos tenga su creador.
Parece lógico que si el TSI tiene una Necesidad Vital de manifestación y ésta se ejecuta de forma inteligente, las creatividades que realice serán puntuales y de conjuntos, es decir para vivenciarse a sí mismo ha de hacerlo punto por punto y formando con estos puntos conjunto mayores. Y eso es lo que son las humanidades, pequeñas unidades senso-inteligentes que van desarrollándose y formando conjuntos cada vez mayores hasta desembocar en humanidades bien desarrolladas semejantes al TSI. Es decir en cada humanidad sus individuos van desarrollando cada vez mayor inteligencia y mayor capacidad sensitiva y pareciéndose cada vez más al TSI.
En el desarrollo de una humanidad se vivencian multitud de sentimientos y actuaciones inteligentes, composiciones, creatividades, etc. mediante las cuales el ente creador manifiesta sus aptitudes y capacidades, satisfaciendo en primer lugar su necesidad de actuación vital y afecto hacia su obra, y no solo en un plano simple como pueden ser la creatividad de elementos cósmicos rudimentarios como son el aire, árboles, plantas, etc., sino en un plano creativos de alto contenido sensitivo como son los sentimientos aplicados a los humanoides no ya solo en un estadio primitivo como quizás seamos nosotros, sino en un plano superior como el que deberán gozar otras humanidades mucho más desarrollados que la nuestra.
Por tanto la primera y principal razón de ser cosmológica de la existencia de las humanidades es la vivencia de altos contenidos sensitivos del ente creador por medio de las creatividades y vivencias de estos entes (los humanos).
Bien, tenemos entonces a la humanidad como una necesidad cósmica (entendiendo el Cosmos como una creatividad senso-inteligente completa), cuya misión es nacer desarrollarse y conseguir vivencias senso-inteligentes (SI) de alta contenido para satisfacción propia y del ente creador.
Como ya hemos dicho el número de humanidades creadas deberá ser muy cuantioso. Muchas se abran ya extinguido y otras estarán incipientes y otras todavía no habrán nacido. Pero además teniendo en cuenta la estructuración del Universo con numerosos escalones, cada uno de los cuales es en tiempo múltiplo de sus componentes, pues tendremos humanidades (con respecto a la nuestra) que nacerán, se desarrollaran y se extinguirán mientras que la nuestra apenas cambia. Es decir en cada día de nuestra humanidad, otras de escalones inferiores nacerán se desarrollaran y desaparecerán. Y también al revés que mientras a nosotros nos pasan milenios a otras de escalones superiores apenas si les pasarán segundos (de su tiempo).

ANÁLISIS

Ciñéndonos ya al estudio de nuestra humanidad y como partes interesadas vamos a ver nuestras peculiaridades desde un punto de vista propio y también con relación al Cosmos. En primer lugar analicemos qué es lo que somos.
Pues bien, somos un conjunto de seres o entes de estructuración senso-inteligentes y con una capacidad de actuación también senso inteligente.
Por tanto y para seguir una pauta o estilo clásico, diremos que estamos compuestos de cuerpo y alma. Nuestro cuerpo sería la estructuración SI y nuestra alma sería la capacidad de actuación SI.
Cuál es nuestra estructuración corporal y porqué decimos que es SI.
Como dijimos somos un elemento o creación cósmica y como tal un montaje SI.
Dicho montaje comienza con la unión de elementos simples o puntos simples SI que en nuestro caso son el espacio y el tiempo.
Éstos, debido a las peculiaridades con que se los ha provisto se componen y estructuran en energía, la cual a su vez se agrupa en puntos materiales o sistemas gravitatorios (ejemplo, los átomos) y éstos por su parte forman las moléculas y posteriormente las células humanas.
Las células, adecuadamente distribuidas, formarán los cuerpos de los seres humanos. Pero como hemos dicho, en principio y durante toda su construcción solo somos montajes SI.
Y nuestra alma qué es?
En principio es muy fácil definirla. Es la capacidad de actuación senso-inteligente (SI) que maneja y utiliza nuestro cuerpo (o también podemos entenderlo al revés, que sea la capacidad SI la que maneja a nuestro cuerpo).
Pero establecer una relación de actuación alma-cuerpo es algo más complicado y difícil de entender. Cómo nuestra alma actúa a través de nuestro cuerpo o cómo nuestro cuerpo consigue su cuota de alma con la cual se corresponde.
Pues bien la obtención del alma, o si queremos, la consecución de aptitudes y capacidades senso-inteligentes para su utilización por parte de nuestro cuerpo ha tenido que ser siguiendo las pautas normales de toda creatividad, es decir, punto por punto, capacidad por capacidad hasta formar o corresponderse con una conjunto SI capaz de realizar las funciones con que nuestro cuerpo cuenta.
Aunque no es un tema para estudiar con amplitud en un tratado de metafísica, y ya se hará en otro de tipo psicológico, es conveniente y necesario tener una idea aunque sea generalizada sobre estas cuestiones.
La obtención de cualidades SI aplicadas a un ente con capacidad de actuación como es nuestro cuerpo, se lleva a cabo mediante la aplicación de puntos inteligentes y sensitivos no definitorios, o sea, que no definen o no se corresponden en principio con los elementos básicos del ser senso-inteligente, a saber : Necesidad vital, apreciación afectiva, apreciación descriptiva, sino que comienzan como puntos sensitivos para la actuación del propio cuerpo que las tiene, según sus necesidades: Instintos de alimentación, sexual, de conservación, de posesión etc. para después desarrollarse e irse transformando en auténticos elementos SI con el desarrollo de los individuos en cuestión y de la humanidad en general.
Todos estos puntos sensitivos de corte animal además de los sentimientos de miedo, placer, amor, odio, etc., que colaboran con ellos, nos dan unos elementos primarios de actuación sensitiva que con su conjunción y desarrollo se transforman posteriormente como hemos dicho en auténticos elementos senso-inteligentes.
Por tanto podemos aquí hacer dos demarcaciones o clases de sentimientos o elementos sensitivos:

De actuación animal:

Miedo, agresividad, amor, odio, placer, etc. utilizados por los sistemas instintivos del individuo o ente animal, tales como:
Instintos de alimentación, sexual, conservación etc.

De actuación SI:

Necesidad vital, apreciación afectiva, apreciación descriptiva.

(Seguimos haciendo la observación de que los conceptos anteriores solo son apreciaciones subjetivas nuestras con intención de tratar de comprender y asimilar al ente TSI).
Por tanto nuestros instintos como humanoides tienen la misión principal de establecer unas bases sensitivas y una vez desarrolladas (mediante las relaciones entre humanos, la observación y el propio desarrollo interno por Afinidad Inteligente ( * ) obtener capacidades y peculiaridades de actuación de auténticos entes senso-inteligentes.

(*)Afinidad Inteligente:

Llamamos así a la capacidad o propiedad de la inteligencia consistente en la obtención de datos inteligentes y capacidades sensitivas aún desconocidas por similitud con los que ya tenemos y llevada a cabo por la capacidad de relación inteligente que todo ser SI tiene.
Así si somos capaces de relacionar datos o puntos similares también seremos capaces de averiguar los contiguos a los que ya tenemos (los similares a lo que tenemos) sin aún tener conocimiento directo de los mismos.
Aunque como decimos no es tema propio de metafísica, podemos poner algunos ejemplos de actuación de esta capacidad que todavía está incipiente en nuestro desarrollo y que pueden ser la de ‘presentir’ si una cosa es falsa o verdadera sin saberlo de antemano; ‘presentir’ algún hecho importante cuando tenemos un poderoso sentimiento o necesidad sobre el tema. En inteligencia simple es más fácil obtener un dato cuando ya conocemos los similares, pero en sensaciones y creatividades todavía no estamos acostumbrados ha hacerlo, de aquí la poca fiabilidad y credibilidad de los presentimientos de hechos y sensaciones.

[HOTLIST]

Ahora bien, como humanos nos hacemos muchas preguntas de las cuales dependen en gran parte nuestro desarrollo, felicidad, seguridad etc.
Estas preguntas entre otras pueden ser:

- Cómo nació la vida.
- Somos inmortales o no.
- Cual es nuestra razón de ser.
- Cuál es nuestro destino como humanidad y como individuos.
- Qué camino deberíamos seguir. Etc.

Pues bien, vamos a tratar de averiguar y considerar las respuestas a estas preguntas desde un punto de vista metafísico.

NACIMIENTO DE LA VIDA
( VER Apéndice. Ejemplo de creatividad )

El nacimiento y desarrollo de la vida en nuestro planeta y en otros se debe como hemos dicho en primer término a la Necesidad Vital del TSI de crear elementos o conjuntos vitales con capacidad de manifestación de contenido SI de alto nivel sensitivo.
Sin embargo teniendo en cuenta que toda creatividad es llevada a cabo de una forma inteligente es natural que haya razones de estricta inteligencia o si queremos razones científicas para la formación y nacimiento de la vida.
Por tanto debemos pensar que existen incitaciones a la vida estrictamente físicas o dicho de otro modo, que los elementos primarios espacio-tiempo o sus formaciones materiales (átomos) ya llevan implícitas en sí su capacidad de asociación a gran escala para formar y fomentar la vida.
Así pues yo me inclino más por esta última afirmación que por creer que la vida es un fenómeno circunstancial y de mínimas probabilidades en el Universo.
Por ello trataré de buscar una explicación física a la vida que justifique la posible generalización de la misma en otros planetas, aunque he de reconocer que temo fallar en el intento.
Bien, sabemos que las unidades materiales o sistemas gravitatorios (nuestros átomos) son sistemas no perfectamente equilibrados (salvo los gases nobles) pues aunque estén en equilibrio magnético en cantidad (a tanto espacio tanta energía) no lo están (posiblemente) en cuanto a distribución geo-gravitacional -valencia atómica -. Por tanto el equilibrio total de los sistemas gravitatorios no es posible (siempre están “insatisfechos“).
Qué ocurre entonces. Pues que han de buscar compañeros que los completen.
Pues bien, este es el primer impulso a la vida, la asociación de elementos o agrupación atómica para crear conjunto más estables.
Si esta asociación se lleva a cabo en el espacio libre, con una pareja atómica es suficiente y parece ir todo bien pues hay espacio para moverse libremente. Pero si estas uniones se llevan a cabo a altas presiones y con gran cantidad de elementos las circunstancias cambian y ya el espacio es insuficiente para moverse y esto crea la necesidad forzada de establecerse en grandes agrupaciones atómicas bien estructuradas que ocupen poco sitio y tengan poca movilidad.
Luego el segundo impulso vital son las grandes asociaciones por necesidad de espacio.
Si en la formación de grandes estructuras la composición de los átomos existentes es poco variada quizás se formen estructuras cristalinas o cuerpos similares, pero si están en un lugar de altas presiones y gran variedad de elementos con la particularidad de ser estos elementos con poca consistencia en el diferencial de valencia (elementos centrales en la tabla periódica con poca afinidad ) estas formaciones estructurales pueden estar compuestas de multitud de diferentes elementos atómicos, formar grandes estructuras diferenciadas unas de otras y sobre todo, formar cadenas de moléculas de muy diverso tipo y estructura.
Luego tercer impulso vital, la variedad y calidad de los elementos que forman los conjuntos atómicos llegando a las grandes moléculas.
Una vez constituidas grandes y diferencias cadenas moleculares, éstas pueden llegar a ser demasiado largas o grandes y romperse por movimientos o fricciones entre estas moléculas y unirse posteriormente cuando haya más estabilidad en el citado lugar. Asimismo, en estas roturas posteriormente, pueden unirse cadenas similares y formar moléculas distintas a las anteriores. Todo ello crea una capacidad de asociación y adquisición de elementos afines que con el tiempo y desarrollo se puede convertir en el primer instinto o capacidad de los seres vivos, el instinto de alimentación.
En este lugar y en estas circunstancias con mucho tiempo y mucha relación entre las distintas cadenas moleculares se pueden crear todo tipo de asociación e intercomunicación pudiendo en último término llegar a constituirse en grandes grupos de moléculas compensatorias unas de otras y en último término en agrupaciones con carácter biológico de células vitales.
A todo ello hay que añadir que un conjunto molecular compuesto de muy diferentes elementos atómicos unos compensatorios de otros puede crearse un espacio magnéticamente equilibrado y compensado también, circunstancia más que suficiente para crear las grandes moléculas y los primeros elementos biológicos.
Por tanto, y aunque es muy arriesgado expresarlo así, podemos decir que la vida nace de una necesidad física de estructurar espacios magnéticamente equilibrados mediante la utilización de elementos atómicos complementarios para tal fin.

RAZÓN DE SER Y DESTINO

Después de todo lo anterior creo que ya tenemos una clara idea de nuestra razón de ser o existencia dentro del Universo, así como nuestro destino tanto como individuos que como humanidad.
Hemos visto que nuestra razón de existir radica en la necesidad de crear seres de gran capacidad tanto inteligente como sensitiva que vivencien importantes creatividades SI.
De igual manera que el destino de nuestra humanidad es llegar lo más alto posible en desarrollo y capacidades intelectuales por la misma razón anterior.
Asimismo que la incitación a la vida ya viene implícita en la misma conformación de los elementos primarios del cosmos, espacio-tiempo, sistemas gravitatorios.
Ya lo que nos falta es aclarar un poco nuestro principio y final como seres individuales. Pues bien, nuestro principio es como todos sabemos un acto biológico consistente en la conformación de un cuerpo de material, formado por agrupaciones de materia (átomos) con estructura biológica.
Este cuerpo debido a sus características de ser vivo muy desarrollado, está dotado de muy diversas cualidades y capacidades: Movilidad, visión, comunicación, capacidad de aprendizaje, etc.
En la cronología humana como en la de los demás animales encontramos las etapas normales de desarrollo de los seres pluricelulares (que veremos brevemente), a saber: Nacimiento, crecimiento, envejecimiento, y muerte.
Pero lo que nos interesa para nuestro estudio es la capacidad de aprendizaje y en el caso de la humanidad su gran desarrollo en este aspecto que le hacen adquirir facultades sensitivas e inteligentes.
Pues bien, la adquisición de capacidades SI se puede definir como una perfecta simbiosis entre cuerpo y alma o entre cuerpo y aptitudes SI.
Comprender como los primeros puntos o elementos materiales actúan con relación a una capacidad inteligente o sensitiva es harto difícil. Es casi tanto como tratar de explicar como la materia puede pensar o sentir. Pero esto no es así exactamente pues la materia no piensa ni siente, solo actúa, se mueve o ejecuta acciones dirigidas por conjuntos auténticamente senso-inteligentes a los cuales está ligada punto por punto, elemento por elemento.
En realidad y como hemos dicho anteriormente, la materia es una creación SI que actúa de forman también SI, ya sean estas actuaciones simples, como puede ser el movimiento de una cuerpo al caer al vacío o muy complejas como puede ser los movimientos de los animales y todo tipo de ejecuciones que estos llevan a cabo animados o dirigidos por su conjuntos SI, a los que están unidos o con los que se corresponde su materia, en este caso, material cerebral, la cual transmite las decisiones tomadas por su capacidad SI a los sistemas nerviosos y musculares.
Sabemos que con puntos inteligentes se puede generar una cadena, un panel, o un espacio que contenga diversidad de elementos que configuren una creatividad. Pues del mismo modo con puntos inteligentes se pueden formar cadenas y conjuntos de índole inteligente y sensitivo, con carácter de actuación secuencial, mediante la aportación de una cualidad secuencial: El tiempo.
Trataré de explicarme. La adopción de la cualidad o característica de tiempo aporta a las creatividades del cosmos una capacidad de formar secuencias de vivencias o creaciones que utilizando los mismos elementos (materia) ejecutan multitud de formas y estados unos tras de otros.
Esta misma cualidad la utiliza nuestro cerebro para ir formando pequeños conjuntos senso-inteligentes, de actuación secuencial, que hace posible la movilidad, los pensamientos la toma de decisiones por revisión de los conocimientos que tenemos, etc.
Pero además, el carácter biológico de nuestra mente nos hace que aparte de la actuación secuencial que nos sirve eminentemente para la ejecución de funciones, también tengamos la capacidad de vivenciar conjuntos con los consiguientes niveles de conciencia y capacidad SI.
Esta capacidad se debe como hemos dicho al carácter biológico de nuestra mente que nos permite mantener en acción diversos conjuntos senso-inteligentes al mismo tiempo y obtener así una cualidad y capacidad de conciencia.
Esto ocurre porque la estructuración biológica es en principio de composición química (de reacciones químicas) que permite el trabajo de nuestras neuronas durante cierto tiempo in-interrumpidamente, creando un flujo constante de la misma información (si es necesario) y además por ser su conformación estructural de tipo arborescente, un solo dato o aporte a una neurona o circuito neuronal puede crear muchos grupos de actuación al mismo tiempo, obteniendo así asociados, muchos elementos inteligentes y sensitivo y por tanto vivencias de muy variado contenido y de una alta calidad SI.
Esta es por el momento nuestra gran diferencia con las computadoras, ya que ellas no tienes conciencia puesto que en cada unidad de tiempo solo ejecutan una punto de inteligencia y ninguno sensitivo, mientras que nosotros podemos aislarnos del tiempo al vivenciar grandes cantidades de puntos SI al mismo tiempo y formar o contener un estado de conciencia más o menos grande según la cuestión que estemos vivenciando y nuestra propia capacidad.
En cuanto a la acción secuencial, ya sabemos precisamente por la acción de las computadoras que secuencias de elementos o puntos en cadena adecuadamente distribuidos, pueden dar lugar a todo tipo de soluciones, movimientos, determinaciones, etc., y esta será seguramente la forma que utiliza nuestro cerebro para ejecutar sus funciones y decisiones.
A pesar de todo lo anterior creo que para una comprensión más profunda del tema tendríamos que tratar de comprender la esencia del mismo en cuestión: Somos creaciones SI y habrá una estrecha relación entre creación y capacidad de actuación SI, puesto que en el fondo es el mismo elemento, el que construye y el que ejecuta a través de su construcción.

MORTALES O INMORTALES

Quien haya leído todo lo anterior comprenderá la imperecedero o inmortal de los seres humanos como conjuntos SI en lo referente a sus elementos básicos: Fundamentos afectivos e inteligentes que son referencia y adquisiciones del Cosmos y no propiedad nuestra.
En primer lugar analicemos la temporalidad de nuestro cuerpo.
Nuestro cuerpo es un acto de vivencia creativa cuya composición como hemos dicho es material (en su esencia de espacio-tiempo) y por tanto limitada por dicho espacio y tiempo.
Por tanto nuestro cuerpo como conjunto material o montaje creativo tiene un tiempo determinado de existencia (nacimiento, crecimiento, envejecimiento y muerte). Pero solo como conjunto de elementos materiales, pero no ocurre lo mismo con dichos elementos (espacio y tiempo) pues estos elementos subsisten a la muerte el ser que conforman o incluso subsisten los elementos primarios que ellos también forman como son los átomos.
Es decir, el espacio-tiempo que nos compone o si queremos los átomos de que estamos compuestos pueden a nuestra muerte crear otros conjuntos, incluso otros seres vivos. Podemos decir que nuestro cuerpo es reciclado y transformado por la naturaleza.

¿ Qué ocurre con nuestra alma o capacidad SI ?.

Pues que por estar fuera del espacio tiempo (incluso es la creadora del mismo) es inmortal o si queremos no es afectada por el tiempo.
Nuestra alma como es natural no es propia, sino que es una capacidad de participación que tenemos del Todo Senso-Inteligente.
Es decir, nuestro cuerpo mientras vive está conectado al TSI y participa de él en todas sus vivencias y actuaciones, pero cuando el cuerpo muere lo único que pasa es que éste se desconecta o deja de utilizar las atribuciones SI. Pero estas atribuciones no mueren o desaparecen, simplemente ya no las utiliza el cuerpo.
Pongamos un ejemplo fácil utilizando a la inteligencia que es siempre más comprensible que el elemento sensitivo. En este caso la utilizaremos en el campo matemático.
Si a un matemático (o físico, etc.) cuya peculiaridad de actuación en toda su vida son las matemáticas, muere, qué ha desaparecido realmente. Pues un cuerpo humano ya que las matemáticas siguen existiendo igual.
Es decir, el matemático ha estado toda su vida actuando, siendo dirigido y desarrollando sus actividades por acción de las peculiaridades matemáticas. Podemos decir pues, que las matemáticas han sido su “alma“ y modo de actuación.
Por supuesto que además de las directrices matemáticas, como persona que es, ha tenido otras facultades y características mediante las cuales también ha ejercido distintos tipos de comportamiento, pero tampoco estas facultades y caracteres son propios sino igualmente referenciados.
En el caso de un físico, ingeniero, lingüista, ama de casa, etc., pasa exactamente igual.
Realmente los humanos actuamos con una capacidad inteligente y una capacidad sensitiva que no es propia sino obtenida por aprendizaje observación, por desarrollo de nuestra humanidad, etc.
Por supuesto que todos somos diferentes y tenemos más o menos capacidad en cada uno de los distintos caracteres de inteligencia y sensibilidad pero todos estos pertenecen a una rama común y que por supuesto no es propiedad privada de cada uno sino que solo tenemos una participación o utilización de la misma.
Pero si además tenemos en cuenta que nuestro cuerpo es una vivencia o creación de nuestra propia alma mejor dicho del conjunto TSI a la que nuestra alma pertenece, tendremos que aceptar que nuestro cuerpo carece de una importancia neta y solo tiene importancia relativa como acto creativo.

EL MIEDO A LA MUERTE

Situándonos en nuestro actual desarrollo humano, tratemos de entender nuestro miedo a la muerte y después veremos como podemos eliminarlo en sus justos términos, conservando el natural respeto por la vida de nuestro cuerpo pero sin tener un miedo injustificado por la muerte del mismo como si se tratara de la desaparición total de nuestro ser.
Dónde estriba el problema de nuestro miedo. Pues en la conciencia que tenemos sobre la muerte, o mejor dicho en la ignorancia sobre su verdadera naturaleza. Pero además este miedo está determinado por la naturaleza de nuestro YO, el cual está manifiestamente influenciado y dirigido por los instintos animales más primitivos de nuestro ser, sobre todo instinto de conservación (conservación corporal, claro) - en la circunstancia que nos atañe.
Nuestro Yo, como seres vivos de no mucho desarrollo ni conciencia de nuestras aptitudes mentales, está adscrito todavía a nuestro cuerpo, a sus instintos primarios principalmente (Alimentación, conservación, etc.) y en menor medida de nuestras capacidades mentales o espirituales.
Por tanto los instintos que manejan el miedo y la satisfacción son los que hacen que defendamos principalmente a nuestro cuerpo y como por otro lado aún no tenemos conocimiento ni conciencia sobre la verdadera naturaleza de nuestra alma pues nos encontramos siempre preocupados por los peligros que puede correr nuestro cuerpo y al observar que éste por naturaleza muere y desaparece estamos siempre inmersos en una incertidumbre e inseguridad ya sea consciente o inconsciente que nos impide un bienestar y seguridad personal e incluso una falta de aprecio hacia nosotros mismos y los demás seres humanos que no tendríamos si tuviésemos conciencia de nuestra calidad de ser Senso-Inteligente perteneciente a un Todo Senso-Inteligente.
Pero no hay que desesperar pues ya tenemos un nivel de desarrollo suficiente con el que se puede comenzar a manejar y redistribuir nuestras funciones síquicas, ampliar nuestra conciencia, establecer sistemas de conciencia y sentimientos con arreglo a los conocimientos que vayamos adquiriendo y establecer una auto-distribución y ampliación de nuestras facultades. Claro todo esto está bastante atrasado es nuestra humanidad, como dijimos al principio, por razón de la falta de preocupación de todos los estamentos sociales y de la sociedad misma (Iglesias, sistemas de educación, investigadores, etc.)
Fijándonos ya exclusivamente en nuestro Yo, éste es fácil de asimilarlo a los valores SI una vez conocidos éstos: Que nuestro ser principalmente es senso-inteligente, que estas facultades son inmortales, que poco a poco tenemos la necesidad de ir ampliando estas atribuciones etc.
Por tanto una vez asimiladas todas estas características de nuestro ser y apreciadas en sus justos términos es fácil tomar conciencia de las mismas y unir nuestro Yo a esta conciencia.
Así pues, la forma más lógica de trasladar la fuerza y dedicación del Yo de nuestro cuerpo a nuestra alma (sin abandonar nuestro cuerpo totalmente y protegerlo como hemos dicho, en sus justos términos) es tomando conciencia de nuestro Ser y aplicando el yo a esta conciencia.
Para ello solo necesitamos concienciarnos, y por medio de nuestra voluntad y deseo se consigue fácilmente hacerlo teniendo en cuenta que nuestro Yo es también un conjunto o estado de conciencia sobre nosotros mismos.

II—La Mente

[HOTLIST]

La Mente Humana

Seguidamente haremos una pequeña investigación sobre la mente humana para poder entender un poco su funcionamiento, nuestra propia estructura síquica y su carácter de puente entre el cuerpo y el alma.
Este estudio se hará principalmente desde un punto de vista funcional, aunque como es natural para comprender el funcionamiento de ésta tengamos que describirla también desde un punto de vista estructural.
No obstante la distribución de las diferentes áreas puede no corresponderse con la realidad en su totalidad.

ÁREAS CEREBRALES Y MENTALES

[HOTLIST]

Sin embargo la necesidad de una exposición estructural para la comprensión de la misma es imprescindible y por tanto se hará a pesar de los posibles errores que se puedan cometer, entendiendo que la principal finalidad es la comprensión de la funcionalidad de la misma y no su distribución estructural real.
La mente, o si queremos el cerebro que la sustenta, es un elemento de composición biológica el cual nos permite la conexión o correspondencia entre lo meramente mecánico de nuestro cuerpo y lo meramente espiritual de nuestra alma.
En sí podemos considerarla como la forma de estructuración material de nuestras configuraciones espirituales.
Pongamos un ejemplo.
- {Un poema se compone de dos elementos básicos, la escritura del misma y el sentimiento que conlleva.
En él la escritura son puntos (letras) cada uno de los cuales representa una dato inteligente y sensitivo. Varios de estos datos o letras forman un conjunto o palabra la cual tiene un significado inteligente y sensitivo, y a su vez un conjunto de palabras ordenadas adecuadamente nos da el acto creativo o poema en este caso, con una composición inteligente y sensitiva que nos proporciona toda una serie de sentimientos que son los que realmente ha querido transmitir su escritor o creador} -.
De igual forma en la mente humana una serie de puntos también inteligentes y sensitivos, esta vez de carácter biológico, o sea, mediante fijación de estos datos o puntos en células especializadas (las neuronas), hacen que dichos datos puedan conformar conjuntos también senso-inteligentes y formar toda clase de creatividades, sensaciones, resoluciones inteligentes, acciones también inteligentes o sensitivas, etc.
La grandeza de la mente está en la cantidad y variedad de elementos constitutivos y en la capacidad suya de componerlos y vivenciarlos en tal diversidad de formas y estructuraciones que representan un verdadero ente creador con todas las peculiaridades que estos conllevan. Como sabemos la actuación o trabajo psíquico son funciones llevadas a cabo por las neuronas o células capaces de transmitir señales o impulsos de una a otras las cuales conforman los distintos datos que componen nuestra inteligencia y nuestro aparato sensitivo.
Por tanto conjuntos neuronales representan conjuntos de datos y conjuntos de sensaciones, las cuales dan lugar a las vivencias síquicas de todo tipo.
Pues bien, aunque no sea así exactamente (puede variar el número y distribución de neuronas para un solo dato dependiendo normalmente de la cualidad y calidad de éste) vamos a aceptar que cada neurona representa un dato o punto senso-inteligente con los cuales podamos construir todo tipo de creaciones y vivencias síquicas tal como si de un enorme mecano se tratara.
Así pues neurona o conjuntos de neuronas es sinónimo de dato inteligente o punto sensitivo.
Si por ejemplo vemos un cuadro, cada punto del mismo sería una neurona específica con las propiedades de ese punto.
Todos los puntos del cuadro en cuestión distribuidos en él adecuadamente nos darían la figura o dibujo de dicho cuadro.
De la misma manera todos los puntos o neuronas que intervienen en un determinado pensamiento o vivencia nos daría la creatividad senso- inteligente de esa vivencia.

[HOTLIST]

Pero además nuestro cerebro o mente tiene la capacidad de unir, cambiar, combinar, anular, superponer, ampliar, etc. a casi todos los elementos de que dispone pudiendo por tanto crear cualquier tipo de vivencias, sensaciones, determinaciones etc. a su voluntad, convirtiéndose como hemos dicho anteriormente, en un ente con capacidad de creación y por estar conectado a un cuerpo con capacidad de relación con el medio exterior, o si queremos, por estar inmerso en la gran creatividad que es el Universo, puede ejecutar todo tipo de acciones dentro de éste dirigidas en todo momento por esta alma creadora o mente de que está provisto.
Pues bien, nuestro cerebro está compuesto por neurona (con su correspondiente dato -o parte de él- cada una de ellas) las cuales se agruparan en conjunto funcionales: Grupo de instintos-sentimientos, de formas y visión, de sonidos y lenguaje, de discriminación o pensantes, de acciones motoras, de reflejos, de equilibrios corporales, etc.
Todos estos grupos están relacionados unos con otros por multitud de conexiones, para realizar todo tipo de agrupamientos, composiciones, etc. que den como resultado todo tipo de vivencias y órdenes de trabajo.
Para poder entenderlo un poco mejor vamos a verlo más detenidamente.

Desarrollo NEURONAL Y SÍQUICO

Como veremos en Psicología Descriptiva, el desarrollo de la psiquis se ha llevado a cabo - a través del tiempo - en una forma arborescente, es decir, a partir de unos elementos o conjuntos sensitivos y seudo-inteligentes simples o primarios, se han ido éstos ramificando y dando lugar a variedades cada vez más cuantiosas de elemento o subconjuntos más específicos para cada una de las funciones síquicas a realizar.
Así de un simple instintos de autoprotección, como puede ser la huida del peligro, este conjunto de datos y sentimientos - miedo - que nos proporcionaba la forma y manera de escapar de dicho peligro se fue completando y ramificando en otras derivaciones del mismo instinto como fueron los métodos de autodefensa, agresividad; posteriormente defensa de la pareja, la familia, la especie, etc.

[HOTLIST]

De igual manera el instinto de alimentación, se derivaría o ramificarían en, acaparamiento o posesión de alimentos; capacidad de caza; posesión de viviendas, poder, fama; posesión de conocimientos, etc.
Pero todo esto no solo pasaría con el grupo psíquico de los instintos sentimientos. También ocurriría con los demás grupos como pueden ser formas, sonidos y lenguajes, discriminación y pensamientos, conocimientos, etc.
Por tanto, como puede verse en el dibujo, podemos asimilar el desarrollo psíquico y neuronal, a un árbol con unos datos o principios básicos que sería el tronco, unos sub-elementos un pocos más desarrollados que serían las grandes ramas, y unos elementos aún más desarrollado y específicos que serían las ramas más pequeñas.
Así pues, podemos decir que en principio el desarrollo psíquico y neuronal es de tipo arborescente.
Pero además cada árbol psíquico se interrelaciona con los demás para formar distintos conjuntos o conjuntos de vivencias y determinaciones con todos los factores que ello requiere. Es decir, para formar un conjunto o creatividad es necesario la toma en consideraciones de diversos factores síquicos: Factores sensitivos, factores de inteligencia, de formas, de sonidos, etc. etc.
Una vivencias o una determinación no podría tomarse sin atender a todas las circunstancias de la misma, y precisamente la capacidad de apreciación de dichas circunstancias se encuentran distribuidas por todo el cerebro cada una en su área respectiva.
Por consiguiente es necesaria su interconexión para tomar a un mismo tiempo todos los datos y circunstancias necesarios y formar la vivencia o determinación a tomar.
Así pues, todas las áreas de la mente se encuentran conectadas a distintas alturas para poder así crear las relaciones entre ellas que sean necesarias.
Estas conexiones son sobre todo primordiales entre el área de los pensamientos o discriminador y las demás áreas superiores de la mente, es decir, las áreas de la consciencia donde el pensamiento puede intervenir o a dónde éste puede llegar, pues de lo contrario no podríamos, pensar, crear ni determinar ninguna acción al no poder conectar con las distintas áreas donde se encuentran los datos pertinentes para ello.
También son totalmente necesarias en las demás áreas para formar distintos conjuntos de composiciones en los que intervengan más de una área en su constitución, como por ejemplo, formas con lenguajes (nombre de las distintas cosas); formas con instintos y sentimientos, (afecto hacia las cosas, las personas), para funcionamiento de los instintos, etc.
Resumiendo que el desarrollo o evolución de la psiquis es sinónimo de ínter-relación entre las diferentes áreas de la misma; a más recombinaciones o más interrelaciones, más desarrollo psíquico o capacidad creativa.

[HOTLIST]

COMPOSICIONES MENTALES

Ya hemos dicho que cada área del cerebro es específica para un tipo de función o para guardar un tipo de información.
Como para crear cualquier composición mental -como pueden ser los pensamientos, vivencias, creatividades, acciones motores, etc.- es necesaria la utilización de varias áreas a la vez, necesitamos pues de multitud de conexiones entre ellas para conseguir los conjuntos funcionales determinantes de la acción a realizar.
Así si queremos comunicar alguna noticia a otra persona, necesitamos recordar los hechos -formas y circunstancias- conectar cada uno de ellos con el área de lenguaje para poder expresar y exponer a éstas así como conectar y vivenciar los sentimientos que conlleva esta noticia para poderlos traducir y expresar con el lenguaje.
Es decir debemos utilizar a casi todas las áreas que intervienen en el pensamiento, las auxiliares de este e incluso los sentimientos que componen o forman parte de esta comunicación.
Por supuesto que estas composiciones se llevan a cabo de forma sincronizada para que el resultado de la vivencia sea lógico e inteligente para poder ser comprendido por nosotros mismos y por nuestros oyentes.
Pero ¿Qué son realmente las composiciones mentales?
Pues una serie de vivencias metafísicas o senso-inteligentes semejantes a las realizadas por el TSI o sea semejantes a la composición que crea o construye nuestro universo, pero con una gran imperfección por contar con muy pocos puntos senso-inteligentes que soporten estas creatividades -nuestros trabajos y vivencias mentales-.
Así un personaje creado por una mente humana solo contendría un infinitésimo de los puntos que tendría el mismo personaje ‘real’ creado en el universo.
Sin embargo su naturaleza profunda en la misma: Una creación metafísica, y por supuesto su composición básica es la misma, agrupaciones y composiciones de puntos senso-inteligentes.

TIPOS DE COMPOSICIONES

Para estudiar las composiciones mentales, como para cualquier otro tema, es conveniente agrupar sus peculiaridades en grupos semejantes para así observar mejor sus características, y esto es lo que haremos nosotros en este caso.
Así en principio, vamos a dividir las composiciones metales en dos apartados principales:

CLASE y FORMA de estas composiciones.

--Entenderemos por CLASE a la consistencia y estabilidad de estas composiciones y entenderemos por FORMA a las características de los elementos que componen dichas composiciones principalmente en lo referente a su diversidad o semejanza.
En el cuadro siguiente vemos los tipos de composiciones.

[HOTLIST]

Como vemos tanto la Clase como la Forma tienen a su vez una variable que puede ir desde un máximo hasta un mínimo.
--En la Clase va desde un máximo de profundidad, consistencia, o estabilidad hasta un mínimo, en cuyo caso se entiende que son todo lo contrario, es decir, de gran superficialidad o circunstanciales.
--En el caso de la Forma también van desde un máximo cuando son totalmente diferentes los conjuntos que forman esta composición en cuyo caso decimos que son COMPLEMENTARIAS a un mínimo cuando los elementos o conjuntos funcionales que las componen son totalmente semejantes y pueden ceder sus características a los demás conjuntos los cuales solo tienen que moldearlos o especificarlos con sus propias características, en cuyo caso decimos que son composiciones DERIVADAS.
Ejemplo de Clase Profunda o Perennes pueden ser:

Todos los instintos: Mientras más básicos más profundos.

Ejemplos de Clase Superficial pueden ser:

Pensamientos, observaciones circunstanciales, etc.

Ejemplos de Forma complementaria pueden ser:

Composiciones tanto profundas como superficiales compuestas por distintos elementos como en el ejemplo de una ópera son:

Personaje == Forma y figura, timbre de voz. Nombre. Sentimientos que despierta dicho personaje. Etc.

Ejemplo de COMPOSICIÓN DERIVADA

En el cual los instintos de poder y apareamiento se sirven de la forma agresiva del de conservación.

[HOTLIST]

CONSIDERACIONES Y ANÁLISIS MATEMÁTICO

Si tenemos en cuenta que las composiciones son conjuntos de puntos senso-inteligentes que dan lugar a todos los 'productos' mentales como vivencias, creaciones, determinaciones, etc., no cabe duda que tendríamos que hacer un pequeño análisis matemático de lo que son los conjuntos, -de cómo se forman, de qué están compuestos, etc.- para así comprender mejor su estructuración y propiedades.
Así que haremos ese pequeño estudio, siempre de una forma específica según nuestra personal perspectiva que de la mente tenemos.
Observada desde un punto de vista matemático podemos considerar al cerebro o a la mente como conjuntos de elementos (células y conjuntos SI).
Así pues, el cerebro es un conjunto de células especializadas -neuronas- en trabajos cerebrales si nos estamos refiriendo principalmente a su estructura, o conjuntos de datos o puntos inteligentes y sensitivos si nos estamos refiriendo a su funcionalidad mental.
En todo caso lo primero que debemos de considerar y referenciar un poco es lo que entendemos por conjunto.

CONJUNTOS

Los conjuntos son agrupaciones de elementos, cuestión esta que le da su carácter y como veremos sus propiedades y sobre todo su funcionalidad, razón por la cual no contemplaremos los conjuntos vacíos o sea que no tiene elementos.
La clase y tipo de conjuntos puede ser de muy distinta índole y nosotros siguiendo la pauta de este tratado de Metafísica -“Cualquier parecido con la realidad establecida es pura coincidencia”- vamos a contemplar a los conjuntos para satisfagan a nuestros propósitos de estudio en la forma siguiente, atendiendo principalmente a sus elementos constitutivos:

-- CLASE de ELEMENTOS componentes y
-- TIPOS DE CONJUNTO,
-- Así como sus CARACTERÍSTICAS RESULTANTES.

CLASES

En lo referente a la CLASE de elementos o componentes de un conjunto, éstos pueden ser: IGUALES, HOMOGÉNEOS O HETEROGÉNEOS.

[HOTLIST]

Son IGUALES, como su nombre indica cuando todos ellos tienen la misma forma, estructura, clase, etc. es decir, son iguales todos sus elementos.

[HOTLIST]

Son elementos HOMOGÉNEOS, cuando sin ser iguales, pertenecen a un mismo tipo o géneros.

[HOTLIST]

Son elementos HETEROGÉNEOS, cuando son totalmente diferentes.

[HOTLIST]

TIPOS

En cuento al TIPO de conjuntos lo dividiremos en DIFUSOS, conjuntos EN RELACIÓN y conjuntos DE FUSIÓN.

[HOTLIST]

Serán CONJUNTOS DIFUSOS cuando sus elementos a pesar de estar unidos formando conjunto, no tienen ningún tipo de relación o compenetración entre ellos.
Serán CONJUNTOS DE RELACIÓN cuando los elementos o subconjuntos que los forman están unidos entre ellos bajo cualquier tipo de relación o coordinación.
Serán conjuntos DE FUSIÓN, cuando sus elementos se unen entre sí formando con esta unión unos elementos nuevos y normalmente con distintas propiedades de la de sus componentes.

En los conjuntos de Relación y/o Fusión es muy interesante saber cual es el tipo de relación que les une pues ésta puede darles las propiedades determinantes de conjunto.
Así que no basta con decir que es un conjunto de relación o fusión sino que lo importante en definir en todo momento la clase de relación que los une, de tal modo que pierde en general su propia definición de conjunto para adquirir el nombre de la relación y sobre todo el de cuerpo resultante de este conjunto.
Ejemplos:
Con nombre de cuerpos:

Cerebro, y no conjunto de neuronas en relación,
Mente, y no conjuntos de elementos senso-inteligentes
Automóvil, y no conjunto de piezas mecánicas.

Con tipos de relación:

Sucesión matemática, y no conjuntos de número relacionados etc.

[HOTLIST]

Pero como hemos dicho en los conjuntos podemos observar la cualidad o característica de la resultante, la cual será el carácter y propiedades que el conjunto toma por la razón de la conjunción de sus elementos.
En el caso del automóvil la resultante del ensamblaje coordinado de todas las piezas del mismo es un compuesto con unas propiedades que todos conocemos.
Al igual un animal es un conjunto en relación formando por elementos de tipo bioquímico con unas características resultantes bastante creativas y espectaculares.
Así pues y resumiendo de la observación y estudio de los conjuntos podemos definir el siguiente cuadro:

[HOTLIST]

Ahora bien a nosotros lo que nos interesa para el estudio de la Mente humana son las características de los conjuntos En Relación - y en cierta medida los de Fusión - ya que son este tipo de conjuntos los formados por los elementos cerebrales (neuronas) que sostienen y propician nuestros estados mentales.

CONJUNTOS DE RELACIÓN

Ya sabemos que un conjunto es una agrupación de elementos formando un grupo estable.
Las causas para la formación de conjuntos pueden ser múltiples y en nuestro caso no nos interesa su estudio.
Para nuestro estudio solo tomaremos en consideración los conjuntos de RELACIÓN.
Los CONJUNTOS DE RELACIÓN son aquellos cuyos elementos está ligados o se ‘comunican’ entre ellos bajo cualquier forma o modalidad.
Ejemplo de estos conjuntos pueden ser una sucesión matemática (1, 2, 3, 4, 5, etc. ) cuyos elementos o números se interrelacionan o comunican entre ellos mediante una composición lógica o una valoración matemática, en definitiva mediante una estructuración inteligente.
Otros ejemplos pueden ser, una pintura -sus puntos guardan relación y comunicación en cuanto a colores, formas, etc.-, un árbol, una carretera, etc., es decir, cualquier creatividad cósmica es un conjunto en relación, y es precisamente esta relación la que hace posible las composiciones de estas creatividades.
Una relación matemática, un árbol, etc. son auténticos conjuntos de relación pues todos sus términos o elementos están conjuntados y tiene algún tipo de comunicación entre ellos.
En cambio un cesto de manzanas o un montón de tierra también forman conjunto (conjuntos homogéneos en el caso de las manzanas y conjunto heterogéneo en el caso de la tierra, -pues se supone que los granos que la componen son de distinta composición química-), pero no son en ningún caso un conjunto de relación puesto que sus elementos están totalmente independizados unos de otros y no tienen ningún tipo de comunicación, salvo el rozamiento o proximidad que es solo una consecuencia de permanecer en conjunto.
En el estudio del cerebro y de la mente humana observaremos que tanto uno como la otra están compuestos por elementos más simples, que en el caso del cerebro serán las neuronas y en el caso de la mente serán los puntos sensitivos e inteligentes de la cual ser sirve ésta para su trabajo y funcionalidad propia.
Así que podemos considerar dos conceptuaciones o vertientes en la toma de posición y consideración de la espiritualidad humana.
-La primera de orden estructural o sostén material de la mente, que reside en el cerebro y la segunda de orden metafísico o funcional que es la composición o peculiaridad mental.
La componente estructural como hemos dicho consiste en un conjunto en relación de elementos cerebrales o neuronas que interrelacionadas entre sí permiten la comunicación o la formación de grupos de estos elementos.
Estos grupos de elementos o neuronas debido a su distribución, correlación, forma de agrupación, secuencialidad en sus uniones, etc. todo ello llevado a cabo con una correlación o correspondencia con el medio exterior e interior, es decir, con un medio con un montaje inteligente, tienen la particularidad de referenciar o reproducir todo este entramado inteligente creando un entorno de funcionalidad y actividad también inteligente.
Así pues, visto este estado estructural de las neuronas redistribuidas en áreas y subconjuntos cerebrales, y analizadas desde un punto de vista matemático podemos mostrarlas como conjunto de relación en el siguiente cuadro.

[HOTLIST]

En cuanto a la componente funcional, metafísica o mental, podemos decir que está formada de elementos di-homogéneo formado por dos tipos de puntos, -inteligentes y sensitivos-, formando un conjunto de relación (composición) con una resultante de funcionalidad autónoma con capacidad creativa y activa tanto inteligente como sensitiva.
Visto desde el prisma matemático la expondremos así:

[HOTLIST]

Conjuntos SENSO-INTELIGENTES

Como su nombre indica, son conjuntos formados por dos tipos de puntos o elementos, SENSITIVOS e INTELIGENTES.
Cada uno de los cuales aporta sus propiedades y mediante la unión de los dos forman un cuerpo o conjunto con características comunes.
Así pues, lo primero que vamos a ver son las características de los elementos sensitivos y de los elementos inteligentes.
Las CARACTERÍSTICAS SENSITIVAS como ya vimos en la parte específica de metafísica, son las de:

Apreciación afectiva, por la cual se es portador de capacidad de amor, afecto, aprecio, etc. hacia nosotros y hacia todo, lo cual humanamente representa la posesión de multitud de sentimientos afectivos, tanto positivos como negativos que necesitan una satisfacción y por tanto contienen en sí esa necesidad vital, o si queremos, simple necesidad humana de llevar a cabo acciones que satisfagan a estos sentimientos.

Necesidad vital, por la cual necesitamos producir vivencias mediante las cuales manifestamos nuestras capacidades y aptitudes, lo que traducido al ámbito humano significa o da como resultado la necesidad de ejecutar vivencias y creaciones cuando estás están apoyadas por los otros elementos sensitivos.
Por ejemplo, Si amamos a alguien, tenemos la necesidad vital de ejecutar relaciones de tipo amoroso hacia esa persona para de esta forma satisfacer nuestro sistema afectivo.
Por tanto en este ejemplo la necesitada vital sería una necesidad síquica de ejecutar relaciones amorosas y la apreciación afectiva sería el sentimiento amoroso al que tenemos que vivenciar y satisfacer mediante creaciones o relaciones apropiadas.
La CARACTERÍSTICA INTELIGENTE como ya sabemos en la capacidad de ejecutar las acciones que nos piden los sentimientos de una forma adecuada y lógica de tal manera que cualquier ejecución contenga los elementos requeridos para satisfacer las peticiones de los sentimientos, pues no se podría satisfacer éstos ejecutando creaciones totalmente inadecuadas.
Pues bien, UN CONJUNTO SENSO-INTELIGENTE, es una agrupación de los elementos antes citados, o sea:

SENTIMIENTOS más
NECESIDAD DE EJECUTARLOS, más
CAPACIDAD INTELIGENTE,
Dando como resultado las CREACIONES que dan SATISFACCIÓN de los mismos.

Ahora bien, no todo los conjuntos senso-inteligentes tienen la misma cantidad de cada elemento sino que unos pueden ser muy AFECTIVOS, otros muy INTELIGENTES, y otros muy NECESARIOS, sin embargo siempre habrá normalmente los tres tipos de elementos en cualquier conjunto SI.
No obstante, a nosotros lo que nos interesa saber es que nuestra mente funciona mediante conjunto senso-inteligentes o si queremos síntesis que contiene estos elementos citados.
Así serán conjuntos SI, cualquier síntesis mental que nos proporcione, información; necesidad de satisfacción; sentimientos de afecto hacia.., de amor hacia...., de odio hacia.. ; o cualquier otro tipo de conjunto o síntesis mental.
La unión entre los elementos afectivos e inteligentes nos dará conjunto de tipo Descriptivo, es decir una capacidad de vivenciación tanto inteligente como sensitiva capaz de realizar creaciones que contengan ambos elementos.
Por tanto podemos considerar que dichas agrupaciones forman a la vez conjuntos EN RELACIÓN y conjuntos DE FUSIÓN, es decir, que manteniendo cada uno sus capacidades y características crean, forman o dan “productos” -las creatividades - que tienen personalidad propia o que poseen características diferenciadas de sus componentes.
Como ejemplo de lo anterior podríamos poner la creación de una pintura que sea expresiva, por ejemplo. El Guernica

En él podemos apreciar unos sentimientos constitutivos del mismo (el horror de la guerra, la pena por la destrucción, el odio al culpable de la tragedia, el afecto hacia las víctimas, etc., además de otras muchos sentimientos propios del autor).

Además de estos sentimientos, no cabe duda que el autor tendría la necesidad vital de expresarlos, no ya solo como sentimientos hacia la catástrofe, sino hacia él mismo que como pintor necesita expresar y expone sus sentimientos y aptitudes.
Además el autor mediante su inteligencia creadora expresa todas estas escenas a la medida y forma de sus capacidades pictóricas.
Así pues, todas estas características SI unidas dan una creación que en sí puede considerarse a la vez, conjunto de Relación de las mismas pues son éstas las que constituyen el evento aún manteniendo su autonomía como elemento constituyente, pero del mismo modo cualquiera que observe la obra no notará a simple vista estos factores sino el conjunto total que forman, es decir, el conjunto tendrá características propias y por tanto también será un conjunto de Fusión.

Pues bien, por lo anterior podemos aceptar que los conjuntos SI y también la Mente Humana son conjuntos de Relación en el cual cada elemento mantiene sus características propias, mientras que sus vivencias o creaciones son conjuntos de Fusión pues parecen formar cuerpos uniformes.
Por tanto y resumiendo, consideramos a los conjuntos SI como agrupaciones de capacidades y características de tipo sensitivo y de tipo inteligente, siendo cuantiosa la diversidad de estos conjuntos, y siendo éstos la base de la capacidad y actuación mental.

CLASES DE INTERRELACIONES EN CONJUNTOS VITALES

Todo conjunto de relación, tiene la particularidad y capacidad de “comunicación” o interrelación entre sus elementos de tal forma que en casos muy desarrollados y diversificados, pueden configurar un conjunto vital por reequilibrio entre dichos elementos.
Pues bien, en los conjuntos vitales (macromoléculas, células, seres vivos) esta capacidad de comunicación o relación entre los distintos elementos que los forman es lo que da su carácter o capacidad vital.
Si los elementos (moléculas) de los cuerpos vivos no se comunicasen o relacionasen de una forma inteligente no podrían alimentarse, re-equilibrarse, moverse, etc.Es decir, interrelación es sinónimo de funcionalidad vital.

----(( En los conjuntos vitales la comunicación no solo es de tipo relativo simple o de ordenamiento lógico, sino que además en los grandes conjuntos vitales -células, animales, etc.- la relación también es compensatoria y re-equilibrante, es decir, sus elementos se relacionan, transmiten información, se compensan entre ellos, se re-equilibran, e incluso pueden auto-reproducirse y multiplicarse.
Por consiguiente vemos que un conjunto vital es un grupo o formación de elementos con tal cantidad de tipos de relación -y por tanto tal cantidad de factores de inteligencia- que pueden por sí mismo constituir todo un sistema cósmico con la mayoría de las atribuciones que todo el entramado del Universo conlleva y por tanto tiene la categoría de denominador común del Ente cósmico, es decir puede sustituir, o constituirse ‘en pequeño’ en un ente semejante al constructor o creador del Universo. ))-----

Ahora bien, ¿Cómo se interrelacionan los elementos de un conjunto vital?.
Por supuesto mediante la utilización de elementos especialistas en estos menesteres, a saber por:

Moléculas especializadas como son las hormonas, neurotransmisores, etc.
Células también especializadas como son los nervios y neuronas.

En un principio fueron las hormonas o similares las que se encargaban de transmitir de unos lugares a otros del cuerpo vital la información y acción ejecutoria a realizar.
Después por la necesidad de movimientos complicados y sobre todo rápidos, tipos de células (nervios y neuronas) debieron de especializarse en transmitir órdenes principalmente para movimientos en un principio, y posteriormente para la utilización de los sentidos, la discriminación de éstos, relación entre instintos y sentidos, para el sistema discriminador superior o inteligencia, etc.
Así pues, la transmisión entre elementos vitales, a través de su desarrollo y evolución, ha adquirido dos modos principales de llevarse a cabo:

La bioquímica, por hormonas,
Y la bioeléctrica mediante sistemas nerviosos.

Como veremos estos dos tipos de comunicación cerebrales se siguen desarrollando en la actualidad, estando cada uno de ellos más especializado en diversos tipos de funciones diferentes del otro.
Así las acciones bioquímicas comandan principalmente las funciones de equilibrios corporales y sentimientos, mientras que el sistema bioeléctrico comanda principalmente funciones instintivas, discriminadoras y motoras.
En síntesis y desde un punto de vista estrictamente mental y con carácter general, podemos decir que los conjuntos bioquímicos manejan los sentimientos y los conjuntos bioeléctricos manejan a la inteligencia.
Y ambos cooperan en la dirección de los que podemos considerar como conjuntos compuestos de ambos conceptos -inteligencia y sensitividad- o sea los conjuntos instintos-sentimientos.

[HOTLIST]

FORMAS DE ESPECIALIZACIÓN MENTAL

Hemos visto que la mente humana -en constante desarrollo- es una agrupación de subconjuntos y elementos todos ellos ínter-relacionados entre sí que ejecutan acciones de intercambios de datos y sensaciones y que aportando cada uno sus capacidades y atribuciones al conjunto mental conforman un estado de aptitud, capacitación, funcionalidad etc. de tipo inteligente y sensitivo con capacidad de actuación tanto interior como exterior y de realización de todo tipo de creatividades y acciones llevada todas ellas a cabo por la conjunción de todos estas aptitudes y capacidades que reúnen todo sus miembros como antes hemos mencionado.
Pues bien la obtención de estas capacidades sensitivas e inteligentes por parte de todos los subconjuntos cerebrales se han llevado a cabo por evolución y desarrollo en dos formas principalmente.
--La primera, la de tipo eminentemente sensitivo, se ha llevado a cabo por evolución interior mediante la suma y conjunción de multitud de puntos sensitivos en conjuntos también sensitivo más complejos y evolucionados.
Ejemplo de ello puede ser la obtención por desarrollo del instinto de alimentación el cual se formó a partir de suma de las necesidades particulares de alimentación de cada célula, centralizándose todas estas sumas de necesidades en el cerebro del animal - o humano - mediante la especialización de células sensitivas que serían excitadas por transmisores de tipo bioquímico, en este caso hormonas especialistas en producir la sensación y sentimiento del hambre en el cerebro primario del animal.
Posteriormente este desarrollo sensitivo siguió llevándose a cabo por acciones de observación y relación con el medio exterior.
Ejemplo de ello sería la obtención, a partir del instinto de alimentación, de otros instintos más desarrollados como pueden ser los instintos de posesión, poder, domino, etc., todos ellos nacidos de su relación con el medio exterior y con los demás seres de su especie o competidores.
--La segunda, la de tipo inteligente, ha evolucionado de un principio también interior y de coordinación de movimientos pasando posteriormente a una evolución propiciada por el medio exterior mediante la observación y aprendizaje por medio de los sentidos desarrollados a tal efecto.
Por supuesto que la obtención de la capacidad inteligente también ha sido por suma de puntos inteligentes tanto de origen interior como sobre todo de origen exterior o por observación.
Así que el último estadio del desarrollo mental - sobre todo humano - es consecuencia del aprendizaje y relación con el medio exterior.
Por tanto, las aptitudes, capacidades y características de la mente humana provienen de la asimilación y consiguiente estructuración de elementos senso-inteligentes obtenidos o sintetizados del medio exterior o de la propia estructuración interior del ser humano que implica mecanismos de equilibrios que propician el nacimiento y evolución de dicha mente.
Así pues, con su desarrollo mental - por razón de su obtención por aprendizaje y observación del medio que le rodea y por estar constituido por principios cósmicos - va pareciéndose o asemejándose a los valores y principios que rigen este Universo o Cosmos. Por tanto contiene y actúa o hace actuar por medio de unos principios primarios básicos como son la inteligencia y los sentimientos propios que han sido referenciados de la inteligencia y la capacidad afectiva que maneja el Cosmos.
Ahora bien ¿Cómo y dónde nuestro cerebro o mente contiene estos elementos?
Pues bien, ya sabemos que el elemento o capacidad inteligente de la mente se encuentra situado en bastantes áreas del cerebro que interconectadas entre sí componen estos conjuntos y estas aptitudes y actos inteligentes.
Pero para dar idea de una forma simplificada de todos estos procesos diremos que la inteligencia esta basada en computaciones o inter-relaciones de varios tipos de elementos tales como formas y sonidos y las derivaciones de éstos, aportaciones de reconocimiento mediante tacto, gusto, etc.
Así en cuanto a la forma tendremos particularidades de estas como son tamaño, posición, relación, color, etc. todas ellas obtenidas del exterior mediante la capacidad o sentido de la visión.
En cuanto a los sonidos su elemento principal cual es el lenguaje y sus formas y aplicaciones.
Resumiendo que la capacidad inteligente estriba principalmente en formas espaciales y en sus derivaciones y circunstancias, incluyendo a los colores y los sonidos como elementos o peculiaridades especiales.
En cambio el sistema sensitivo es presumible esté basado en una diversidad de sensaciones llevadas a cabo por células especializadas en ello, es decir en acciones bioquímicas.
Por tanto:

--- Sistemas inteligente soportado por concepciones de formas especiales y sus derivados todas ellas adscritas también de formar espacial, o sea con cadencia, sucesión, ordenación, y composición de tipo espacial, tal como si de una pintura o escultura se tratara, o si queremos a estilo computadora pero con carácter y estructura de conciencia, es decir, con observación y composición de puntos creativos al mismo tiempo.
--- Y sistema sensitivo por concepciones mediante puntos sensitivos en células especializadas en sensaciones, excitada por elementos bioquímicos o si queremos con soporte bioquímico aunque estén conectadas por células nerviosas a centro inteligentes que activen estas sensaciones sobre todo en relaciones con el medio exterior.

Un ejemplo de trabajo mental aplicable a lo anteriormente descrito lo tendríamos cuando el sistema inteligente observa el exterior, analiza las circunstancias y comunica el centro sensitivo las acciones sensitivas a tomar, y éste, -presumiblemente- mediante elementos bioquímicos, crea el estado de sensación pertinente en el sistema de células especializadas para ello. A su vez este sistema ordena a la inteligencia que ejecute nuevas acciones -para su reequilibrio o ‘satisfacción’- y así si la inteligencia busca el medio eficaz para ejecutar cometidos que suavicen o equilibren al sistema sensitivo, realizará éstas, comunicando a dicho sistema sensitivo los resultados, el cual volverá a ejecutar acciones sensitivas acorde que las nuevas circunstancias, que en este caso se suponen serán más propicias para todo el sistema mental.

PUNTOS PRIMARIOS DE INTELIGENCIA Y SENSITIVIDAD -- Y SU SOPORTE ESTRUCTURAL ---

Ya hemos visto y seguiremos haciéndolo que las formaciones y composiciones mentales se llevan a cabo por suma y composición de puntos tanto inteligentes como sensitivo, incluso las determinaciones y acciones exteriores llevada a cabo por cualquier ser y principalmente el hombre son producto de resoluciones mentales llevada a cabo por conjunciones de estos puntos mencionados.
Sabemos también que estos puntos son referencias de los ya existentes en el Universo y nosotros los asimilamos y los utilizamos según nuestras capacidades.
Pues bien, tanto los puntos sensitivo como los inteligentes tienen que estar adscritos en partes determinadas del cerebro, cada uno en su lugar pertinente del cual el cerebro pueda extraerlo -en este caso ‘encenderlo‘- y utilizarlo cuando lo necesite.
Los puntos sensitivos provienen de lo más profundo del ser humano, tan profundo que ya se puede decir que no pertenecen al ser humano, sino a la materia lo que construye.
El punto más profundo o primario de la sensitividad se encuentra adscrito a la capacidad magnética de la materia a su ‘NECESIDAD’ de conjuntar y acoplar sistemas atómicos, de equilibrar estos elementos.
Por tanto diríamos utilizando una forma filosófica simplista que el Cosmos nos da unos principios de conjugación inteligente cuales son la unión entre el espacio y el tiempo y la materia formada con él y al mismo tiempo concede a esta materia o composición inteligente una necesidad de conjuntarse y reunirse que sería la forma sensitiva de sus principios creativos.
Así pues,
Suma de espacio-tiempo o formas nos darían los elementos inteligentes de la creación. Y suma de estados magnéticos o necesidad de equilibrios materiales nos daría el estado sensitivo que este universo nos concede.
Las sumas de formas, nos darán conjuntos inteligentes como pueden ser longitudes, superficies, volúmenes; pinturas, esculturas, escrituras, libros; árboles, animales, ríos, llanuras; automóviles, barcos, trenes, etc. etc.
Sumas de puntos sensitivos nos darán conjuntos sensitivos tales como, atracción magnética entre átomos, atracción magnéticas entre moléculas, necesidad de complementación entre macromoléculas, necesidad alimentaria entre células, hambre en los animales,; y posteriores desarrollos de otros complejos mayores, como dolor, miedo, placer sexual, placer, alegría, egoísmo, avaricias, afecto hacia los demás, etc.
Todos los puntos inteligentes estarán adscritos a puntos o sistemas neuronales los cuales se distribuyen estratégicamente por el entorno cerebral constituyendo esta distribución su ordenamiento funcional.
Así primeramente la inteligencia adquirida sería simplemente refleja, es decir, una palpación o tacto produciría una acción de todo el sistema molecular para apartarse del cuerpo tocado y precisamente la distribución de los órganos del tacto y de los órganos musculares nos daría un acto inteligente reflejo por acción de la colocación o posición de los elementos que intervienen.
Posteriormente la obtención de formar visuales conllevaría también la adopción de resoluciones por razón del tipo de formas que se observaran, la concepción de las cuales se llevaría a cabo por la posición, magnitud, forma, etc., de las mismas.
Por tanto podemos decir que la ‘escritura’ espacial de las formas llevadas a cabo en nuestro cerebro es lo que determina su asimilación inteligente, al igual que ocurre con una pintura, en la cual la posición, referencias, magnitud, etc. de los elementos pintadas nos da la concepción inteligente de la misma.
Así pues en este caso cada punto de la pintura con su posición determinada, equivale a un punto de inteligencia de nuestro cerebro, que debido a suposición y relación con los demás nos da su composición inteligente.
En cuanto a los puntos sensitivos ya hemos dicho que presuponemos existen en el cerebro conjuntos de células especializadas en estados sensitivos, situadas en el cerebro primario de los animales, que tanto por acción hormonal -en los seres más primitivos- como por acción neuronal -en los más desarrollados- nos proporcionan todo tipo de estados sensitivos, según que parte de este sistema sea excitado, y que así mismo presuponemos que su soporte de mantenimiento es de tipo hormonal o bioquímico, es decir, las excitaciones bioquímicas o neuronales producen desprendimiento de hormonas específicas que mantienen el estado emocional o sensitivo en funcionamiento por acción sobre los conjuntos celulares de especialización sensitiva.
Pues bien, para tener una idea más clara de la estructuración cerebral y mental vamos a realizar un estudio del posible desarrollo de los mismos utilizando el desarrollo de un supuesto animal en sus distintas etapas.

Desarrollo CEREBRAL y MENTAL

El desarrollo de la mente humana ha sido llevado a cabo mediante una constante evolución a través de su existencia, pasando por etapas de estado y comportamiento meramente animal y llegando en nuestros días a un nivel que nos permite ya tener una conciencia de nuestro propio ser que supera claramente el YO inconsciente o seudo-reflejo con que cuentan los animales, cada uno de ellos con un nivel diferente como es natural.
Para comprender la consistencia, estructuración y trabajo funcional de la mente humana es conveniente atender a la historia de su desarrollo y ver puntualmente sus estadios de evolución para contemplar todos los factores que nos permita ese entendimiento sobre ella, como pueden ser los fundamentos metafísicos o razones y formas de conjunción de los elementos cósmicos primarios en la creación de los conjuntos vitales y su posterior funcionalidad como tales, así como la estructuración material o cerebral sobre los que se asientan o soportan estos fundamente mencionados, los principios o conjuntos básicos en que se asientan o subdividen en los animales y humanos ( instintos, sentimientos, formas de inteligencia ), la asimilación de los elementos cósmicos que nos rodean y nos componen, etc.

Aunque después lo veremos más detalladamente ahora para tener una idea básica desde el punta de vista metafísico recordaremos que la razón de existencia del ser humano y si queremos de la evolución animal, es la de procurar unos conjuntos --las mentes humanas-- capaces de producir gran cantidad de vivencias de tipo creativo, que es una Necesidad Vital del Cosmos o de su Creador.
Pues bien, la forma de ejecución de la creatividad cósmica con respecto a la creación de las humanidades es la de CREACIÓN-SINTETIZACIÓN.
Es decir, los elementos TSI, Apreciación Afectiva e Inteligencia se manifiestan fusionándose o vivenciándose a sí mismos, mediante la manifestación de una Apreciación Descriptiva conformadora del Cosmos en puntos de inteligencia y de sensibilidad que constituyen o conformar toda la creación cósmica.
Resumiendo y simplificando, el TSI forma el Cosmos al crear primeramente los puntos senso-inteligentes, éstos se agrupan en conjuntos también senso-inteligentes (rocas, árboles, animales, etc.); y en los cerebros de los animales superiores -hombre o humanoides en general- se sintetizan los principios básicos de este Cosmos en un solo elemento o mente semejante al promotor de dicho Cosmos.

Veámoslo ahora en forma de cuadros sinópticos, uno expositivo y otro cíclico.

[HOTLIST]

También llamamos la atención sobre las SÍNTESIS o común denominador de todos los puntos inteligentes y sensitivos del Cosmos que actuando en conjunto o cuerpo funcional constituyen un reflejo de los elementos creadores y constitutivos de dicho Cosmos.
Este factor - Síntesis - será muy importante en el estudio y comprensión de elementos mentales tan importantes como son la memoria o la personalidad.

[HOTLIST]

------Ciclo de desarrollo Cósmico poniendo como puntos de referencia al Hombre y a la Tierra-------.

Para todo lo anterior vamos a determinar sucesivas etapas de evolución poniendo en ellas un ejemplo de estado de desarrollo animal mediante el cual podamos observar cual ha sido la evolución durante este período.

Desarrollo MENTAL

El desarrollo de la mente humana como la de los demás animales ha sido llevada cabo mediante una constante evolución llegando a nuestros días a un nivel de desarrollo bastante importante y al mismo tiempo difícil de estudiar y detallar por áreas y componentes ya que debido a la gran interrelación entre las diversas aportaciones mentales y la diversidad de áreas que comportan una sola determinación o actuación síquica hacen poco claro su estudio de una forma estructurada y es preciso su comprensión más bien como conjunto funcional o mente que como conjunto estructural o cerebro.
Nosotros vamos a tratar de hacer un estudio de todo estos procesos viéndolos desde una perspectiva funcional principalmente pero aportando componentes estructurales cuando sea necesario para un mayor y mejor entendimiento del tema que estos analizando.
Para analizar en nacimiento y desarrollo de la mentalidad y todos los factores que ella conlleva, vamos a tomar como ejemplo una posible evolución de un animal primitivo desde la pura materia que lo componen hasta su conformación y desarrollo final, entendiendo que estas mismas etapas son aplicables a hombre puesto que quizás el haya tenido una evolución parecida a las primeras etapas de este animal.
La misión pues del análisis de esta evolución no es otro que la comprensión de como se llevó a cabo el montaje y estructuración mental desde unos simples puntos ya definitorios es decir, puntos inteligentes y puntos sensitivos, hasta la formación de una estructura mental totalmente desarrollada y con una funcionalidad senso-inteligente muy importante.
-- [ Si nos remitimos a su comprensión matemática, diremos que tomando puntos inteligentes y puntos sensitivos del Cosmos o Universo, la naturaleza ha formados conjuntos de gran contenido senso-inteligente mediante una agrupación con carácter DE RELACIÓN y con una aplicación de factores de SÍNTESIS que ha propiciado unos CONJUNTOS DE SÍNTESIS de elementos cósmicos ( MENTES ), con capacidades propias de las esencias o atributos del Cosmos en su configuración esencial, es decir, capacidad de inteligencia, de sensibilidad, de creatividad, etc. ]--
Pero ciñéndonos a nuestro estudio como meros observadores vamos a comenzar con el análisis que antes hemos mencionado.

ANÁLISIS CRONOLÓGICO

En un principio sobre la tierra sobre existía materiales semejantes a los hoy conocidos pero sin ningún tipo vida ni materia biológica.
Así pues solo teníamos elementos simples de carácter físico.
Sin embargo de esta materia nacería después todo el entramado biológico y de vida animal que hoy tenemos y no solo eso, de aquél cúmulo de material también saldría las capacidades y aptitudes de los humanoides que hoy poblamos la tierra.
Entonces cabría preguntarnos, ¿Todo esto ha salido de la nada?
Pues no claro está, todo esto ya estaba en la composición de la naturaleza o en los fundamentos cómicos que la componen, lo que faltaba era estructurar y sintetizar todos estos elementos en grupos pequeños y completos -mentes - que pudieran contener todos los elementos esenciales disociados por dicho Cosmos y en nuestro caso por nuestro querido planeta.
Así pues tomemos todos estos elementos cósmicos y hagamos un seguimiento de su montaje y construcción:
Hemos dicho que las mentes son síntesis de composiciones de elementos cósmicos (sensitividad e inteligencia) ya existentes y que éstos elementos ya están adscritos a la propia materia.
Así pues en las mismas unidades másicas (los átomos) ya están implícitos los principios de inteligencia y sensitividad de que está constituido el Universo.
Los puntos básicos de inteligencia en un átomo son las composiciones que forman sus elementos constitutivos, (el espacio y el tiempo) que a través de la cuarta dimensión se constituyen en puntos materiales o sistemas gravitatorios (átomos).
Por tanto si tomamos espacio y tiempo, lo unimos de forma inteligente -o dicho de otro modo, formamos un conjunto de FUSIÓN- y además le aplicamos (fusionamos) otro elemento inteligente como es la característica exponencial de las matemáticas, tendremos un montaje inteligente de elementos cósmicos, es decir tendremos un átomo.
Esta estructuración puede dar como resultado otros ensamblajes inteligentes como son los montajes de muchos elementos atómicos como son las moléculas, las partículas y sobre todo los cuerpos que estas forman.
Una vez compuestos los cuerpos físicos - formados por átomos - en ellos podemos ver y notar también muchas componentes inteligentes, como formas (largo, redondo, plano, etc.) cuerpos (piedra, árbol, animal, agua, estrellas, planetas, etc.) cualidades, (colores, sonidos, lejanos, altos, etc.) y otras muchas características inteligentes que nos rodean por doquier.
En cuanto a los elementos sensitivos tenemos sus comienzos en puntos sensitivos adscritos también a la propia materia.
Cuando se crean las unidades gravitatorias o átomos por unión del espacio y el tiempo, a éstas la propia inteligencia constitutiva le suministra un punto sensitivo primario cual es LA NECESIDAD DE COMPLEMENTACIÓN, o fuerza magnética, que impulsa a las unidades materiales a UNIRSE, para formar unidades en equilibrio o unidades en estado SATISFACTORIO, para las leyes constitutivas del Cosmos.
Quizás todas estas expresiones puedan sonar como pretenciosas o estúpidas desde un punto de vista científico, pero si analizamos el magnetismo en su configuración veremos que realmente hace el papel de equilibrador, de distribuidor equitativo de elementos cósmicos, de complementador y constructor de complejos atómicos, llegando incluso a la construcción de la vida sobre la tierra.
Es por tanto un elemento con una característica de cualidad sensitiva que no puede negársele, aunque solo sea como punto primario de esta capacidad.
Pues bien, veamos ahora el desarrollo o la formación de grandes conjuntos de estos elementos, inteligentes y sensitivos.
En primer lugar como elementos constitutivos de la biología nos fijaremos en los átomos, en los cuales como ya hemos dicho las fuerzas magnéticas representan el primer punto sensitivo o NECESIDAD de complementación de éstos, incitando por ello a la unidad de dichos elementos para formar las moléculas.

[HOTLIST]

Así que en estos átomos encontramos dos tipos de puntos:

Inteligentes :
-- La propia estructuración inteligente con que están constituidos los átomos. Sensitivos:
-- El magnetismo que implica NECESIDAD de equilibrio.

Seguidamente contemplaremos a las moléculas las cuales son composiciones inteligentes porque son formaciones adecuadamente distribuidas y ordenadas y cuyas directrices de unión son llevadas a cabo por puntos de tipo sensitivo o sea por necesidad de unidad y complementación.

[HOTLIST]

Como hemos visto en el apartado meramente metafísico de este compendio, los elementos inteligentes y sensitivos se funden en una capacidad o funcionalidad DESCRIPTIVA y se considera que actúan con un mismo cuerpo sensitivo e inteligente al mismo tiempo, lo mismo que ocurre en el ser humano como veremos, sin embargo para poder estudiar y comprender mejor todo esto, nosotros tratamos de verlos por separado para poder analizarlos mejor.
Pues bien, en las macromoléculas la gran cantidad de puntos magnéticos que reúne nos da una resultante que implica la necesidad de unión o asimilación por parte de esta molécula de elementos ya más específicos como pueden ser pequeñas moléculas que complementen a todo este gran sistema molecular, o dicho de otra manera, necesita ALIMENTARSE, de elementos específicos y necesarios para ella.
Por tanto ya a este nivel molecular podemos decir que ha nacido el estado sensible del HAMBRE aunque solo sea como conjunción magnética específica.
Así que en las macromoléculas ya tenemos conjuntos sensitivos importantes como es el nacimiento del primer seudo-instinto y seudo- sentimiento a saber:

Punto inteligente: Capacidad de discernir sobre el alimento que necesita.
Punto sensitivo: Necesidad de alimentación o HAMBRE MOLECULAR.

Con el desarrollo de las macromoléculas y su agrupación en conjuntos de relación y complementación se llegaría al establecimiento de colonias estables de estas macromoléculas y posteriormente a la constitución y conformación de las células.
Con la aparición de las células, se llegaría también a un tipo de inter-relación entre las macromoléculas que la forman pues para alimentarse había que estar perfectamente coordinados entre todos, de forma que se deje entrar a los alimentos en el interior y poder después repartirlos adecuadamente y demandar los alimentos que faltasen.

[HOTLIST]

Para todo ellos había que hacer nacer un estado de comunicación entre todas las macromoléculas mediante la señalización de las necesidades de cada una.
Esta señalización sería como es natural de tipo bioquímico u hormonal.
En esta etapa nacería pues la relación hormonal entre elementos de una misma célula que consistiría como hemos dicho en comunicar mediante la suelta de un producto químico las necesidades o deficiencias que la comunicante tenía, con objeto que la proveedora o capa exterior de la célula tratase de adquirir nuevos alimentos.
Por tanto en las células ya existe la capacidad de alimentación o capacidad somática de ‘sentir’ hambre al ser excitadas unas macromoléculas por la acción hormonal de otras y al mismo tiempo una relación entre moléculas que representa una acción inteligente pues, al conocimiento de las causas se da una repuesta inteligente para la resolución de las mismas.

[HOTLIST]

Así que en esta etapa ya existían:

Puntos de inteligencia : Interrelación entre macromoléculas y respuestas adecuadas a los requerimientos.
Puntos sensitivos: Necesidad alimentaria, sentimientos somáticos del hambre y posiblemente mecanismos de estados de equilibrio o sentimiento somático de satisfacción alimentaria.

Cuando las células se agruparon para su mejor alimentación o cuando por sus enormes dimensiones tuvieron que dividirse en otras más pequeñas, se constituyeron o nacieron los pluricelulares o agrupaciones de células en un solo cuerpo celular, el cual tendría que especializar a cada una ella en una función determinada para mayor aprovechamiento de los alimentos y para mayor diversidad de funciones a realizar, propiciando de esta manera una capacidad de alimentación muchísimo mayor y unas expectativas de existencia también mucho mayores.

[HOTLIST]

Ahora bien para esta subdivisión en grandes cantidades de células se tendrían que mejorar los elementos de transmisión entre las macromoléculas y sobre todo entre las células porque la información a transmitir sería muchos más diversificada por ser también mayor el número de funciones a realizar por todo el cuerpo del animal.
¿Cómo sería esta técnica de transmisión de información entre cada una de las células del nuevo cuerpo?
Pues seguramente al principio como lo estaban haciendo, en decir, mediante sistemas hormonales que excitaran en los lugares adecuados para que éstos reaccionaran también adecuadamente.
Por tanto, mediante hormonas el cuerpo de animal contenía un flujo de información inteligente y dicho flujo se traduciría a su llegada a los lugares pertinentes en puntos de acción sensitivos e inteligentes.
Pero además estos animales ya estarían desarrollados reflejos contra las acciones nocivas exteriores como el calor, los golpes, etc. y por tanto estarían construyendo puntos sensitivos de dolor, calor, etc.
Así pues tenemos en los primeros pluricelulares sistemas de acción inteligente y sistemas de funcionalidad sensitiva:

Puntos sensitivos: Todo aquellos que eran excitados por las hormonas adecuadas y que en su conjunto constituían un sistema sensitivo con capacidad de apreciar Hambre, Dolor, Calor, etc.
Puntos inteligentes : Toda la red de información hormonal que conducía adecuadamente al animal pluricelular para su buen funcionamiento e integridad.

El siguiente paso sería seguramente una mayor especialización de grupos de células en distintos cometidos como por ejemplo:
Células especializadas en alimentación, cubierta o protección del medio exterior, etc.
Se desarrollarían aún más las capacidades de apreciación de elementos exteriores tales como calor o fríos, y comenzarían a aparecer capacidades de apreciación táctil de los objetos con que entrara en contacto, todo ello claro de una forma somática es decir apreciación celular y de comunicación a los demás miembros de la colonia o células componentes de una forma bioquímica u hormonal.

[HOTLIST]

Pero como consecución importante en esta etapa estaría la conformación de sistemas o conjuntos celulares capaces de producir movimientos aunque fueran solo de tipo reptante, por contorsión o ameboide.
Es decir se estaría fraguando el nacimiento del músculo que con su especialización se llegaría a una evolución total de los movimientos en etapas posteriores.
Así pues en esta etapa se contemplarían los mismos logros sensitivos e inteligentes pero más desarrollados aún y con nuevas aptitudes como la del tacto o movimiento.
Una vez que el animal hubiera adquirido ya unas dimensiones importantes así como unas capacidades de relación entre sus células muy diversificadas y unas capacidades de movimientos y relación con el medio exterior, llegaría a no bastar la relación hormonal bilateral entre los distintos órganos incipientes de este animal y necesitaría en primer lugar una centralización de impulsos para conseguir una discriminación de acciones ejecutar y que éstas fueran siempre correctas y coordinadas entre ellas.
Así pues en esta etapa nacería un centro de mando de impulsos aunque fuera solamente manejado por sistemas hormonales pero ya totalmente coordinados y con sistemas de jerarquías que permitiesen su funcionalidad y preferencias de acciones según las circunstancias.
Al mismo tiempo se establecerían sistemas de movimiento mediante anillos de fricción y primitivos músculos todavía manejados por sensaciones táctiles y acciones hormonales.
Más adelante la necesidad de movimientos cada vez más rápidos y coordinados crearía la necesidad del nacimiento del nervio, otro elemento de gran importancia en el futuro desarrollo de estos animales.
Como es natural el nervio y posteriormente el sistema nervioso en general estaría compuesto por un conjunto de células especializadas en tal menester con la forma y las particularidades propias para su trabajo.

[HOTLIST]

El nervio tendría la misión de transmitir las órdenes de movimientos a los músculos y hacerlo de una manera rápida y eficiente.
En un principio el conjunto de nervios estaría comandado solamente por funciones sensitivas desde un centro nervioso alojado en lo un lugar preponderante del cuerpo el animal que sería más tarde el centro general de comando y distribución de todas las funciones corporales, y cuyo enclave sería lo que hoy denominamos cabeza del animal.
Es decir, es este estadio el animal contaría con elementos sensitivos e inteligentes de una forma parecida a :

--Conjuntos sensitivos: Determinados por sistemas de células especializadas en apreciar sensaciones y dar impulsos diferenciados a las distintas sensaciones recibidas, con capacidad de sentir hambre, seudo-dolor, calor-frío, miedo somático, sentido táctil, etc.
--Capacidad inteligente: Mediatizada por el medio exterior, es decir por impulsos exteriores y utilización de impulsos de los sentimientos interiores, y formada por una serie de determinaciones de actuación un tanto reflejas según las informaciones o influencias del medio exterior y las necesidades del medio interior.

El paso siguiente sería hacia el desarrollo y evolución de un sistema central más rápido y especializado que el sistema hormonal, y consistiría en la utilización de ramificaciones nerviosas para computar o discriminar las órdenes a dar, siempre claro está con un soporte bioquímico en el aspecto sensitivo o sentimental, es decir, soporte y accionamiento sensitivo de carácter más constante y duradero y órdenes y discriminación de tipo nervioso más rápido y efectivo.

[HOTLIST]

En esta etapa todos los elementos anteriores estarían aún más desarrollados incluyendo a sentidos como el tacto y sentimientos como el hambre, dolor, frío, calor, etc. y el naciente sentimiento de miedo a los factores desequilibrantes y peligrosos para la integridad de animal.
El paso siguiente, una vez en posesión del sentido del tacto y conjuntos sensitivos o sentimientos como los anteriormente descritos, el animal pasaría a nuevos estadios de desarrollo como serían la adquisición de nuevos sentidos como los del oído y la visión.
El primero nacería seguramente por un desarrollo específico del sentido del tacto sobre conjuntos celulares que se especializarían en estas sensaciones terminado por constituir el sistema auditivo y el segundo, la visión, sería también un derivado del tacto que en coordinación probablemente con el sentimiento de calor desarrollarían unos conjuntos celulares propicios para la obtención de sensaciones producidas por las ondas luminosas.

[HOTLIST]

Con el nacimiento de estos sentidos y el desarrollo de los ya adquiridos con anterioridad el animal se habría convertido en una ser con capacidad de movimiento, visión, escucha, etc. y con la capacidad de relacionar todas estas atribuciones con el conjunto instintivo básico que ya poseía, de tal manera que se habría convertido en un conjunto vital o animal con capacidad de funcionalidad y utilización de conjuntos y sistemas tanto inteligentes como sensitivos que representa la base para la posterior evolución de un ser o ente con cualidades de SÍNTESIS de los elementos constitutivos del Cosmos.

Así pues hemos llegado a la evolución de un ser con capacidades inteligentes y sensitivas aunque todavía podemos llamarle animal pues no posee las facultades que si tienen los humanoides y que veremos seguidamente.
Sin embargo lo que nos interesaba ya lo hemos visto, que es la forma de como se ha conseguido la sintetización de los elementos cósmicos de inteligencia y sensibilidad -sensitivos- en un solo conjunto que mediante la utilización de materia como soporte necesario se ha llegado a la conjunción de tal cantidad y variedad de elementos o puntos básicos del Cosmos que han conseguido un resultado o síntesis de todos los valores de estos puntos en un solo cuerpo.
Así pues y resumiendo, hasta aquí hemos visto una conjunción y sintetización de puntos -inteligentes y sensitivos- básicos del cosmos mediante la constitución o evolución de un animal y que son los siguientes:

Conjunto sensitivo: Sentimientos básicos y derivados de éstos como hambre o sed, dolor, calor, fríos, miedo, necesidad sexual etc.
Conjuntos inteligentes: Como los instintos básicos y sus derivados tales como alimentación, depredación, conservación, huida, sexual, etc.

Sin embargo el hombre que evolucionó de estos animales desarrollo otras atribuciones y mejoró las ya adquiridas.
Como dijimos al principio, el factor inverso a la creatividad es al sintetización y ya en estos animales hemos visto un principio de ella, la cual constituye sus fundamentos funcionales.
En el hombre este factor está mucho más desarrollado y ya no componen solo elementos estables y constantes sino que tiene la facultad de crear grandes cantidades de síntesis, agrupaciones de éstas, composiciones diferentes de las mismas, etc.
Es decir en el hombre la sintetización es constante y por tanto su desarrollo funcional o psíquico es también constante.
Precisamente esta capacidad de componer distinta síntesis le lleva a la facultad del pensamiento, mediante el cual él puede revisar, agrupar y construir toda clase de agrupaciones de síntesis y obtener multitudes de resultados y a la vez multitudes de soluciones a sus problemas y lo que es más importante de construir a su voluntad su propia arquitectura de conocimientos y conciencia.
En resumen el hombre tiene la capacidad de la conciencia y la capacidad de la creatividad que le convierten en un ente cósmico con todas las atribuciones de dicho elemento.
Pues bien, ahora vamos a estudiar al hombre analizando sus principales facultades y atribuciones.
Para ello lo primero que vamos a tratar será el tema fundamente en la composición mental de ser humano, es decir, el factor de SINTETIZACIÓN.

FACTOR SÍNTESIS

Como hemos expuesto con anterioridad, la mente humana -o animal- es una consecuencia de la sintetización de los elementos básicos del Cosmos en un solo conjunto o cuerpo funcional.
Así pues, el Cosmos es una gran creatividad senso-inteligente y nosotros mediante su observación -que en principio fueron simples impulsos de la propia ordenación cósmica- vamos sintetizando elementos inteligentes y sensitivos y componiendo conjuntos de actuación (instintos, sentimientos, síntesis) que actuando en relación unos con otros, desarrollan una funcionalidad a cuya consistencia y capacidad le llamamos mente.
Repetimos nuevamente que la sintetización es un factor inverso a la creatividad.
Crear es utilizar los elementos senso-inteligentes que poseemos y componer mediante ellos una obra, creatividad o vivencia.

CREAR es aplicar elementos senso-inteligentes

Sintetizar es obtener los elementos senso-inteligentes de una obra u vivencia que en nuestro caso debemos de observar y estudiar para conseguirlo.

SINTETIZAR es extraer elementos senso-inteligentes

Si por ejemplo hacemos una pintura, a ella aplicamos unas sensaciones y unos elementos de inteligencia constructiva que se expresan en las formas y dibujos que hacemos.
Cuando esta pintura es observada por otros individuos puede producir en ellos estos mismos sentimientos y sensaciones inteligentes que nosotros le hemos aplicado.
En el primer caso estamos creando o hemos creado una pintura mediante el aporte de los elementos citados.
En el segundo caso se está sintetizando dichos elementos en la mente del observador de modo que aunque de forma esquemática los valores sensitivos e inteligentes que la pintura son asimilados por él.
Esta grabación de forma esquemática o sintetizada en la mente del observador y que posteriormente puede ser utilizada para multitud de funciones mentales es a la que llamamos SÍNTESIS, y que puede ser de una vivencia, de la creatividad de una obra -pintura-, de una composición lógica, de un teorema, de un conjunto de síntesis, etc.
Por tanto ya tenemos una primera idea de lo que es una síntesis y además comenzamos a considerar que el trabajo funcional de las mentes se fundamenta en síntesis de las vivencias y experiencias que hacemos y que a su vez conjuntos de ellas pueden ser sintetizadas en otras síntesis más simples.
Luego el trabajo metal tiene una forma de estructuración funcional consistente en archivos simples - aunque bien definidos - de los acontecimientos observados y con capacidad de agrupación de estos archivos en otros aún más simples y también bien definidos, es decir que contengan los elementos comunes y que definan el contenido de los mismos.
Luego el sistema de sintetización consiste en sacar elementos comunes de un cúmulo de circunstancia, con los cuales definimos y analizamos dichas circunstancia de un modo más simple y sencillo y sobre todo con una necesidad de almacenaje mucho menor.
Si por ejemplo vemos una película, no es necesario ni sería posible ni conveniente el recordar punto por punto, escena por escena, objeto por objeto, palabra por palabra, sino que basta con una síntesis de la misma la cual podría ser:
Fue una película muy divertida y muy bien realizada.
Posteriormente si alguna escena es interesante podremos pasar a recordarlo, pero también sintéticamente, no con detalle de todos los objetos, colores, luces, puntos, o distancias, que por otro lado tampoco tendríamos capacidad de recordar.
Así pues, nuestras mentes son un conjunto de RELACIÓN Y FUSIÓN de las síntesis propias de cada individuos, las cuales han sido obtenidas por observación - tanto somática, refleja o síquica - del ente cosmológico que nos rodea.
Vamos ahora a seguir el modo de trabajo de nuestra mente paso por paso para entenderlo mejor.
Primero se observa una vivencia en la cual estamos inmersos y la cual nos afecta a nosotros. Pongamos por caso una corta relación amorosa.
En primer lugar podemos considerar a la persona con la cual tenemos dicha relación, la cual puede ser cálida, amable, extrovertida etc.
Con todo ello hacemos una síntesis -por supuesto inconscientemente- que nos grava el conocimiento general de la persona, de tal forma que si alguien nos pregunta, no tendremos que exponer punto por punto las formas y vivencias realizadas con esta persona, sino la síntesis que sobre ella nosotros tenemos gravada.
También tendremos hecha una síntesis de nuestro trato con ella, si ha sido ameno o aburrido, complicado o fácil, sensitivo o frío, etc.
También tendremos una síntesis del resultado del amorío, si ha terminado bien o mal, con amistad o enemistad.
Así mismo tendremos síntesis más profundas o más personales, tales como los sentimientos de decepción o entusiasmo, de seguridad o inseguridad, de auto estima, etc. que esta relación nos ha dejado.
Pues bien todas estas síntesis y otras relativas al asunto, quedan como eso, como síntesis y no como vivencias completas en nuestra mente, que claro no podría contener todas las vivencias una por una sino solo la síntesis de las mismas, que al fin y al cabo son las que verdaderamente tienen una lógica utilidad.
Pero además podemos después de esta vivencia, conjuntar todas estas síntesis y obtener una síntesis total de la relación amorosa, como podría ser:
Fue una relación amorosa dulce, comprensiva, gratificante y desgraciadamente imposible.

GRUPOS DE SÍNTESIS

Como sabemos el Cosmos es una gran creatividad o creación formada por infinitos puntos senso-inteligentes lo cual le confiere una consistencia que a nuestro observar parece totalmente uniforme, sin fallas ni faltas de continuidad y de dimensiones infinitas.
También hemos dicho que el hombre consigue en su mente los factores sensitivos e inteligentes con que el Cosmos está construido mediante la sintetización de gran cantidad de puntos cósmicos o SI en un solo conjunto.
Para todo ello la mente del hombre se ha desarrollado por impulso lógico (inteligente y sensitivo) del medio exterior que lo rodea, en conjuntos también correlacionados con elementos básicos SI, es decir, conjuntos de síntesis semejante o asimilables a cada elemento SI.
Por tanto estos conjuntos son en principio, agrupaciones con capacidad de archivo o montaje estructural y funcional de caracteres inteligentes y de caracteres sensitivos, a saber:
Instintos y sentimientos
Posteriormente estos instintos y sentimientos, mediante las experiencias o vivencias del ser que los lleva, adquirirían la formación de síntesis con las cuales actuaría mediante una discriminación o selección de ellas según la importancia de las mismas en cada momento de actuación.
Pues bien, a los grupos que forman cada uno de estos sistemas básicos de actuación (instintos y sentimientos) y a los desarrollados a partir de la capacidad de discriminación o selección de los anteriores, le llamaremos grupos de síntesis pues cada uno de ellos tiene personalidad o características propias.
Estos grupos de síntesis los dividiremos en principio -con arreglo de nuestro punto de vista metafísico- en grupos de:

DESEOS, ADAPTACIÓN Y MÉTODOS

Los de DESEOS son los relacionados principalmente con los sentimientos y en parte también con sus instintos respectivos, es decir, son los de carácter eminentemente SENSITIVOS.
Los de ADAPTACIÓN serán los de características intermedias y se dedicaran principalmente como su nombre indica a la preparación del individuo para la relación con el medio exterior y el auto-conocimiento y valoración para llevar a cabo estos menesteres.

[HOTLIST]

En el grupo de MÉTODOS será el encargado de la INTELIGENCIA del individuo pues será el que relaciona a todos los demás, el que busca soluciones a los problemas planteados por ellos, y el que ejercita el trabajo y consecución de las directrices y deseos manifestados por los anteriores.
Todos estos grupos de síntesis -y las síntesis en sí- están relacionados unos con otros y pueden conjuntar a grupos de síntesis semejantes en una sola síntesis de información o datificación, llegan en su techo máximo a las conciencias de conjuntos de síntesis -valoración de un hecho de una forma completa- o conciencia personal (valoración de las principales síntesis relativas a los principios básicos tanto cósmicos como humanos, en este caso subjetivo a la persona que la contiene)
Así pues, las mentes humanas trabajan en forma arborescente y lateral y con carácter expansivo, es decir, informaciones llegadas del exterior o pensamientos interiores, se expanden y toman todas las informaciones sintetizadas -o crean nuevas síntesis si la información es nueva- referentes el hecho en cuestión y posteriormente se comprimen mediante la sintetización de toda esta información en un conjunto o síntesis definitoria de dicho hecho.

CONSTRUCCIÓN DE UNA SÍNTESIS

Los modos de trabajo en la construcción de una síntesis podrían constituir el primer estadio discriminador -e inteligente- de tipo semiconsciente. Es decir, todos los datos de un problema son llevados a su lugar de análisis -su lugar de apreciación o instinto-sentimiento y síntesis correspondientes de los mismos- donde son asimilados, sumados, analizada su fuerza y consistencia etc. y encontrados los denominadores comunes y definidores de todo el proceso de información recibida y dando un resultado del mismo, como ya hemos dicho, consistente en una definición y apreciación sintetizada del hecho en cuestión.
Todo ello de una forma automática e inconsciente, consistente en sumas de información y archivo del resultado obtenido en un conjunto definidor del hecho o síntesis del mismo.
Así pues, las sensaciones más repetidas, más fuertes y más consistentes o definidoras serán la base del archivo o síntesis.
Por ello la base de la inteligencia puede ya radicar en las tomas de soluciones por suma de información comunes en lugares específicos para ello y la obtención de resultados ya inteligentes a consecuencia de la adecuada organización de los archivos por caracteres similares.
Posteriormente esta inteligencia será ya más desarrollada al permitirse la capacidad de comparación sucesiva de resultados o síntesis en la mente superior del humano.
Pero remitiéndonos a las síntesis, vemos que estás son resultado de discriminaciones o sumas y resultantes de apreciaciones sensitivas e inteligentes en los lugares adecuados para cada información.
Si por ejemplo, vemos una película y nos agrada la misma, inmediatamente se hará -inconscientemente- una síntesis de ella y si nos preguntan por ellas, responderemos utilizando esta síntesis obtenida, es decir:
Fue muy divertida y amena.
Lo cual representará una síntesis general de la película.
Pero si nos piden que se la contemos, ya tendremos que atender a las síntesis particulares de cada escena, o escenas más imperantes o que más nos hayan gustado.
Por tanto las vivencias largas y complicadas pueden tener muchas síntesis según sea la cantidad de elementos que contenga y la diversidad de ellos y que con la suma o denominador común de todos ellos podemos hacer una síntesis general y definidora de toda la vivencia.
Así pues, volvemos a repetir que el trabajo y desarrollo mental se basa en la creación y utilización de grupos o conjuntos de elementos o puntos senso-inteligentes con los cuales podemos definir o concienciarnos de una vivencia o creación menor y que con las sumas, agrupaciones, permutaciones etc, de estas síntesis podemos crear otras mayores definidoras de todo el grupo.
Podemos asimismo utilizar las síntesis o los grupos de ellas para realizar creaciones, trabajos externos, comprensión de otras vivencias o creaciones etc.
Es decir, las síntesis representan una capacidad senso-inteligente y por ello tanto ellas solas, como la suma y composición de las mismas representan una capacidad de toma de conciencia y apreciación de cualquier hecho acaecido, del auto-conocimiento de ser que las lleva - si tiene suficiente desarrollo en este conjuntos - y es en sí, una SINTETIZACIÓN y por tanto POSESIÓN de los valores básicos del Ente Cosmológico.

CARACTERÍSTICAS DE LAS SÍNTESIS

Entre las características de las síntesis podríamos exponer las siguientes:

-- Son conjuntos de puntos senso-inteligentes de unas mismas características, es decir, llevan en su agrupación ya las capacidades y aptitudes de la inteligencia de agrupación por caracteres similares, o sea, forman conjuntos de relación y/o fusión.
-- Son por tanto conjuntos SI (senso-inteligentes) y piezas fundamentales y componentes de la capacidad inteligente y sensitiva y en la formación de conciencia y personalidad de los humanos.
-- Se forman inconscientemente -normalmente- por similitud, suma y composición semejante de sus componentes.
-- Tienen menor fuerza sensitiva que las vivencias reales pero les da un conocimiento suficiente de los hechos en cuestión sin que les afecte las consecuencias de las mismas de una manera degradante o inhibidora.
-- Llevan implícita en su constitución efectos sensitivos de ejecución, es decir, llevan el impulso de deseo o la necesidad de constitución de la misma, siendo por tanto negativa sensitivamente (sentimientos de agobio, preocupación, pesadumbre, etc.) cuando no se termina o soluciona adecuadamente una síntesis que pueda ser importante para nuestra seguridad, estabilidad, afectividad, etc., los cuales desaparecen una vez terminada de establecer dicha síntesis.
-- Las síntesis como hemos dicho pueden, sumarse, relacionarse, componer conjuntos, etc. y dar como nuevos resultados a otras síntesis con mayores capacidades y atribuciones, pudiendo llegar a componer en su totalidad o máxima agrupación de factores una aptitud total del individuo, como hemos dicho por extracción de los elementos básicos SI en un solo conjunto o CONCIENCIA.

VÍAS ESTRUCTURALES

Una vez estudiada como se estructura la información mental mediante la agrupación de puntos senso-inteligentes semejantes en conjuntos o síntesis con carácter definitorio, es decir, que representa dicho grupo una información más o menos completa sobre un tema o asunto concreto, vamos a ver esta estructuración de una forma más amplia.
Todo el conjunto de síntesis con los soportes genéticos y estructurales que la sostiene, (instintos y sentimientos, discriminadores de éstos, discriminadores de métodos, etc.), forman a su vez conjuntos de características similares, o dicho de otro modo, forman órganos mentales de funcionalidad similar, distribuidos de una forma consecutiva -unos tras otros- para procurar que el trabajo de la mente sea fluido y consecuente.
Éstos órganos mentales -en que nosotros hemos dividido la mente para observar mejor su funcionalidad- que se describen de forma simplificada en cuadro sinóptico, serán los siguientes:

SISTEMAS DE INICIO:
-------N = NECESIDADES Corporales, Sociales, Instintivas. etc.
-------S = SENTIDOS, Vista, Oído, Tacto, etc.

INSTINTOS Y SENTIMIENTOS

DISCRIMINADOR SENSITIVO

DISCRIMINADOR INTELIGENTE

MOTOR

En el cuadro siguiente detallamos cual puede ser el esquema mental desde un punto de vista ESTRUCTURAL y FUNCIONAL desde una perspectiva metafísica, así como el flujo del trabajo realizado por los procesos mentales en lo referente a la consciencia principalmente.

[HOTLIST]

--{ Se advierte que el presente cuadro en una descripción muy simplificada de la estructuración y funcionalidad mental y que solo se atiende a las principales vías de comunicación a nivel de consciencia y siempre desde el punto de vista metafísico que tiene su autor, es decir, de plasmación de la funcionalidad cósmica en el conjunto cerebral del ser humano } --

SISTEMAS DE INICIO

Como su nombre indican serán los promotores de la funcionalidad mental los cuales ya sea por impulso interior o exterior nos inducirán a promover un trabajo mental que se desarrollarán como más adelante veremos.
Los sistemas de inicio serán pues en primer lugar las necesidades (corporales, las sociales, etc.) y las excitaciones instintivas producidas por las informaciones recibidas de los sentidos, y las propias de dichos instintos.
Por tanto todos estos sistemas o elementos corporales tanto somáticos, (necesidad celular de alimentación), como orgánicos (visión, oídos), y síquicos (las propias necesidades de manifestación interior de instintos y sentimientos), son la base inicial de actuación de las funcionalidad mental.
Así pues, los elementos que ocasionan los impulsos al trabajo mental serán:

[HOTLIST]

INSTINTOS Y SENTIMIENTOS

Son la base sensitiva de la mente y por tanto la base de aportación de la mayoría de las aptitudes mentales y humanas del individuo.
-- Los sentimientos como ya vimos en la parte metafísica de este tratado contienen y aportan cualidades tales como:
Necesidad Vital, para impulsar a la realización de funciones y en seres superiores a la creatividad.
Apreciación Afectiva, o impulsos y sensaciones sobre todos los hechos en realización o realizados, como son el afecto, aprecio, placer, auto- satisfacción, etc.
Y por supuesto en los animales y hombre la afectación negativa al no conseguir los objetivos deseados.
-- Los instintos representan la aportación inteligente ( en este caso subconsciente ) necesaria para el desenvolvimiento o actividad que han de llevar a cabo por mandato de los sentimientos.
Por tanto la unidad de sentimientos e instintos constituye la base espiritual del animal y del humano y de ellas se desarrollaran todas las aptitudes posteriores de éstos.

ASÍ PUES AUNQUE YA HEMOS DIVIDIDO PARA SU ESTUDIO A LA ESTRUCTURACIÓN MENTAL - Y DESPUÉS LO HAREMOS CON LA FUNCIONAL - EN GRUPOS U ÓRGANOS MENTALES, LA BASE DE TODOS ELLOS RADICA EN ESTE GRUPO PRINCIPAL O BASE DE ACTUACIÓN.

DISCRIMINADOR SENSITIVO

Este órgano mental y elemento de apoyo y resolución al de la base INSTINTOS-SENTIMIENTOS, consiste en un discriminador, es decir, un comparador, en este caso de conjuntos SI ( senso- inteligentes ), cuyo trabajo consiste en unir los conjuntos a discriminar y comparar su fuerzas sensitiva y su lógica inteligentes y producir un resultado o decantamiento por el más fuerte o más lógico, a no ser que los conjuntos serán semejantes y puedan ser satisfechos a la vez con una misma resolución.

Por tanto discriminar es aceptar las peticiones del instinto o conjunto más fuerte o condicionante y ordenar (VOLUNTAD) su ejecución.

El ser humano tiene una diversidad de instintos y sentimientos, muchos de los cuales son totalmente contrapuestos en sus peticiones (como por ejemplo, agresividad y miedo, posesión y respeto a la propiedad de los demás, apareamiento y emparejamiento -fidelidad- etc. ) con lo cual se verá forzado continuamente a tomar decisiones entre dos o más impulsos o deseos contrapuestos.
Pues bien, este discriminador se encarga de comparar, sopesar y considerar cual de los impulsos ha de ser respetado y ejecutado y cuales no.
Este discriminador por ser encargado de resolver las aptitudes sensitivas de la mente, es el que conlleva en si la potestad de la voluntad en su resolución final, lo cual no quiere decir que en él estribe la voluntad total del individuo, sino que en él se manifiestan las sumas de las voluntades de todos los instintos aunque como hemos dicho de una forma discriminadora o de resolución única hacia el más necesario, fuerte o satisfactorio.

DISCRIMINADOR INTELIGENTE

Este discriminador se encargo de seleccionar las acciones a ejecutar para satisfacer el deseo propuesto por el discriminador sensitivo, lo que en principio representa también una actuación de la voluntad, aunque con carácter secundario, es decir, puede discriminar acciones a llevar a cabo pero siempre para satisfacer los deseos del conjunto sensitivo de la mente.
Por tanto en sí representa la capacidad de Inteligencia de orden superior o más desarrollada del conjunto mental.
Este discriminador cuenta con una capacidad de relación de conjuntos SI muy superior al discriminador sensitivo y además cuenta con unos archivos de síntesis y de accesos a las de los demás módulos u órganos mentales (instintos-sentimientos, discriminador sensitivo) de enormes proporciones.
Además, mientras que el discriminador sensitivo tiene carácter estático, es decir, mantiene el impulso resultante durante todo el proceso de ejecución, el discriminador inteligente tiene carácter dinámico y rotativo al proponer diversidad de funciones o acciones a realizar, comprobar éstas y sus posibles resultados, consultar a los módulos anteriores las posibles soluciones para ver si son nuevamente aprobadas, y ordenar al sistema motor los distintos movimientos que ha de realizar para finalizar adecuadamente el trabajo pedido.

MOTOR

Este módulo mental se encarga de manejar a los órganos corporales específicas para diversidad de movimientos y funciones mediante la utilización de los sistemas musculares de cada órgano en cuestión.
Así órdenes específicas procedentes del discriminador inteligente -principalmente- son traducidas en movimientos adecuados para la acción encomendada.
Este sistema motor lleva como ‘piloto de navegación’ o como sistema de afinamiento y ajuste de movimientos a otro conjunto neuronal de alta especialización en equilibrios y coordinación de movimientos cual es el conjunto del Cerebelo.
Así pues con todo este conjunto de módulos mentales se consigue desde el nacimiento de impulsos por necesidades interiores o acciones e informaciones exteriores, pasando a excitaciones o implicaciones de conjuntos de actuación SI con aportación de multitud de creatividades y su transformación en ejecuciones exteriores mediante el sistema motor del individuo.

VÍAS FUNCIONALES

Aunque los trabajos mentales se realizan en varias direcciones según las circunstancias y el tipo de función a realizar, normalmente existen unas vías mentales principales que desde un punto de vista funcional pueden representar el flujo principal o dirección seguir por los impulsos mentales.
Estas vías que esquematizaremos a continuación son las que demarcan el trabajo normal de una función metal y podemos considerarlas como unos pasos que sigue el flujo mental a través de unos módulos estructurales -vistos anteriormente- que imprimen a éste distintas características y que al final nos da unos resultados específicos o trabajo realizado.
Estos pasos o bloques por los que discurre dicho flujo los vamos a detallar de la siguiente manera:

[HOTLIST]

--Inicio
--Bases de actuación
--Impulsos
--Mecanismos de actuación
--Resultantes

INICIO

El inicio de un impulso al trabajo mental se puede producir principalmente por:

N: Una necesidad corporal, social o síquica y
S: Por una observación o información del medio exterior llevada cabo por los sentidos.

La necesidad corporal ( hambre, deseos sexuales, etc.) es el factor principal de actuación de los animales.
La necesidad social (Trabajos, obligaciones, etc.) es utilizada en cambio principalmente por el hombre ya que esta está más desarrollada socialmente.
La necesidad síquica (Fama, poder, conocimientos, etc.) serán los impulsos producidos por los propios instintos debidos a su propia naturaleza -son conjuntos SI-.
En cuanto al apartado S, (impulsos exteriores -visión de todo tipo de objetos y circunstancias que pueden producir deseos de posesión, dominio, etc.) también es utilizada más por el hombre que por los animales, debido a la cantidad y calidad de las observaciones y visiones a que éste se haya sometido durante su existencia.

BASES DE ACTUACIÓN: INSTINTOS Y SENTIMIENTOS

Las bases de actuación serán los bloques capaces de crear o traducir las informaciones recibidas por los factores de Inicio en impulsos de actuación que conlleven en sí las necesidades a cubrir y los modos de cubrirlas, es decir SERÁN LOS INSTINTOS Y SENTIMIENTOS del animal o humano.
Si recibimos información visual de un automóvil deportivo, o de nuestra posible pareja ideal, inmediatamente esta información pasará a los instintos los cuales traducirán esta visión en un conjunto de actuación sensitiva (deseo de conseguirlo) y seudo-inteligente (formas básicas de como llevar a cabo la misión).
Pues bien estos modos de ejecución ( DESEOS ) quedarán en estado de ACTUACIÓN hasta que sean compensados mediante acciones reales con las que conseguiremos el objetivo, ensoñaciones ( soñar despierto ), o sueños compensadores.

IMPULSOS

Los IMPULSOS O DESEOS como hemos vistos son las grabaciones o modos de actuación con que los instintos y sentimientos nos han definido el objetivo que hemos de conseguir y el camino que debemos de recorrer para hacerlo.
Así mismo hemos anotado que los deseos son conjuntos de actuación senso-inteligente que están en latencia y modo de actuación mientras no son compensados por resultados o simulaciones semejantes a las pedidas por ellos.
El deseo lleva implícita las características sensitivas de determinación a la acción (voluntad), la forma seudo-inteligente o acción a realizar y además la aplicación sensitiva de necesidad latente de actuación hasta conseguir el objetivo determinado.
Por tanto el deseo es como hemos dicho, un conjunto SI en modo de actuación, es decir, con aplicación de NECESIDAD VITAL con objeto de realizar una creatividad, aunque sea muy primitiva e incompleta.
Así mismo y como justificación metafísica a todo el proceso que estamos detallando sobre las vías mentales, hemos de decir que este trabajo mental (o creatividad, si queremos) contiene implícito la necesidad de satisfacción -como toda creatividad- cuando éste es llevado a cabo, quedando en tal caso compensadas las necesidades o peticiones que este deseo contenía, semejante pues al contenidos metafísico de las creatividades, las cuales contienen la necesidad vital de la creación y la satisfacción por su realización.

MECANISMOS: MÉTODOS (Despierto), SOÑAR (Dormido)

Los Mecanismos de actuación serán los modos de llevar a cabo los DESEOS o peticiones de los instintos y sentimientos y por tanto la satisfacción de las necesidades corporales y deseos mencionados.
El mecanismo real e ideal por excelencia es la utilización de los MÉTODOS, tanto inteligentes como sensitivos, necesarios para llevar a cabo la misión encomendada y la realización de las acciones necesarias para conseguir tal fin, y por supuesto la consecución del fin deseado.
Pero como no siempre se puede conseguir los deseos pedidos por los instintos -es más, lo normal es que no sean viables- y teniendo en cuenta que éstos -los deseos- se mantienen durante un tiempo prudencial en estado de latencia, es decir, con aplicación de un estado de necesidad lógica para conseguir sus objetivos, pues sería muy nocivo la acumulación de deseos no satisfechos en la mente por el estado de excitabilidad y pesadumbre que nos produciría, además de un estado de incapacidad para producir nuevos deseos con un buen nivel de aplicación.
Para solucionar todo ello la mente tiene vías de escape que consiguen la satisfacción ‘irreal’ de los objetivos marcados.
Estos modos de actuación son la simulación mental del hecho solicitado produciendo interiormente creatividades o realizaciones mentales semejantes a las que producen los hechos reales cuando son observados.
Estas soluciones, claro está, no tiene la consistencia que las realizadas mediante acciones reales y subsisten o son reincorporados dichos deseos al sistema mental cuando se trata de necesidades corporales o sociales.
Pues bien estas vías de escape que producen la compensación de los deseos producidos en nuestra mente son las ENSOÑACIONES y los SUEÑOS.
Llamamos ensoñaciones a pensar o realizar mentalmente las creatividades que los deseos nos piden que hagamos en la realidad.
En cuanto a los sueños ya sabemos que es el acto de producir creaciones sensitivas, y en menor grado inteligentes, y cuyo fin es también compensar los deseos que han quedado en latencia y no han podido ser llevados a la realidad.
Así que soñar despierto -ensoñaciones- o dormidos, puede considerarse como una solución exclusivamente mental a las peticiones de los instintos, mediante la creación o mentalización de situaciones semejantes a las que se llevarían a cabo en la realidad exterior para propiciar la satisfacción de dichas peticiones.
Podemos considerar por tanto que este tipo de compensación mental representa un ‘engaño’ a los instintos, pero que es necesario para poderlos compensar (satisfacer, eliminar el deseo).
Sin embargo este tipo de solución siempre será incompleta, sobre todo en el caso de necesidades vitales o corporales, en cuyo caso se volverá a reproducir el deseo nuevamente hasta que no sea satisfecho de una manera real y efectiva.

RESULTANTES: REALIZACIONES, SUEÑOS Y ENSOÑACIONES.

Las Resultantes, serán aquellas acciones - o mentalizaciones - finales que den como resultado la realización final de las peticiones realizadas.
Como hemos dicho la resultante ideal es la resultante real o
REALIZACIÓN, es decir, la ejecución de acciones exteriores que nos proporcionen los resultados deseados y la satisfacción de necesidades corporales, sociales, o exclusivamente instintivas.
Por tanto la resultante ideal es la que denominamos en el cuadro sinóptico como realizaciones.
Pero en los casos -muchos- que no podamos realizar estas acciones exteriores o que no produzcan los resultados deseados, es necesario para el re-equilibrio mental, la sustitución de estas realizaciones por otras funciones, en este caso exclusivamente mentales, que no sirvan para compensar a los deseos instintivos.
Estas actuaciones serán:

Los SUEÑOS, (Dormido -inconsciente-) los cuales escogiendo sensaciones semejantes a las que les pide los deseos compensan éstos y eliminan su potencial de actuación.

Y las ENSOÑACIONES, ( Despierto - consciente - ) mediante las cuales se llevan a cabo creaciones mentales conscientes e inteligentes que satisfagan los deseos pedidos por los instintos y sentimientos pero sin llevar a cabo las acciones exteriores pertinentes necesarias para conseguir el hecho real.

Por consiguiente, en determinados casos y circunstancias y en determinadas personas, la ensoñación puede ser un sustituto en la compensación de deseos (sexuales, de emparejamiento, etc.) que a la vez represente una seudo-experiencia para su maduración sensitiva, adquisición con la cual no parecen contar los sueños, de los que podemos aprender muy poco, ya que son de tipo inconsciente.
Tanto sueños como ensoñaciones tiene la misma solución mental, o sea, la compensación de instintos y sentimientos, siendo los sueños más importantes por la descarga o compensación de más cantidad de deseos -en teoría todos los no compensados en vigilia- y siendo las ensoñaciones más creativas y proveedoras de experiencias por hacerse de una manera consciente y por tanto con una capacidad inteligente mucho mayor.
Debido a la importancia que tienen los sueños y ensoñaciones les dedicamos una exposición especial para ellos.

DESEOS Y COMPENSACIONES

Cuando hemos descrito la funcionalidad mental hemos visto que ésta se basa en la implantación de los Deseos, o sea, en la elaboración de conjuntos senso-inteligentes definitorios o descriptivos de una función a realizar y una necesidad de ejecutarla y de los trabajos necesarios para llevarla acabo.
Es decir, un conjunto que nos diga que es lo que quieren los sentimientos y su forma general de ejecutarlos (instinto) así como una necesidad perentoria de llevarlos a cabo.
Por tanto todo este conjunto SI o Deseo, como es natural, está definido por una síntesis de las peticiones solicitadas o necesarias para la satisfacción de los sentimientos.
Así que en la síntesis general del Deseo se enmarcan:

--El sentimiento a satisfacer y la necesidad de satisfacerlo.
--El instinto de como llevarlo a cabo y las formas de hacerlo.

Pues bien, estas necesidades a satisfacer y este modo de hacerlo quedan en latencia como conjunto Deseo y solo cuando se comunique que se han realizado las acciones -y/o que se están realizando- el deseo o su necesidad implícita quedan satisfechos y desaparecen.
La comunicación se hace como es natural por la observación y apreciación de los hechos llevados a cabo para su satisfacción y son precisamente estos sentimientos que se producen al realizar los actos requeridos los que desactivan el deseo producido.
No obstante y como hemos dicho anteriormente, si mediante vivencias mentales somos capaces de producir sentimientos similares a los que pide el deseo, éste puede darse por satisfecho y desaparecer definitivamente si es un deseo exclusivamente psíquico, o hacerlo solo momentáneamente si el deseo es producido por necesidades reales.
Estas formas mentales de producir sentimientos sabemos ya que son los sueños y ensoñaciones.
Así que una Compensación es la satisfacción de un deseo y su desactivación mediante la producción de los sentimientos iguales o semejante a los pedidos por el deseo, ya sea de una forma ideal o real mediante la realización de hechos exteriores que nos produzcan dichos sentimientos al observarlos, o mediante la mentalización de dichos sentimientos al crear vivencias parecidas a las que necesitan estos sentimientos para satisfacerse (sueños o ensoñaciones).

SUEÑOS

Tanto los sueños (dormidos) como las ensoñaciones (despiertos) son vías de escape o compensación para los Deseos o impulsos síquicos.
-{ Entiéndase como Conjunto Deseos a cualquier impulso psíquico -positivo o negativo- de acción y ejecución tales como simples deseos de consecución, miedo o rechazos, complejos e inadaptaciones, etc. }-
Considerándose más primitivos y de tipo inconsciente a los sueños y más desarrollados y de tipo consciente a las ensoñaciones.
Así pues los sueños son vías de escape, compensación y satisfacción de los deseos en todas las facetas que antes hemos anotado.
Como sabemos los deseos llevan en su constitución la necesidad perentoria de realizar las actuaciones necesarias para su satisfacción.
Cuando estas realizaciones no se llevan a cabo por imposibilidad material de hacerlo, entonces el deseo o impulso puede ejecutar vivencias o creaciones mentales que produzcan sensaciones o sentimientos parecidos a los pedidos por el deseo, pero sin las acciones exteriores que deberían llevar, como decimos, por imposibilidad de llevarlas a cabo.
Estas creaciones mentales son realizadas normalmente durante el sueño, con la creación de sueños que como hemos dicho vivencien acciones parecidas a las solicitadas.
Sin embargo, al estar dormido el sujeto y por tanto sus discriminadores, los deseos o sentimientos que ellos llevan se convierten en ‘voluntad inconsciente' y quedando libre de las directrices de los mismos tratan de satisfacer sus apetencias con vivencias síquicas, pero claro, sin la capacidad inteligente de los discriminadores y solo pueden escoger vivencias que produzcan las sensaciones requeridas, pero con personajes y escenas más o menos improcedentes desde un punto de vista inteligente.
Por tanto, como dijimos anteriormente los sueños son lógicos sensitivamente, pero ‘estúpidos’ en su capacidad de actuación inteligente.
Los sueños pues, compensan a los impulsos síquicos que no han sido satisfechos durante el período de vigilia, pero claro, si en el día o días siguientes subsisten las razones de los deseos o impulsos, éstos se volverán a reproducir.
De ello se desprende que si soñamos continuamente con las mismas vivencias es posible que tengamos razones o problemas en nuestra mente o en nuestra vida que crean estos impulsos y los sueños correspondientes.
Así pues, los sueños pueden ser indicadores de los problemas que subsisten en nuestra psiquis y por ellos se pueden detectar estos problemas y sus posibles soluciones.
Cabría aquí preguntarse cuáles son los métodos y conocimientos que hemos de tener para comprender los sueños y dar las soluciones requeridas.
Sobre esto podría escribirse tratados enteros, sin embargo se pueden dar normas que abarquen las ideas generales para ello.
--En primer lugar saber que los personajes y escenas por lo general están equivocados o son inadecuados a los hechos reales pedidos por el deseo o impulso psíquico, cuestión no siempre cierta, pues pueden darse casos de individuos que en ciertas etapas de su vida sueñen con escenas totalmente lógicas y que incluso duden después de si ha sido un sueño o una realidad.
Pero esto no es demasiado importante ya que lo que buscamos son las raíces de los problemas que tienen los individuos, y no su modo de expresarlos mediante sueños.
--En segundo lugar, y lo que sí es verdaderamente importante, son los sentimientos que desarrollan estos sueños pues ellos nos describirán cuáles son los impulsos que los producen y por tanto cuales serán las razones del nacimiento de estos impulsos.
--En tercer lugar, conocer la vida personal del individuo para así poder aplicar los impulsos descubiertos a realidades de su vida o psicología y de esa manera hacerle comprender cual es su problema en la vida real y cuales pueden ser las soluciones a tomar.
Por supuesto que tratar de uno modo eficiente todo estos procesos y dar las soluciones adecuadas no es tan fácil, sino que se necesita experiencia, conocimientos sicológicos y sobre todo aptitudes síquicas innatas para ello, aunque claro, esto mismo ocurrirá en cualquier otra ciencia o conocimiento.
Hasta tal punto los sueños pueden ser interesantes y definidores de la psiquis humana, que incluso aptitudes y capacidades innatas de un individuo que aún no hayan sido descubiertas, pueden producir sueños continuados con los cuales la psiquis se satisface de lo que no puede realizar en la realidad al no haber encontrado cauces normales para hacerlo.
Como lo anterior es un caso muy especial y profundo vamos a poner un ejemplo del mismo para sí comprenderlo mejor:

-[Supongamos que un individuo que lleva una profesión o trabajo cualquiera -por ejemplo, oficinista- y sin saberlo tiene aptitudes para la pintura de las cuales no tiene conocimiento por no haber tenido la oportunidad de pintar.
Pues bien, este individuo puede extrañarse de tener repetitivamente un sueño como el que sigue:
” Sueña que es príncipe y se encuentra en un palacio de grandes salones.
Continuamente multitud de personas le visitan y manifiestan su admiración y respeto.
Él siente que son justas todas estas circunstancias, pero no acaba de comprender el porqué”.
Pues bien cuando se despierta aún sigue creyendo que, aunque ha sido un sueño, es muy bonito e incluso justo y que quizás tendría que hacer algo para llegar a este estado]-.
Como vemos los sentimientos que se desprenden de este sueño son iguales o semejantes a los que tendría si fuera pintor de fama y expusiera sus obran en un museo o lugar público (Sería visitado -su exposición pictórica- admirado, respetado, referenciado etc.), pero sin embargo las circunstancias, personajes y lugares son totalmente erróneos o equivocados.

¿Qué podemos hacer en el caso de este individuo para solucionar su problema ?

-Pues estudiar los sentimientos de este sueño.
-Tener en cuenta que es un problema real por ser un sueño repetitivo.
-Conocer la vida del individuo y ver que no hay problemas a la vista que causen este sueño.
-Y si somos inteligentes y aptos para este trabajo, aconsejar abrir nuevos campos en su vida hasta encontrar su verdadera vocación e incluso si somos muy aptos como especialista en sueños podremos indicarle campos como la pintura, la escultura, la arquitectura etc.

Pues bien si el individuo en cuestión algún día se pone a pintar y manifestar estas aptitudes que lleva dentro, ese momento y quizás sin darse cuenta de ello, dejará de tener el sueño descrito.
¿Porqué? Porque ya satisfice o compensa sus impulsos o aptitudes de una manera real y exterior y no necesita de sueños para hacerlo.
Por consiguiente, un análisis profundo y acertado de los sueños nos puede proporcionar un conocimiento de los problemas síquicos de los individuos e incluso otros parámetros productores de impulsos como las propias aptitudes de los mismos.

III—Psicología Descriptiva

Picología Descriptiva

La intención al hacer un estudio descriptivo de la estructuración síquica del ser humano es la de su conocimiento general para posteriormente poder estudiar y obtener lo que es una de las metas principales de esta obra de metafísica, es decir, los estados de conciencia.
Como veremos dichos estados de conciencia representan una notable evolución ( a mi entender ) en el desarrollo de la capacidad espiritual del humanoide y es una meta y a la vez una necesidad en la que estamos en puertas de conseguir y que abrirá un amplio campo de posibilidades sobre la sensibilidad y estabilidad emocional así como en la profundización de la espiritualidad del ser humano.
Por supuesto que los estados de conciencia no representan una revolución ni se refieren a algo completamente nuevo, sino que es algo que ya poseemos, si no como auténticos estados de conciencia, sí como tomas circunstanciales de conciencia, aunque claro no con la calidad que aquellos tienen.
Pues bien, para poder contener un estado de conciencia deberemos tener unos conocimientos previos o principios básicos par asentar dichos estados.
Por tanto en lo referente a la psicología básica del ser humano trataremos de verla desde un punto de vista general en su estructura y funcionalidad y en su relación con la “psicología cósmica o del TSI” a la que pertenecemos.
Por ello a continuación vamos a tratar de ver los principales bloques síquicos tanto en su nacimiento como en su desarrollo.
A estos bloques o a esta estructuración síquica la vamos a dividir en los grupos funcionales o de actuación que ya conocemos, o sea, instintos y sentimientos.

CARACTERÍSTICAS HUMANAS

Ya hemos dicho que los humanos somos seres SI de fase o carácter evolutivo, es decir que nuestra existencia se lleva a cabo mediante etapas de desarrollo y transformación desde simples elementos vivos hasta la adquisición de estructuras corporales de animales desarrollados y posteriormente la adquisición de capacidades senso-inteligentes que nos merecerán esa clasificación de seres humanos. Después siguiendo una fase evolutiva de tipo humanoide, iremos tomando mayores cuotas de elementos o capacidades SI hasta el pleno desarrollo de nuestras civilizaciones.
Así mismo observamos que en un principio la estructuración funcional de la psiquis es totalmente animal, para pasar después a adquirir características SI de mayor nivel y parecido al TSI.
Así pues como animaloide, el ser humano es conducido o se sirve de los instintos naturales de tales seres animales como son: Instinto de Alimentación, sexual, conservación o defensa, etc., y apoyados por éstos, va adquiriendo otros más desarrollados de tipo social, (Dominación, posesión, protección, etc. y sentimientos afines: Poder, sumisión, ayuda, etc.), para desembocar después en otros menos profundos y arraigados como son las costumbres y estilos etc.
Pues bien, el conjunto de todos ellos así como otros actos funcionales como pueden ser el aprendizaje, trabajos, creaciones, relaciones humanas, nos van dando con el tiempo y su desarrollo elementos comunes o denominadores comunes que terminan por asemejarse a las peculiaridades y características del TSI.

INSTINTOS Y SENTIMIENTOS

Los instintos-sentimientos son elementos de actuación senso-inteligente consistentes en circuitos, conjuntos o síntesis con capacidad de toma de conciencia (en este caso de sub-consciencia) mediante la cual se reconocen ciertos tipos de hechos o circunstancias (propias para cada instinto) y se da una repuesta a ellos según está programado en el instinto.
Es decir, son un dispositivo con capacidad de actuación refleja o semi-refleja (pues actúan principalmente desde el subconsciente) adecuada para cada momento y circunstancia por las que discurre el sujeto poseedor del instinto y que estén relacionadas con el cometido de dicho instinto.
Para ello el instinto se sirve de los sentimientos (humanos) que tiene el individuo, los cuales le especifican e incitan a actuar en un modo u otro (acción u omisión) según sea la circunstancia y el sentimiento activado.
La parte meramente instintiva de este conjunto se pude considerar como el fundamento inteligente del mismo, pues es la que define las acciones a realizar y las forma de hacerlo.
Así pues, instinto es sinónimo de método de actuación especializada de tipo subconsciente o automático.

SENTIMIENTOS

Los sentimientos son circuitos o elementos de actuación sensitiva ( precursores del Afecto TSI ) de variado tipo y desarrollo y que pueden ser por la actuación exterior: Amor, odio, miedo, placer, afecto, ira, etc. Y de actuación interior: Hambre, sed, frío, también placer, etc.
Como acabamos de decir todos ellos son elementos sensitivos de carácter afectivo o descriptivo y de tipo humanoide, que con su desarrollo y adquisición de otros tipos de sentimientos más avanzados que tome nuestra humanidad en un futuro, es presumible formarán un bloque afectivo que en su conjunto y como denominador común se corresponderán con el sentimiento Afecto del TSI, que hemos dado como Elemento Afectivo máximo en el TSI.
Todos estos sentimientos tienen capacidad de actuación y dirección de las funciones enmarcadas en cada instinto, siendo los verdaderos impulsores de la ejecución de las mismas. Pues bien la conjunción de instintos y sentimientos nos marca la pauta de comportamiento animal y humano y se puede considerar que, aunque con carácter humanoide, son elementos provenientes de los TSI y que podemos mostrarlo así:

------------HUMANOS----------------------------------------- TSI------------

Instintos y sentimientos --------------------------Inteligencia y Apreciacion Afectiva

Los instintos serán los circuitos síquicos que nos marquen las pautas a seguir según cada circunstancia por la que atravesemos y los sentimientos serán la valoración afectiva de cada circunstancia y por tanto el impulso a hacer o dejar de hacer dicha actuación.
Pues bien veamos como pudieron nacer y desarrollarse dichos instintos y sentimientos en el ser humano.
Veremos en primer lugar que en el ser humano nacieron primero unos instintos y sentimientos básicos muy primitivos de los cuales desarrollaron posteriormente otros más complicados y especializados que fueran capaces de adaptar al ser que los poseía a las distintas circunstancias que se le iban planteando a través de su evolución.
Estos instintos básicos - que fueron los que marcaron la transformación del simple ser vivo al ya más desarrollado ser animal - son por orden de aparición y quizás de importancia vital: Instinto de alimentación, instinto de conservación e instinto sexual.
Sus respectivos sentimientos básicos -de los cuales surgirían otros más desarrollados y emparejados también con sus respectivos instintos evolucionados-, serían los siguientes:

Instinto de ALIMENTACIÓN -- HAMBRE
Instinto de CONSERVACIÓN - DOLOR
Instinto SEXUAL ------------------APETITO SEX.

Veamos ahora pequeños estudios descriptivos de cada uno de los instintos y sentimientos básicos y su desarrollo y evolución en el ser humano y posteriormente revisaremos de forma esquemática los instintos secundarios y otras actitudes síquicas.

CLASES DE INSTINTOS

Todos los instintos tienen las mismas características generales, es decir, son circuitos seudo-inteligentes y cuya misión es producir unas acciones o resoluciones específicas para satisfacer a sus respectivos sentimientos.
Sin embargo nosotros vamos a dividirlos para su mejor estudio, en grupos según su profundidad o consistencia, y será de la forma siguiente:

- Instintos Básicos
- Instintos Secundarios
- Conductas y Costumbres Sociales

_____Serán instintos básicos los primarios, que no derivan o no se apoyan directamente en otros y que al mismo tiempo tiene características de aplicación bien diferenciadas de los demás.
Son instintos básicos los de:

---ALIMENTACIÓN: Para la conformación, transformación y reproducción de los seres vivos.
--- CONSERVACIÓN: Para la defensa de estos seres.
---SEXUAL Para la reproducción evolutiva y sana en los pluricelulares principalmente.

_____Serán instintos secundarios los derivados directamente de estos básicos y cuya misión será la de contener modos más específicos de trabajo para adaptarse mejor a las distintas necesidades de los seres que los poseen.
Son instintos secundarios los derivados del de alimentación, de conservación o sexual, tales como:
Posesión, dominación, poder; huida, defensa, defensa de la familia, defensa tribal; apareamiento, emparejamiento, etc.

_____Serán las conductas y costumbres sociales otros seudo-instintos de menor rango y más superficiales, nacidos y apoyados los anteriores y que inducen al individuo a comportarse adecuadamente dentro de la tribu o sociedad donde se desarrolla su supervivencia.
Entre estos instintos o costumbre se encontrarán:
Las normas sociales, las costumbres, e incluso las modas y estilos de vida.

Aparte de lo anterior, vemos que como síntesis general de comportamiento nace en el humano estados de conciencia ( * ) que demarcan con carácter general un tipo de actitud a tomar hacia la sociedad en que se mueve.
A este estado de conciencia social -que también revisaremos posteriormente- es a lo que denominamos MORALIDAD.
Por consiguiente vamos a hacer una revisión de todos estos elementos síquicos comenzando por los instintos básicos y siguiendo por los demás, estudiando a cada uno según su importancia desde nuestro punto de vista.

INSTINTO DE ALIMENTACIÓN

Podemos considerar al instinto de alimentación como el más primitivo y promotor del nacimiento de la vida sobre nuestro planeta y quizás en todos los lugares del Universo. Por tanto no estamos contemplando a dicho instinto como un componente psíquico sino más bien como una facultad física de la materia que posteriormente daría lugar a dicho instinto una vez que esta facultad fuera aplicada por los grandes conjuntos moleculares y celulares.
Su conformación es consecuencia de las peculiaridades física de los elementos constitutivos de la materia, los átomos.
Estos elementos ya llevan implicada en sí su necesidad de unirse a otros para formar conjuntos mayores (las moléculas). Cuando una molécula adquiere un nuevo átomo para su re-equilibrio magnético podemos considerar que se está ‘alimentando’ en su necesidad de completarse y equilibrarse.
Varias moléculas complementarias pueden ‘alimentarse’ o reaccionar con otras más pequeñas y adquirir parte de ellas formando una nueva estructura, gracias como decimos a esta ‘alimentación’.
Cuando un gran conjunto de moléculas forman una colonia vital (célula), ésta necesita alimentarse de multitud de elementos -también moléculas- para su renovación y estructuración vital, así que toma de su entorno a estas moléculas alimenticias las cuales son descompuestas y asimiladas por la célula. Dicho evento representa un acto de alimentación y también un acto de reacción meramente química para completar o adquirir los elementos que la célula necesita.
Por ello podemos decir que la alimentación es un acto meramente físico o físico-químico, que una vez desarrollado y filtrados por los componentes o conjuntos síquicos de un animal se traduce en el verdadero instinto de alimentación, aunque como decimos, en el fondo es solo una acción eminentemente física.
Así pues, la alimentación es una característica (ya implícita en los átomos) que impulsa la creación de la vida y posteriormente se convierte en una de las bases instintivas del ser vivo o animal.
Por consiguiente hagamos una pequeña revisión cronológica de este instinto.

*** ANÁLISIS CRONOLÓGICO.

Para ello comenzaremos por los elementos básicos en la formación de la vida, los átomos (sistemas gravitatorios).
Sabemos que un átomo es un sistema gravitatorio constituido por un entorno de energía estable y definido y estructurado por un núcleo central y varios orbitales que giran alrededor de éste.
Todos los átomos tienen la característica de necesitar un equilibrio magnético (a tanto espacio, tanta energía), es decir, ocupar el volumen total que necesita según la cantidad de materia que este contiene.
Pero además tienen la característica de necesitar completar las capas gravitatorias en que está estructurado este sistema.
Por esta razón solo existen ciertos átomos que se encuentra totalmente en equilibrio por tener sus capas completas y sus órbitas equilibradas. Estos átomos o sistemas gravitatorios son los gases nobles.
Los demás átomos por sí solos nunca están equilibrados y tiene que buscar parejas o conjuntos de átomos que entre todos ellos (cediéndose orbitales) se equilibren en su conjunto, tanto magnética como gravitacionalmente.
Pues bien, cierto tipo de átomos (con poca afinidad, generalmente) tiene la característica de poderse asociar en grandes cadenas o grandes conjuntos, los cuales, según las circunstancias ambientales, pueden agruparse, separarse, partirse, transformarse, etc., con el objetivo básico de equilibrase magnéticamente como hemos dicho, pero adoptando la característica más adecuada en cada momento según las mencionadas circunstancias ambientales.
Esta flexibilidad o capacidad de transformación y adaptación al medio ambiente, daría como resultado el nacimiento de la vida o sea la creación de enormes conjuntos moleculares con diversidad de capacidades y aptitudes hacia el medio que los contenía y dando como resultado la formación de células vitales posteriormente.
Pues bien ya en estos conjuntos moleculares y en estas células incipientes del nacimiento de la vida, estaba presente la capacidad de adquisición de nuevos elementos y la reacción química con ellos para el propio provecho de estos conjuntos moleculares, para su proliferación, crecimientos, etc. y es precisamente esta capacidad o aptitud de tomar nuevos elementos químicos, la base de la alimentación o del nacimiento de la capacidad de ésta, que posteriormente se convertiría en una verdadero instintos en el desarrollo de los animales.
Por tanto como decimos, el instinto de alimentación como conjunto de actuación síquica, nace de otra característica alimenticia más primitiva que es una simple necesidad de alimentarse o de recombinarse los elementos químicos que componen los cuerpos de los animales.
Así pues, la alimentación tiene un principio meramente físico, o sea una necesidad de captación de átomos por otros conjuntos atómicos; después es una necesidad somática de captación de conjuntos moleculares para el desarrollo de las propias células; y después como un conjunto de actuación síquica formando el principal instinto de los seres animales.

** EVOLUCIÓN

Ahora bien, una vez adquirido este instinto, con el paso del tiempo, el desarrollo de los animales y las distintas asociaciones de éstos en parejas, manadas, tribus, sociedades etc., dicho instinto iría evolucionando y ramificándose con caracterizaciones propias para cada circunstancia y especializaciones y para cada forma de actuación.
Con todo ello, el instinto de alimentación terminaría por subdividirse en diversas ramificaciones que observadas en sus últimos peldaños quizás no las reconozcamos como provenientes del instinto de alimentación, pero que si nos fijamos y analizamos bien, vemos que sí tuvieron su nacimiento en dicho instinto.
Así, de dicho instinto pueden provenir los de:
Dominio, posesión. poder, etc., y de éstos otras subdivisiones como: Posesión de bienes materiales, de conocimientos, de fama etc.

INSTINTO DE CONSERVACIÓN

El instinto de conservación como los demás no nacería como un auténtico instinto o aptitud síquica, sino como una capacidad de actuación, en este caso de tipo somático y celular ya que sería en estas células donde se desarrollaría primeramente una capacidad o sistema de defensa hacia el medio exterior.
Cuando decimos células nos referimos a cualquier sistema de agrupaciones moleculares con capacidad vital de alimentación y reproducción.
Pues bien, la capacidad de defensa o conservación seguramente ya se darían en las células vitales y como es lógico solo subsistirían las que adquirieran esta capacidad, pues las otras sucumbirían ante un medio hostil por falta de esta capacidad de protección. En el posterior desarrollo de los seres pluricelulares esta capacidad de defensa de tipo somático se convertiría en una capacidad de tipo psíquico o de actuación por medio de circuitos funcionales de características defensivas.
Sería en estas circunstancias cuando se desarrollaron los instintos, al poseer el ser vivo un sistema de computación de datos funcionales diferenciados, de tipo psíquico.
Por tanto debemos aquí distinguir lo que llamamos capacidad somática y lo que llamamos instinto.
- Capacidad somática es un tipo de actuación de tipo reflejo llevado a cabo por las propias células por acción de impulsos de carácter químico propiciado por las macromoléculas que componen dichas células al ‘sentirse’ aquellas dañadas por algún elemento de procedencia externa. Pero como decimos es una acción interna de las propias células que son agredidas.
- Los instintos son actuaciones de circuitos neuronales o de conjuntos de células especializadas en computar, discriminar o tomar determinaciones según las informaciones que le llegan de los distintos lugares, tanto externos como internos, y proceder a dar soluciones según sean dichas informaciones.

*** CRONOLOGÍA

El nacimiento de la capacidad somática de conservación es muy posible que tuviese lugar en las macromoléculas y sobre todo en las células que por ataque de elementos nocivos para su constitución, como puede ser la temperatura, productos químicos degradantes, otras macromoléculas agresoras, etc. desarrollarán sistemas de movimiento -reptación, contorsión, etc.- para apartarse de dichos elementos y escapar de su proximidad.
Posteriormente dicha capacidad somática induciría en los seres pluricelulares a conformar o estructurar un instinto de carácter psíquico que retomase no ya solo los impulsos interiores, sino sobre todo los exteriores referentes a los peligros que corriese el sujeto del instinto y tomase las determinaciones necesarias para apartarse de ellos.
Una vez estructurado el instinto de conservación y con el desarrollo de los individuos y de las especies que los conllevan, se llegaría a una evolución del mismo y a convertir éste en una arquitectura de tipo arborescente que partiendo de la base de simple instinto de conservación se ramificaría en otros más especializados como pueden ser:

- Instinto maternal
- Instinto familiar
- Instinto tribal, de especie, social etc.
Y posteriormente estos ramificados en otros más evolucionados como:
- Instinto vital (hacia la vida, naturaleza, etc.)
- Instinto de relación (amistad, compañerismo, etc.)

INSTINTO SEXUAL

A los instintos de Alimentación, Conservación y Sexual, los consideramos como instintos básicos o primarios, es decir, no derivados ni desarrollados de otros.
Cada unos de ellos con características bien definidas y cumpliendo cada uno una función vital diferenciada.
La alimentación para conseguir el desarrollo, reproducción y transformación vital del individuo.
El de conservación para propiciar su seguridad y el llevar a buen término las consideraciones anteriores.
Pues bien, el instinto sexual es una característica de actuación cuya misión principal en el mantenimiento de un nivel de vitalidad y de transformación de los individuos y las especies que de otra manera se verían seriamente amenazadas por los propios sistemas de reproducción genética con la que cuentan estos individuos.
En primer lugar, y como razón fundamental, atenderemos a la necesidad de transformación o reestructuración de las células que han de llevar los individuos que nazcan para conseguir de esta forma eliminar la erosión o envejecimiento adquiridos por las células de sus progenitores, y que son eliminados (estos defectos) el constituirse y reestructurarse de nuevo las células y comenzar un nuevo ciclo vital cada una de ellas. Pero además existen otras ventajas en la reproducción sexual, como pueden ser la capacidad absoluta de mutación, o sea, transformación en una variedad muy diversificada de individuos con la obtención de ventajas de desarrollo de todo tipo y de eliminación de taras genéticas que de otra forma sería difícil de conseguir.

*** CRONOLOGÍA

El nacimiento de la capacidad sexual o de recombinación de componentes genéticos puede que naciera con anterioridad a la propia creación de las células y podría ser ya una facultar de las macromoléculas anteriores a la creación de las citadas células, las cuales también adoptarían esta capacidad, propiciada por los buenos resultados obtenidos, es decir, por las ventajas que la diversificación de la progenie o resultantes de dichas asociaciones, al conseguir diferentes tipos de descendientes, cada uno de los cuales podrían especializarse y adaptarse a distintas formas del medio ambiente y conseguir una desarrollismo genético y de especies de gran importancia.
Pues bien, siendo el sexual un instinto bastante simple y a mi entender con muy pocas derivaciones (en lo concerniente a instintos secundarios derivados o apoyados en él) sin embargo los sentimientos en él arraigados (deseo de cohabitación y placer al hacerlo) se han convertido en un importante elemento sensitivo de carácter afectivo que puede representar la base de actuación senso-afectiva en la psicología humana.
Es decir, en nuestro camino en la evolución espiritual quizás los sentimientos provenientes del instinto-sentimiento sexual sean la base para la aproximación con el TSI en su cualidad afectiva: Aprecio y afecto hacia sí y hacia el Todo.
Así mismo, puede ser una base sentimental complementaria para el instinto de conservación en su carácter afectivo hacia, la familia, especie, sociedad, etc.

INSTINTOS Y SENTIMIENTOS SECUNDARIOS

Ya hemos visto que la estructuración síquica y mental, así como su evolución, se ha producido en forma arborescente, desarrollándose a partir de unos elementos o conjuntos de actuación básicos, otros más específicos para cubrir las necesidades que los individuos se han ido encontrando a través de su evolución.
Pues bien, de los instintos básicos (Alimentación, conservación y sexual) se ha producido ramificaciones que pudieran satisfacer las necesidades en las distintas etapas de la evolución, tanto como animales sociales, como homínidos o como humanos.
Estas ramificaciones, cada una con su carácter o cometido específico a realizar, son consideradas también como instintos pues contienen las mismas cualidades que los básicos vistos anteriormente, o sea, sentimientos a satisfacer e inteligencia definidora de cómo satisfacerlos.
Las ramificaciones derivadas de cada instinto básico son muy numerosas y cada una de ellas produciría a su vez otras ramificaciones aún más superficiales llegando por tanto a ser cuantiosos los instintos con que cuenta el humano y de distinta profundidad y consistencia cada uno de ellos.
Pero además a medida que se desarrollan este tipo de instintos, los mismos van utilizando cualidades de otros que le son útiles y van pareciéndose, derivándose y permutando cualidades y características siendo por tanto muy difícil la localización del árbol evolutivo de cada uno.
No obstante nosotros daremos de forma esquemática unas ramificaciones que pueden dar una idea de la constitución de los mismos.
Así pues tendremos:

Del instinto de ALIMENTACIÓN
------Acaparamiento, dominación, posesión, poder, fama, etc.
Del instinto de CONSERVACIÓN
------Huida, defensa, protección personal, de la familia, de la tribu, etc.
Del instinto SEXUAL
------Búsqueda sexual, modos de apareamiento, seducción, etc.

Por tanto, tenemos que tener en cuenta la complejidad y similitud de los instintos más superficiales así como las interconexiones que tienen entre ellos y las aportaciones y cesiones que cada uno hace a los demás instintos y al conjunto psíquico del individuo.

NORMAS SOCIALES, USOS Y COSTUMBRES

Ya sabemos que los conjuntos SI son unidades o módulos de actuación, o si queremos al revés; que los instintos-sentimientos, síntesis de adaptación, modos de actuación, moralidad, etc. son conjuntos SI.
También hemos revisado todas estas aptitudes, comenzando por las más básicas y profundas y terminado en las más superficiales.
Pues bien, en la cúspide de lo que podríamos llamar conjuntos o modos estables de actuación síquica, nos encontramos con las conductas sociales, los usos y costumbre y otras más banales como modas y estilos.
Vamos ahora a tratar de verlo un poco más claro exponiendo un cuadro explicativo en el cual los conjuntos básicos se encontrarán en la base e irán ascendiendo a medida que son más superficiales.

[HOTLIST]

Pues bien, las normas sociales son conjuntos de modos de actuación enseñados y aprendidos en cada individuo y por tanto de no muy alto contenido genético, que impulsan al mismo a formas de actuación consecuente con las necesidades de convivencia de la sociedad y vecindad donde se encuentra. .
Los usos y costumbres son aún más superficiales en la mayoría de los casos derivados de las normas sociales, con prácticamente nulo contenido genético, y útiles o utilizables como forma aún más específica y extensa que las normas sociales. .
En cuanto a las modas y estilos es tan superficial y cambiante que casi ya no se puede considerar un conjunto estable o norma de comportamiento, sino como conjunto superficial y variable e incluso particular para cada individuo.

MORALIDAD y Pecado

A la Moralidad la hemos definido antes como un estado de conciencia de tipo social, es decir, de definición o aceptación de principios básicos de comportamiento social de carácter específico y constante.
La especificidad consiste en la toma de conciencia de un conjunto SI calificativo de un modo de comportamiento positivo hacia nuestros congéneres pudiéndose hacer extensivo también hacia los demás conjuntos vitales. .
Este modo positivo de comportamiento inducirá al bien hacer hacia los demás y en general al respecto por los derechos y necesidades ajenas. .
Para ello este estado de conciencia se sirve de un parámetro con dos direcciones o modos de calificación, es decir, con dos subconjuntos SI de carácter contrapuesto, a saber.
El Bien, de carácter positivo que lo conducen sentimientos de afecto y bienestar y que hace actuar el individuo de modo positivo o grato hacia los demás.
El Mal, de carácter negativo que producen sentimientos de falta de afecto o malestar y culpabilidad, y que se produce cuando actuamos negativamente, o contra los interese de los demás.
El Bien y el Mal son pues dos conceptos sensitivos, que también pueden aplicarse a eventos inteligentes, y que dominan claramente nuestro comportamiento y actuación como seres humanos en el orden social.
Pero yo creo que desde un punto de vista cósmico o como elemento TSI, no debe de tener la importancia que tiene en nosotros los humanos.
Es más, a mi entender, solo el Bien o mejor dicho lo bueno, es lo existente cosmológicamente hablando, pues cualquier cosa que nosotros como humanos tachemos de mal o malo es simplemente una creación cosmológica de valor positivo, o neutro en todo caso.
Por tanto estimo que el bien y el mal son quizás solo un método de enseñanza para nosotros lo humanos de como hacer las cosas lo mejor posible y poder así estimar el valor positivo de toda creatividad y el valor negativo de la falta de ella.
En lo referente a la cualidad del TSI, Apreciación Afectiva, parece claro que el Bien y el Mal tienen alguna más importancia, pues el Bien sería el afecto, el amor hacia lo creado y hacia sí mismo, y el Mal la falta de este afecto. Pero aún en este caso, al Mal parece que es inexistente y solo existe el Bien o Afecto en mayor o menor medida según las circunstancias y deseos creativos llevados a cabo.
Por tanto damos como real el Bien o Afecto hacia las creaciones y manifestaciones del TSI; y el Bien y Mal los damos como existente para nosotros lo humanos como método de enseñanza y aprecio de los hechos creativos.
Ahora bien, contemplado desde un punto de vista humano, el incumplimiento o no-actuación con arreglo a las normas sociales o religiosas puede representar un estado inadecuado o de inadaptación de este individuo dentro de dicha sociedad o religión.
Este estado inadecuado puede conllevar por tanto unos sentimientos que describan dicha actitud desde un punto de vista sensitivo y que serían sentimientos de culpabilidad y deseos de reparación del año causado.
Dichos sentimientos nos impulsarían a no cometer más errores y a tratar de subsanar los cometidos.
En realidad este sentimiento es positivo si lo utilizamos en los casos convenientes, pues nos ayuda a aprender y a conformar un estado sentimental de carácter positivo.
No obstante también puede ser utilizado de forma negativa por nosotros y sobre todo por otros para conducirnos y manejarnos a su antojo.
En lo concerniente a las religiones, éstas suelen utilizar en gran medida este sentimiento de culpabilidad de los humanos para educarlos y conducirlos en las normas religiosas, a menudo de una forma degradante, llegando a crear estados, más o menos conscientes en el individuo, de humillación y menosprecio hacia sí mismo.
Tales influencias religiosas además de ser contrarias a los propios fundamentes de la religión son negativas en el desarrollo psíquico tanto del individuo como en su relación con los demás.
La lógica es clara: Si Dios es Bueno e Inteligente no puede hacer hijos estúpidos, malos y despreciables. Otra cosa es que cometan errores.

PECADO.

Aunque a mi entender el pecado no es demasiado importante como tema de estudio desde un punto de vista metafísico, si puede serlo desde un punto de vista social en nuestra humanidad visto que estamos muy influenciados por cuestiones religiosas y parece ser el caballo de batalla de éstas, el cual utilizan con demasiada frecuencia para dirigirnos y manipularnos.
Según las religiones pecar es desobedecer a Dios u ofenderlo, y claro esto lleva implícito un castigo que el mismo nos imprimirá.
Lo más grave de todo es que no podemos hablar directamente con Dios, sino que tenemos a las religiones de intermediarias, perdonadoras de pecados y directores y promotores de las normas divinas, cosa que las convierten en auténticos Poderes con capacidad de dirección e intervención sobre nuestras vidas que ha llegado en épocas históricas a ser un claro atentado a la libertad, bienestar y desarrollo de la humanidad.
¿Pero existe el pecado desde un punto de vista metafísico?
Creo que se puede aceptar la existencia del mismo, entendiéndolo como un acto contrario a los factores SI que crean y vivencian el Universo.
Qué actos pueden ser estos. Pues ir en contra del buen desarrollo del Todo creado, negarse a la creatividad, actuación senso-inteligente etc. Pero no es en sí un acto moral sino alejamiento de nuestras propias capacidades de actuación o de las de los demás.
Por tanto desde un punto de vista cósmico o del TSI, el pecado debería ser un acto sin demasiada importancia y desprovisto de una moralidad importante por la cual debamos estar verdaderamente afectados.
La cuestión es simple, si vivenciamos, creamos, actuamos positivamente, efectuaremos valores SI y nos sentiremos satisfechos y si no lo hacemos no obtendremos estos resultados. Otra cuestión diferente es el pecado hacia la sociedad, la religión, costumbres etc.
Cada uno de ellos puede llevar un efecto diferente según las normas de estos estamentos, además de un castigo por el mal cometido hacia ellos o por el infligir las citadas normas, pero no es una cuestión de importancia para el TSI, aunque si para nosotros a las cuales les debemos el respeto que en cada momento nosotros y nuestra sociedad determinen.

SENTIMIENTOS

Hemos visto que los instintos son circuitos síquicos con modos de actuación especializados en la toma de posición para cada una de las circunstancias por las que atraviesa el sujeto.
Los sentimientos son en cambio una capacidad de calificación afectiva o sensitiva de esas mismas circunstancias, razón por la cual se debe aceptar la unidad o aparejamiento de esta capacidad afectiva en los distintos circuitos instintivos o bloques síquicos que estos conllevan.
Ya dijimos en la primera parte que el comprender como un circuito o conjunto material puede ‘sentir’ es bastante más difícil que comprender como pueden ‘pensar’ o computar y dar soluciones lógicas. Sin embargo el principio es el mismo: En la computación inteligente han de existir puntos de inteligencia que sumados o relacionados nos den soluciones de conjunto inteligentes; y de igual modo puntos sensitivos pueden sumarse o relacionarse y darnos conjuntos sensitivos de alto contenido sentimental o sensitivo.
El principio de esos puntos sensitivos ha de estribar seguramente en la actuación o suma de puntos eminentemente químicos, como son los producidos por las reacciones moleculares en las células, que siendo de diferente índole y signo según sean positivas o negativas para dicha célula han de producir una manifestación resultante, semejante y precursora del DOLOR (o el bienestar) y del HAMBRE (o saciedad) que han de impulsar las acciones de esta célula.
Una vez constituidos los sentimientos de HAMBRE y DOLOR por parte de los puntos o actuaciones químicas ya mencionada en el somatismo de las células, éste se constituiría en piedra angular y de construcción del todo el sistema sensitivo el cual evolucionaría (conjuntamente con los sistemas seudo-inteligentes de los instintos) hasta formar una red de sentimientos que impulsaran y dirigieran las actuaciones de dichos instintos y por ende del individuo.
Como hemos dicho, el sentimiento consiste en una sensación que califica y aprecia cualquier situación y determina a la acción u omisión que debe de realizar el sujeto, y el instinto determina como ha de llevarse a cabo esta actuación.
Por tanto el sentimiento sería la capacidad sensitiva del sujeto y el instinto la capacidad seudo-inteligente del mismo.
Pues bien los sentimientos al ir aparejados a los instintos también se han desarrollado o evolucionado de igual manera y en igual tiempo que éstos.
Partiendo pues de los sentimientos primarios, HAMBRE y DOLOR y posteriormente capacidad o NECESIDAD SEXUAL y evolucionando junto con los instintos, tendríamos una serie de sentimientos por evolución que podrían ser como se detallan en el cuadro sinóptico, semejante a los siguientes:

HAMBRE: Gusto, satisfacción-asco. Avaricia, egoísmo. Poder, propiedad, etc. DOLOR Miedo-seguridad. Afecto maternal, familiar, de especie. Amistad compañerismo etc.

[HOTLIST]

E N E R G Í A M E N T A L

Hemos visto que existen en la psiquis humana distintos bloques de actuación como son primordialmente los instintos y sus correspondientes sentimientos. Todo ello visto desde un punto de vista funcional, aunque desde un punto de vista estructural el cerebro humano se distribuya en conjunto neuronales a distintos niveles y capas, unas más primitivas internas y otras más evolucionadas sobre ellas.
También existen conjunto neuronales de acción refleja, de ajustes mecánicos de movimientos, de estados de equilibrios corporales etc.
Ahora bien, sabemos que el comportamiento humano es diferente en cada individuo dependiendo de sus características genéticas, su educación, su salud mental, la evolución particular por la que ha pasado cada uno, etc. y también de unos estados y formas síquicas que denominamos temperamentos y caracteres síquicos de los individuos.
Luego existen otros factores que moldean y conforman la actitud y comportamiento síquicos de los individuos al parecer diferentes de la propia estructura genética y de las enseñanzas recibidas por estos.
A qué se deben, porqué y cómo influyen en las personas estas circunstancias en los comportamientos psíquicos?
Pues al parecer por una variable de tipo energético que condiciona la funcionalidad de la mente ya que la psiquis humana como toda maquinaria que ejecuta un trabajo tiene la necesidad de consumir cierto tipo de energía y es precisamente la calidad y cantidad de ésta, consumida de forma diferente por cada individuo, lo que hace que el resultado de los trabajos realizados -que en este caso son los comportamientos síquicos- sean también diferentes y específicos de cada individuo.

TEMPERAMENTO

Como hemos dicho, la maquinaria mental está compuesta por complejos de neuronas y distribuida en conjuntos funcionales como son los reflejos, circuitos de equilibrios corporales, instintos y sentimientos, etc.
Para el funcionamiento de dichos elementos se requiere una energía mental, favorecedora de las relaciones o transmisiones de impulsos entre las neuronas.
Esta energía mental está propiciada por elementos químicos, neurotransmisores (entre neuronas) y por elementos celulares especializados en transmisiones de pequeñas corrientes eléctricas (dentro de las neuronas).
Pues bien, cada individuo tiene una capacidad energética diferente y es precisamente el gasto energético el que define una serie de capacidades o aptitudes hacia el comportamiento y que nosotros encuadramos en una especificación síquica que denominamos Temperamento. Para entender lo que es el temperamento vamos a poner como ejemplo el motor de un automóvil, que aunque sea bastante burdo en su comparación, nos sirva para un aceptable entendimiento de la cuestión.
Si el motor de un automóvil pudiera funcionar con diferentes tipos de carburantes, (gasolina de 85, 90, 95, 98 octanos. por e.) y le suministramos la menos potente primero comprobaremos que la potencia y la velocidad adquirida no es demasiado grande. Si ahora comenzamos a suministrarle carburante de 90, el rendimiento veremos que sube apreciablemente, si de 95 más aún y si de 98 comprobaremos su alto rendimiento, potencia y velocidad.
Es decir cualquier maquinaria de cualquier tipo que gaste una energía al funcionar, lo hará de distinta manera y con distinta potencia dependiendo de la cantidad y calidad de la energía que consuma.
De igual manera ocurre en la maquinaria síquica de los seres humanos, puesto que ésta también consuma cierto tipo de energía.
Ahora bien, al no ser todos lo individuos iguales y tener cada uno su fuente y potencial de energía, es lógico que cada uno de ellos tenga una capacidad y una forma de actuación distinta según su potencial de consumo.
Pues bien, es a esta capacidad energética a la que llamamos temperamento individual de cada persona.
Habrá individuos de gran potencial energético cuyas actuaciones sean sensiblemente diferentes de otros cuya capacidad de consumo sea mucho menos.
Por tanto tomaremos la siguiente aseveración:

TEMPERAMENTO: Potencialidad, clase y forma de utilización de la Energía Mental.

CARÁCTER

Ahora bien, qué pasa en una maquinaria simple, - como el automóvil - cuya misión en solo correr.
Pues, a menor calidad energética o menor consumo - en este caso aceleración- menos velocidad y menos potencia.
Pero y si la maquinaria es muy compleja y sus funciones son prácticamente ilimitadas. ¿Qué Ocurrirá?
Pues que tendrá una variedad de resultados auténticamente sorprendentes al variarle la potencialidad energética. Así en la maquinaria síquica del ser humano la potencialidad energética puede hacer variar totalmente las formas de actuar, las determinaciones, las acciones tanto motoras como síquicas, como reflejas, etc.
Cuando los cambios, o los diferentes comportamiento en los distintos seres humanos se refieren a funciones reflejas, funciones motoras, funciones de equilibrios corporales etc. normalmente decimos que se deben a su temperamento, y es cierto en el fondo, pues se deben a su capacidad de actuación energética, pero creo que tampoco sería erróneo decir que pertenecen a su propio carácter.
Ahora bien cuando las manifestaciones comportamientos del individuo es en el orden psíquico o actuaciones funcionales superiores como pensamientos, manifestaciones instintivas, sensitiva, relaciones entre individuos, etc. entonces decimos que estas distintas actuaciones están determinadas por su carácter.
Así pues, es el carácter el modo específico o diferenciado de cada individuo en el comportamiento ante los diferentes problemas que se le presentan y que viene dado por el temperamento propio de dicho individuo y por otros factores como pueden ser la educación, experiencia, etc.
Como a nosotros lo que nos interesa es una comprensión del tema con carácter general solo nos fijaremos en el elemento primordial y más influyente desde un punto de vista funcional de la personalidad, como es el temperamento.
Pues bien, el individuo desde su nacimiento va conformando un modo de actuación en los acontecimientos que se le van presentando a lo largo de su vida, creando un estado o forma de actuación propia frente a dichos eventos.
Esta forma de comportamiento adquirida con la práctica a través del tiempo es una forma de actuación propiciada por el temperamento o gasto energético que dicho individuo tiene según sus características genéticas y según otros factores muy importantes que ya veremos más adelante.
¿Cómo influye el temperamento del individuo en la conformación de su carácter y formas de actuación?
Pues por aceptación y adecuación de las propias capacidades funcionales al medio que les rodea, a las relaciones con otros individuos, a sus capacidades síquicas tanto instintivas como sensitivas, etc.
Primeramente, el temperamento crea unas capacidades de actuación en cada individuo -diferentes unos de otros- y posteriormente dichos individuos se adaptan a dichas capacidades y formas de ser consiguiendo un estado funcional o carácter que les aclimata a actuar de dicha manera.
Veamos pues como se manifiesta el temperamento a través de los circuitos de actuación síquica dando como resultado los distintos modos de actuación o los distintos caracteres.
Pongamos para ello un ejemplo:

----Un individuo tiene que discutir un tema.
Si esta persona es un ser con bajo consumo o gasto energético -mental- es decir de poco temperamento, los circuitos síquicos funcionaran con bajo poder funcional, con suavidad de gestos y acciones, con baja potencia y capacidad oral, con baja agresividad hacia sus oponentes, con inseguridad en sus determinaciones y alegaciones (por experiencia en otros asuntos similares), con excesiva timidez, con escasa capacidad de reacción, etc.
Es decir, el bajo consumo o baja capacidad temperamental hace conformar un carácter de actuación en dicho individuo muy diferenciada de otro de gran temperamento o potencia energética mental.
Si otro individuo de gran temperamento tuviese que resolver en el mismo problema seguro que sus actuaciones serían totalmente diferentes, a saber:
Tendría gran fuerza de actuación, su reacción oral sería fuerte, sus exposiciones llenas de clara determinaciones, su comportamiento agresivo con poco tacto y poco dado a contradicción por sus oponentes.
Pues bien las diferencias entre estos dos tipos de individuos se darían también en los deportes, charlas, experiencias sexuales, maneras de pensar y resolver asuntos, formas de emprender empresas y negocios, capacidad de aprender, constancia e inconstancia, velocidad en las determinaciones, capacidad de reflexión, etc.

Así pues, cada individuo según su temperamento puede adquirir y comportarse con un determinado carácter o formas de actuación, especializándose cada uno en determinados aspecto de la actuación síquica, siendo unos más capacitados en determinado tipos de actuación y otros más capacitados en otros, siendo unos más aptos para ciertos trabajos o menesteres y otros para otro tipo de ellos.
Por tanto y resumiendo entendemos por TEMPERAMENTO Y CARÁCTER lo siguiente:

TEMPERAMENTO:

Capacidad de actuación energética o de gasto de energía mental en cada individuo.
O sea, Energía Mental

CARÁCTER:

Las distintas formas de actuación tanto motoras, reflejas, instintivas, sensitivas, de conciencia, etc. propiciadas y moduladas por el gasto energético mental o temperamento.
O sea, Funcionalidad Síquica

INFLUENCIAS EXTERNAS
ASTROLOGÍA ----INFLUENCIA SOLAR

La posible influencia de los astros sobre la psicología y el comportamiento humano ha sido tanto considerada, estudiada y aceptada por sus seguidores como rechazada y defenestrada por sus detractores.
Sin embargo a pesar de ser un tema de candente y perenne actualidad, no conozco que en ningún momento de nuestra reciente historia se haya tomado ni por unos ni por otros (seguidores y detractores) como un tema a tratar con el suficiente rigor investigativo como para ser aceptado o rechazado de un modo claro y racional.
Yo por mi parte no es que pretenda mostrar un estudio exhaustivo ni demasiado riguroso del tema, pero, visto lo visto, puede considerarse un preludio o una incitación a profundizar en el mismo.
Lo primero que he de hacer notar es cual era mi actitud previa hacia la astrología, pues sabemos que son los sentimientos los que normalmente dirigen y crean los elementos y resultados de muchas investigaciones.
Si de antemano se tiene un sentimiento sobre un tema, es casi seguro que desarrollarás una teoría para poder demostrar que dichos sentimientos son reales y verdaderos.
Si tus sentimientos son de buscar la verdad, es muy posible que tus teorías demostrativas sean más o menos correctas y fieles a ella, siempre claro, dentro de los límites de nuestro alcance.
Pues bien, mi actitud hacia este tema era de incredulidad o de curiosidad, así que me preguntaba:
¿Qué habrá de verdad en todo esto y Cómo averiguarlo?.

Cómo comprobar todo esto ....Pues observando si todos los nacidos en iguales épocas del año tenía comportamientos semejantes y en segundo lugar, comprobar si en cada época del año éramos influenciados de igual manera que en la misma época del año anterior.
La cuestión era fácil de comprobar pero al mismo tiempo una labor larga de realizar.
Sabemos que la Astrología nos dice que todos los nacidos en una misma época del año son semejantes en carácter y comportamiento psíquico. Así mismo que durante todo el año estamos influenciados por los astros en nuestro comportamiento y en nuestro destino, (-suerte, enfermedades, etc.)
Así que me puse a experimentar:
Observaba a la gente, me enteraba de su fecha de nacimiento y comprobaba la semejanza entre ellos.
El resultado fue positivo pues podía comprobar que la mayoría de personas tenían ingredientes síquicos semejantes a los nacidos en su misma época anual, y bastantes diferencias de los nacidos en otras épocas.
Pero además, -en el segundo estadio del estudio- podía comprobar asimismo que cada época del año la influencia en algunos elementos síquicos era semejante a la que se manifestaba en la misma época del año anterior, pero siendo diferentes estas influencias en las distintas épocas del mismo año.
Esta influencia en las demás personas es algo más difícil de comprobar y solo puedes hacerlo en las que están cercanas a ti y puedas observarlas todos los días, sin embargo, en uno mismo la comprobación es muy fácil si tiene el tiempo y la paciencia para vigilarte constantemente y ver tus reacciones.
Así pues, quedaba claro para mí que en cada época anual recibimos influencia del exterior que nos condiciona en cierto modo, tanto en nuestro nacimiento como en nuestro comportamiento cotidiano.
Ahora venía los más difícil, comprobar el cómo, cuándo y cuánto de esta influencia.
Para dar explicación a todo ello, tuve que hacerme muchas preguntas e ir acumulando respuestas lógicas que posteriormente llegarían a una teoría o explicación de como influyen los astros o el medio exterior en el comportamiento sociológico del hombre.
La aceptación de dichas explicaciones me ha ayudado también a comprender un poco algunos aspectos de la psiquis humana. Una de estas características es la ya mencionada anteriormente de la existencia de una energía mental que nos proporciona la capacidad energética necesaria para el desarrollo de las funciones síquicas.
Como hemos dicho el ser humano tiene una maquinaria síquica compuesta por distintos bloques de actuación que son iguales en todas las personas aunque tengan en cada una sus peculiaridades y modos de actuación específicos.
Que dicha maquinaria cuenta con un sistema de aportes energéticos que es el que permite trabajar a esta maquinaria.
Que debido a la complejidad y variedad de las actuaciones síquicas, el consumo o capacidad energética de cada individuo le implica distintos estados de comportamiento según sea dicha disponibilidad y utilización energética en cada momento.
Pues bien la capacidad energética de la psiquis humana es eminentemente química, es decir, su disponibilidad se consigue mediante reacciones químicas que nos dan los productos energéticos - neurotransmisores - de consumo en las funciones síquicas.
Ya vimos al tratar temperamento y carácter que el consumo de diferentes cantidades de energía por un cerebro o mente humana puede traducirse en diferentes comportamientos y diferentes formas en el trabajo de dicha mente.
Si existe un nivel de energía -una disponibilidad y utilización de energía mental- bajo, los trabajos cerebrales y de comportamiento también serán bajos y específicos: lentitud, suavidad de movimientos, poca agresividad, constancia, falta de rapidez en las determinaciones, etc. Es decir, el cerebro gasta poca energía y los impulsos o transmisiones entre neuronas en suave y por tanto los resultados y determinaciones también lo son.
Si existe un alto nivel de consumo energético las determinaciones serán todo lo contrario: Rápidas, agresivas, poco reflexionadas, etc.
Porqué ocurre todo esto. Pues porque para realizar cualquier función síquica necesitamos una ínter relación o intercambio de impulsos entre neuronas, llevado a cabo éstos por los neurotransmisores o fuentes energética, por tanto cualquier impulso entre neuronas puede ser flojo, moderado, o fuerte según el aporte energético que reciban.
Por tanto el aporte energético o capacidad de gasto energético es muy importante en los resultados de una función síquica.

Ahora bien, tienen todas las personas el mismo gasto energético.
Claro que no; y precisamente en esto estriban la mayor parte de las diferencias entre personas en lo concerniente a su actuación sociológica. Asimismo por ello existen distintos tipos de caracteres y temperamentos dependiendo de un máximo de gasto, -temperamento fuerte- hasta un mínimo, -temperamento débil- y toda la gama de caracteres que implican las diferencias de temperamento.
Pues bien, es precisamente en este aspecto de actividad energética o de función temperamental del individuo donde al parecer influye el medio exterior.
Sabemos que toda reacción química necesita de una energía para llevarse a cabo.
Si ponemos varios elementos químicos en contacto para que reaccionen y esta reacción necesita de un aporte energético, no cada duda que si no se lo damos no reaccionarán, y si le damos poca energía reaccionarán malamente o parcialmente.
Así que, como los neurotransmisores es necesario obtenerlos químicamente en nuestro cuerpo, y además sus reacciones funcionales también son reacciones químicas, pues es natural que necesiten de un cierto aporte energético para su obtención y también es natural que se vean favorecidos en su trabajo de transmisores si están inmersos o reciben aportes energéticos suplementarios.
Ahora bien, qué pasa si un individuo está realizando una función síquica y del exterior le llegan ondas energéticas de gran potencialidad (capaces de penetrar o ser asimiladas y transmitidas al cerebro).
Pues que los neurotransmisores aumentarán y su trabajo también se desarrollará con más capacidad y potencia.
Así pues, un aporte energético exterior puede facilitar la funcionalidad, el trabajo y la fuerza de las acciones síquicas y por ende las actitudes y caracteres del individuo.
Luego de esta forma es como influyen los astros o el medio exterior en la psicología funcional del ser humano. Mediante aportes energéticos adecuados a la peculiaridad química de los neurotransmisores y hormonas.
Sabemos como influyen los astros o el medio exterior en nuestra psicología. Pero ¿Cuándo hay más o menos de esta influencia?
Después de hacer las observaciones que antes anotaba, he querido apreciar distintos períodos de influencia energética sobre los individuos, que por otro lado coincide con los que se utilizan comúnmente en Astrología.
Es decir períodos de máxima influencia o actividad en Marzo-Abril, en Julio-Agosto y en Noviembre-Diciembre.
Como quiera que estos períodos, como hemos dicho, coinciden con los períodos Astrológicos, utilizaremos éstos que resulta más bonito y respetuoso con esta seudo-ciencia, para referirnos a ellos.
Así pues, vamos a dividir el año en períodos zodiacales o grupos de signos como son el de FUEGO, TIERRA, AIRE Y AGUA.
Esta división es importante, a mi parecer, pues representan una sola influencia para cada grupo como ya veremos.
Los signos o períodos de cada grupo son:

FUEGO: Aries, Leo y Sagitario
TIERRA: Tauro, Virgo y Capricornio
AIRE: Géminis, Libra y Acuario
AGUA: Cáncer, Escorpión y Piscis

De las peculiaridades de cada uno de ellos parece desprenderse una semejanza algo extraña.
¿Cómo es posible que cada tres meses se repita un signo o tipo de influencia de parecidas características?
Si realmente esta influencia es proveniente de las constelaciones astrales sería imposible que se diera está secuencia tan exacta. Los astros tienen que ser totalmente diferentes unos de otros y sus agrupaciones totalmente diferenciadas unas de otras y por tanto no pueden aportar una influencia energética repetitiva de exactitud meridiana cada tres meses.
Así que tuve que aceptar que la influencia en su mayor parte no proviene de las estrellas sino de nuestra Estrella (El SOL).
Por otra parte esto es más que lógico, pues el sol, es quien nos da toda la energía que recibimos.
Por otro lado, el Sol no puede tampoco tener doce caras diferentes y además repetitivas de tres en tres en orden sucesivo.
Cuál sería entonces la explicación.
Pues la más sencilla y lógica. También el Sol gira sobre sí mismo como todos los astros. Así pues, el Sol debería girar sobre sí mismo cuatro veces al año (o la capa energética que nos influye), en el mismo sentido que nosotros (También podrían ser dos en sentido opuesto, aunque estos es menos probable) de tal manera que durante el año repetimos tres veces en cada posición o en cada punto de su superficie.
Por ello cada año pasamos tres veces por delante de la cada Fuego, tres por la cara Tierra, tres por la cara Agua y tres por la cara Aire.

[HOTLIST]

En cada uno de estos cuatro períodos recibimos el mismo aporte energético con algunas diferencias por la posición del Sol, la estación del año, y por el aporte del conjunto estelar o Vía Láctea que en la que estamos más próximos. Aporte que parece especialmente fuerte en Octubre- Noviembre y algo menor en Abril-Mayo.
Luego ya tenemos quién y cuándo influyen en nuestra psicología desde el exterior.
Pero claro esto en cuanto al aporte que recibimos de los astros en cada época del año. Pero porqué somos también semejantes según la fecha de nuestro nacimiento.
Esto no parece demasiado difícil de comprender ya que es lógico que si al nacer y comenzar a realizar nuestras primeras funciones vitales, corporales y síquicas, nos encontramos en un periodo de gran aporte energético exterior pues nos acostumbremos a ‘funcionar‘ de una manera agresiva, potente, rápida, etc. y si por el contrario es época de bajo aporte energético, nuestra actitud será posada, lenta, suave, etc.
Por tanto si comenzamos teniendo un temperamento determinado es lógico que conservemos esta forma durante mucho tiempo aunque con el paso de los años vayamos perdiendo las diferencias con los demás si no la seguimos cultivando o apoyando.

FACULTADES Y CARACTERÍSTICAS SÍQUICAS

Hemos visto que existen unos instintos primarios (alimentación, conservación y sexual) básicos para el comportamiento y funcionamiento de los animales.
Estos instintos básicos solo sirven en principio para realizar funcionales básicas (alimentación, defensa, apareamiento), pero que serían en principio imprescindibles para los primitivos animales que los desarrollaron y utilizaron.
Sin embargo con el desarrollo de estos animales en las diferentes etapas de su evolución, desde los simples sujetos autónomos y solitarios hasta llegar a los animales sociales y humanoides como nosotros, los comportamientos instintivos han sufrido también una enorme evolución, diversificándose éstos y especializándose para la resolución de todo tipo de problemas y circunstancias de tipo medio ambiental, depredativo, relación de manadas, relaciones tribales, sociales, etc.
Así pues, los instintos y los atributos síquicos de estos animales evolucionados han llegado a un enorme tipo de diferentes comportamientos que teniendo como base a los instintos primarios, han ido especializando (en cada momento de su evolución) a estos en las diferentes funciones a realizar según las circunstancias, creando un abanico de instintos y sentimientos capaces de responder a cualquier evento externo y dar una respuesta adecuada al mismo.
Así en un primer estadio de su evolución, cuando el animal aún no compusiera manadas, le bastaría con los instintos básicos y algunos añadidos como puede ser el instinto de posesión (acaparamiento de alimentos), maternal y familiar (defensa de la prole y pareja) etc.
Cuando este animal ya compusiera manadas, los instintos se ampliarían y especializarían aún más, como por ejemplo, el instinto de posesión se desdoblaría en posesión y dominio (dominio sobre los demás para poseer mayor número de alimentos y tener acceso a mayor número de hembras, etc.). El instinto de conservación (maternal y familiar) se ampliaría a social o de defensa de la manada, etc.
Ya en los hombres, que constituyen sociedades, estos instintos anteriores se han perfeccionado mucho más y ampliado hasta límites que cuesta trabajo diferenciar las distintas ramas de su procedencia, siendo muchos de ellos producidos e impulsados por substratos de más de un instinto básico.
En los seres humanos los instintos y sentimientos pueden, como hemos dicho, provenir o ser impulsados por más de un instinto básico y además pueden, según las circunstancias, sumarse varios instintos para realizar una misma función porque los impulsos a la acción sean diferentes o porque se sientan llamados a operar varios instintos por una misma circunstancia; también pueden restarse o contraponerse diversos instintos, en cuyo caso normalmente es el más fuerte, el más primitivo, o el más necesario el que termine vencedor y mande sobre la ejecución de las funciones a realizar.
También pueden bloquearse unos con otros cuando las resoluciones a tomar por cada uno de ellos puedan ser totalmente contrarias y de la misma intensidad.
(Caso más particular en la sublimación de un instinto, o sea, cuando la energía de uno de ellos es utilizada por otro de función semejante y que pueda permitirse un mejor funcionamiento sin contrariedades, aunque es un caso muy especial, de carácter psíquico, que no nos interesa en nuestro estudio.)
Pues bien, estas diferencias en la actitud (entre otras) de los distintos instintos hacia el impulso de funciones o acciones del individuo hacia el medio que le rodea es lo que produjo el desarrollo del pensamiento, de la inteligencia y de la voluntad de los animales convirtiéndolos en humanos.
Si un animaloide se encontraba que tenía ante sí un problema y que varios de sus instintos le decían o impulsaban hacia distintas opciones o acciones a realizar, es natural que la lucha entre los distintos instintos por sacar adelante la realización de sus necesidades llevara al individuo a desarrollar una método de discriminación o resolución de estas distinta opciones que con el tiempo se definiría como una capacidad de revisar o pensar sobre las soluciones a tomar.
Esta capacidad de pensar se serviría de una función cada vez más clara de inteligencia y así mismo la toma en consideración de una resolución para cada circunstancia llevaría aparejado el nacimiento de una voluntad de ejecución, que más tarde sería no solo de ejecución, sino voluntad de consideración, de determinación de funciones, de auto-desarrollo, de comportamiento, etc.
Es decir, el desarrollo instintivo desembocaría en una evolución hacia el desarrollo mental, de la inteligencia, voluntad, moralidad etc., que nos define como seres muy especiales dentro de este universo en que vivimos, aunque debemos suponer que nos queda mucho por evolucionar y mucho por aprender y quizás sea aún más interesante lo que nos espera el futuro que lo que nos deparó el pasado.
Vamos pues ahora a abordar otros elementos o conjuntos Si de estructuración estable propios del ser humano que aparte de los instintos y sus sentimientos correspondientes, forman una extensa variedad de aptitudes y capacidades funcionales de actuación de las cuales podríamos destacar los siguientes:

FACULTADES SÍQUICAS

DE FUNCIONALIDAD COMÚN
Pensamiento, Voluntad, Consciencia y Sub-consciencia, Conciencia y Subconciencia, el YO.

DE ESTRUCTURACIÓN PERSONAL
Personalidad, Temperamento, Carácter.

PENSAMIENTO

El pensamiento es una capacidad netamente humanoide y constituye un factor que puede ser utilizado para diferenciar a los humanos de los animales, siempre teniendo en cuenta que la obtención de esta capacidad se lleva a cabo de una forma evolutiva y por tanto no existe una frontera entre la auténtica capacidad de pensar y la falta total de ella. Por consiguiente no se puede apreciar claramente cuando termina el animal y donde empieza el ser humano, sino que es un proceso de lenta evolución y por tanto poco definido en su apreciación.
El pensamiento puede considerarse como una cualidad o característica de la inteligencia humana mediante la cual podemos secuenciar y revisar contenidos inteligentes con objeto de obtener soluciones de orden también inteligente para llevar a cabo nuestras creatividades o trabajos rutinarios así como para nuestro aprendizaje y obtención de nuevos datos.
En la actualidad llamamos pensar a casi todas las aptitudes mentales sea cual sea su índole y circunstancia.
No obstante el pensamiento debería diferenciarse de otros tipos de funciones mentales como son la creatividad o la conciencia.
Como humanos que somos lo utilizamos para conseguir ambas cosas (creatividad y conciencia) pero el pensamiento es solo un arma o método de obtención de éstas, las cuales no son pensamiento sino que tienen peculiaridades propias.
Pensar debe ser revisar, secuenciar elementos impresos en nuestra memoria para obtener soluciones a problemas, o con objeto de encontrar datos que sean necesarios para efectuar con ellos una creatividad o tomar un estado de conciencia.
Por tanto pensamiento es sinónimo de revisión o análisis inteligente y por ello podríamos decir desde un punto de vista cosmológico que es una capacidad netamente humana y no del TSI, puesto que éste debe de conocerlo todo y sus funciones por tanto serán Crear y no Pensar.

NÚCLEO PRINCIPAL DEL PENSAMIENTO

[HOTLIST]

Como es natural, y para su simplificación, en el cuadro anterior no se incluyen las síntesis pertenecientes a cada grupo funcional.

VOLUNTAD

Llamamos Voluntad a una capacidad de determinación a la actuación funcional por parte de nuestra mente, siendo asimismo una característica o capacidad de los entes SI.
No obstante debido a la complejidad de la mente humana por la cantidad de elementos o conjuntos que la componen y a la capacidad de voluntad que ella contiene, la podemos considerar de dos formas distintas según nos estemos refiriendo a su CALIDAD ESTRUCTURAL o a su RESULTANTE FUNCIONAL.

CALIDAD ESTRUCTURAL

En el primer caso observamos que la voluntad es una característica o propiedad de los elementos sensitivos y que podríamos definirla como un impulso o determinación a la ejecución de acciones para satisfacción de los sentimientos.
Así por ejemplo, un sentimiento humano como puede ser el deseo de posesión o simplemente el sentimiento de hambre, puede llevar implícita la necesidad vital de ejecución de las acciones pertinentes para satisfacerla y por tanto la voluntad de llevar éstas a cabo.
Por tanto cualquier sentimiento lleva aparejada la necesidad vital de vivenciarlo y la voluntad de hacerlo.
A esta cuota de voluntad de cada sentimiento la llamaremos Capacidad o Calidad Funcional.

RESULTANTE FUNCIONAL

Ahora bien si cada sentimiento tiene su cuota de voluntad, en los trabajos mentales con gran cantidad de sentimientos habrá también gran cantidad de voluntades parciales.
Esto nos lleva a la discriminación de todos estos sentimientos para encontrar el más apropiado y darle satisfacción.
Así pues como es lógico el sentimiento resultante o elegido tendrá su propia voluntad de ejecución.
Pues bien, a esta voluntad resultante del proceso de discriminación, es a lo que llamamos voluntad funcional resultante.
Si nos fijamos, en sí, esta voluntad es como cualquier otra, sin embargo el proceso mental llevado a cabo para su producción ha sido total, utilizando todos los elementos mentales competentes en el asunto resuelto y por tanto viene respaldada por todo un proceso de toma de conciencia que le confieren a esta voluntad resultante una calidad espiritual o mental que implica a toda la potencia mental del individuo.
Así pues, la Voluntad Funcional Resultante tiene la calidad de todo un proceso mental y de conciencia que le sitúan en la cúspide de la capacidad senso-inteligente o espiritual del individuo y representa en sí la propia capacidad y alcance mental de cada ser humano.

UBICACIÓN DE LA VOLUNTAD

No cabe duda que una pregunta que suele surgir asiduamente sobre las capacidades mentales es la del lugar o área concreta del cerebro donde se encuentra dicha capacidad y por supuesto la voluntad se incluye en esta inquietud de conocimiento.
Como se puede comprender fácilmente, las voluntades pertenecientes a cada sentimiento se acompañan en el lugar de situación de éstos.
De igual modo la voluntad funcional resultante estará acompañando al sentimiento que haya sido elegido para ejecutar.
No obstante en este último caso, como la voluntad resultante también ha sido procesada comparativamente con la mayoría de las áreas de la mente y por tanto su calidad funcional se puede considerar que ha sido lograda por el conjunto mental.

LA CONCIENCIA

Con objeto de completar lo anterior, trataremos de definir lo que entendemos por conciencia, aunque creo que ya ha quedado bastante claro.
Entendemos por conciencia a :

El conjunto de conocimientos sobre cualquier tema cuando éstos se vivencian y analizan con objeto de tomar posición sobre dicho tema.

Así pues, la Conciencia es un conjunto de datos inteligentes y también sensitivos, todos ellos relativos y definidores de un tema lógico o sensitivo, de un elemento o de un conjunto creativo, al cual comprendemos y asimilamos (inteligente y sensitivamente) por medio de este conjunto de datos. Por tanto la Conciencia es el conocimiento y valoración de cualquier creatividad.
La toma de conciencia por otra parte es otro de los factores que diferencian a una humano de un animal, pues éstos al no poder pensar tampoco pueden tomar posiciones inteligentes ni sensitivas con respecto a cualquier tema o circunstancia. No obstante recordamos que esta toma de posición animal-humano es totalmente relativa debido a que el paso de animal a humano se lleva a cabo de una forma evolutiva.
La conciencia visto de una perspectiva de la inteligencia podemos definirla como un estadio superior al pensamiento, puesto que el pensar es solo revisar datos para obtener otros de una forma secuencial, mientras que tomar conciencia es ver o vivenciar conjuntos inteligentes y sensitivos al mismo tiempo y obtener así una apreciación sobre el hecho en cuestión valorado en su conjunto.
Por ello también consideramos al pensamiento como el hecho de trabajar mentalmente -secuencialmente- y a la conciencia como la obra mental realizada en su conjunto.

SUB-CONCIENCIA

Aunque no es un término que sea utilizado en la actualidad, quizás podríamos asimilar éste nombre a la capacidad de tomar decisiones de tipo inteligente y sensitivo llevado a cabo por acción secuencial y no como estado o toma de conciencia (valoración de los términos a tomar en cuenta de forma conjunta -al mismo tiempo-).
Éste es el sistema que utilizan las computadoras y quizás nuestro sistema subconsciente, en la toma de decisiones. Es decir, revisar punto por punto (secuencialmente), los datos pertinentes para tomar la decisión o encontrar la solución requerida y aplicarla una vez encontrada, pero como digo, hacerlo dato a dato y sin tener una valoración del conjunto de que estamos tratando.
Por tanto si queremos podemos decir que nuestro subconsciente ( el área donde no llega nuestro pensamiento ni conciencia ) toma decisiones de sub-conciencia, o sea, que secuencia datos hasta llegar a soluciones ya programadas sin que podemos tomar conciencia de los eventos que en él ocurren.

CONSCIENCIA Y SUBCONSCIENCIA

La capacidad de pensamiento de la cual está provisto el hombre, crea sobre su entorno un estado de conciencia circunstancial (según el tema sobre el que se piense) por el cual reconocemos (nos concienciamos) los hechos que necesitamos revisar u obtener.
Pues bien, este estado de conciencia que obtenemos en cada momento o cuando lo necesitamos, es un estado de conocimiento apoyado por un conglomerado de datos relativos a tal evento, mediante los cuales podemos valorar dicho acontecimiento.
Ahora bien, cuando el individuo en cuestión se encuentra tomando conciencia de cualquier tema o asunto y denota las circunstancias del mismo, podemos decir que se encuentra en un estado de consciencia o que está consciente de sus actos o pensamientos.
Luego la consciencia puede ser la correspondencia o la actitud y aptitud del individuo hacia la toma de conciencia o en la toma de conciencia de una circunstancia, hecho o consideración senso- inteligente.
Por tanto la consciencia puede ser considerada como un estado del individuo mientras que la conciencia es el estado del elemento a tomar en consideración que por supuesto también se encuentra en la mente y apreciación del individuo en cuestión.
Podemos poner algún ejemplo, como puede ser el de estudiar:

Estudiar es la acción y predisposición por parte del individuo a aprender. Sería pues la referencia a la consciencia.
El estudio que asimila y entiende sería la referencia a la conciencia. Por tanto la conciencia es el elemento senso-inteligente y la consciencia es la capacidad y actitud para obtener y relacionarse con dicho elemento.
Ahora bien, no todas las decisiones humanas están tomadas en consciencia o a conciencia. La mayor parte de las actuaciones de nuestros instintos están determinadas por nuestro subconsciente.
Ello quiere decir que el sistema operativo del pensamiento no actúa en todo el entramado psíquico de nuestra mente y que hay muchos bloques de actuación automáticos o semiautomáticos a los cuales el pensamiento no llega en un principio, aunque después pueda mediatizar las órdenes o impulsos de actuación de estos bloques sensitivos (instintos, complejos, necesidades vitales, choques de instintos, etc.) antes de ejecutar la acción que éstos le han pedido.
Pues bien, la sub-consciencia son aquellos lugares o bloques de actuación síquica y también sus actuaciones e impulsos, donde no llega claramente la capacidad de acción y revisión del pensamiento y por tanto la toma de conciencia sobre los hechos o circunstancias a analizar o a resolver. Así que estas resoluciones se llevan a cabo de una forma predeterminada, ya grabada o estructurada en los circuitos de estos bloques o elementos, y que por ello son de acción refleja, repetitiva y semejante (para una misma circunstancia) en todas sus actuaciones.
No obstante, sabemos que la ejecución de nuestras acciones son llevadas a cabo por nuestra voluntad (normalmente, no siempre), una vez que hemos recibido el impulso de los instintos; hemos cotejado cuando hay más de un impulso y resuelto hacia el más importante; hemos resuelto choques de instintos (cuando los impulsos instintivos son fuertes y de total contraposición) etc.
Hemos dicho que no siempre, pues muchos impulsos instintivos son tan fuertes que lo ejecutamos sin tener en cuenta otras convicciones distintas de ellos.
Así pues, aceptamos la postura de tomar como:

CONCIENCIA.- El conocimiento y valoración de un conjunto de elementos senso-inteligentes.

CONSCIENCIA.- Actitud, predisposición o estado del individuo hacia la toma de conciencia de cualquier evento.

SUBCONSCIENCIA.- Áreas síquicas o mentales donde no actúa el pensamiento o la toma de conciencia, así como las actuaciones de estas áreas.

El YO

Aunque sea brevemente analizaremos esta determinación sensitiva que denominamos el Yo.
Podemos definirlo como una apreciación subjetiva de todos los individuos hacia sí mismo.
Es decir, es un dispositivo sensitivo consistente en una toma de conciencia (y sobre todo sub-consciencia) de la calidad o cualidad de individuos autónomos e independientes y que es el denominador común de todos los demás instintos al que han de servir como sujeto con calidad de ser diferenciado.
En definitiva el YO es la conciencia (y sub-consciencia) que tenemos de nosotros mismos.
Asimismo hemos de notar que esta cualidad de apreciación es en un principio instintiva y subconsciente para posteriormente desarrollarse o asimilarse también en las capas conscientes de nuestra mente.
El Yo es un elemento o sistema de apoyo hacia el ser que lo posee y dirige las funciones instintivas hacia la satisfacción de las necesidades y deseos de éste.
Lógicamente tendría su nacimiento en los seres vivos cuando éstos tomaron las aptitudes instintivas y se convirtieron en animales. Por tanto el Yo como otras funciones síquicas (e incluso somáticas) tendría su nacimiento como función eminentemente refleja. Después pasaría a circuitos más complejos, como la sub-consciencia. Posteriormente a los circuitos del pensamiento y conciencia. Y como hemos dicho, ahora pretendemos que pase a la conciencia espiritual de nuestro ser con abandono progresivo de las sub-consciencia y dependencia corporal que ahora tiene.

En nacimiento de Yo es probablemente una consecuencia lógica de la ínter relación entre los elementos instintivos, ya que todos ellos tienen que servir a un solo sujeto y por tanto ha de nacer un estado de sub-consciencia que especifique claramente hacia donde se han de dirigir todas las demandas de los distintos instintos. Así pues, este estado de sub-consciencia contendrá los elementos necesarios para distinguir a dónde y a quién van dirigidos estos ‘servicios’ creando el entorno de conciencia (subconsciente) del Yo.
De igual manera es lógico pensar que este tipo de apreciación también esté presente en el TSI, que tendrá conciencia de su propio Ser.
El Yo por sí mismo solo es un estado de conciencia propio, pero una vez estructurado y formando conjunto con los instintos (propios de cada individuo) que lo apoyan y defienden, constituye un auténtico conjunto sensitivo de corte animal o humano -es este caso- con una definición clara como elemento autónomo con características de independencia, autodefensa, autoestima, autodefinición, etc.

PERSONALIDAD

El concepto Personalidad abarca a todas las características y particularidades de la funcionalidad síquica y mental del ser humano.
Por tanto en este término caben tanto las características generales de la especie como las particularidades propias de cada individuo.
Así pues, son elementos de la personalidad:

--Todo el sistema instintivo y sentimental que recibimos por transmisión genética.
--Colabora también a la formación y actuación de la personalidad el temperamento tanto genético como influenciado por el medio exterior.
--Forma también parte de la personalidad el carácter del individuo y por tanto todos los modos específicos y personales de comportamiento.
--Y por último conforman también la personalidad las síntesis experimentales o modos de actuación obtenidos por los instintos y sentimientos con la práctica de sus actuaciones y adaptaciones al medio externo.
Por consiguiente la personalidad es el conjunto de aptitudes y actitudes síquicas de cada individuo como son las capacidades, características y modos de actuación del mismo desde un punto de vista psíquico y humano.

[HOTLIST]

Por ello la personalidad en su conjunto es una forma muy particular de aptitudes, capacidades y modos de actuación de cada individuo.

El Alma

Ya hemos visto las características o cualidades SI a la cual podemos asimilar al Alma, no obstante, debido a las connotaciones religiosas y culturales que este término conlleva, lo vamos a tratar como una conceptuación de caracterización propia.
Consideramos pues al alma como un elemento básico en la constitución espiritual del ser humano y la definiremos como:

‘El máximo exponente de sintetización’

Esta definición y apreciación conlleva dos conceptos o significados principalmente.
--El primero que es elemento básico o primario de la espiritualidad y que de él se desprenden los demás.
--El segundo que por ser sintetización mental o estar adscrito a ella, está apoyada en otros elementos secundarios, es decir, está apoyada sobre toda la caracterización y composición mental.

Todo esto quiere decir que apoyándose en las facultades mentales que caracterizan a cada ser humano, éste puede obtener unos valores básicos que se corresponden con los principios SI (Sensitividad e Inteligencia) por sintetización de dichas características y conformar un conjunto SI o cuota de alma, de carácter específico para cada individuo en cuanto a las distintas particularidades de la mente, pero iguales en cuanto a la calidad básica de dichos conjuntos SI, o sea, Cualidad Sensitiva e Inteligente.

UBICACIÓN DEL ALMA

Ya hemos dicho que el alma se apoya y relaciona en las conceptuaciones y cualidades mentales que poseemos, cosa más que lógica y necesaria, pues si no nuestro cuerpo no podría estar conectado y ser dirigido por ella.
Por tanto nuestra alma esta presente en toda la mente humana, y también podríamos considerar que también lo está en nuestro cerebro que es el sostén de la mente.
Por ello vamos a ver el soporte estructural que permite al alma correlacionarse con nuestra mente y cuerpo, para lo cual contemplaremos la arquitectura síquica, en diversas capas con carácter ascendente, desde el cuerpo o conjunto meramente biológico, hasta nuestra alma o componente exclusivamente espiritual.
Así estas capas, que representan la Vía de Acceso entre el Cosmos y nuestra alma, serían:

--Cuerpo
--Cerebro
--Mente
--Descripción Cósmica
--Alma.

CUERPO

Como ya sabemos es la base es la estructuración del ser humano y el mecanismo actuante dentro de la creatividad del Universo.
Visto introspectivamente, o sea, situándonos hipotéticamente en la configuración o situación de nuestra alma, tendría con nuestro cuerpo la capacidad de acceso directo a toda la creatividad del Cosmos y a desenvolvernos en él mediante la utilización del mismo.
Por ello es por lo que llamamos al conjunto de estas capas (Cuerpo, cerebro, mente, descripción cómica y alma) VÍA DE ACCESO.

CEREBRO

Es la parte del cuerpo especializado en establecer relación, por la parte inferior con los órganos corporales que ejecutan las acciones dentro de la creatividad cósmica, y por la parte superior con la mente o conjunto de capacidades de actuación SI.

LA MENTE

Es un conjunto de capacidad senso-inteligente -compuesta a su vez por múltiples subconjuntos SI- que en su parte inferior transmite las decisiones de sus creaciones al cerebro para que este a su vez haga actuar al cuerpo.
En la parte superior conecta o se interrelaciona con la Descripción Cósmica que es la que le suministra las Capacidades SI, y ella -la mente-, las asimila por aprendizaje y correlación con las mismas.

DESCRIPCIÓN CÓSMICA

Son los conjuntos de creatividades cósmicas que contienen los principios SI que constituyen y conforman dichas creatividades.
Su contenido y exposición hacen asimilar dichos principios a las mentes que las utilizan para su actuación.
La Descripción Cósmica como sabemos, es una resultante de los principios básicos TSI, (Apreciación Afectiva e Inteligencia) en modo de actuación. es decir, que mediante la utilización de la Necesidad Vital, los mencionados principios ejecutan toda clase de creatividades y manifestaciones Senso-inteligentes como puede ser la Creación Cósmica.
Así que visto desde nuestra perspectiva humanoide, la Descripción Cósmica conectaría por la parte superior con los principios básicos TSI, a los que asimilamos nuestra Alma, y por la parte inferior con nuestra mente, por asimilación en la misma, de las configuraciones cósmicas impregnadas de elementos SI.

EL ALMA

Sería la capacidad SI que se corresponde con las características TSI y que representa un ‘trozo’, cuota o asignación que lleva el ser humano de estas cualidades según sus capacidades, desarrollo y momento de su existencia.
Así pues podemos entender, que en el ser humano, existen una serie de capas estructurales que van desde la pura materia a la pura espiritualidad y aunque podemos llamar alma al nivel máximo o básico de la espiritualidad también es cierto que ella se apoya para su existencia -como cuota personal de cada individuo- en otros niveles más bajos de la espiritualidad y psicología humana.
Por ello podemos considerar al alma con una doble vertiente, como elemento básico o conjunto SI perteneciente al Todo SI, pero que al mismo tiempo tiene una correspondencia directa con su humanoide asignado y una extensión o magnitud determinada por dicha correspondencia, es decir, por la capacidad de asimilación del individuo poseedor.

INMORTALIDAD DEL ALMA

Lo primero que debemos aclarar es que el Alma no es nuestra, sino componente del TSI.
Nuestra será solo la configuración específica de la misma.
Sería algo así como sí mandásemos imprimir para nosotros un diccionario, una Biblia, un libro con los poemas que más nos gustasen, etc., todo ello con arreglo a nuestro gusto y estilo.
No cabe duda que el libro sería nuestro, a nuestro agrado y a nuestro deseo, sin embargo las palabras, descripciones, enseñanzas, los placeres y sentimientos de los versos, etc. no serían nuestro sino propiedad de la humanidad.
Y qué pasaría si un buen día nos enfadamos y decidimos quemar el libro.
Pues que lo material y específico de nosotros moriría con él, pero su alma o verdadero valor espiritual del mismo, -las reglas lingüísticas, las enseñanzas bíblicas, los poemas y sus sentimientos, etc.- seguirían vivos.
Problema?. Pues que nosotros ya no los tenemos a nuestro alcance y no podemos utilizarlos.
Pero podríamos preguntarnos aún más.
¿Qué es lo verdaderamente valioso de estos libros, su especificidad forma y estilo, o los contenidos de los mismos?.
¿Nos valdría para algo un libro específico para nosotros pero con sus hojas en blanco?
Creo que todas estas preguntas no aclaran que lo verdaderamente importante en estos casos es siempre el alma o contenido y no la materia o continente aunque esta tenga su interés como soporte de la otra.

Y nosotros los humanos somos diferentes ?. Pues no. El caso es el mismo aunque sea bastante más complejo de entender ya que el ser humano tiene como hemos visto muchas capas de actuación síquica mientras que el ejemplo puesto anteriormente solo tiene dos, materia o papel y alma o elementos senso-inteligentes impresos.
Sin embargo no es necesario contemplarlas todas para tener una idea básica de nuestra mortalidad o inmortalidad.
Solo con contemplar las dos extremos es decir cuerpo y alma, podemos ver la respuesta.
Nuestro cuerpo muere como conjunto y se transforma en otros elementos materiales e incluso en otros cuerpos, y nuestra alma permanece viva y componente del TSI.
Problema? Pues que nuestro cuerpo ya no existe y por tanto no puede utilizar las capacidades SI que antes tenía adscrita.
Por todo ello es por lo que anotábamos anteriormente la necesidad de tener una conciencia de nuestra mente, alma y espiritualidad y adscribir nuestro Yo a Éstas para así poder valorar las mismas y deshacernos de tantas penalidades y tanto miedo que nos causa la valoración de la muerte.
Por tanto y resumiendo tendremos que:

--Nuestra alma es inmortal --Nuestro cuerpo es mortal o transformable

Así que pongamos nuestro YO donde más nos guste y decidamos si queremos ser mortales o inmortales aunque solo sea como acto creativo.

VÍA DE ACCESO

Aunque a priori podemos no concederle demasiada importancia a las diferentes capas en que hemos conformado las características de los individuos, sin embargo, desde un punto de vista metafísico si las tiene, ya que representan la estructuración fundamental del humanoide.
Si alguna de estas capas que conforman la Vía de Acceso entre el alma y cuerpo (y viceversa -son vías de doble sentido-) dejara de actuar, el humano dejaría prácticamente de existir.
--Si es el cuerpo el que no funciona (por ejemplo, en parálisis total) el ser que nos queda estará consciente pero sin posibilidad alguna de desenvolverse.
--Si es el cerebro - en su totalidad - quien deja de funcionar, el ser morirá y por tanto habrá desconexión total entre las capas superiores y el cuerpo.
--Si hipotéticamente la mente no funcionase y el cuerpo y cerebro sí (pero no regido por la mente), entonces tendríamos un ser con movimientos pero totalmente retrasado como un auténtico animal primitivo.
--Si fallaran -también hipotéticamente, puesto que esto nos es posible- las capas superiores (Descripción cósmica y Alma) pues entonces ya habríamos dado la vuelta al ciclo cósmico y en este caso tampoco existiríamos nosotros al no existir el Cosmos.
Por todo ello consideramos a la Vía de Acceso, o si queremos, a las capas que la conforman, como unos elementos o componentes imprescindibles en la constitución humana.
Al mismo tiempo dicha constitución representa la estructuración de un ser que contiene todos los elementos esenciales del Cosmos, tanto los materiales como los espirituales o constitutivos del mismo.

ESTADOS DE CONCIENCIA

[HOTLIST]

Estados de Conciencia

Ya hemos explicado lo que entendemos por conciencia, a saber:

‘El conocimiento y valoración de una circunstancia o creatividad, tomada esta en su conjunto, es decir, una valoración inteligente y sensitiva del hecho analizado y valorados todos sus elementos al mismo tiempo’.

Todo ello con objeto de conocer dichas circunstancias y obtener una valoración del conjunto creado y no solo de los elementos que lo crean.
Ahora bien la toma de conciencia será siempre durante el período de tiempo necesario para llevar a cabo la misma.
Si por ejemplo estamos tomando conciencia de un hecho científico o político, esto lo haremos para apreciar y comprender dicho tema y durante el tiempo que nos haga falta esta consideración, pero después abandonaremos dicho evento o dicha toma de conciencia para obtener otras, o simplemente porque ya no nos interesa la misma.
Sin embargo existen, o mejor dicho, deberían de existir -y lo harán con el desarrollo de nuestra humanidad- tomas de conciencia constantes o perennes, durante toda la vida del individuo o durante la mayor parte de la misma.
A estas tomas de conciencia es a lo que llamaremos Estados de Conciencia.
Y porqué la necesidad de estos estados de conciencia.
Pues porque representan un estado de desarrollo psíquico superior al que ahora tenemos y que es necesario para nuestra propia evolución, madurez sicológica, aumento de la capacidad sentimental de carácter positivo, aumento de la toma de conciencia inteligente o visión de conjunto de los distintos eventos.
En suma es el paso de un estado de semi-latencia espiritual a un estadio de espiritualidad más profunda que no librará no sólo de muchas aberraciones y problemas sicológicos -Inseguridad, miedo a la muerte, estancamiento de la capacidad de evolución síquica en general y de las deficiencias propias en particular, etc.- sino que conseguiremos un estado de valoración espiritual que no alejará de la propia temporalidad de nuestra existencia y mayor valoración por la posesión de elementos de desarrollo humanístico o espirituales y menos por valores materiales o circunstanciales. La riqueza será nuestro propio desarrollo interno y nuestra propia capacidad valoración de la creatividad que nos rodea.
Pero cuidado, no estoy hablando de religión ni me interesa demasiado ella -en su actual sentido, claro- estoy hablando de psicología, de desarrollo humano, con una lógica que a mí me parece determinante, según lo que creo conocer del tema.
Pues bien, para explicar mejor el tema, comenzaremos por el principio, por el estado psíquico actual.
En la evolución síquica humana actual nos podemos considerar como será semiconscientes o de actuaciones de conciencia circunstanciales. Es decir toma de conciencia de cualquier tema propio de nuestro ser o de nuestra personalidad, de problemas sentimentales o cotidianos, etc., de una manera parcial, sin visión global de dicho problema y por tanto con una resolución incompleta y por ello normalmente equivocada.
Esto quiere decir que a la solución de cualquier problema o situación debemos tener en cuenta los factores propios de ese problema pero además debemos considerarlo desde un punto de vista general y global si la situación lo requiere -por ser un problema importante o concerniente a nuestra propia personalidad- pasándolo o filtrándolo a través de nuestros estados de conciencia para aclararlo o asimilarlo con una valoración verdadera y total, principalmente en lo concerniente a su especificidad sensitiva que es al fin a al cabo la que nos crea las confrontaciones síquicas internas.

Pongamos un ejemplo, para comprender mejor la importancia de ver las cosas desde un punto de vista global, aunque en este caso no sea necesario una apreciación primordial a través de los estados de conciencia al no ser un problema de índole personal, sino general.
El ejemplo es bastante tosco y poco refinado, pero la comprensión del tema creo que lo justifica.
Pues bien, supongamos que nos dan un anteojo o tubo con un diafragma que podemos abrir poco a poco.
Dicho anteojo nos lo enfocan hacia un sitio determinado y nos invitan a mirar a través de él y a ir abriendo su diafragma poco a poco.
Al aplicar nuestros ojos al visor del mismo observamos con estupor y bastante contrariados la visión que nos han propuesto:
¡--Un gran excremento que ocupa todo el campo de visión--¡.
No cabe duda que sentiremos asco y desagrado cuando menos, y casi intentamos dejar de seguir con el experimento.
Sin embargo nos convencen, y nos piden que abramos un poco más el diafragma de anteojo y miremos otra vez a través de él.
Lo hacemos y esta vez vemos un poco esperanzados que el panorama de la visión ha cambiado. Ahora seguimos observando el excremento, pero al lado del mismo hay una vaca pactando y ya podemos observan otras cualidades de la nueva visión: La vaca parece saludable, de bonitos colores de hinchadas ubres etc. y como investigadores y amantes de la naturaleza que somos, sentimos el impulso de abrir un poco más el diafragma para ver que sorpresas nos aguardan en las ampliadas vistas.
Abrimos un poco más el visor y nos disponemos a mirar.
Ahora no solo vemos lo anterior sino la situación del animal y los prados que lo rodean. Así hay una bonita granja cercana a un pequeño bosquecillo; ahora hay muchos más animales de diferentes tipos y especies; un riachuelo o arroyo con una corriente clara y transparente pasa cercana; hay niños que corretean y juegan junto a la granja, etc. etc.
Ya la primera visión que antes nos parecía horrenda y desafortunada, ha quedado enmarcada en un conjunto creativo que incluso la echaríamos de menos si no existiera, es decir, su valor sensitivo que antes era crudo e inaguantable ahora es un elemento más de un acto creativo importante y atractivo.
Qué quiere decir todo lo anterior. Pues que una visión con todos los elementos que conforman un problema unidos a los elementos semejantes o relacionados con él y unidos al sentir general de nuestro ser -estado de conciencia- nos da el verdadero valor de ese problema y una buena y sana asimilación para nuestra psiquis.

¿Quiere entonces esto decir que para cualquier pequeño problema hemos de poner a trabajar a todos los elementos sicológicos de nuestra mente?
Pues en escoger la verdadera medida de aplicación de elementos sicológicos es donde estriba el verdadero equilibrio mental.
Cada problema hemos de estudiarlo primeramente con sus elementos o circunstancia propias, y después una vez analizado estos ampliar su campo de visión para ver si cambia su resultado y la estructura de la resolución.
Normalmente si un problema no tiene solución aceptable con sus propios términos es porque le falta una ampliación de los elementos que los componen y necesita de una visión más globalizada.
Por supuesto que no siempre existen soluciones totalmente satisfactorias para todos los problemas, pero una vez pasados estos por los estados de conciencia -cuando estos están bien desarrollados- es casi seguro que el problema, aunque tenga una solución negativa, puede asimilarse con una aceptación sensitiva de carácter positivo.
Al igual que hemos visto para un ejemplo de carácter general, también todo esto es válido para un ejemplo de carácter personal.
Así si tenemos un problema sensitivo o sentimental cualquiera y una vez comprendido y sensibilizado o sentido éste con sus propios términos, ampliamos su campo de visión o le damos más elementos relativos al mismo y conformadores de nuestra personalidad, pues puede verse de distinta manera, más pausadamente y con mejores aplicaciones sensitivas, pero si además tenemos un estado de conciencia bien desarrollado y lo relacionamos con él quizás podamos comprender el hecho en su totalidad y asimilarlo lo más positivamente que nos sea posible.

Pues bien, ¿Qué es realmente un estado de conciencia?
Por supuesto que no es un invento nuevo, sino una evolución en la que ya estamos inmersos:

Un estado de conciencia es tener una toma de conciencia o apreciación continuada y constante de los elementos básicos del ser humano y de la creatividad que nos rodea.

Es decir si nos conocemos a nosotros mismos, sabemos nuestros principios espirituales y síquicos (espirituales como seres con capacidad SI y síquicos como seres con actuaciones humanas), sabemos como actúan unos con relación a otros, ( por ejemplo, cual es el valor SI de una actuación síquica) y nos conocemos, en fin, a nosotros mismos, a nuestro entorno, podemos crear una conciencia continuada con todos estos conocimientos y con los respectivos sentimientos que asociemos a los mismos, de tal manera que estando siempre en estado de conocimiento y sentimiento de nuestro propio ser, podamos comprender todo cuando ocurra a nuestro alrededor y con nosotros mismo desde un prisma general, global y completo.
Pero no solo es de importancia la obtención de soluciones claras y positivas para las resoluciones de problemas sino que lo más importante es la obtención de una conciencia o SENTIMIENTO continuado sobre todo ello que nos dará una estado de sensibilidad positiva y constante que podría asimilarse a un estado de vivencia espiritual con una calidad sentimental bastante importante, claro está, dependiendo de la capacidad de cada individuo.

Ahora bien, ¿Cómo se obtiene un estado de conciencia ? Pues fácil, pero a largo plazo; día a día y ‘gota a gota’.
Claro está que no es imprescindible dedicarse a estos menesteres, pero si se trabaja en el asunto y se consigue un desarrollo progresivo y sin traumas, será una adquisición sicológica y humana positiva.
Para conseguir un estado de conciencia, es conveniente conocer los principios básicos del ser humano y de la creatividad que nos rodea.
Para ello y con este fin ha sido la creación de esta obra o estudio de metafísica; nada profundo, pero lo suficientemente amplio y general como para que nos sirva para una visión y toma de postura de todos estos asuntos.
Una vez conocidos estos principios básicos hay que hacer un poco de metodología oriental, es decir, concentrarse en los mismos y tratar de visualizarlos o vivenciarlos a la vez y observar los resultados y sentimientos que este trabajo nos proporciona.
Los más normal, es que comencemos a sentir una extraña apreciación de claridad y una sensación de estar subiendo una peldaño hacia no sabemos dónde. No obstante por este camino, con el tiempo y tratando de comprender los sentimientos y resultados obtenidos, y al mismo tiempo tratando de vivenciar o ‘encender’ en nuestro cerebro todos los principios básicos que antes señalábamos, nos conducirá a un primer estadio de tomas de conciencias generales que nos servirá en el futuro para ampliar y descubrir nuevas fronteras, sintiendo cada vez con más fuerza y convencimiento que el camino hacia el infinito está hacia nuestro interior y no hacia nuestro exterior.

Ahora bien, al ser humano ya podemos considerarle como poseedor de algunos pre-estados de conciencia, que aunque sean mas o menos inconscientes, sin embargo tiene la característica de constancia y consistencia que ellos necesitan.
Como dichos estados podemos considerar al YO y a la MORALIDAD, que sin tener la capacidad de conciencia que necesitarían, sí definen una postura de conocimiento y sentimiento constante hacia:

La persona que los posee en el YO
Y hacia la sociedad en general en la MORALIDAD

Por tanto aceptémosle como unos elementos precursores de los estados de conciencia pues quizás en ellos tengamos que apoyar a los que en el futuro poseamos.

IV -- Apéndice

EJEMPLO DE CREATIVIDAD

ENVEJECIMIENTO Y MUERTE DE LOS PLURICELULARES

INFLUENCIAS EXTERNAS
ASTROLOGÍA: Temperamento y carácter

EJEMPLO DE CREATIVIDAD

Con objeto de revisar la mayoría de los temas expuestos en la primera parte, vamos a llevar a cabo un ejemplo de creatividad que abarque a todos los temas y que al mismo tiempo nos sirva de elemento investigador de todos ellos.

-- Se advierte que en los temas que se tratan y no estén suficientemente demostrados en la actualidad, se tomará cuanto se diga como teoría o especulación y no como conclusiones con el suficiente rigor científico.--

Para ello vamos a enmarcarnos en un acto creativo relativo a la realidad existente.
Por tanto, circunstancialmente nos vamos a convertir en Delegados del TSI para crear un Universo, unos planetas, unos seres vivientes y unos humanoides igual a como podría haber ocurrido con nuestra civilización.
Para conseguir esto vamos a dividir la creatividad en estadios con objeto de diferenciar los distintos tipos de trabajos y creaciones.

Primer Estadio

Como hemos dicho somos Delegados o parte del TSI con aptitudes y capacidades semejantes el mismo.
Por tanto la primera cuestión a tener en cuenta es la de conocernos o concienciarnos de nosotros mismos y del trabajo que vamos a realizar.
Somos pues un ente SI, es decir tenemos una inteligencia y unas capacidades sensitivas. Tenemos en primer lugar la inteligencia o capacidad de organizar, montar y estructurar cualquier creatividad de forma ordenada y significativa, es decir, que su ordenación exprese fielmente cuanto deseemos exponer.
Tenemos la necesidad vital de crear para expresar y vivenciar nuestras capacidades y aptitudes y para sentir la satisfacción y el placer por la realización de nuestro ‘trabajo’ o creación y para la satisfacción por nuestro propio conocimiento.
Tenemos la capacidad de imprimir a nuestras creatividades diversidad de elementos sensitivos de descripción y definición que expresen en cada punto de la creatividad sensaciones, expresiones y definiciones de cada elemento creado.
Tenemos la facultad de sentir afecto, aprecio o amor por todos y cada unos de dichos elementos.
Por todo ello necesitamos ‘expresarnos’ crear y vivenciar todas y cada una de estas aptitudes o facultades y por tanto nos ponemos a ejecutar nuestra creación.
Como no tenemos nada aparte de nuestras aptitudes ya descritas, debemos pues comenzar por el principio: Por crear un marco o escenario para ello.

Segundo Estadio

Ya sabemos lo que queremos crear: Un Cosmos y dentro de él, un planeta como el nuestro, pero desde el principio.
Comencemos pues por el escenario.
En primer lugar crearemos el espacio, cuyas características son muy simples y como estamos comenzando, podemos considerarlos totalmente metafísicas ya que todavía no forman ni contienen leyes ni estructuración suficiente para darle una apoyatura no metafísica, es decir, si todavía no hemos creado ni las leyes físicas, ni la ordenación matemática, ni la materia, pues no podemos definir al espacio como ente material ni físico, etc.
Por tanto comenzamos con elementos no físicos para después una vez creados éstos y su ordenamiento se pueda definir y determinar lo que es la física, la materia etc., las cuales se apoyan en estos principios metafísicos.
Como decimos el espacio es de consideración simple y se puede definir como lugar, sitio, dimensión, etc., con características de dimensión matemática, es decir, que se puede sumar, restar, dividir, y que podamos apreciar en él medida, longitud, entornos de este espacio, trozos del mismo etc.
Por tanto ya estamos aplicando desde el principio la capacidad descriptiva de nuestro ser, determinando lo que es el espacio y que posteriormente mediante la ordenación y la aportación de más elementos descriptivos de índole muy diversa, estructuraremos toda esta creación.
Este es pues el escenario. Ahora para que los personajes que vamos a crear en él puedan vivir, ejecutar acciones, moverse, hablar, amar, odiar, morir, etc., necesitamos otro elemento que junto con el espacio y estructurado con él, nos de un escenarios con las características apropiadas para la realización de funciones como las que antes hemos definido.
El tiempo es el otro elemento o punto básico de la creación y a él le vamos a conceder para la determinación del mismo, otras cualidades de tipo descriptivo como son las características de movimiento, paso continuado, sucesión indefinida etc.
Ahora unimos el espacio y el tiempo mediante una coordinación inteligente (utilizando nuestra inteligencia) de tal modo que cada uno de ellos adquiera las propiedades del otro. Por tanto el tiempo ocupará lugar y el espacio tendrá movimiento, pasará continuamente. (Volvemos a remitir a Cosmología Estructural).
Ahora uniremos a estas dos cualidades la característica matemática y su ordenamiento, es decir, estos dos elementos ya unidos -o por separado- podrán ser medidos, sumados, partidos etc., con características de dimensión lineal y dimensión exponencial, y todas las propiedades matemáticas que ya conocemos.
Como sabemos el espacio-tiempo se comporta en el Cosmos como Energía y ésta, estructurada por la dimensión Exponencial del espacio, o mejor dicho del espacio-tiempo, crea los distintos sistemas gravitatorios, y éstos, los escalones del Universo, en uno de los cuales nos encontramos nosotros.
Pues bien, en un determinado escalón del Cosmos, en un determinado conjunto gravitatorio, y en un determinado sistema gravitatorio nos encontramos nosotros sobre su tercer orbital ya preparados para llevar a cabo nuestra siguiente fase en la creatividad que estamos realizando.
Como hemos visto en cada estructuración inteligente que hemos hecho para conseguir nuestro planeta seleccionado, hemos imprimido diversidad de aplicaciones senso-descriptivas, pero como quiera que no es aconsejable repetir a cada paso de la creatividad que estamos aplicando inteligencia y apreciaciones sensitivas, pues no lo haremos a partir de ahora, aunque conviene tener presente que cada acto creativo que hagamos será una construcción inteligente con aportación senso-descriptiva.
De esta manera tenderemos más a considerar, de aquí en adelante, que lo que estamos haciendo es un trabajo de investigación y tendrá por consiguiente mucho más interés.

Tercer Estadio

[HOTLIST]

Seguidamente vamos a hacer una exposición creativista y al mismo tiempo marcadamente científica de los fundamentos que pudieron dar lugar al nacimiento de la vida sobre nuestro planeta.
Se debe tener en cuenta que estamos hablando del tipo de vida o de los principios biológicos que nosotros conocemos, puesto que es posible la existencia otros en los que los elementos primarios no sean el carbono, el oxígeno, nitrógeno, etc.
No obstante en principio parece que en el Cosmos, donde todos los elementos atómicos son iguales, cumplen las mismas leyes y tienen las mismas propiedades, la forma general de conseguir elementos vitales es mediante las composiciones de cadenas covalentes para las cuales el carbono es el más indicado y proclive para estos menesteres.
Por tanto daremos como bueno que nuestro sistema de desarrollo biológico es el mejor y el que tiene mayores posibilidades.
Por otro, lado existe una disyuntiva general entre los científicos sobre la afluencia o capacidad de generar vida en los distintos sistemas estelares, creyendo una mayoría de los mismos que somos apenas una casualidad y excepción en el Universo, que es muy difícil el nacimiento de formas vitales en cualquier parte del Cosmos y que nosotros hemos tenido una suerte irrepetible.
Pues no, al autor de la presente teoría cree todo lo contrario, y aunque es verdad que encontrar planetas con posibilidades de vida no es lo más normal, en el fondo estoy convencido que la vida es la cumbre a que aspira llegar la creatividad cósmica y que ya en los principios básicos de la física están inscritos las direcciones y funciones a realizar para conseguir tal maravilla.
¿Qué es lo que hace falta pues, para que se inicien los procesos vitales?
Pues temperatura adecuada, presión relativamente propicia y elementos atmosféricos o de superficie suficientes y apropiados, tales como amoníaco, anhídrido carbónico y agua, al conjunto de los cuales se le podría denominar como el “caldo de la vida”, y por supuesto, bastante tiempo para el proceso.
Y claro como estos elementos son comunes en la mayoría de los planetas en su atmósfera, pues solo es preciso esperar que también sean adecuados la temperatura o energía solar recibida.
Así que trasladémonos a nuestro planeta en el inicio de los procesos vitales y veamos como es bastante fácil de conseguir, sobre todo en teoría claro.

CICLOS DE TRANSFORMACIÓN
ATMOSFÉRICO

[HOTLIST]

Este nuestro planeta al principio, nos lo encontramos muy diferente a como está hoy.
Lo más probable es que el panorama no fuera muy alentador para que en él se produjera la vida. Seguramente no existiría oxígeno libre, ni tampoco nitrógeno, que estaría con el hidrógeno formando amoníaco NH3. Así nos encontraríamos una atmósfera compuesta principalmente de NH3 (Amoníaco), CO2 (Anhídrido carbónico) y OH2 (Agua).
Pues bien, ante este panorama, ¿Cómo construiríamos una cadena vital como la que tenemos hoy?
Por ello hemos escogido un planeta cálido con suficiente energía solar para construir dicha cadena vital y para permitir después su buena funcionalidad. Por tanto, la energía solar nos servirá para tal menester.
Así que comencemos nuestro trabajo.
En primer lugar vamos a descomponer los iones NH3 -amoníaco- por la acción solar y utilizar sus orbitales -hidrógenos- para componer cadenas moleculares de carbonos.
Para ello veamos los componentes con los que contamos:

[HOTLIST]

Observamos que el amoníaco NH3 es un átomo de nitrógeno y tres orbitales (hidrógenos) o sea un ión nitrógeno completo.
El agua OH2 es un átomo de oxígeno y dos orbitales, o sea, un ión oxígeno completo. El anhídrido carbónico CO2 es un átomo de carbono ionizado por completo -por falta de cuatro orbitales- y dos átomos de oxigeno ionizados por completo.
Bien todos estos elementos son solubles los unos con los otros en gran magnitud, por tanto en la atmósfera como en el agua superficial estarían disueltos y unidos unos a otros.
De esta suerte los iones nitrógeno y carbono estaría permanentemente en contacto:

[HOTLIST]

Pues bien a bajas temperaturas quizás no ocurriría nada importante, pero con el continuo aporte de energía del Sol a estos iones, llegaría un momento en que el ión nitrógeno por la excitación de la energía presente, se vería obligado a expulsar orbitales, que por otro lado no son suyos y le están sobrando.
Por otro lado el ión carbono está necesitado de orbitales pues le faltan cuatro.
En estas circunstancias el nitrógeno cedería orbitales al carbono y éste comenzaría a completarse llegando en casos extremos a formar iones CH4, esta vez negativos.
Pero normalmente no ocurriría esto, sino que los carbonos nunca llegaría a completarse por falta de orbitales y terminaría formando cadena de hidrocarburos ya fueran solos, con oxígeno o con nitrógeno, todos ellos en íntima relación.
Por su parte el nitrógeno libre (ya no soluble) se concentraría en la atmósfera.
Con el paso del tiempo el panorama terrestre cambiaría bastante. Ahora había en la atmósfera agua, nitrógeno y anhídrido carbónico, sobre todo de los dos primeros.
Hemos visto que en esta descomposición del CO2 el carbono forma cadenas de hidrocarburos y se separan dos moléculas de agua, razón por la cual existe tanta en el planeta.
(Ver residuos en el claro del Ciclo Atmosférico).

[HOTLIST]

Así pues, en la superficie habría gran cantidad de agua e hidrocarburos, con los cuales se formaran las grandes bolsas de petróleo y gas natural y la cadena vital.
(Posiblemente también se crearían depósitos de carbón).
Posteriormente con la aparición del oxígeno se reducirían otra vez los hidrocarburos de la superficie a agua y anhídrido carbónico, quedando intactos el petróleo y gas natural en depósitos subterráneos.

____ Este mismo desarrollo se contempla en mis estudios sobre Composiciones Covalentes ( I: 16-02-98 Núm. 00/1998/14004 Sec.1 MA 5303 ), que repetimos aquí por contener los nuevos tipos de formulación y representación gráfica de las reacciones químicas contempladas en dichos estudios y por considerarlo un poco más expositivo que el desarrollo anterior:
En dicha hipótesis apunto que la aparición de los elementos o sustancias orgánicas sobre la tierra tuvo su posible origen en la transformación del amoníaco NH3 y el dióxido de carbono CO2 –por acción del calor- en hidrocarburos, agua, y nitrógeno libre.
Dicha transformación se daría por supuesto en lugares de gran contenido energético o calorífico, -circunstancias que como sabemos se dan mucho sobre nuestro planeta-, pero sin llegar a calentamientos extremos que dañaran los hidrocarburos creados.

[HOTLIST]

(***)__Veamos ahora otro ejemplo en el cual podemos ver la mecánica simplificada de la transformación de CO 2 atmosférico y agua -OH 2- en material biológico como pueden ser los azúcares, celulosas, etc.
Por supuesto que este proceso ya se puede considerar no tanto atmosférico sino más bien biológico, llevado a cabo preferentemente en medios acuosos con ayuda de algún metaloide como puede ser el magnesio Mg, el cual captaría primero oxígeno del CO3H2 para después emitirlo mediante calor.
Posteriormente este trabajo se conseguiría llevara cabo en seres vegetales por interacción entre diversas macromoléculas vitales que contuvieran estos metaloides. Sin embargo lo exponemos aquí simplificado y por su similitud con el proceso de conversión atmosférico anterior.

[HOTLIST]

Como he dicho el proceso en los dibujos está muy simplificado, pero su desarrollo sería el siguiente:
La molécula de CO3H2 contendría como órbitas covalentes a los dos hidrógenos.
Los oxígenos quedaran en los extremos de la molécula y serían captados por los metaloides Mg que los separaría de dicha molécula, quedando por un lado una moléculas pro-biológica COH2 y por otro lado dos moléculas de óxidos metaloides 2MgO.
Las moléculas metaloides se desharía del oxígeno mediante calor y las moléculas pro-biológicas se unirían para formar azúcares, celulosa, etc.

[HOTLIST]

[HOTLIST]

[HOTLIST]

La utilización de dos hidrógenos como orbitales por todos los carbonos le permiten componer en forma simple cinco de los seis enlaces CO. El sexto tiene que componerse en forma doble por falta de dos hidrógenos para ello. Los utilizados para el conjunto.

Pues bien, una vez conformadas cadenas de hidrocarburos en un gran número y diversidad, la posibilidad de creación de hidratos de carbono (celulosas) etc., la aparición de aminoácidos y otro tipo de sustancias de la arquitectura biológica sería sumamente fácil en un medio tan rico en elementos químicos y tanta variedad de cadenas carbónicas, como eran las masas acuíferas que cubrían la mayor parte de la superficie terrestre.
Solo faltaba esperar a que las distintas reacciones químicas entre tal variedad de elementos produjeran los resultados apetecibles y necesarios para este proceso, y claro tiempo era lo que sobraba.
Para la construcción de un aminoácido simple solo hace falta la afluencia de los elementos requeridos la temperatura necesaria y a esperar el proceso.
En cuanto a los más complejos, ya se formarán por reacción de los más simples entre ellos y con otras sustancias químicas en este edén de la abundancia.
Para la formación primaria de un aminoácido basta con acercar los elementos primarios en su constitución como pueden ser una amina -ya constituida por una cadena carbónica y una molécula de nitrógeno- y una molécula covalente de oxígeno y dejarlos reaccionar mediante la aportación de temperaturas y reactivos adecuados. Estamos hablando por supuesto dentro de un medio natural adecuado como el que debió de existir sobre la superficie de la Tierra en aquellos momentos de su desarrollo evolutivo.

Cuarto Estadio

Ahora tenemos un planeta con una atmósfera de nitrógeno, agua y anhídrido carbónico y algunos hidrocarburos gaseosos. Sobre la superficie gran cantidad de agua y bastantes hidrocarburos en todas sus formas y estados.
Como decimos estos hidrocarburos se habrían estado constituyendo durante muchos milenios y estarían compuestos por cadenas de carbono con inclusión de nitrógeno, oxígeno y otros elementos.
Durante el transcurso de estos milenios y los próximos se formarán incluso hidrocarburos cíclicos; cíclicos nitrogenados, oxigenados etc., todo ello propiciado por el contacto directo de estos elementos en cada reacción. Así mismo dentro de estos hidrocarburos cíclicos se formarían tipos de aminoácidos, de alcoholes etc. Es decir habría tal cantidad de hidrocarburos, tal variedad de elementos complementarios (nitrógeno, oxígeno, amoníaco, anhídrido carbónico, cloro, metales, etc.) y tantos lugares diferentes (en temperatura, luminosidad, abundancia de elementos) que propiciarían una variedad de reacciones y de compuestos resultantes que podría tomarse como el principio de la colonización de la vida sobre el planeta llevada a cabo en este principio por macromoléculas de todo tipo y caracterización.
No cabe duda que en tal diversidad de estructuras moleculares y de tan desigual tamaño muchas de ellas estarían propensas a servir de material para construir otras, para reacciones con otras, para tener carácter enzimático y favorecer las reacciones de terceras, etc.
Por tanto con el tiempo y la energía solar, se podrían llegar a formar colonias moleculares en estado simbiótico, es decir, que satisfarían mutuamente sus características químicas, que reaccionarían entre ellas, que utilizarían a terceras para su uso común etc.
Por consiguiente que formarían colonias moleculares en las que las moléculas más capacitadas podrían subsistir y desarrollar nuevos elementos que le hicieran más especializadas y avanzadas.
Por ello podemos decir que en este estado de circunstancias podía ya considerarse que estaba naciendo el modo de evolución vital o de adaptación al medio y sus elementos que después convertirán a los animales en verdaderos especialistas y luchadores por el desarrollo y evolución de sus especies.
Por tanto podemos aceptar que ya en el nacimiento de las macromoléculas comenzó a estar presente el modo de adaptación al medio y la evolución para imponerse el mismo.
Más adelante, estas colonias de grandes y especializadas moléculas se constituirían en auténticas células vitales para autosatisfacer todas sus necesidades, utilizar mejor los recursos exteriores y sobre todo para su autoprotección.
Ya hemos dicho en la primera parte que solo las grandes moléculas que pudieran partirse y volver a constituirse con otros elementos tomados de su entorno, podrían considerarse como aptas para ser elementos primarios en la constitución o nacimiento de la vida.
Por ello consideramos que la capacidad vital es aquella cuyo resultado es la transformación de un elemento complejo en otros dos de iguales o parecidas características por división del mismo en dos portes, cada una de las cuales se complementan posteriormente para formar otros individuos de iguales características.
Pues bien ya tenemos las primeras células con características vitales, es decir, se alimentan (reaccionan) de otros elementos, se reproducen etc.
Posteriormente estas células primitivas se irían desarrollando y transformando en auténticos animales aunque todavía es estado unicelular.
Como hemos dicho en un primer momento todas las células podrían alimentarse de productos con carbono en su estructura, es decir de hidrocarburos, nos obstante, estos es muy posible que comenzasen escasear en algunos lugares y que muchas de estas células tuviesen que desarrollar con el tiempo mecanismos de obtención del carbono del único sitio donde siempre había, de la atmósfera. Pero claro como esta estaba en forma de CO2 y tendrían que conseguir mecanismos que pudiesen asimilarlo de este elemento.
Por tanto, en cierto tipo de células evolucionaría un método de obtención de carbono por descomposición de CO2 que les permitiría proliferar enormemente, pues en todos los lugares del planeta tendrían alimento en abundancia.
Los que no tuvieran este sistema de alimentación se estancarían en su desarrollo y quizás sucumbirían en su mayoría.
A éstos tipos células que desarrollaron la capacidad de obtener carbono de la atmósfera podemos denominarlas como vegetales, aunque desde un punto de vista científico no se considere totalmente exacta esta enmarcación y se atienen a otras muchas consideraciones, a nosotros nos servirá esta simplicidad para nuestro estudio creativo.
Por tanto los vegetales tendrían un desarrollo prodigioso y se extenderían por todo el planeta.

Quinto Estadio

Tenemos ya las primeras células vitales de las cuales llegaría a existir un grandioso número y seguramente una gran diversidad de las mismas. Estas células estarían muy aproximadas unas a otras y con el paso del tiempo se constituirían en colonias con individuos de las mismas o complementarias características con objeto de alimentarse de los elementos allí existentes.
Pues bien, estas colonias celulares irían evolucionando y transformándose en conjunto celulares unidos constantemente y formando un cuerpo celular con estructura y forma bien definida o sea un preámbulo de los seres pluricelulares.
Las células vegetales como obtenían el carbono del aire no necesitaban tener ningún tipo de movimiento y sí un afianzamiento en la tierra para su sostén y para obtener de ella los complementos a su alimentación.
Así estos cuerpos celulares se desarrollaron en forma arborescente para su afianzamiento y sostén sobre la tierra, para obtener los alimentos supletorios de ella y para estar expuesta al sol y al aire sobre una gran superficie del mismo.
Por otro lado las células que se alimentaban de otros componentes carbónicos y no obtenían el mismo de la atmósfera, se verían obligados a evolucionar a formas que les permitieran moverse para llegar a los sitios de alimentación o para coger u obtener los productos necesarios.
De esta necesidad nació el uno de los grandes inventos en adaptación de los seres no vegetales, el sistema o la forma tubular.
Así de esta forma las células o los cuerpos celulares fueron desarrollando -principalmente- la forma de tubo por cuyo interior pasaban disueltos o circulantes los productos que les eran necesarios para su alimentación y de los cuales obtenían los que les eran necesarios.

El desarrollo de este sistema tubular fue de gran importancia y con multitud de etapas bien diferenciadas.
Primero sería un simple tubo con paredes compuestas por gran cantidad de células que estarían en contacto con los alimentos circulantes; después estos tubos desarrollarían órganos que escogiesen mejor los alimentos necesarios; después conseguirían hacerse más flexibles y comportar tipos de movimientos; después se harían reptantes ya con órganos de digestión y recombinación de los alimentos obtenidos (por ejemplos, gusanos); después estos desarrollarían órganos de movimientos -patas- (por ejemplo los reptiles); posteriormente estos se desarrollarían aún más y se convertirían en mamíferos; otros obtendrían alas, que serían los pájaros; en el aguas estos órganos serían las aletas y dichos animales los peces, etc.
Y de esta manera llegamos al hombre que sin duda es un tubo alimenticio aunque bastante evolucionado y con multitud de órganos, sentidos y facultades de toda índole y variedad.

Sexto Estadio

Pues bien, hemos visto un ser pluricelular es un conjunto de células de forman predeterminada e invariable, con distintos órganos y cada uno de los cuales con una tipo de células y actividad diferente.
Por tanto el ser pluricelular en un conjunto simbiótico de células cuyo fundamento primario el trabajo ‘en equipo’ para utilizar todos los alimentos necesario disponibles de la mejor manera y con la máxima productividad, todo ello como forma de adaptación al medio ambiente en un alto grado.
Sin embargo la organización y estructuración, así como la reproducción de estos seres debe de ser de forma totalmente predeterminada para que siempre formen el mismo tipo de ser o semejante, pues de lo contrario no podría subsistir el nivel de evolución adquirido a través de los tiempos.
Por otra parte y en lo referente a la reproducción, está claro que ésta no puede llevarse a cabo célula por célula a un mismo tiempo, pues a ello se opone la forma y el espacio principalmente. Así que la reproducción se llevará a cabo mediante una solo célula común que contenga toda la información y elementos vitales que sirvan para el posterior desarrollo y especialización de cada una de las células que formarán dicho ser.
Por tanto esa primera célula común tendrá que llevar todos los materiales y elementos necesarios para formación del nuevo ser y la información para su montaje y ensamblaje tanto en lo referente a clase de órganos, forma de cada uno, lugar de ubicación etc.
Así pues, las características principales a tener en cuenta serán:

- La común, o célula base para la creación de las demás células especializadas.
- La clase de células que cada órgano debe llevar.
- La forma de cada uno de sus órganos y por tanto del ensamblaje de los mismos, o sea, el cuerpo celular o animal.
- El tamaño total del ser pluricelular

[HOTLIST]

Las células comunes son las células sexuales (óvulos) que reúnen todas las características distintivas del ser pluricelular, y que los genes (especialistas cada uno en un tipo de células) transformarán en células diferenciadas y especializadas para cada órgano y función.
Como ya hemos visto en la primera parte, la sexualidad deriva de la necesidad de los seres vivos de transformar cada uno de sus componentes en una forma continuada para preservarse de la erosión física a que están sometidos todos los compuestos físicos y químicos y en sobremanera las grandes moléculas que forman los elementos vitales.
Por consiguiente mediante la transformación de cualquier célula viva por el intercambio de material genético se consigue un nuevo ser con nuevas directrices que hacen perder la erosión acumulada en los períodos de latencia que todas las células tienen cuando componen los elementos pluricelulares.
Pues bien, podemos decir que los óvulos son las células que contienen todos los elementos necesarios para la construcción de todas las nuevas células que conformarán al ser que de ellos evolucionará; y que los espermatozoides representan la vitalidad funcional y aporte de nuevo material genético para la construcción de dicho ser. Decimos que representan la vitalidad funcional porque al estar siempre en producción mantienen un ritmo vital óptimo que será también transmitido al óvulo una vez fecundado.

La clase de células como hemos dicho nacen de las células común y son transformadas por las directrices de su GEN particular en células especialistas.
Por tanto en cada célula en división en sus primeros estadios se liberan un tipo de gen que potencia transforma y distribuye cada uno de los caracteres de esas células y las transformarán en células especialista para cada órgano con forma tamaño y funciones determinadas y que serán dirigidas por dicho gen.
Por ello, al gen podemos considerarlo como un conjunto informativo y enzimático que organiza y transforma a las células comunes según la información o clase de enzimas que lleva en su formación.
Para ello cada parte del gen apoya el desarrollo de un tipo de elemento celular, favorece el crecimiento y duplicación de estos, y mantienen en la célula el equilibrio vital que necesita, así como la preparación de suficientes elementos de cada clase para una posible división celular.

La forma es la distribución de cada tipo de células para formar un órgano determinado.
Esto tiene lugar por la predeterminada posición en las alineaciones de los genes formando cadenas perfectamente ordenadas en las mismas posiciones que las células guardan en el órgano en cuestión. Es decir, si los genes están posicionados en la misma forma que deberá de tener el órgano que han de montar, entonces las células crecerán en ese orden y por tanto los órganos se formaran también en ese orden, es decir, con la forma que han de constituir.
Para este alineamiento ha de existir una plantilla o cromosoma que pueda ser capaz de alinear a todos los genes en las posiciones requeridas.
Por tanto los cromosomas son sistemas de plantillas que reúnen y alinean a los genes en sus posiciones y que los liberan cuando le corresponde a cada uno para ejecutar el trabajo de su célula especialista.
Así que el cromosoma en el organizador del órgano en cuestión pues determinada la posición de los genes que a su vez determinan la clase de células a conseguir.
Por supuesto que para que el ser tenga una total integración de los distintos órganos, unos sobre otros, es necesario que se secuencien adecuadamente la liberación de genes de los distintos cromosomas para crear una agrupación orgánica bien distribuida.

El tamaño es como todos sabemos la estructura final a que accede el ser pluricelular en su mayor composición celular. Aunque no está muy claro su funcionamiento, nosotros como creadores circunstanciales que somos, lo vamos a solucionar a nuestra manera.
Para ello vamos a utilizar un cromosoma de crecimiento y para ahorrarnos trabajo y complicaciones vamos a utilizar el cromosoma sexual que será por tanto con doble funcionalidad: La de especialización sexual y la de apoyo al crecimiento.
Hacemos esto por la gran corresponsabilidad que tiene el crecimiento general del ser humano con el crecimiento particular de cada sexo.
Pues bien el cromosoma sexual (sus genes) en sus primeros estadios especializará a las células de los órganos sexuales de cada ser y en un segundo estadio liberará una cantidad de genes especialistas en crecimiento tanto general como particular de cada órgano y una vez terminada dicha liberación el ser pluricelular habrá adquirido su tamaño y habrá terminado su crecimiento.
Pues bien ya hemos conseguido el montaje de seres pluricelulares y ahora vamos a dirigirnos principalmente a un pluricelular particular: EL HOMBRE.

Séptimo Estadio

Hemos visto que los seres tubulares consiguen primero obtener capacidad de movimiento, que sería en un principio deslizante o reptante, posteriormente con ayuda de extremidades, seguidamente a ‘cuatro patas’ e incluso a dos como nosotros.
Pues bien, una vez ya desarrollados estos seres y sus órganos de movimiento comenzaron a adquirir otras facultades como son los sentidos, tacto, visión, oído, etc.
Con todos ellos, dicho ser comenzó a obtener información de todo tipo de su alrededor y claro necesariamente tuvieron que nacer elementos discriminatorios de las decisiones a tomar para la propia defensa, para el ataque a presas, relaciones sexuales, utilización de armas de defensa, construcción de herramientas, etc. y así seguiría el proceso hasta conseguir un fuerte desarrollo de estas capacidades de discriminación y determinación de funciones a realizar.
Por tanto comenzaron a desarrollarse -desde muy antes- los sistemas nerviosos y cerebrales de estos seres pluricelulares.
¿Qué estaba ocurriendo? Pues que los animales creados comenzaban a obtener, gravar, y asimilar elementos de inteligencia y elementos de sensibilidad de lo que estaban observando, es decir asimilaban lo que ocurría en el exterior y actuaban en consecuencia.
Pues bien, uno de estos animales desarrollados es el hombre que es un ser pluricelular con capacidad de actuación inteligente y sensitiva que posteriormente analizaremos en un estudio específico para él.
Terminada ya nuestra creación, hagamos un pequeño análisis de como se ha llevado a cabo.

ANÁLISIS

En primer lugar hemos utilizado nuestra inteligencia para montar todos los elementos de manera que formen un conjunto o creación bien estructurada con carácter bien definido, es decir, hemos actuado de forma inteligente cumpliendo con las peculiaridades que esta capacidad tiene, o sea, relacionar elementos o puntos creativos en forma consecutiva y con característica de conjunto uniforme por unión de puntos afines.
Asimismo hemos aplicado a toda la creatividad elementos de apreciación descriptiva en todos y cada uno de sus puntos. Por ejemplo:
Cuando creamos el espacio quisimos que fuera un ‘lugar’, ‘sitio’, etc. Cuando creamos el tiempo quisimos que fuera ‘movimiento’ ‘sucesión’. etc. Todo ello como aportaciones descriptivas que, con la unión en conjunto de ambos elementos llevada a cabo por la inteligencia, nos dio el primer escenario para la posterior creatividad.
Después cada elemento que creábamos lo hacíamos de forma inteligente, le aplicábamos elementos senso-descriptivos: Alto, grande, pequeño, agrupado, movimiento, reptación, blanco, negro, reacción, traslado, resultado, visión, comunicación, etc.
Es decir hemos puesto a trabajar nuestras cualidades SI y han realizado una creación vivenciando cada una de estas cualidades.
Una vez realizada esta creación y cuando la estábamos haciendo hemos sentido el afecto hacia nuestra obra, hacia nuestra capacidad creativa, y también hemos transmitido estos elementos sensitivos a los seres desarrollados con capacidad de obtenerlas, es decir hemos amado nuestra obra y a nuestro ser, desde el propio interior de nuestra obra a través de sus personajes.
O sea, hemos suplantado circunstancialmente al TSI con el objeto de conocerle un poco y de ver asimismo nuestras similitudes con él.

ENVEJECIMIENTO DE LOS SERES PLURICELULARES

Aunque sea brevemente, creo conveniente aclarar, las posibles circunstancias y causas del envejecimiento, y como consecuencias la muerte, de los seres pluricelulares (según mi punto de vista y entender del mismo, naturalmente).
El envejecimiento de los seres pluricelulares es un defecto -si así queremos llamarle- precisamente de su condición de colonia estable de células organizadas, es decir, existe envejecimiento por ser un ente pluricelular estable, sin capacidad de crecimiento indefinido, por paralizarse éste al llegar a la madurez del mismo, conservando a partir de entonces una cantidad de células definida sin que haya una variación apreciable durante la vida de este ser.
Si nos fijamos en un ser unicelular y ponemos éste en condiciones idóneas para la vida (alimentación, temperatura, etc.) veremos que constantemente se alimenta y reproduce, y que ninguna célula hija en condiciones favorables envejece ni muere: todo es expansión y reproducción.
Sin embargo en los seres pluricelulares la cadencia evolutiva es diferente; primero se crea una célula primaria (por medio de dos medias células sexuadas) con las directrices genéticas propias del ser en cuestión: Tamaño, forma, capacidades y aptitudes, etc., y de ésta se va creando el conjunto pluricelular o ser vivo de que se trate. Éste ser crecerá en condiciones de juventud y vitalidad hasta llegar a su madurez.
Pero qué ocurre entonces. Pues que ya no puede crecer ni desarrollarse más. La cantidad de células de este cuerpo se estabiliza y el ser trata de seguir en este estado indefinidamente. Pero no puede, porque sin saber porqué comienza a envejecer, debilitarse y perder sucesivamente facultades y capacidades y posteriormente cantidad de células, hasta llegar a la inoperancia y a la muerte.
Porqué ha ocurrido todo esto; porqué ha envejecido el cuerpo de este ser; porqué se ha debilitado y envejecido su entramado celular: Pues porque las células son unidades vitales de evolución constante y por tanto están necesitadas de alimentarse y reproducirse continua e indefinidamente y no de ser sometidas a un bloqueo de su alimentación y de sus funciones vitales evolutivas como a la que le somete el sistema pluricelular al que pertenece.
Es decir, el ser pluricelular cuando llega a su madurez ya no puede crecer más y por tanto tiene que someter a sus células componentes a un bloqueo reproductivo y por tanto a un bloqueo alimentario selectivo: Solo pueden alimentarse para el trabajo que deben de realizar, no para “engordar” y reproducirse. En estas circunstancias las células dejan atrás su período de libre comportamiento vital, de evolución y reproducción, y entran en un periodo de bloqueo y estancamiento de sus funciones reproductivas con lo cual el desgaste y erosión de las mismas supera a la capacidad de rejuvenecimiento por evolución que éstas antes tenían.
Pues bien, en cuanto pase un poco de tiempo de no alimentarse y de no reproducirse, como ser vivo que es, se acostumbrará a la inoperancia reproductiva e irá perdiendo capacidad para cuando haga falta.
Sabemos que cuando una célula muere, una de sus vecinas se reproduce para ocupar este sitio. Pero, en nuestro caso, ya ha perdido parte de la capacidad que tenía y la práctica de hacerlo al haber estado bloqueada durante mucho tiempo, y claro, esta incapacidad será genética para sus hijos que nacerán ya más débiles e incapaces todavía y así sucesivamente hasta llegar a una incapacidad total para la reproducción y trabajo en generaciones de células posteriores llegando el envejecimiento total del ser que componen.
Para ver más claro este problema, sigamos a la formación de un ser pluricelular paso a paso.

Primero se forma la célula madre por unión de dos gametos. Esta célula se va reproduciendo sucesivamente tendiendo a conformar al ser que lleva inscrito en sus cromosomas. Durante la formación de este ser, es decir durante su crecimiento, todas las células se alimentan profusamente para desarrollarse y reproducirse y para realizar el trabajo de asistencia al ser al que pertenecen (producir hormonas, transformar alimentos, hacer trabajos musculares, etc.)
Durante este período todas las células siguen un ciclo normal de reproducción y trabajo conservando su vitalidad debido a que (principalmente) se están regenerando mediante su reproducción y transformación en células nuevas. Por esta razón, es decir por hacer una continua transformación y reconstrucción interna de sus principales elementos evitan la posible erosión natural (en este caso biológica) que sufrirían de estar mucho tiempo en el mismo estado sin transformarse en otras.
Bien, una vez llegado a su madurez, las células que lo componen mediante un sistema de bloqueo, (Que como veremos en otra ocasión está representado por distintos sistemas de autorización al crecimiento, es decir, que el sistema genético que le permite reproducirse está sometido a una serie de condicionantes para permitir solo el crecimiento y desarrollo adecuado del individuo) quedan paralizadas en su función de reproducción y por tanto en su transformación y mantenimiento de su capacidad vital, permaneciendo durante mucho tiempo en este estado de latencia reproductiva y como seres vivos que son van paulatinamente perdiendo su capacidad de reproducción para lo que estaban hechos y que ahora se les impide hacer.
Ocurre que cuando una célula vecina es destruida o muere, entonces puede ésta ocupar su sitio mediante su transformación en dos células nuevas, pero claro ya está envejecida y bastante incapacitada por el tiempo que se ha mantenido estéril. No obstante podrá desdoblarse en dos, pero claro estas dos nacerán como estaba la célula madre, bastante incapacitadas incompletas o inoperantes.
Estas dos hijas también seguirán envejeciendo por la misma razón (el bloqueo) al igual que sus descendientes, las cuales serán cada vez menos activas y saludables, llegando a un total agotamiento e incapacidad y terminado con el desfallecimiento y muerte del ser pluricelular que forman.
Todo lo anterior podemos observarlo claramente fijándonos por ejemplo en un árbol.
Si plantamos éste, nacerá, crecerá, llegará a su altura, a su plenitud y sucumbirá envejecido.
Pero si de este mismo árbol tomamos un esqueje y lo plantamos y del árbol que se forme tomamos otro esqueje plantándolo también y así sucesivamente, veremos que parte de las células (las que trasplantamos) conservan siempre su vitalidad puesto que nunca han pertenecido a un árbol viejo y por tanto nunca han sido sometidas a bloqueo de su ciclo reproductivo. En cambio las que sí lo han sido se mueren con el árbol que las contiene.

Un caso particular y muy explicativo de lo anterior en lo que ocurre en los cánceres. Estos se producen por las mismas razones reseñadas, es decir, se ha provocado, por enfermedad u otra circunstancia patológica, una destrucción del sistema de bloqueo de alguna célula humana y ésta se comienza a reproducir libremente como si de un ser unicelular se tratara y en cierto modo lo es pues ha perdido su dependencia y directrices cromosómicas que la ataba al ser pluricelular al que pertenece. Por consiguiente mientras encuentra alimento se estará reproduciendo, no como ser pluricelular del que deriva, sino como unicelular o masa amorfa en este caso. Al mismo tiempo estas células descontroladas conservan o van adquiriendo una capacidad vital que las libra de todo envejecimiento, ya que como hemos dicho no tienen períodos de latencia y por tanto ejecutan su función y capacidad vital de forma continuada evitando así debilitamiento y la erosión de sus moléculas interiores que no lo hacen por seguir un ritmo de transformación superior al ritmo de erosión físico interno.

He de aclarar que el envejecimiento no es un invento de la Biología o fenómeno biológico exclusivamente. Parece claro que si fuera una circunstancia solo de tipo biológico, seguramente ocurrirían circunstanciales casos de mutación en los que los resultados fueran seres sin envejecimiento que terminarían por poblar todo el planeta, pero como se ve no se conoce nada semejante a eso en ninguna clase animal ni vegetal.
El envejecimiento es un fenómeno físico que se produce por erosión de cualquier sistema estático, producida tanto exterior como interiormente en cualquier cuerpo o elemento por el movimiento continuado que tienen todos los sistemas físicos y que tienden a arrastrar y transformar a cualquier elemento que trate de sustraerse a este movimiento o cambio continuado.
Por eso una célula en su gran complejidad si no se transforma o transmuta continuamente a la velocidad que cada una de sus moléculas necesita, ésta se irá degenerando en su estructura y envejeciendo o perdiendo actividad y capacidad vital.

Por tanto tendríamos que decir que la vida es la superación por parte de ciertos elementos complejos del ritmo de erosión física que está presente en todos los lugares del Universo, mediante la utilización de un ritmo de evolución muy superior al ritmo de erosión en el que este elemento se encuentra inmerso, aunque claro, sería una definición bastante subjetiva y eminentemente física.

[HOTLIST]

INFLUENCIAS EXTERIORES: -- EN TEMPERAMENTO Y CARÁCTER --

ASTROLOGÍA

[HOTLIST]

Ya hemos visto en Psicología Descriptiva que la energía mental que utiliza el hombre puede ser influenciada por el medio exterior mediante aportaciones energéticas principalmente provenientes del sol.
Así mismo que durante el año existen distintas épocas con la misma o parecida aportación.
Estas épocas están representadas por cuatro periodos trimestrales que los denominaremos igual que en astrología, o sea:

Fuego, Tierra, Agua y Aire.

Dichos periodos se debe al giro del sol sobre si mismo que nos presenta cada una de sus caras tres veces al año.
No obstante, y debido a las distintas distancias de la tierra al sol en su giro anual, así como a los distintos ángulos en que se encuentra ésta en cada época del año, la influencia también es variable de unos períodos a otros.
Por ello vamos a analizar aunque sea someramente cada uno de los doce períodos o meses del año.
También para ello los denominaremos por sus signos zodiacales.

--HACEMOS NOTAR QUE ESTAMOS HABLANDO DE INFLUENCIAS ENERGÉTICAS, PUES LAS DETERMINACIONES LAS TOMAMOS NOSOTROS.
--ASÍ MISMO LO EXPUESTO A CONTINUACIÓN ES SOLO A MODO INDICATIVO Y COMO EJEMPLO DE INFLUENCIAS DE LA ENERGÍA SOLAR SOBRE EL SER HUMANO Y NO COMO ESTUDIO EXHAUSTIVO DEL TEMA.

En ARIES, 20 Marzo-20 de Abril

En este signo, la cara Fuego está ‘mirando’ hacia la Tierra.
Esta cara es la que mayor influencia tiene sobre nosotros o sea la que más fuerza nos aporta.
Pues bien, durante este período dicha cara nos influye haciéndonos más agresivos, rápidos, nerviosos, inconstantes, etc. todo ello debido a la gran potencialidad de la energía que de ella recibimos y a la variabilidad de ésta, es decir, perece que no es una energía constante sino con alternancias de subidas y bajadas de potencial.
Por ello en este período somos propensos a tomar decisiones rápidas y poco meditadas, ha realizar acciones de alto riesgo o peligrosas, a comenzar grandes empresas y a abandonar de las que ya estamos hartos, etc.
Es período propenso a los accidentes provocados por acciones humanas en conducción de vehículos, deportes de riesgo, etc.
Es así mismo probable la aparición de enfermedades coronarias, de estrés, y en ciertos casos de depresiones en las personas que no saben dar satisfacción a sus apetencias y sobra de energía.
Seguidamente el sol da un cuarto ( 1/4 ) de vuelta presentándonos la cara Tierra.

En TAURO , 20 de Abril - 20 de Mayo

La energía que recibimos del Sol es menor y específica, o sea, de cierto tipo de frecuencia que afecta más a ciertas capacidades síquicas y menos a otras. Esto será debido a que nos proporciona más neurotransmisores de un cierto tipo y menos de otros. Más, específicos de los sistemas inteligentes y deductivos, y menos, de los sistemas sensitivos o sentimentales.
Pero a parte de la energía solar, en este período parece ser que recibimos un aporte suplementario del conjunto de las constelaciones que añade a esta energía específica, otra más general, que hace que este signo llamado a ser eminentemente racional y poco sensitivo, se convierta en un signo de un potencial sentimental importante además de la racionalidad propia de él.
Por tanto este periodo influye con un tipo de energía constante y potente hasta cierto punto, provocando estados de alta sensibilidad, sentimentalismo profundo, apetencias sexuales prolongadas, etc.
Así mismo provoca aprecios hacia el trabajo constante, el ahorro y gasto en elementos tanto de utilidad como de bienestar y disfrute; el emprender trabajos o montar empresas con visión de seguridad y futuro, etc.
En general provoca un estado general de seguridad, de respeto ciudadano, aprecios hacia las bellas artes, hacia las relaciones sensitivas humana, hacia el trabajo, el ocio, la diversión, etc.
No obstante en los períodos en que influyen con más energía las constelaciones y menos el Sol, provoca un estado general de nerviosismo con propensión a las depresiones, por una potencialidad energética grande y unas aptitudes de ejecuciones síquicas o de capacidad de gasto energético menor. Este período es normalmente el periodo central de mes de Mayo.
Después de este período el sol da otro cuarto de vuelta y nos presenta su cara Aire.

En GÉMINIS ,20 de Mayo - 20 de Junio.

La energía que recibimos del Sol parece no ser demasiado importante y esto hace que sean quizás los períodos en que nos podamos considerar más humano en el sentido de que somos tal cual nacemos y que nos influye poco el medio exterior, claro teniendo siempre en cuenta que la influencia del sol es siempre constante lo que ocurre es que en ese período la energía que dicho astro nos manda no nos afecta síquicamente de un modo directo sino que la cogemos en conjunto del medio que nos rodea y la utilizamos según nuestras propias capacidades funcionales internas.
Por consiguiente puede considerarse un período equilibrado donde se manifiestan las capacidades y actitudes humanas y sociales tal cual son, sin mediatización ninguna y por tanto con un desarrollo humanístico en todas las facetas del individuo con suma sencillez, tranquilidad y flexibilidad.
Este período es proclive a las relaciones humanas en todos los sentidos, tanto en cultura, arte, deportes, trabajo, etc. Nada en lo suficientemente importante como para perder la paciencia, pero todo es lo suficientemente importante como para concederle el tiempo y la consideración que toda circunstancia merece. Por tanto es tiempo de amistad, de compañerismo, de relaciones humanas, de trabajo gratificante y no demasiado sacrificado, etc.
No es un período para héroes ni santos pero sí para el respeto y la consideración entre los seres humanos.
Seguidamente el Sol gira el tercer cuarto de vuelta y nos presenta su cara Agua.

En CÁNCER 20 de Junio - 20 de Julio.

La energía que el Sol nos da es un tipo de energía de no muy alta potencialidad pero sí de una gran especificidad.
Dicha energía influye primordialmente en el aspecto sensitivo del ser humano, quizás porque su frecuencia influye más en los neurotransmisores que están relaciones con el comportamiento sensitivo la psiquis.
De esto pudiera deducirse, que puede ser que los circuitos síquicos de los sentimientos utilicen distintos neurotransmisores que los circuitos instintivos y de inteligencia deductiva.
Pues bien, lo que si parece claro es que esta cara del Sol influye directamente en el aumento de trabajo de los sentimientos humanos al contrario de lo que ocurre con la cara tierra (en Virgo y Capricornio) en que la influencia es mayor en los elementos inteligentes de la psiquis.
Por tanto este período es de gran constancia sentimental y gran tranquilidad y parsimonia en todas las acciones motoras y síquicas. Es decir, es además un periodo en que la energía es mediana, constante e invariable, además de ser energía de influencia principalmente sensitiva.
Por tanto es período de romanticismo, ensoñaciones, de poetas, escritores de novelas rosa, etc.
Pero además, en lo concerniente a los nacidos bajo este signo, y debido a su tranquilidad en todos los aspectos, puede dar importantes deportistas en ciertos eventos de resistencia y constancia.
Por tanto si queremos soñar y enamorarnos de una manera romántica y duradera, escojamos este período.
Pues bien, una vez que el sol ha dado la vuelta completa sobre nosotros, nos encontramos otra vez con la cara fuego y el signo siguiente del mismo, Leo.
Como todos los signos de cada cara son repetitivos, solo vamos a dar las peculiaridades de cada uno de ellos en diferencia con los demás de su misma cara.

[HOTLIST]

[HOTLIST]

En LEO 20 de Julio - 20 de Agosto

Durante este signo las influencias son las mismas que hemos detallado para Aries, con la diferencia que por ser en verano y recibir los rayos solares en distinta y posición y más energía durante más tiempo, la constancia de la misma es mayor y por tanto hay menos diferencias o cambios energéticos y por ello este período tiene una estabilidad mayor en cuanto a realizaciones de trabajos motores, funciones síquicas, sentimientos, etc. Es decir hay mayor estabilidad, constancia y profundidad en la consecución de metas, trabajos, relaciones sociales, sexuales etc.

En VIRGO 20 de Agosto - 20 de Septiembre.

A este signo y a Capricornio vamos a diferenciarlo algo de Tauro pues éstos no conllevan el aporte energético que les da las constelaciones a Tauro.
Estos son los signos auténticos de tierra, y como hemos dicho su energía en primordialmente influyente en el aspecto de la inteligencia tanto instintiva (de poca importancia en sentimientos) como deductiva.
En este periodo la influencia es hacia la reflexión, el pensamiento, las deducciones, los trabajos de inteligencia, de constancia y eficacia, de llegar lejos paso a paso y con seguridad, del científico, del pensador, etc.
No es período para las bellas artes y quizás tampoco para la lingüística y las relaciones humanas, es periodo de tecnología de descubrimientos y de trabajos de laboratorio.
La energía es constante y suave por tanto no es propio de este periodo la apetencia de discusiones, de confrontaciones, de guerras, etc., pues al no haber un estado de influencia sentimental, tampoco habrá una apetencia hacia las desavenencias que éstos pueden provocar.

En LIBRA 20 de Septiembre - 20 de Octubre

Libra, como en Géminis y Acuario es signo de Aire y por tanto es válido todo lo concerniente a Géminis del que ya hemos hablado.
Sin embargo, este signo está algo influenciado por la energía de las constelaciones que ya empieza a influir algo en mismo y sigue haciéndolo en mayor manera en el siguiente -Escorpión -.
Pues bien, esta influencia hace que este signo sea menos voluble que sus compañeros Géminis y Acuario, más sentimental y afectivo, así como más agresivo y rencoroso, aunque siempre de una forma pausada y con la suficiente educación y diplomacia -salvo el primer tercio del signo- que impiden que sus rencores y rencillas lleguen a soluciones dramáticas o drásticas.
Así mismo y por la misma razón, -infl. de constelaciones- este signo se convierte en un período de influencias hacia la afectividad, la amistad, el buen vivir, la comodidad, un deseo desmesurado de ser querido, mimado, tratado como a un ser especial, con un alto sentido del amor familiar y de pareja y con un aprecio especial y un tanto romántico del afecto amoroso.

En ESCORPIÓN 20 de Octubre - 20 de Noviembre

Quizás sea en este signo donde más se note la influencia de las constelaciones, ya que a ésta se le añade la del fuerte sentimentalismo de los signos de Agua dando como resultado un signo con un conjunto de estados y formar sentimentales que terminan creando un ser muy especial con una características muy definidas y unos comportamientos sentimentales bastante exaltados y extravagantes y sobre todo peligrosos hasta para sí mismo, pues su exceso sentimental y la profundidad de estos sentimientos hacen peligrar la estabilidad del propio individuo que los posee.
Precisamente por ser influencias muy profundas, crean grande problemas a su poseedor y a las personas que tienen relaciones sentimentales con ellos, pues cualquier pequeño problema es visto de una manera profunda, complicada y a veces exasperante.
Por tanto es éste, un periodo de sentimentalismo profundo, arrollador, desequilibrante, etc. y por ello importante y profundo en afectos amorosos y sexuales; de odios y aprecios desmesurados, de complicaciones y aberraciones afectivas, de poca cordura y mesura en las determinaciones, etc.

En SAGITARIO de 20 de Noviembre - 20 de Diciembre.

Podemos considerar a este signo de Fuego menos influenciado por el Sol y que tampoco tienen sobre él influencias las constelaciones.
La menor influencia del Sol sobre él, será seguramente debido a la estación en que se da dicho signo. Por ser invierno - Nos estamos refiriendo al norte terrestre, claro - El tiempo de exposición al sol es menor y la inclinación de los rayos solares también será menor, cuestión que da a este signo cierta flexibilidad y suavidad a sus formas y determinaciones, pareciéndose en cierto modo a los signos de aire, pero siempre con la fuerza y potencialidad de un signo de Fuego.
Por tanto es un signo equilibrado, diversificado en sus actuaciones y funciones, con actitudes de todo tipo, tanto sentimentales, inteligentes, motoras, etc.
Quizás dentro de Zodiaco -y sin que nadie se sienta contrariado- sea el signo mejor dotado pues a su equilibrio se une su fuerza y determinación, dándonos por tanto un período de gran viveza, equilibrio, alegría, incitación al trabajo, a las relaciones sociales, a los deportes, a la cultura, el respeto a todo y a todos, a la tradición y a la modernidad, etc.
Por consiguiente en este signo podemos ver y apreciar no solo todas las facetas humanas, sino la fuerza y la determinación para llevar a buen término cualquier actuación y determinación sobre cualquier tipo de actividad. Es decir, hay variedad y fuerza vital para dar vida a todo cuanto necesitemos realizar o construir.

En CAPRICORNIO 20 de Diciembre - 20 de Enero

Las influencias externas son similares que en Virgo en prácticamente todo, por tanto nos remitimos a él.
Es por tanto un signo de preponderancia en lo inteligente o deductivo y poco dado a lo sensitivo o sentimental.
Son proclives a los trabajos de investigación, contabilidad, deducciones lógicas etc.; donde deberían proliferar los tecnócratas, los técnicos, mecánicos, empleados de banca, etc.
Es por tanto período de paz, tranquilidad, poca excitabilidad, algún decaimiento, claridad en las ideas, incitación al trabajo continuado y productivo, a ver las cosas con ecuanimidad y claridad, etc., aunque con ciertas dificultades para comprender y realizarse en el plano afectivo.

En ACUARIO 20 de Enero - 20 de Febrero

Volvemos otra vez a situarnos en influencia de Aire con la consiguiente falta de influencia importante del exterior, provocando un periodo de variedad y diversidad en las funciones síquicas, con actitudes de gran desarrollo de las actuaciones sociales, culturales, de amistad etc.
Este periodo es muy semejante al de Géminis, al cual también nos remitimos, y procura los mismos afectos sobre la psicología humana, es decir total libertad de acciones, desarrollo integral del ser humano en todas sus formas; actitudes proclives hacia la libertad, la flexibilidad, las relaciones humanas en todas su facetas: Amistad, compañerismo, relaciones internacionales, ínter étnicas, etc.

En PISCIS 20 de Febrero - 20 de Marzo

Este período al igual que en Cáncer, la influencia solar es hacia los sentimientos humanos. Es por tanto período de sensibilidad, romanticismo, enamoramientos, etc.
Así mismo es este período poco dado a los actos inteligentes o lógicos y quizás en este signo nos encontremos con los personajes más destructores o infieles a la lógica que en cualquier otro signo del zodiaco. Y no es que quieran engañar a nadie, no, es que sus sentimientos le hacen ver las cosas tal cual las sienten, por muy descabelladas que sean.
Por tanto el sentimentalismo y la sensibilidad es su gran baza, y claro en algunas, ocasiones su gran escollo.
Es este periodo de novelas del corazón, de Tenorios, de Casanovas, de amores no correspondidos y de desprecios no justificados, de esclavitud sentimental y de incomprensiones afectivas.

Gracias por su visitas. Fernando.

Contador 1